Análisis: Carapaz tiene el Giro en las piernas, ¿y en la cabeza?

Por @pmpalermo

La segunda semana del Giro terminó y el panorama sigue casi tan abierto como hace 15 días. Sí, ya hay un racimo de aspirantes concreto, pero tal y como están las cosas, la camiseta rosa parece cosa de tres hombres, con un par más al acecho.

foto: Luk Benies

La cuestión es que dos de esos salieron con «ventaja» -numérica y moral respectivamente- de la semana inaugural: Primož Roglič y Vincenzo Nibali. El primero por haber hecho bueno su terreno -las cronos- para ubicarse como el mejor jefe de filas. El segundo, porque limitó daños con el esloveno, quedando relativamente cerca con una tercera semana a su medida en el horizonte.

Así ingresaron al Ecuador del evento. Y nunca mejor utilizada la expresión, puesto que fue Richard Carapaz, representante de ese país, el dueño del tramo medio de la Corsa Rosa, colándose a una fiesta en la que pocos -por no decir nadie- lo esperaba.

Sí, la mayoría lo tenía en consideración para la decena de avanzada. Pero otra cosa es el podio o, incluso, el título. Y, llegados a este punto, tras haber visto las piernas con las que vuela por estos días, es indudable que el de Carchi tiene con qué salir de Verona vestido de rosa.

¿Cosa de tres?

Vayamos por partes. Ya sea por flaquezas o mala fortuna, López, Yates, Majka y Landa viajan a una distancia amplia que, previsiblemente, crecerá en la crono restante. Salvo milagro, «Finestrazo» o equivocación ajena, no tienen opción.

Landa, posiblemente el más fino de ellos, lució algo debilitado en las dos últimas fracciones y quedó supeditado a su compañero. Yates y López quieren más de lo que pueden y, salvo que vuelvan a ser los que maravillaron en la Vuelta a España 2018, no mueven los vatios suficientes para poner esto patas para arriba. Su desventaja les valdrá para recolectar dianas parciales.

Eso dejaría la competencia entre tres: Rogla dispone de la contrarreloj conclusiva a su favor y, aunque sean 18 kilómetros, pueden ser suficientes como para meterle un minuto al de Movistar. Obviamente, para que dicho tramo sea un arma, no puede regalar más segundos.

En lo que a Nibali refiere, así como Primož deposita una porción de sus opciones en la cabra, él lo hace en su experiencia, forma actual y cualidades como fondista. Para ser más claros: mientras que el italiano es uno de los vueltómanos más importantes de la historia, en gran medida, por su capacidad para ir a más en terceras semanas, los dos hombres que hoy lo aventajan ingresarán en terreno relativamente desconocido. Punto para el de Bahrain.

Claro está, son especulaciones, apoyadas en antecedentes y lógica. Lógica que puede estallar por los aires en una ronda del género, como el día que el de Jumbo-Visma cedió el podio del Tour 2018, en su especialidad. O el propio líder, que no tuvo fisuras en la definición de la Corsa Rosa, hace 12 meses.

En un evento aparte de lo que es el resto del calendario, es donde empezará a jugar la cabeza y la forma. Y Richard no debe caer en las trampas de sus dos rivales directos, más experimentados. Tampoco conformarse.

Hasta hoy, el sudamericano corrió contra ellos y Mikel Landa. Sí, el vasco se le anticipó en las etapas 12 y 13, frenándolo a rueda de los otros capos. Más de una vez se vio a Carapaz saliéndose de la vaina por atacar, escalando con el freno de mano puesto. Respetando la jerarquía impuesta desde el coche. Mikel lo hizo genial, pero no le alcanzó como sí al de Latinoamérica.

El momento de Richard llegó el sábado 25, cuando aguardó como un veterano que se sucedieran los intentos entre los otros gallos, rematándolos cerca de la cima de Colle San Carlo. Tan potente como preciso, fue a lo suyo y sacó rédito del marcaje entre Nibali y Roglič, quienes se anularon mutuamente y concedieron aire al telefónico.

El sudamericano ha sido -sin duda alguna- el mejor cuesta arriba, recortando una brecha enorme de 3:16. Para ser más precisos, el ex esquiador le metió 2:42 entre las dos contrarrelojes disputadas y Carapaz cedió 46″ adicionales el tercer día, cuando quedó enganchado en una caída del pelotón. Esa ventaja se esfumó y ahora se invirtió.

