Análisis: Conclusiones tras La Planche des Belles Filles

Por @pmpalermo

Como es usual, la primera llegada en alto del Tour dejó algo de tela para cortar. No mucha, pero sí unas pocas certezas o, al menos, tendencias a seguir de aquí a las próximas semanas. Vamos a ello…

*Valverde, el gregario: había muchas dudas, al menos de este lado del Atlántico -y no quien les habla- respecto a cuál sería la función de Alejandro Valverde. Es cierto, en 2015 Quintana debió esperarlo más de una vez para no cortarle las chances de podio. Pero, en las siguientes ediciones desde entonces, siempre se sacrificó por el colombiano.

Quizás hubo dudas porque Movistar no lo sacrificaba del todo o, en 2016, porque el murciano tenía más piernas que su capo. No obstante ello, desde el ingreso de Landa, el «Bala» se convirtió en el último hombre del tren de montaña celeste. Y hoy repitió.

Su faena fue notable, tirando largamente del grupo hasta quedar cortado. De hecho, pudo recuperarse y volvió a seguir con su misión un rato más. Valverde, el campeón mundial, agrandó su figura vaciándose por sus colegas sin que se le cayeran los anillos.

*Nadie es campeón del Tour por casualidad: Primera etapa de montaña en el Tour y llegó el golpe sobre la mesa del campeón defensor. Prácticamente anónimo desde su conquista en 2018, Geraint Thomas acudió a la presente edición sumida en un mar de dudas, incrementadas por su caída en Suiza.

Hoy, aunque fue en el cierre, su aceleración fue propia del hombre que dominó en julio pasado, dejando a todos tirados en el empinado arribo a La Planche des Belles Filles. Su arreón le valió unos pocos segundos, pero fue el modo en que los consiguió lo que llamó la atención.

Un claro mensaje a todos de que no se dejará arrebatar la corona por nadie. Su brillante compañero, Egan Bernal, incluido. Si lo de Thomas se mantiene, difícilmente alguien le haga sombra, porque se sabe lo que puede hacer en estado de gracia, y luce en la condición física para lograrlo.

*Perdedores: Dentro de la paridad reinante, que puede fluctuar en breve, sí hubo gente claramente por detrás en su forma. Se trata de Romain Bardet y Vincenzo Nibali, quienes cedieron demasiado para tratarse de un final en alto de apenas 7 km.

En el caso de Nibali, era esperable puesto que hizo el Giro y nunca se caracterizó por doblar grandes vueltas consecutivas. Ninguna deshonra, pero es de esperar que de ahora en adelante piense en etapas y la montaña, algo que generaría muchísimo espectáculo.

Bardet no ha rendido a su antiguo nivel en mucho tiempo, y el hecho de que haya entregado más de un minuto con Thomas en el último kilómetro dice a las claras que no ganará el Tour.

Párrafo aparte para Kruijswijk, quien lo hizo mal pero no debe ser descontado aún. Preparó la cita con mimo y destacó esta campaña, así que tranquilamente pudo tratarse de un mal día. No es una tendencia, como la que arrastraba Bardet antes del comienzo.

*Ojo con… Los que más destacaron entre los capos a espaldas de Thomas -considerando sus circunstancias- fueron Pinot, Fuglsang y Yates. Todos llegaron extremadamente finos a julio, aunque con algo de incertidumbre a su alrededor. Groupama avisó en la CRE y hoy estuvieron a la altura, en tanto que los otros dos han sido de lo mejor en el curso, pero caídas y enfermedades los afectaron muy recientemente.

Yates abandonó el Dauphiné cuando tenía el amarillo a la mano, así que hoy superó un test crucial para sus aspiraciones. El danés, en cambio, se fue al suelo en Bruselas y asustó a todos, pero respondió más que bien en la Planche y seguramente dormirá aliviado de saber que su organismo no acusó recibo.

En lo que a los demás respecta, no hay mucho que decir aún. Movistar trabajó mucho para nada, puesto que el asalto valiente de Landa fue secado por gregarios rivales. Nairo, como había dicho, no se movió y, aunque no cedió en demasía, tampoco recortó la sangría. Más de lo mismo por parte de los españoles, a los que no les alcanzará ninguna táctica si los jefes de fila no encuentran vatios suficientes.

