Análisis: ¿Cómo ganó Valverde el Mundial?

Por @pmpalermo

Largamente criticado por sus tácticas, Javier Mínguez -seleccionador español- acertó de lleno con las empleadas en Innsbruck. Y no porque el título de Alejandro Valverde lo respalde, sino porque los ibéricos se movieron de maravilla en Austria.

foto: Ciclismo a Fondo

Dejar que otros hicieran el trabajo. Esa fue la temática elegida por España en el arranque. Mientras Eslovenia gozaba de un rato de gloria cimentado en los recientes logros de Roglic, los locales honraban el evento en casa y Francia asomaba de a ratos, los de la ‘rojigualda’ viajaban adelante, en bloque y sin gastar absolutamente nada.

Esa fue la tónica durante horas, hasta que Castroviejo apareció en cabeza de carrera con 75 kilómetros por desandar. El verdadero “comienzo” del Mundial para los de Mínguez, presentes en cada movimiento de allí en adelante.

Castro obró más como secante, particularmente de los inquietos italianos. No así Jesús Herrada y Omar Fraile, constantemente a rueda de los adversarios, pero yendo hacia adelante para forzar el desgaste del resto. A todo esto, Valverde seguía oculto y acompañado, dejando que sus gregarios se fajaran con holandeses, galos y transalpinos, los más activos en la fase crucial de la jornada. Sólo Enric Mas quedó en deuda. Y tan bien corrieron sus compatriotas, que no importó.

Sin que se volara, el kilometraje y el desnivel se cobraban víctimas ilustres: Nibali, Wellens, Kwiatkowski, Simon Yates, Zakarin o Dan Martin, las más notorias. ¿España? Sin lujos, sólida y sabiendo qué hacer en cada momento. Como pocas veces en la “era Valverde”, marcada por fallos tácticos y discrepancias.

Llegó el turno a De la Cruz y Ion Izagirre. El primero más próximo a su capo y controlando o acelerando según fuera necesario. El segundo, en funciones parecidas y, encima, partícipe en el corte que se formó en la última pasada por Igls y que, en el descenso, levantó a algunos de sus asientos.

No hubo quórum y, reagrupados, se llegó al bestial muro final. Mikel Nieve colocó a su jefe a rueda de los franceses, máximos favoritos en la previa que, a excepción de su capitán, cumplieron con el guión estipulado.

Misión cumplida. El “Bala”, dónde y cómo debía estar.

Los pupilos de Guimard tensaron en persecución de Valgren, llevando al murciano en carroza. Claro, el error fue no atacar antes o hacerlo con mayor dureza, porque en las cuestas de cabra, pocos son superiores al español. Y con Alaphilippe sufriendo, ninguno de los sobrevivientes tenía con qué hacerle sombra al nacido en Las Lumbreras.

Fue allí, en las rampas al 28% de Gramartboden, donde Valverde ganó el Mundial. Hecho el corte decisivo, con todos retorciéndose en las empinadas paredes de la cota austríaca, “Bala” ascendió con relativa facilidad y coronó junto a Woods y Bardet.

Aclarado el panorama tras la escueta lucha cuesta arriba, quedó a la vista que, de no mediar ningún percance, el de Movistar sería dueño del oro. Un atleta como él, capaz de pelear de igual a igual con velocistas puros, lo tenía hecho versus dos escaladores como los que lo acompañaban.

Condujo el descenso en primera persona, no se mosqueó ante el ingreso de Dumoulin desde atrás y hasta se dio el lujo de lanzar el sprint. Era el más rápido con diferencia, ¿por qué no hacerlo? Y lo hizo, relegando a sus escoltas en un grito agónico.

El resto es historia. Un broche de oro a una trayectoria de ensueño a la que le faltaba un arcoíris para vestir una de las figuras con más clase de todos los tiempos. La consecución de un objetivo que empezó cuando, hace casi dos décadas y con más pelo, el murciano se debatía entre las Grandes Vueltas y las clásicas.

Hoy, 15 años después de su estreno en eventos mundialistas, Alejandro Valverde cumplió su cita con el destino. Porque, si bien era el mejor en casi todo hace rato, le faltaba la formalidad de pasar por lo más alto del podio arcobaleno.

Pablo Martín Palermo

¿Te gusta lo que hacemos? Seguínos en @CiclismoInter

Sumate en facebook: Ciclismo Internacional

Copyright © 2012-2018 Ciclismo Internacional. All Rights Reserved

12 comments for “Análisis: ¿Cómo ganó Valverde el Mundial?

