108º Milán-San Remo: historia, curiosidades y estadísticas

Por @FXavierVidela

Tras los festejos colombianos en París-Niza y Tirreno Adriático, la actividad World Tour sigue su marcha con la ‘Milano Sanremo’, el primer Monumento de la temporada ciclista y uno de los grandes eventos de la campaña de ‘Clásicas de Primavera’.

La ‘Carrera de Primavera’ o ‘Classicissima’, como también es conocida, fue creada hace más de 100 años. Vale mencionar que en sólo tres oportunidades no pudo disputarse, todas ellas debido a conflictos bélicos, por lo que este sábado se celebrará la 108° edición.

Tras seis años finalizando en Lungomare Italo Calvino, la penúltima temporada la organización decidió volver a situar la meta en la clásica Vía Roma, punto de llegada entre 1949 a 2008. En esta oportunidad, volveremos a presenciar un nuevo final en la acera que vio vencer a Degenkolb en 2015 y a Démare en 2016.

Pero antes de arribar al corazón de San Remo, los corredores deberán superar las legendarias ascensiones a Cipressa y Poggio di San Remo, últimos dos tramos dificultosos, asequibles pero que se convierten en un verdadero ‘Tourmalet’ tras más de 250 kilómetros recorridos, que hacen del final un auténtico enigma.

Sus inicios y la primera edición

La indescifrable prueba italiana fue organizada en 1907 por el diario deportivo italiano La Gazzetta dello Sport. Por aquellos tiempos, Eugenio Costamagna, el gerente del matutino, la planeó sin saber a ciencia cierta si era físicamente posible completarla.

Giovanni Gerbi, el campeón del Tour de Lombardía en 1905, fue enviado junto a sus compañeros de entrenamiento para analizar el recorrido. Tras ser juzgada con éxito, se anunció oficialmente la creación de la prueba. En ese momento se prohibió cualquier tipo de avituallamiento, así que no se podía proveer a los ciclistas de alimentación, tampoco ruedas ni cambiar de bicicleta.

Todo estaba preparado, y el 14 de abril de 1907 empezó el largo camino del ya legendario evento, con unas primeras horas bajo condiciones de humedad. Después de un inicio tranquilo, la carrera se encendió cuando Giovanni Gerbi, el ciclista más popular de Italia en ese momento, atacó en Pozzolo Formigaro. El oriundo de Asti explotó su conocimiento del recorrido, abriéndose paso a través del barro, mientras otros caían o se veían obligados a bajarse y empujar.

El único en responder la ofensiva del italiano fue el francés Gustave Garrigou, quien alcanzó al ídolo local, tras haber superado el Paso Turchino en cabeza. Acercándose a Savona, parecía que la cosa estaba entre estos dos, pero Gerbi optó por esperar a Petit Breton, su compañero de equipo en Bianchi.

Los tres llegaron juntos a San Remo, y allí Petit Breton embaló de lejos para vencer a los otros dos escapados, quedándose con la 1º Milán–San Remo, tras 288 kilómetros y 11h04’15” de constante pedaleo. Gerbi concluyó en 2º posición, pero tras un reclamo de Garrigou fue sancionado, cediendo esa posición al francés y finalizando en el tercer cajón del podio. El 4° lugar fue para Ganna, quien arribó a más de 30 minutos del campeón. Dicha prueba fue disputada por 33 ciclistas, aunque sólo 14 lograron arribar a San Remo.

El monumento con más aspirantes y el más impredecible

“Es la carrera más fácil de terminar y la más difícil de ganar”, dijo alguna vez Mark Cavendish, ganador de la prueba en 2009, precisamente el año en que hacía su debut en “La Primavera”. Tras aquella edición, el nacido en la Isla de Man, quien fue el segundo ciclista de su nación en lograr el título aquí, no ha podido alzar los brazos nuevamente, sin siquiera subir al podio.

Con esa frase bien se podría resumir la Milán-San Remo. Es que el primer Monumento del año no presenta la dureza de otros, pero sí la suficiente como para que, tanto los clasicómanos como los velocistas, tengan posibilidades de llevarse el gato al agua.

Italia, amplio dominador, busca un nuevo “ídolo”

Desde 1907, el país anfitrión vio subir a lo más alto del podio en 50 oportunidades a uno de los suyos. El primero fue Luigi Ganna, en la 3º edición. Mientras que Filippo Pozzato fue el último, luego de vencer en 2006.

Desde 1914 a 1953, los transalpinos hegemonizaron la prueba, alzándose con la victoria en todas las ediciones, a excepción de 1934 y 1951. En ese lapso, afamados corredores locales se hicieron con la “Carrera de Primavera”, tales como Constante Girardengo, campeón en seis ocasiones, Gino Bartali (4) o Fausto Coppi (3).

