Análisis: Esa semana extra…

Por @pmpalermo

Geraint Thomas se hizo con el título en el 105° Tour de France y su carrera perfecta no puede ser subestimada. Veinte años de trayectoria y una actitud ganadora desde el minuto uno lo avalan, sin dudas. Pero, con el mayor de los respetos, múltiples factores se conjugaron a su favor, especialmente el que mermó un poco a las máximas figuras del pelotón.

Foto: Team Sky

Empezando por las cuatro grandes consecutivas y a tope de Chris Froome, quien demostró que, de haber llegado fresco, se habría llevado esta edición «caminando». Conjeturas al margen, el punto de esta nota no pasa por restar méritos a Thomas, quien estuvo listo para subirse al tren cuando el mismo pasó, por primera -y tal vez- única vez en su trayectoria deportiva.

La cuestión aquí es señalar lo cerca que estuvieron dos de las estrellas del lote, Froome y Dumoulin, de concretar el doblete más difícil: Giro-Tour. Gesta que Marco Pantani firmó en 1998, hace justo 20 años, y en un contexto bastante más turbio que el actual, caso Festina mediante.

No obstante ello, la edición obtenida por el «Pirata» sí tuvo un punto en común con la que dijo adiós recientemente. Fue el hecho de disputarse una semana más tarde, como la de 2018, debido al Mundial de Fútbol organizado por Francia.

Y no es casual que, en dos décadas, Dumoulin y Froome hayan sido los que más cerca estuvieron de imitar al alopécico escalador italiano. Sí, esa semana adicional de descanso resultó vital para recuperar los esfuerzos de la Corsa Rosa.

«La semana extra entre ambos eventos hizo la diferencia», comentó Dumoulin. «De hecho, esa fue la principal razón de mi presencia en el Tour», reconoció el «tulipán». «Pude tomarme dos semanas muy tranquilas para recuperar porque sabía que me sobraría tiempo para recuperar la forma», finalizó.

Y en la misma línea declaró el «keniata». «La modificación del calendario por el Mundial de Fútbol fue un factor decisivo en mi elección. Tom fue subcampeón en las dos carreras, evidencia de que se puede competir a un nivel altísimo en ambas», indicó.

Testimonios al margen, los resultados están allí para cotejarlos. Sin ir más lejos, Alberto Contador, el vueltómano más grande de su generación y dueño de un lugar en el Olimpo ciclístico, flaqueó ante la empresa.

En 2015, tras llevarse la ronda italiana, se quedó corto en julio y “sólo” pudo ser 5° en París. Más recientemente, Nairo Quintana acometió la intentona y, luego de ser escolta de Dumoulin en el Giro, arribó a los Campos Elíseos en la 12° plaza. De notar, era su cuarta ronda de tres semanas consecutiva, lo mismo que Froome en 2018.

Lamentablemente para los interesados en conquistar el doblete más duro, el año próximo el calendario retornará a su cronograma usual, con cuatro semanas entre una y otra carrera. El Giro concluirá el 2 de Junio y el Tour arrancará el 6 de julio.

El propio Contador había entregado algunas claves interesantes para los valientes que quisieran buscar la gloria. Básicamente, indicó la necesidad de contar con un equipo sólido que limite al máximo el gasto energético del jefe de filas.

Trasladado al escenario actual, eso se traduce en que sólo Sky tendría con qué (excepto por el increíble y normalmente aislado Dumoulin). Si algo caracteriza a los británicos es la suerte de catenaccio ciclístico que practican; mata al espectáculo pero garantiza un andar tranquilo y controlado al capo de turno.

De eso se desprende otro factor a considerar: no se rodó a una velocidad monstruosa como muchos quisieron instalar. Rowe y Castroviejo acapararon horas de televisión y no porque estuvieran manejando vatios imposibles. Los rivales lo reconocieron y el promedio final del Tour (40.206 km/h) no está entre los 10 récords históricos globales, como sí los 40.995 de 2017. Empecemos a sumar: una semana de gracia + un mayoritario cansino + jefes de fila por debajo de su potencial…

Si bien el ciclismo moderno avanza a pasos agigantados en todo sentido, se antoja improbable que, bajo el diagrama actual, alguien pueda ganar Giro y Tour. Con los vatios, el consumo energético, la fatiga, etc. etc más medidos que nunca, aún sigue siendo el reposo la piedra angular del segundo pico de forma que posibilite la hazaña.

Habrá que esperar -vaya a saber uno cuánto- para que la programación vuelva a permitir una ventana más amplia a los corredores y éstos rueden de una manera parecida a la del 105° Tour. Pero, cuando eso suceda, los mismos no tendrán que dejar pasar una ocasión que ha quedado expresamente marcada como ideal, de hacerse con una de las máximas gestas del mundo del deporte.