  1. VICTOR ALARCON
    30 septiembre, 2018 at 11:31 pm

    Excelente artículo

  2. 1 octubre, 2018 at 1:04 am

    gran analisis. comparto. le agregaría el hecho que al correr sin pinganillo muchos ciclistas son como robots que sólo saben recibir órdenes y cumplirlas, no saben leer la carrera. el muro final hizo que todos corrieran sin gastar en exceso, digo por los que querían ganar, y apenas hubo algunos intentos de los italianos, pero cada vez que salía un italiano tras él iba un español. los únicos que realmente arriesgaron fueron los danes metiendo a uno en la fuga y luego con el ataque de valgren y cas les sale. esperaba algo más de francia, pero creo se enamoraron de la victoria de alafelipe sobre el bala en huy, pensaron poder repetir y cuando llegaron al holl y vieron que alafelipe no tenía piernas, ni bardet ni pinot pudieron improvisar un plan b. holanda tuvo un par de intentos con oss y kruswic. colombia nada. y así las cosas salió todo a pedir de españa. gran actuación de este equipo y valverde justo y gran campeón.

  3. Anibal Arcila
    1 octubre, 2018 at 1:08 am

    Tal cual

  4. Armando Narváez Muñoz
    1 octubre, 2018 at 3:22 am

    Colombia tenia sobre el papel el mejor equipo con lo más granado del pais y reconocidos a nivel mundial, pero todo fue bla, bla,bla, pero bueno las cosas son asi y viene gente joven y buena promoción algún dia lo lograremos. Tambien cave anotar que somos muy agurosos y ganamos antes de correr, tambien creo que para nuestros representantes este tipo de esfuerzos como que no les va, es upótico ensenados a sufrir y fogueados en todos los terrenos se desbaraten en esta clásica mundialista.

    • Roylester
      1 octubre, 2018 at 8:03 am

      si bien la carrera parecía de montaña, se corrió como clásica y allí les falta experiencia a los ciclistas colombianos, es cosa de ver quienes ocuparon el podio, donde Bardet durante el año hizo muy buenas clásicas y la excepción es Woods, quien venía con muy buena forma de la Vuelta…Valverde en clásicas ni hablar, un maestro

      • Milton velasco ulloa
        1 octubre, 2018 at 10:09 am

        Valverde uno de los mejores corredores del mundo,muy completo, por eso quedamos contentos con el nuevo portador del arco iris. Colombia y su DT millo que le podrá decir a Uran,Nairo, Henao? De cómo correr un mundial,cómo correr una clásica de un día, con mas de 250 km, qué táctica le podrá ofrecer Millo a estos ciclistas, por eso y sabiendo las pocas relaciones entre los mismos integrantes “capos” ,en carrera cada cual por su lado ,no como un equipo como se vehia a Italia,España,Francia,Holanda . cada cual llevó su compañero para trabajar.
        Uran–Martinez
        Nairo–Winer.
        Sergio- Sebas
        Lopez- Contreras.

      • Anibal Arcila
        1 octubre, 2018 at 10:21 am

        “si bien parecía de montaña, se corrió como una clásica”. Pues claro que se corrió como una clasica, qué se imaginaba? Es una carrera de un día, siempre se corre igual, todo o nada o ha visto algún mundial que se corra diferente?

        Spbre Woods, quién dijo que no sabe correr clásicas, vea su hoja de vida…

    • Diego Castro
      1 octubre, 2018 at 10:20 am

      No hables por todos en lo que soy yo nunca lo hago… Claro me ilusionó con ver ganar un colombiano, pero era claro que rifo no iba aguantar las rampas del 29% y q nairo no es en este momento el de antaño.

  5. Roylester
    1 octubre, 2018 at 7:55 am

    Que hermoso será ver a Valverde el próximo año en las carreras en que participe con el maillot arcoiris!!!
    Tal como se dice en el análisis, excelente carrera de España que tendrá que agradecer algo a Moscon quien seco varios de su cartuchos en los ataques previos a la última cota, trayendo a los coloclistas españoles que venían a rueda.

  6. Marcelo
    1 octubre, 2018 at 10:56 am

    Excelente nota, gracias por hacer fácil entender al ciclismo
    Solo una pregunta ¿ hubiera sido igual si en el equipo estaba Landa?

  7. Juan Pablo Toro
    1 octubre, 2018 at 7:24 pm

    Gran artículo como el triunfo de Valverde, me alegré mucho y lo celebré! Premio a la constancia, dedicación, a la pasión y afición por este deporte!

  8. Wildo Gómez
    2 octubre, 2018 at 5:32 pm

    Un maestro como siempre y ese es su premio por su accidente que había tenido eso es garra de luchador felicitaciones. De esos pocos.

Deja un comentario