¿Puede ganar el Giro?

De cara a lo que viene, hay varios aspectos a considerar. Movistar ha estado muy ofensivo y, tácticamente, certero. Eso debe continuar, aunque sería correcto que aten a Landa y lo pongan al servicio de su colega. Secando o atacando, lo que haga tiene que ser para beneficiar al ex Strongman y Lizarte. Ayer saltó en busca de Carapaz y Nibali, y sólo logró marcarle el ritmo a Roglič.

En gran medida, lo que el vasco haga inclinará la balanza en uno u otro sentido para Carapaz. Y el joven atleta, por su parte, necesita confiar en sus aptitudes, creer más que nunca en sí mismo y entender que, aunque parezca increíble, está doblegando a gente de la «realeza» del ciclismo.

Eso implica seguir atacando. Tiene que hacerse de un colchón en previsión de un desfallecimiento y de la crono. Su renta no es garantía y todos lo saben. Está en él salirse de la mentalidad «telefónica» tradicional e ir por todo, no conformarse con el cajón, con haber dado un salto más.

El mejor ejemplo es su compañero Landa, quien no terminó de creérsela en 2015 y, encima, fue parado por sus directores en Astana. Ese Giro lo vio regalar una oportunidad que, a día de hoy, se antoja irrepetible. Nadie quitará mérito si el de Carchi acaba tercero, no se confundan.

Pero en este punto de su trayectoria, puede darse el lujo de ir por todo y, en el peor de los casos, «perder». Le queda todo por delante. Hoy en la cúspide del Giro, puede ganar si continúa por la senda trazada y su equipo lo acompaña. Si, contrario a lo que declaró, asume dónde está parado.

¿Y el resto?

Los demás también corren, claro. Roglič tiene las manos llenas puesto que queda aislado en cada puerto. Salvo que reencuentre sus sensaciones de hace diez días -difícil habiendo arribado tan fino-, su meta debe ser la de no entregar más tiempo y revertir todo sobre la cabra. Es de esperar que se dedique a marcar saltos de Nibali y, desde ahora, de Carapaz.

En cierto modo, no ser más el puntero le permitirá sentarse a rueda de los dos mencionados, que serán responsables de decidir lo que suceda cuando se muevan López, Yates o Majka. Si encima se sostiene a 47″, seguirá siendo el favorito en la crono.

Por su parte, el «Tiburón» seguirá yendo al choque, quizás sin tantos vatios como alguno de sus contrincantes, pero sí con la sabiduría de conocer todos los secretos del Giro y de este deporte. No se va a desesperar, sino que seguirá agitando el árbol hasta que caiga una fruta madura.

No nos cansamos de resaltar su capacidad para dosificar la forma, un plus en citas como esta. Algo que cobrará cada vez más peso cuando él mantenga una línea y la mayoría tenga el día malo. Quizás Roglič lo tuvo y salvó en la mini Lombardía, mientras que Carapaz está a seis fracciones de descubrirlo.

Todos los demás, salvo que el trío de punta se los permita, no tienen opciones de campeonato. Al menos no con la forma enseñada, puesto que apenas si han podido seguir la estela de quienes hoy encabezan la carrera. Además, con el paso de los días, el puestómetro se volverá valiosísimo y comenzarán a trabajar unos contra otros, favoreciendo a los de punta.

En resumen: Carapaz está en una posición soñada y temida por igual. Depende de él usufructuarla y seguir haciendo historia. ¿Cómo? Como hasta hoy, atacando con fuerza e inteligencia. Ya quedó visto que no pueden seguirlo y, en tanto y en cuanto eso siga así, su misión es aumentar la renta para el día cronometrado. Los 47″ no son suficientes.

Roglič, además de marcar con precisión y limitar la sangría, apuesta a no desfallecer nuevamente y rematar el último parcial. Nibali, a insistir hasta quebrar la resistencia, como sucedió en 2016. Sin brillo pero con solidez y efectividad.