INEOS no fue Sky. Lejos de las exhibiciones de antaño, los británicos estuvieron algo más terrenales, cediendo el protagonismo a otros. ¿Falta de piernas o táctica? Es muy pronto para saberlo, pero sí hay que resaltar que no se percibió alarma alguna cuando Poels o Kwiatkowski se despidieron.

¿Urán? Donde se lo esperaba, es decir, un paso por detrás de los principales aspirantes. ¿Mas? Bienvenido al Tour, que por supuesto, no es la Vuelta. ¿Porte? Era un puerto de su agrado y, aún así, tiene que superar el segundo día de reposo sin irse al suelo, así que nada por ahora.

Bernal: no se lo vio como siempre, aunque eso no significa nada. El colombiano ingresó a meta con un gesto extraño y lo único que podemos decir es que no se cumplió lo que de él aguardábamos, es decir, que sacara rédito de sus piernas. Veremos a qué se debió…

Finalmente, chapeau para Alaphilippe. El francés no reventó como esperábamos, sino que estuvo al borde de conservar el amarillo. Es cierto, posiblemente la escapada haya alcanzado los ocho minutos porque su equipo no tiró con más fuerza para no cortarlo a él ni a la mitad de sus gregarios.

Eso lo preservó hasta el cierre, donde sí hizo lo suyo en las empinadas pendientes de la cota. Quedó a dos segundos de Ciccone, así que es posible que use su punta de velocidad para bonificar y arrebatar el maillot al hombre de Trek.

Bonus: Lo dije antes de la etapa y lo repetiré ahora para lo que resta: los escaladores tienen que atacar en la montaña. Punto.

Con eso de que falta mucho a París, hace un lustro largo los vienen vapuleando. Ya no marcan diferencias de minutos en su terreno, así que si van a ir por segundos, deben moverse en cada cota. Hoy regalaron el primer final en alto.

Ya se sabe:
-que perderán en las cronos y que los croners suben.
-que INEOS hace lo que hace, siempre.

Entonces a cambiar el guión, queridos grimpeurs.

Pablo Martín Palermo

¿Te gusta lo que hacemos? Seguínos en @CiclismoInter

Sumate en facebook: Ciclismo Internacional

Copyright © 2012-2019 Ciclismo Internacional. All Rights Reserved

24 comments for “Análisis: Conclusiones tras La Planche des Belles Filles

  1. F
    11 julio, 2019 at 10:55 pm

    Excelente artículo y conclusiones finales.
    La verdad que viendo etapas (y Tours enteros) tan monotonas, se disfrutá mas del ciclismo leyendo estos analisis que viendo en si la etapa.

  2. José Fernández
    11 julio, 2019 at 10:58 pm

    Siempre lo he dicho, si los escaladores no atacan en su terreno en dónde lo van a hacer? Cada etapa de montaña que dejan pasar aleja la opción de hacerle daño a personas como Thomas, Bernal, Fuglsang, Pinot que se defienden bien en la crono y que de paso no son cojos en la montaña, si la idea es esperar a las 3 últimas etapas empinadas del Tour que tienen altitud por encima de los 2 mil metros creo que puede ser una estrategia errónea porque puede ser demasiado tarde.

  3. ricardo perez
    11 julio, 2019 at 11:03 pm

    El analisis es muy bueno, bien detallado y las recomendaciones tambien. Tal cual, los escaladores si no rompen la carrera en montaña y lejos del final, estan condenados a fracasar por el momento, si continuan con los mismos argumentos.