SECCIÓN TOUR DE FRANCE 2018

Pablo Martín Palermo

¿Te gusta lo que hacemos? Seguínos en @CiclismoInter

Sumate en facebook: Ciclismo Internacional

Copyright © 2012-2018 Ciclismo Internacional. All Rights Reserved

6 comments for “Análisis: Esa semana extra…

  1. Juan Pablo Toro
    31 julio, 2018 at 1:26 pm

    Muy buen e interesante análisis. Creo que esto de doblar es para Superatletas como lo fueron Hinault, Indurain y los mencionados Froome y Domoulin. De pronto suena la flauta en un año de inspiración, de un gran golpe de pedal, como Pantani o Roche en el 87,

  2. VICTOR ALARCON
    31 julio, 2018 at 1:48 pm

    Esto era algo que quería preguntarle a Pablo este año. El artículo lo responde. La semana extra que dio el mundial de fútbol es la clave. De acuerdo igual con lo del «catenaccio» que ha impuesto el sky. El tema es que no hay «Messis» que puedan romperlo, pues el mismo sky siendo el «real madrid» del lote world tour, puede comprar a los mejores e imponerles ese catenaccio. Así que por lo que pinta, donde vaya el sky con Froome o Thomas como líderes para ganar, se verá el mismo aburrido ciclismo. Si no llevan un líder como estos dos, habrá esperanza de ver otras cosas. Ojalá que esto pase en la Vuelta de este año.

    • Oscar Trujillo
      31 julio, 2018 at 2:14 pm

      Víctor puede que si haya «Messis» con potencial para ganarles el Tour a los líderes del Sky; tenga la plena seguridad que Froome corriendo en EF o EU o TREK…no hubiese ganado ni siquiera una GV. enfrentándose a su mismo poderoso y actual equipo. Froome o Thomas son producto del Sky. Corredores vulgares en ruta hace 8 años que se han hecho excelentes con sus métodos. De la misma forma que Messi se diluye y se hace vulgar entre el resto de jugadores vulgares actuales de la selección argentina; y no hubiese ganado ni el 1% de sus títulos individuales y colectivos si su carrera la hubiese desarrollado en el Betis y no en el poderoso Barcelona rodeado de muchos cracks que trabajan para él. Ni Cristiano R. habría hecho el 20% de sus 500 goles si hubiese jugado toda la vida en el Alavés o el Leganés, eso mismo sucede en el ciclismo. Si eres bueno y estás en el mejor equipo te haces 10 veces mejor. El mismo Doumolin que en el Sky sería un Messi, lo tiene muy jodido de romper la hegemonía de un equipo tan compacto y con tantas variables para asumir el papel de capo en plena carrera como el Sky: si el primero falla siempre hay uno igual de bueno al lado. Esa es la diferencia. «Messis» en el ciclismo pueden haber pero ahora mismo casi todos corren en el Sky.

  3. Manuel estrada
    31 julio, 2018 at 1:57 pm

    Creo Que nairo merece un análisis especial, cual es la razon para su perdida de potencia subiendo, y de la mano a esto el ciclista ahora no tiene fondo, la conclusion es que el entrenamiento no es el mejor, los boyacos lo interrumpen para la foto ,para el saludo y esta situacion no permite un entrenamiento serio, y el otro factor puede ser la alimentacion.

    • Pedro Emilio Álvarez pedraza
      31 julio, 2018 at 6:06 pm

      Bueno las cosas con Nairo están fallando, creo q falla su preparación y no es el.mismo del 2015 . Ahora bien tiene con q ganar y a su edad está apenas para llegar a la plenitud de condiciones y eso es bueno y mejor lo q ya logró. Creo q sky se hace imbatible , tiene los mejores del mundo. Tienen q hacer un equipo más competitivo , y mejorar los problemas q tiene Nairo , y definir un Líder q creo es Nairo y tener otro como emergente , por si algo pasa . Pero el.lider por todo y por todo debe ser Nairo,ahora bien no creo q Nairo pueda borrarse de plano de los candidatos , de lo contrario no habría ninguno, deben preparar la carrera para lo q hoy brinda . Será cuestión de gran fondo y potencia y eso se logra entrenandolo

  4. carlos aldana
    2 agosto, 2018 at 12:03 pm

    Considero que los aplausos por el buen desempeño del equipo y sus corredores es para el SKY principalmente para su director técnico, el tipo sabe y conoce sus corredores, por eso llevo a Tomás como plan B por si Froom fallaba, ellos ya sabian que podia fallar y por eso no se confiaron y ahí están los resultados, diferente al Movistar por ejemplo que desconoce la real situación o condición de sus ciclistas y por eso los malos resultados que ya se volvieron reiterados.

Deja un comentario