Párrafo aparte para el peligroso aislamiento de Rogla, algo que no impidió a Dumoulin consagrarse una vez, pero que sí lo mermó en otras dos. Por caso, camino de Como, tuvo una fortuna increíble cuando Tolhoek lo encontró con su bici averiada y sin vehículo de asistencia (increíble fallo, puesto que estaban orinando). Lo mismo aplica a cualquiera, razón de más para que Carapaz siga sumando si las energías están.

¿Qué primará el 2 de junio? ¿La agresividad y frescura ecuatoriana, la frialdad eslovena o la experiencia y el pedigree local?

Pablo Martín Palermo

¿Te gusta lo que hacemos? Seguínos en @CiclismoInter

Sumate en facebook: Ciclismo Internacional

Copyright © 2012-2019 Ciclismo Internacional. All Rights Reserved

21 comments for “Análisis: Carapaz tiene el Giro en las piernas, ¿y en la cabeza?

  1. Dennis Tata
    27 mayo, 2019 at 11:29 am

    Desde mañana seguramente los telefónicos saldrán con mas cautela a afrontar la última semana, coincido en que Landa juega un papel súper importante ya que debe ser el principal «gregario» si se lo puede llamar así. Seguimos creyendo en la cualidades de Richard que ha demostrado ser muy regular y actualmente superior a sus rivales cuando ha tenido que serlo.

  2. Mario Arias Mendoza
    27 mayo, 2019 at 11:30 am

    Muy acertados tus comentarios Pablo. Considero que Carapaz si asume el rol que la vida le ha puesto en el camino, puede vestir de rosa en Verona. Nibali no tiene tanta gasolina como en anteriores ediciones para mi criterio, su experiencia hace que se sitúe ahí con los mas fuertes. Pienso además que Roglic ha estado guardando un poco de energias esta semana, y sacará esos demonios esta última semana definitiva (ojala me equivoque para bien de Richard), cuando lo vi subiendo a la par en el pasado Tour de France me quedé maravillado por sus dotes escaladores.

    Lo cierto es que tenemos una semana fantástica para el ciclismo, tardó mucho (10 etapas) el Giro para emocionarnos a todos y estar pendiente de cada noticia del evento. Que gane el mas fuerte y si es por Carapaz en buena hora para nuestra raza!!

  3. VICTOR ALARCON
    27 mayo, 2019 at 11:55 am

    Buen análisis. Para mí Carapaz está listo para ganar este Giro: tiene piernas, hambre, actitud y cabeza. Espero que el equipo no le falle y lo apoye, poniendo a Landa a su servicio. Si eso se da, creo que esta semana Carapaz y Nibali cabalgarán juntos para meterle más tiempo a Roglic. Mañana eso sí, Nibali atacará en el descenso del Mortirolo y querrá acortar distancias con Richard. Probablemente lo consiga. Creo que Nibali es el verdadero y más peligroso rival a vencer. Ya veremos, la de mañana es una etapa para alquilar balcón!

  4. 27 mayo, 2019 at 12:38 pm

    Pablo Martín:Excelente análisis detallado y pormenorizado, me identifico con su gran artículo y le adiciono que ninguno de los foristas ni apostadores teníamos a Richard en el marcador del pódium, una verdadera y grata sorpresa que un latino esté perfilado a obtener su primera grande y si Movistar pensaba traer a Enric Mas como jefe de filas debe reconsiderar los objetivos de cada uno y no cómo les ha pasado hasta hace poco tantos líderes (tres) sin un rol claro de las metas y pretensiones. Ojalá que si ganan el Giro, Movistar aprenda la lección y enfoquen un objetivo claro en el próximo TDF que se enfrentarán a los tres tenores del INEOS Chris, Thomas y Bernal .

  5. Oscar Trujillo
    27 mayo, 2019 at 12:45 pm

    El aficionado neófito o promedio es prisionero de la euforia inmediata. Richard ha sido el mejor cuesta arriba y el que más renta a sacado se su altísima forma y condiciones naturales. Pero de la misma manera que tras la primera semana ya casi todos daban por ganador a Roglic y lo veían el más fuerte, ahora mismo sería un error coronar a Carapaz sin la más dura semana, la última que es la que mide el verdadero fondo y nivel de un vueltómano de élite. En mi opinión si MVS lo apoya, puede hacer más diferencia en la montaña y esos er suficiente sobre el papel, si sigue la tendencia de estos días. Lo veo tan fuerte, tan fresco, tan fino, con el mejor equipo y con un máximo rival que le empiezan a pasar factura, la presión, la soledad, los excesos previos y la alta montaña encadenada de una GV, que no es lo mismo que las colinas y repechos de las vueltas WT de una semana. Aún así Carapaz puede petar, puede explotar en cualquier momento (espero que no) cometer errores por estrés y sería entendible, la experiencia como arma para manejar la presión no es un mito. Siendo peor ahora mismo que Primoz en la crono y que Richard subiendo, el premio lo podría recoger Nibali, por regular, por zorro y por viejo. De acuerdo con que de los tres no sale. Pero aún no hay nada claro y menos definitivo.