En 2017, con un ‘Pippo’ en sus años finales, el líder del Wilier Triestina irá por su segundo título aquí, aunque los ‘tifosi’ también sueñan con el triunfo de alguno de los otros 56 ciclistas locales en liza, como Bonifazio, Viviani, Felline, Colbrelli, Mareczko, Sbaragli, Modolo o Ulissi, quienes intentarán convertirse en el nuevo ‘gran ídolo’ italiano.

Los más grandes vencen en San Remo

Claro está, el abanico de posibilidades para el triunfo es amplio, y así lo refleja el palmarés de la prueba, integrando velocistas, clasicómanos e incluso hombres de grandes vueltas. Entre todos ellos, es interesante la gran cantidad de grandes figuras que han alzado los brazos en esta prueba, la cual siempre ha sido deseada por los más grandes.

Entre los campeones de la “Carrera de las Flores” podemos mencionar a los italianos Fausto Coppi y Gino Bartali, protagonistas en la década del ’40; Rik Van Looy, Raymond Poulidor, el legendario Eddy Merckx, quien es el máximo vencedor (7); Roger de Vlaeminck o Francesco Moser.

Otros integrantes de la prestigiosa lista son Sean Kelly, Laurent Fignon, Laurent Jalabert, Erik Zabel, Mario Cipollini, Paolo Bettini, Óscar Freire, Alessandro Petacchi, Fabian Cancellara y Mark Cavendish.

Una cita que se le resiste a los latinoamericanos

Con Fernando Gaviria (Quick-Step Floors) como la gran referencia en la 108° edición, vale mencionar que las estadísticas no favorecen para nada a los latinoamericanos en el primer Monumento ciclista de la temporada.

Por empezar, desde el año de su creación hasta la actualidad, ningún corredor nacido al occidente del Atlántico ocupó un puesto en el podio de la Milán-San Remo, aunque hay un hecho que vale la pena mencionar.

El primer ganador fue Lucien Petit Breton, un ciclista nacido en Francia en 1882. Pese a ello, hay que resaltar que Petit viajó junto a su familia a Argentina, cuando apenas tenía 6 años de edad, para radicarse poco más tarde en la nación ‘gaucha’ y adquirir la nacionalidad. Ganador de la París-Tours en 1906, fue invitado por Bianchi a competir en la primera edición de la “Classicissima”. Campeón argentino de pista en 1902, para los organizadores representó al país europeo, por lo que no se lo puede mencionar como corredor latinoamericano.

En las últimas 35 ediciones, el mejor resultado pertenece al ‘gaucho’ Maximiliano Richeze, quien en 2008 finalizó 22° a 15″ del suizo Fabian Cancellara (CSC). En aquella oportunidad, el suizo se alzó con la victoria tras aprovechar un instante de duda entre sus rivales y atacar a 2 kilómetros de la meta dispuesta en la Vía Roma de San Remo, protagonizando el último arribo en solitario.

Este año, el nacido en Bella Vista no será de la partida con el Quick-Quick Step tras una lesión sufrida en la Strade Bianche. Sin embargo, sí lo hará su compañero Fernando Gaviria, quien el año pasado viajaba entre los punteros y cayó a 300 metros del cierre, echando por la borda lo que era un más que posible ‘top 10’, por no hablar de un podio o el triunfo.

Además, las otras ilusiones latinoamericanas que intentarán cambiar la racha adversa serán Carlos Betancur (Movistar Team), Daniel Felipe Martínez y Yonder Godoy (Wilier Triestina).

Otras estadísticas

Con muchos lectores amantes de las estadísticas, a continuación compartimos algunas observaciones de las últimas ediciones.

*Ningún equipo logra el doblete desde 2001: Erik Zabel fue el último en conseguir llevar a lo más alto del podio a un patrocinador durante dos ediciones seguidas. Lo hizo en 2000-2001, cuando militaba en las filas de Telekom. Anteriormente lo había logrado en 1997-1998, también con el sponsor alemán.

*Zabel, el último doble vencedor: la última vez que vimos a un mismo corredor triunfar dos años consecutivos fue el recientemente citado Erik Zabel, quien lo consiguió en 2000 y 2001. Con Arnaud Démare en liza, el hombre de la FDJ tendrá complicado pero no imposible igualar estas dos primeras estadísticas. Hasta el momento, ya son 16 las temporadas sin un bicampeón. ¿Aumentará esta cifra?

*Nadie ha vencido en tres ediciones seguidas: este año no será la excepción ya que las últimas dos ediciones hemos tenido diferentes campeones, pero es un dato a tener en cuenta para los próximos años.

