Adoquines en el Tour: ¿clasicómanos en el top 10?

Por @pmpalermo

Pasados varios días de la histórica jornada de pavé que dejó fuera de carrera a Chris Froome, la polémica sigue y lejos de aminorar, sube de tono a medida que se conoce el pensamiento de los integrantes del pelotón, en su mayoría contrarios a este tipo de recorridos en una vuelta de tres semanas. nibalipave1

Es que el grupo insiste que no deben incluirse días como el que la organización estipuló para el quinto parcial, y con el resultado puesto, es cierto que el evento se quedó sin el campeón defensor, algo que pudo haber sido mucho peor si otros hubieran corrido la misma suerte.

En ese sentido el pensamiento de ASO es que el vencedor del Tour debe ser un pedalista completo, capaz de superar todos los escollos, y desde Ciclismo Internacional coincidimos en ese aspecto, pero no a cualquier costo y en contra de la lógica.

Para entender mejor pondremos un ejemplo claro y más habitual: no puede pedirse a Kittel que suba un puerto al ritmo de Nibali, entonces tampoco es justo que un ciclista de 60 kilogramos rinda bien en el adoquín contra gente de 80, que además se prepara específicamente en estas lides con entrenamientos especiales de fortalecimiento y musculación que así y todo, no impide que sufran o se lesionen durante las Clásicas de primavera, período en el que recorren miles de kilómetros sobre las centenarias piedras.

Sobre el punto anterior bien vale aclarar que los velocistas no suben las montañas a la par de los escaladores y no sufren más de la cuenta esos días, rodando en el “autobús” al límite del fuera de control, mientras que en el pavé se obliga a los favoritos para la general a combatir codo a codo con los especialistas.

La historia se repite una y otra vez, ya que en la oportunidad previa (en 2010) también se pasó por esto y aquel día fue Frank Schleck quién se fue a casa con fracturas de clavícula, mientras que Contador perdió valiosos segundos.

Dicho esto, también es real que el espectáculo fue grandioso para los espectadores y que los corredores conocen el trazado hace meses y no se quejaron, y eso implica que lo aceptaron desde el momento que decidieron participar. Tampoco puede obviarse la cuestión comercial, puesto que todas las marcas de bicicletas preparan y publicitan con bombos y platillos el material utilizado durante la Roubaix.

Si las cosas fueran más equitativas, y los atletas son responsables en esto también, debieran aunar posiciones y viajar agrupados a un ritmo seguro mientras que sus colegas rodadores dirimen diferencias en el barro, gozando de la solitaria etapa que la ronda gala puso para ellos.

El problema es que no habría show, fin último de cualquier competencia deportiva, y tampoco morbo, algo que los propios fanáticos alimentan; la mejor prueba de ello es la innumerable cantidad de videos de caídas que circulan por la web, ¿o acaso alguien va a negar que se vio más veces la caída de Froome que el triunfo de Boom?.

Las dos caras de la moneda, Boom pletórico, Froome a casa.

Nuestra conclusión es que no deben mezclarse las cosas, es decir, las extremas clásicas con los pequeños escaladores, pero de hacerlo, debieran estipularse otros parámetros que resguarden la integridad física de los mismos, que definirán la Grande Bouclé en los incontables kilómetros de montaña restantes.

O si no, tomar una determinación más radical, acabar con la tradición que estipula que sólo los escaladores y contra relojistas pueden vestir de amarillo y poner más jornadas de pavé que darían más chances a los clasicómanos, aumentarían el show y abrirían el abanico de aspirantes, posibilitando incluso, que los poderosos rodadores trepen al top 10 de la general.

Pablo Martín Palermo

¿Te gusta lo que hacemos?seguínos en  @CiclismoInter
                                           

9 comments for “Adoquines en el Tour: ¿clasicómanos en el top 10?

  1. Martin
    11 julio, 2014 at 2:03 pm

    Excelente pablo, es así no se pueden mesclar las cosas, nada tiene q ver una clásica con una prueba de etapas, creo igual que les salio mal, ya con froome fuera de carrera me parece q contador no tiene rival, tanto en la crono como en la alta montaña, por mas que mi pollo sea Nibali, me parece q no es rival para contador. Saludos.

  2. 11 julio, 2014 at 5:18 pm

    La verdad es que hoy en día los ciclistas profesionales se quejan por todo lloran cuando hay lluvia, que la nieve, que el calor, que el pave, que los controles al doping etc, etc se “fuman” como dicen los españoles las etapas atacan cuando ven la pancarta de ultimo km en fin ciclismo aburrido a tope. Yo pregunto que pensaran de estos afeminados del pelotón de hoy ciclistas como Eddy Mercx, Bernard Hinault, Bahamontes y un largo etc haber si las condiciones eran iguales a las de hoy si tenían las mismas carreteras, bicicletas, y facilidades de desplazamientos. Si tanto se quejan deberían de hacer el tour del 2015 en un velodromo y se acabo. Creo que esta muy bien que de vez en cuando el Tour tenga etapas de Pave o se corra el Tappone en el Giro pues es lo que hace leyenda y epica en beneficio del espectaculo y del ciclismo en general. Aqui se trata de corredores que pongan ganas “huevos” Fulsang y Nibali son escaladores y no sintieron el Pave y Froome antes de entrar al primer tramo ya se estaba retirando.