  6. Hector Perez
    27 mayo, 2019 at 12:55 pm

    El problema son los imponderables : Deberia el Movistar jugarsela toda apoyando irrestrictivamente y obligar a M. Landa a trabajar unicamente para R. Carapaz y olvidarse de sus pretensiones? Que pasaria si R. Carapaz tuviera su dia malo, tan comun en el ciclismo o sencillamente algun percance mecanico de envergadura? Creo que no, lo mas cauto seria manterne a sus dos lideres o ciclistas protegidos de la forma que lo estan haciendo actualmente y trabajar juntos para vencer al gran ciclista esloveno.

  7. 27 mayo, 2019 at 1:33 pm

    landa, gran gregario de roglic ayer. carapaz si no sigue las órdenes del coche, tiene chances de ganar. pero si lo hace, perderá la rosa.

    • venica
      27 mayo, 2019 at 2:28 pm

      asi es

    • 27 mayo, 2019 at 3:24 pm

      Ojalá no ocurra lo que pasó en una vuelta a España en la década de los años 80 , 1.985, Pacho Rorígueze era el más fuerte y por una estrategia de tres equipos españoles hicieron que Perico Delgado se lanzará en la penúltima etapa y le aventajada en más de seis minutos al escocés Robert Millard hoy en día convertida cambio de sexo. Todo puede ocurrir un Landa lanzado sacrificando a Carapaz que es el más fuerte y Movistar se pueda quedar sin el santo y la limosna .

  8. ricardo perez
    27 mayo, 2019 at 1:36 pm

    Muy bueno el analisis, pero me parece que Landa no va a trabajar de gregario y quizas arruine los planes de Carapaz. Landa es muy posible que ataque de lejos para tener chances el. El equipo Movistar tiene buenos escaladores, pero si cada uno trabaja por su lado y no en conjunto. Pierde chances increibles. Nibali va a dar mucha batalla. Roglic es muy ofensivo. Falta ver a Lopez y Yates que van a dar batalla sin tregua. Majka esta ahi muy cerca, nadie se acuerda de el y que es un muy buen escalador. Zakarin y Mollena dos locos lindos. En fin lo bueno esta por venir.

  9. Ecos del rugido
    27 mayo, 2019 at 1:49 pm

    Paciencia y prudencia, palabras oportunas en este preciso momento del giro. Hay que considerar que faltan unas etapas durísimas y que no siempre el día de descanso lo asume el cuerpo y el organismo para bien.
    La etapa reina de mañana puede detonar absolutamente la clasificación general y después de terminada, quizás y sólo quizás en ese entonces se podrá hablar de virtuales ganadores.
    Ahora mismo aunque para los eruditos y doctos en ciclismo, Superman López y Simón Yates ya están totalmente por fuera en las opciones de título, el mañana es totalmente impredecible y no lo conoce nadie y porqué no pensar, imaginar, soñar con un ataque de esos que se han dado como el de un Froome en el giro pasado o porqué no pensar en una carrera totalmente descontrolada donde por el recorrido y la altimetría se pueda ver a grandes candidatos desfondados y dando paso a otros aspirantes.
    Aunque me tilden de loco, de insensato me atrevo a imaginar otro panorama. Saludos a todos y déjenme felicitarlos por sus excelentes comentarios.

  10. Nelson Arias
    27 mayo, 2019 at 2:24 pm

    Sí este giro se le va de las manos a Movistar será por arrogancia de Landa porque carapaz tiene piernas e inteligencia y sería una puñalada mental ver a su propio compañero atacandole, también seriatambién la confirmación de que Nairo debe buscar otro rumbo. De esta manera es fácil suponer que el ciclismo no es un deporte de equipo sino individual, por eso vale tanto lo que el de combita a podido conseguir, asi gane el tour por conveniencia dedique su título con decoro a la escuadra, deje su sello personal con las 3 grandes y firme con un equipo que lo vuelva a llevar al nivel de su categoría como el grande que es.