*Cavendish, el último debutante en alzar los brazos: si bien ha estado algo deslucido en las últimas temporadas por la aparición de una nueva camada, el de la Isla de Man fue el sprinter más importante de la década pasada y, en el camino a convertirse en estrella, cosechó numerosos logros. Uno de ellos fue el de haber sido el último debutante en levantar los brazos en San Remo, dato no menor que marca a las claras la dificultad del evento y la calidad del británico, quien ya tiene un hueco asegurado en el Olimpo ciclista.

©Alessandro Garofalo

*España le busca relevo a Óscar Freire: la calidad de los ciclistas españoles es indiscutible, pero lo que siempre echaron en falta fue un reemplazante para el cántabro Óscar Freire, un pedalista de otro estilo que fue muy poco valorado en su patria, hasta que dijo adiós. En breve, cuando se ponga en marcha la carrera, los ibéricos revisarán las estadísticas y descubrirán que la última vez que festejaron allí fue de la mano del talentoso velocista, quien se impuso en 2010, completando un triplete (también venció en 2004 y 2007) al alcance de pocos.

*Saronni, el último en ganar vestido de arcoíris: lamentablemente para Peter Sagan, las estadísticas indican que son pocos los que festejan en San Remo vestidos de arcoíris. No sólo eso, sino que han pasado más de tres décadas desde que el último campeón mundial salió victorioso aquí, puesto que el italiano Giuseppe Saronni fue el último en conseguirlo en 1983.

*Matteo Tosatto, el que más veces la corrió y finalizó: el italiano Matteo Tosatto (Tinkoff) se convirtió el año pasado, en su última temporada como profesional, en el ciclista que más veces tomó la salida y culminó la ‘Classicissima’. Profesional desde 1997, se perdió el primer Monumento del curso en 1997, 1998, 2002 y 2014. Entre sus 16 participaciones, el ex corredor de 42 años tiene un 21° lugar como resultado más destacado, en 2011.

*Bélgica, en busca del trono: una de las grandes potencias del ciclismo se encuentra con una racha adversa aquí. Pues los belgas vieron en Andréi Tchmil a su último campeón, en la edición 1999. La sequía es aún mayor si sólo se tiene en cuenta a los nacidos en el territorio del Reino, puesto que Alfons De Wolf festejó aquí en 1981. Para intentar poner fin a esta estadística estarán Van Avermaet, Debusschere, Boonen, Gilbert o Stuyven.

*Umberto Poli, el más joven en la edición 2017: uno de los 56 ‘novatos’ presentes en la 108° edición del primer Monumento de la temporada será el ciclista más joven en tomar la salida este sábado en Milán. Se trata del italiano Umberto Poli, neo-profesional del Team Novo Nordisk, que cuenta con apenas 20 años y 203 días, por lo que sería una hazaña que, a su tierna edad, pueda completar los extensos 291 kilómetros.

*Ángel Vicioso, el “abuelo” de la 108° Milán-San Remo: como será habitual a lo largo de la campaña, el español Ángel Vicioso será de los más longevos del pelotón en cada cita donde tome la salida. En esta ocasión, el oriundo de Zaragoza será el mayor, con 39 años y 339 días al momento de iniciar en Milán. Con 10 participaciones en el primer Monumento de la temporada, cuenta con un 22° en la edición 2013 como su mejor resultado.

Franco Xavier Videla

¿Te gusta lo que hacemos? seguínos en @CiclismoInter

Sumate en facebook: Ciclismo Internacional

Copyright © 2012-2017 Ciclismo Internacional. All Rights Reserved

3 comments for “108º Milán-San Remo: historia, curiosidades y estadísticas

  1. PEPE
    17 Marzo, 2017 at 3:29 pm

    Xavier, creo que el mas joven será Egan Bernal con 20 años 65 dias, no estoy seguro si fue que el equipo decidió que no corriera, pero la prueba lo anunciaba como el mas joven.

    Saludos.

    • PEPE
      17 Marzo, 2017 at 3:35 pm

      Si ya mire y Bernal no aparece en la lista de los que toman la partida.
      Fernando Gaviria se Ha lesionado en el entrenamiento de ayer luego de una caída y tomará la salida pero es un incógnita cuál será el desempeño porque tiene dañada la muñeca.

      • 18 Marzo, 2017 at 10:17 am

        Correcto. Bernal estaba en el listado provisional, pero finalmente el equipo ha escogido a otros hombres. Sería toda una hazaña ganar en la MSR con una muñeca dañada. ¡Gracias por comentar!

Deja un comentario