  4. Sneyder 005
    11 julio, 2019 at 11:19 pm

    Para mí Urán no lo descartaria….creo que irá en progresión , tiene pocos días de competencia e irá cogiendo más ritmo …así ocurrió en 2017 con el primer final en alto que cedió y después se recuperó y mucho …apenas empieza el tour para mí va bien

  5. JoséLuis Espinoza
    11 julio, 2019 at 11:20 pm

    La misma tónica de los últimos años con Ineos dominando o ‘soltando’ un poco la soga a que otros teams hagan e trabajo.
    Los escaladores si no van a atacar en su terreno nunca van a ganar. Pasan las etapas y se pierden valiosas oportunidades para ganar segundos y ellos esperando al débil ataque de la ultima semana pero con 2 o mas minutos atrás.
    Los escaladores o mejoran la crono o nunca ganaran el tour.

  6. Oscar Trujillo
    12 julio, 2019 at 12:32 am

    Los «escaladores» son una especie ya anacrónica y sin peso en el TF desde el comienzo del reinado de Sky-Ineos. Dos de los mejores pistards de la historia reciente británica que en 2010 no destacaban ni en un premio de montaña de tercera (Wiggins y Thomas) pasaron a llevarse la gloria y no poder ser soltados siquiera por los más brillantes escaladores en las altas cumbres e Pirineos y Alpes. En el caso de Thomas el Tour pasado directamente a humillarlos en su terreno. Y otro, (Froome) pasó del anonimato y discreción en las cuestas previas al 2011 a ser el mejor escalador del mundo por numero de etapas montañosas ganadas en GV y generales de las mismas en los últimos 8 años. Los escaladores ya no hacen diferencia. Ya no le meten ni medio minuto a estos rodadores y pistards que suben sin despeinarse secando sus ataques a ritmo y luego los remachan al final. Por no hablar de los dos o tres minutos que siempre se dejan los «escaladores» en cualquier crono medio larga. Los mejores, y únicos grimpeurs ganadores fiables y explosivos en puertos cortos y largos desde hace mucho tiempo son…¡los ex rodadores natos y ex pistards británicos! (Simon yates incluído) y un par de croners natos más como Roglic y Doumolin. Reto a cualquiera a que me diga cuando fue laúltima vez que un escalador ganó una GV y le metió más de medio minuto y ya no digamos uno (salvo Froome en giro Finestra 2018) al resto de croners que en teoría solo se «defienden» en la alta montaña. Si, se que suena paradójico pero los mejores escaladores del TF en los últimos 7 años han sido: Froome, Wiggins, Thomas y Doumolin. Los tiempos en que el Perico Delgado, Herrera, Pantani o Contador de turno le metían un minuto o más a los croners en alta montaña han muerto. Ya no descuentan en montaña, por el contrario pierden más sin tener la más mínima esperanza de alcanzar las fabulosas prestaciones de sus rivales en la cabra. Bienvenidos al ciclismo del futuro, que por cierto ya está aquí.

    • Javier Becerra
      12 julio, 2019 at 11:03 am

      Vuelta a España 2015 (pierde Dumoulin frente a Aru), vuelta a España 2016 (pierde Froome frente a Nairo), Giro 2018 (pierde Roglic frente a Carapaz), Giro 2017 (casi pierde frente a Nairo en la montaña). Creer que solo ganan los contrarelojistas es desconocer la historia.

      • Lemar
        12 julio, 2019 at 1:07 pm

        Javier. Completamente de acuerdo contigo.

      • Oscar Trujillo
        12 julio, 2019 at 2:56 pm

        Matices (colosales)para desmontar argumentos débiles: lo de VE de 2016 no fue una diferencia en ataque en puerto mano a mano Froome-Quintana, fue en la etapa de Sabiñango-Formigal por un ataque masivo de Saxo al inicio de la etapa que cogió mal parado al sky, partiendo el grupo en 3, quedando Froome atrás (su equipo en el tercer vagón) y Quintana y Contador delante. Los gregarios de Contador y nairo tiraron durante 100Km y nairo remató ya a 10 Km Fue algo más parecido a un abanico que una diferencia hecha en puerto hombre a hombre. En esa VE en lagos de Covadonga Quintana solo le metió 29 segundos a Chris y esa fue su mayor hazaña. Fue el día que más le metió. 2- En VE 2015 más de lo mismo, un Quintana sin opciones lanza un ataque lejano al que se une Aru y 2 más cogiendo a un aún inexperto Doumolin sin equipo (como siempre) y fue una diferencia hecha por un cuarteto que se iba relevando de la que se beneficio Aru. No fue ataque personal entre el holandés y el italiano en el ultimo puerto. Por último el rival de carapaz en giro nunca fue Roglic que se desinfló muy rápido por su excesiva pretemporada ganadora desde febrero. me gustaría ver al mismo carapaz ante este Sky con Froome Thomas y Bernal como en el tour como el año pasado para ver cuántos micro segundos les metería en alta montaña. Ah, por cierto no me respondió usted de una diferencia escalador croner en TF que hubiese marcado la carrera. No la hay en los últimos 7 años.