    • Vladimir
      27 mayo, 2019 at 6:34 pm

      Estamos en el giro dejemos a Nairo tranquilo un gran corredor que participará en el tour

  11. venica
    27 mayo, 2019 at 2:35 pm

    Mi comentario (muy personal). Roglic desfallecera, Nibali no le alcanzara, Yates no tiene con que, Landa no le alcanzara, Carapaz aguantara, Lopez progresara, el polaco desfallecera. Carapaz campeon, Nibali y Lopez en el podio.

    • Guillermo Oudin
      27 mayo, 2019 at 4:07 pm

      Pues mi opinión es que el podio no se moverá de estos 3, Carapaz, Roglic y Nibali. Ahora, predecir en qué orden lo integrarán es otra cosa, ya muy dificil. La cosa entre ellos está muy cerrada, bien estrecha y bien puede ganar el Giro cualquiera de los 3

  12. Juan C.
    27 mayo, 2019 at 4:11 pm

    Nibali ha tenido carreras de GV donde se ha desfondado. Algo me dice que sufrirá la 3ra semana. Es un muy posible podio, pero no lo veo necesariamente ganando. Pienso por otro lado que si Landa trabajara como gregario de Carapaz, y la verdad lo dudo, el ecuatoriano tendría el Giro prácticamente ganado, sin descartar el hecho de que evidentemente Roglic sigue teniendo muy buenas opciones. Perdió 40s con Carapaz y Nibali ayer, pero parece que nadie repara en el hecho de que además de la avería se cayó. Considerando las circunstancias no perdió mucho. De no haberse caído habría llegado con el tiburón y el ecuatoriano sin duda.

  13. Nebatu
    27 mayo, 2019 at 4:36 pm

    Pablo, felicitaciones por el análisis muy completo, abarca varias aristas y deja en el lector un margen para su análisis y opinión, pienso que Landa no está contento con el resultado de la carrera hasta el momento, recordemos su inconformismo con los equipos y compañeros que estaban por encíma de el, para este Giro Richard no era el líder del equipo y eso le debe estar doliendo, el tratará de hacer su carrera y por ende dañar el trabajo de equipo. Veo en gran forma a Carapaz y saldrá airoso en este Giro por sus capacidades.

  14. 27 mayo, 2019 at 5:10 pm

    Muy bueno su análisis Pablo Martín, coincido en que Mikel si debe pensar en ponerse el Overol pero con cuidado. Hasta que lo demuestre lo seguiré llamando «el Macarra», buena persona es por fuera, pero su lealtad siempre discutida dentro de la competencia.

  15. CARLOS SANCHEZ BENAVIDES
    27 mayo, 2019 at 6:38 pm

    Este escenario se me hace similar al del Tour de Francia del 2018 Thomas Froome acá es Karapaz Landa esperemos si resulta similar Karapaz aprovechando la oportunidad que ha dejado Landa entiéndase oportunidad que la primera basa Landa esta por debajo de las expectativas

  16. José Fernández
    27 mayo, 2019 at 8:38 pm

    Muchos hablan de que Landa tiene que trabajar para Carapaz de gregario, lo veo muy normal, ahora bien, si alguno de los 2 tiene problemas o si las piernas de alguno no responden, qué deberían hacer? Si es Landa que no puede subir más Carapaz no tiene por qué esperar cierto? Si es Carapaz el que no da más, tendría que Landa esperar así los 2 pierdan la oportunidad de estar en el podio?

  17. Roylester
    27 mayo, 2019 at 9:11 pm

    interesante articulo y opinión Pablo, los espero siempre…, la inquietud que me dejan tus palabras es si Richard puede realmente torcer el destino conservador que le tiene predestinado Movistar, lo que propones es una utopía para la mayoría de los asalariados, el dilema de ir en contra del patrón!.
    justamente su cerebro se debate en querer y poder, dilema racional,…ahora, si las piernas dan Vamos con todo Carapaz!!!

Deja un comentario