  3. fabrizio
    12 julio, 2014 at 2:28 am

    Me extraña realmente este articulo de tu autoría. Estar en contra de la etapa de Pave es valido, ciertamente. Aunque realmente disiento completamente con tu punto.
    Primero ganó un especialista, pero Nibali y Fulgsang se les fueron a Sagan y Cancellara dos sobrados especialistas y grandes en este terreno. El recorrido se sabe hace mas de 6 meses y sobrado tiempo tienen para entrenar. Sino que hagan como Quintana y al Giro. Los demas candidatos tambien pudieron hacer un buen resultado simplemente no estababn preparados.
    Pedir mas etapas para los clasicomanos y así empardar es algo imposible. Así se hacían las grandes vueltas en la prehistoria (etapas llanas y alguna que otra media montaña), ni para debate da. Ademas los especialistas en clasicas son eso, especialistas de un día. Si bien pueden mantener fondo para una gran vuelta van por los puntos o etapas separadas. Eso se sabe. Nunca van a poder igualar en eso a los vueltomanos.
    Froome se cayó el día anterior y antes del pave ya estaba retirado. Ademas fue el unico abandono del día. No juzgo que no haya un poco de mala suerte y que capaz que al saber que había varios tramos adoquinado el ingles abandone. Pero el pave no tuvo que ver directamente. Ademas se sacaron dos tramos peligrosos antes de la carrera por la lluvia, se preservo a los corredores lo mas que se pudo.
    Creo que los Vueltomanos son los mejores ciclistas, para ganar un Tour o varios hay que ser un verdadero All-Rounder. Cronos cortas, largas, mixtas, cronoescaladas, etapas llanas, pave, media montaña, altamontaña con descenso, alta montaña con final en alto tienen que estar en su repertorio de alguna u otra forma (las llanas para no perder tiempo claro esta, no para ganar un sprint).
    Saludos.

  4. Tapon
    12 julio, 2014 at 4:30 pm

    Fromme se calló también el día antes y nadie pide que se quiten las etapas llanas de la primera semana. Me parece una tontería. Muchas ediciones del Tour han tenido Pavé, otras no. Antes de venir al Tour conoces el recorrido y el calendario es muy amplio. Si no te gusta el pavé, podrías haber ido a Giro y Vuelta. No entiendo la polémica.

  5. 12 julio, 2014 at 9:51 pm

    Martín, siento decir que el artículo no me gustó. El pavé ha demostrado una vez más que es lo poco que queda de bueno en el ciclismo moderno, y no lo digo por el korbo de ver ciclistas en el suelo lacerados y demás, l digo por que es verdadero espectáculo deportivo, ataques todo el tiempo, poca permisividad al “Ciclismo control” ese de los 8 gregarios evitando cualquier movimiento del pelotón, los pinganillos pareciera que de poco sirven, en fin, una carrera realmente emocionante. Asi mismo los riesgos son menotes a lo que intentan mostrar, y el ejemplo es esta etapa del Tour la cual presentó solo una baja, y fuera del territorio de los adoquines, en un terreno similar al dee cualquier etapa plana.

    Segundo, con respecto a la frase que dicess sobre el morbo de las caidas, pues esto solo le cae a los Pseudoaficionados del ciclismo, y eso pasa en todos los deportes, como si alguien quee dijera ser aficionado al fútbol repitiera y.le diera mas importancia a ver el mordisco de Suarez, que a una buena estrategia o a un buen gol.

    A mi no me interesa ver ciclistas caídoos y sufriendo laceraciones y/o fracturas, me gusta ver ataques, estrategias, pelotones desordenados, rivales descolgados, etc etc.

    • 13 julio, 2014 at 10:28 am

      Muchas gracias por la opinión Andrés.

  6. Eduardo Morales Morales Lima PERU
    14 julio, 2014 at 1:26 am

    El pavet se usaba antiguamente por que no habìa otra alternativa solo el camino afirmado pero ahora que tenemos pistas y maquinas modernas resulta innecesario correr en pavet por que influye excesivamente la suerte `para salir bien librado y no queremos” suertudos ganadores” si no veloces y potentes ciclistas es como si hicieran correr el Dakar a los autos de Formula Uno

    • Ignacio
      14 julio, 2014 at 8:53 pm

      Perdón por diferir pero si fuera por tener ahora “buenos caminos”, hagan como en esas etapas insoportables de la Vuelta de España que corren en autopistas.

      El pavé es una alternativa a todo Tour y si no pones una contrarrelog en la primera semana, una excelente opción para marcar diferencias que muevan la carrera.
      Otro tanto tiene el Giro con sus etapas tipo “Strade Bianche”

      • 14 julio, 2014 at 9:15 pm

        Excelente aporte!

Comments are closed.