    • Gilberto Argote
      12 julio, 2019 at 12:26 pm

      Dumoulin gano el Giro no por escalador, sino por los casi 3 minutos que le saco a Nairo en la crono.
      Dumoulin segundo en el Tour, Nairo Dos veces segundo y una vez tercero .
      Cuando a ganado una etapa Diumolin como la etapa 20 del 2013 o la reina de 2018?
      Que ha ganado Roglic?

      • Gilberto Argote
        12 julio, 2019 at 12:34 pm

        En la vuelta España la dupla de escaladores Contadir Nairo, le saco mas de dos minutos a Froome en Formigal.
        Nairo campeón V España, Doumolin No.

    • JML
      12 julio, 2019 at 4:52 pm

      De acuerdo en lineas generales con su comentario. Solo agregar que Wiggins en 2009 ya escalaba con los mejores, salió tercero en el Tour de ese año corriendo para el Garmin.

      Es aún más llamativo que con la reducción de los kilómetros contra el reloj en las grandes vueltas, sean los «croners» los que se lleven las victorias en la clasificación general.

  7. Hector Perez M
    12 julio, 2019 at 2:33 am

    En general G. Thomas trato de demostrar quien es el Jefe, aun pensando que comparte el liderazgo con E. Bernal. Estrategicamente, cuando ataco G. Thomas, la idea del Ineos fue un acto de autoridad. E. Bermal lo aventajo en la otra etapa y , eso fue signo de debilidad. Aun no creo que G. Thomas tenga la posibilidad de ganar el Tour, pero, es un equpo Ingles. con muchos intereses alrededor del mundo y. con el equipazo del Ineos el Gales tiene la ventaja. Veremos… !!!!

  8. Hector Perez M
    12 julio, 2019 at 3:15 am

    Todo es muy temprano para el Tour. El Tour se definira en la ultima semana y.. ahi veremos quien es quien. Bardet no ha perdido nada, tampoco Pinot. Landa le pesara el Giro , Mas seguira como novato. Pinot se asusta en la tercera semana, como le paso en el Giro del 2018. G. Thomas el Tourmalet? Veremos? El que llegue mas fuerte en la tercera semana sera ganador del Tour. Mi pronostico : E. Bernal , Nairo Quintana estara cerca, pero es un pronostico atrevido y con la bandera.

    • Jorge Lopez
      12 julio, 2019 at 8:38 am

      E xcelente nota. Por la etapa de ayer vi un podio Thomas, Nairo, Pinot. Recuerden que hay un factor que puede tomar mucha partida: la altura.

  9. Guillo
    12 julio, 2019 at 8:33 am

    Acaso un escalador como Landa no atacó? Nairo lo ha hecho en otros Tours, tal cual ayer Mikel, pero la supremacia del Ineos Sky, siempre se ha impuesto. Lo que deben cambiar es la estrategia, pero ayer el movistar lo intentó.

  10. Guillermo Oudin
    12 julio, 2019 at 9:16 am

    Quiero remarcar de la nota de Pablo lo que menciona respecto del capo lavoro del Bala en La Planche, vaciándose por sus líderes. Sencillamente, un trabajo sensacional de Valverde, de ahi que me parezca muy justo ese reconocimiento a modo de tributo

  11. Milton Noy
    12 julio, 2019 at 11:35 am

    Ayer Thomas no atacó a los capos de las escuadras, ayer atacó a Bernal y este a su vez no respondió como le hemos visto en llegadas de similar corte, aquí no hubo pinchazo, ni falta de fuerzas de Egan, mas bien parece ser que un par de segundos a favor del colombiano les crea incertidumbre al equipo pero si son un par de segundos a favor del britanico parecieran ser suficientes para continuar el guión.
    Entre los capos a los que mas se les acomodaba este tipo de llegadas era a Yates, Landa, Pinot, Con excepción de Thomas que no es escalador puro, solamente Pinot sacó un pequeño rédito, estaba corriendo en casa y eso pudo sumar para buscar hacer diferencia, pero la llegada del siguiente corte de capos se vio mas tranquilla, con pedaleo firme pero menos forzado, en resumidas cuentas para mí los del primer corte tenían intensiones claras dejando en segundo lugar sumar para la general: Julian quería conservar la amarilla, Pinot quería la etapa pero al no poder ser tenía que sumar algo en su tierra natal y Thomas quería ponerle segundos a Bernal. Los del segundo grupo llegaron con la idea que la carrera apenas comienza y no hay que perder tiempo y de ahí para allá llegaron apresurados porque estaban perdiendo terreno muy pronto.
    En mi concepto El Bala solo se hizo a un lado de la general a partir del TDF2018 es decir con la llegada de un segundo capo español.

  12. Lemar
    12 julio, 2019 at 12:36 pm

    Pablo. Muy buen analisis, aunque no estoy de acuerdo con su analisis con respecto al Movistar, para mi Nairo es uno de los ganadores, solo perdio 7 seg con thomas y Pinot al resto les desconto, otrora perdia mucho mas en la primera llegada en alto del TDF. Creo que aprendio y aunque todos quicieramos ver ataques faltando 10 km (como en Duphine). Es claro que ahora es muy dificil dejar regados a los nuevos ciclistas que cada vez son mas completos. Estoy con Nairo, el Tour apenas comienza y solo hasta la etapa 20 vamos a poder saber quien es el campeon, por ahora solo podemos especular y en ese sentido creo que Nairo se ve fuerte, maduro, inteligente y con grandes posibilidades de pelear el titulo.
    Por otro lado Bernal obviamente es gregario de Thomas, el cual es Ingles en un equipo Ingles y campeon defensor. Que los hace pensar que van a preferir reventar con la presion a un niño de 22 años? Lo dije desde antes de arrancar el Tour, Egan esta en el Tour aprendiendo y por ahora no es el momento de que cargue con un equipo gigante como el Ineos. Con respecto al Bala siempre ha sido un caballero y un monstruo del ciclismo, nunca le ha dado miedo servir de gregario para Nairo y ayer lo demostro. Landa deberia aprenderle un poco.

  13. Iván Arias Botero
    12 julio, 2019 at 1:52 pm

    Totalmente de acuerdo los escaladores deben atacar así queden de 11 o 12 en la general, no me parece que deban cuidar un top 10.

    Normalmente dicen los escaladores en la primera semana esto apenas está empezando las piernas deben acostumbrarse ye en la tercera semana dicen ya todos estamos muy cansados vamos a ver si nos queda algo de fuerza.

    Y así van pasando los años y un escalador no gana es un poco frustrante.

    Además que pareciera que los picos de rendimiento de los escaladores son muy cortos, me refiero a que tienen dos o tres años de gran rendimiento si no los aprovechan luego ya es muy difícil.

    Valdría la pena analizar esta particularidad fíjense lo cortas que han sido las carreras al alto nivel de estos corredores, Quintana, Bardet, Pantani, Andy Sleck,

  14. Milton Noy
    12 julio, 2019 at 4:07 pm

    Entre nosotros los foristas hay algo anacrónico. En la versión Simon Yates Giro2018 nos rasgamos las vestiduras en las 2 primeras semanas viendo un líder siempre al ataque rasguñando segundos en las etapas de media montaña, a varios nos pareció de lo mejor y todos sabemos como termino. En el giro Roglic fue insultante la primera semana y no se hundió pero claramente fue superado y el podio fue sufrido y hasta el último día. El primero equivocó su gestión de energías y lo rectifico en VE midiendo cada gramo de esfuerzo y el segundo no planifico bien la temporada y llegó muy fino, pero igual apostó por hacer la diferencia la primer semana y despues administrar la renta. Entonces ahora, en el primer contacto con la montaña, un croner rasguña segundos, sin hacer una real diferencia y sale aplaudido por el impacto psicológico que se presume deja y en la otra ladera varios capos que vienen gestionando sus energías para explotar en la verdadera montaña y ya para muchos son perdedores o conformistas. El ciclismo ha cambiado muchisimo y en la última década mas que en ninguna otra, pero entonces tal parece que estamos en una etapa de transición donde aun quedan rezagos de humanidad en varios corredores y solo unos muy muy pocos (contados con los dedos de la mano) parecen escaparse al siguiente nivel donde administrar energías será cosa del pasado.

    • Gilberto Argote
      12 julio, 2019 at 7:03 pm

      De acuerdo, que Buen aporte.

  15. Ecos del rugido
    12 julio, 2019 at 4:53 pm

    Saludos Pablo. Pienso y ya lo he dicho que lo de Geraint Thomas en la Planché, más que un golpe de autoridad a los rivales, obedece a la necesidad de quitar la atención de todos de sobre Egan Bernal, pues eso le debe acarrear algo de piquiña por aquello de los celos profesionales y se le hacía necesario mostrar al equipo, periodistas y afición que él y no otro es el jefe.
    Con respecto a los perdedores coincido plenamente.
    Me parece que lo de Fulsang y Yates no garantiza que estén tan en buena forma y sigo pensando que más temprano que tarde empezarán a sufrir.
    A Nairo lo ví en lo suyo, tratando de ubicarse bien mientras llega su terreno. Landa como siempre buscando llamar la atención para quizás satisfacer su ego.
    Egan Bernal como lo dije antes de empezar el tour es un extraordinario corredor, pero no creo que esté año sea su graduación como campeón del tour de Francia.
    Urán como tú dices un paso atrás de los demás, pero así y todo se subió al podio en 2017 a sólo 54 segundos del título. Si Sigue así y su forma se acerca al 100% en las próximas semanas, fácilmente puede ser la gran sorpresa, de hecho es mi candidato a ganar el tour.
    Pinot en su mejor momento, pero su aguante y el comportamiento de su organismo siguen siendo una verdadera incógnita.
    Kruisjwick más o menos, tirando a mal.
    Que gran tour tenemos por delante a sabiendas de que el Ineos no está desbordando de poder y de actitud.
    Abrazos

  16. Ecos del rugido
    12 julio, 2019 at 5:11 pm

    No sé porqué si de una u otra forma acá participa gente que tiene idea de ciclismo, se pretende imponer el punto de vista de que ayer debería haberse visto un ataque por parte de escaladores como Nairo Quintana u otros. Acaso no se informaron que está etapa era muy diferente a las que se corrieron en 2012, 2014 y 2017? En este año la llegada a la Planché estaba precedida de 6 puertos que a pesar de ser cortos iban a romper las piernas de más de un corredor. En igual forma, se añadió un último kilómetro brutal, bestial con más del 20% de desnivel.
    Entonces que querían que hubiera diferencias de 2, 3 o 4 minutos entre los favoritos, cuándo ni siquiera en los años anteriores en que se corrió esta etapa se dieron dichas diferencias siendo recorridos mucho más fáciles? Por favor.
    Lo digo y lo sostendré siempre, lo de Geraint Thomas no es ningún golpe de autoridad a los demás rivales, es una réplica de su orgullo herido contra el periodismo, los aficionados y contra Egan Bernal por robarle el protagonismo a que tiene derecho por ser el último campeón del tour. Ese ataque de Geraint fue impulsado más que por su estado de forma, por su necesidad de mostrar quien era el patrón.
    Acá no ha pasado nada y hay mucho gallo cantando y queriendo mostrar la cresta.

Responder a José Fernández Cancelar respuesta