Análisis: La peligrosa soledad de Tom Dumoulin

Por @pmpalermo

Uno de los temas más recurrentes a la hora de hablar sobre Tom Dumoulin en las Grandes Vueltas es el de sus escasos -por no decir nulos- gregarios para la montaña. Por supuesto, la «Mariposa de Maastricht» se encargó de tapar el hecho que, por contrapartida, encontró buenas respuestas colectivas en los demás terrenos.

Foto: Team Sunweb

Recién en el Giro de Italia 2018, el holandés contó con un ladero de nivel en Sam Oomen, quien ocupó el rol que debió ser para Wilco Kelderman un año antes. Obviamente, el citado pedalista no aportó a la causa de su líder puesto que sufrió un accidente propiciado por una moto de policía. El mismo en el que Landa y Thomas se despidieron de la general.

Volviendo a Dumoulin, y quitando a Oomen, hay que decir que fue Laurens Ten Dam el gregario más regular en las montañas de las últimas tres rondas de tres semanas que disputó. Considerando que Ten Dam no es un grimpeur de primera línea y que acabó, en promedio, a dos horas de su capo, es evidente que «Big Tom» hizo gran parte de la faena por su cuenta. Algo obvio para quienes pudieron ver las competencias en cuestión.

Y si bien los resultados finales avalan a Subweb (tres podios de su capitán), la verdad es que han estado jugando con fuego. Escalador cada vez más fiable y rodador tremendo, Dumoulin se las ha ingeniado para estar siempre allí.

Pero las situaciones de aislamiento ya son numerosas, resaltando las que le costaron -probablemente- sendas coronaciones en Giro y Tour. En 2017 se salvó luego de su insólita e histórica parada técnica para ir al baño primero y en la etapa 20 después,  cuando encontró aliados inesperados que le salvaron la piel.

No fue así en 2018, resaltando tres momentos: la persecución el día de la Finestre, la avería previa al Mur de Bretagne que le costó, en gran medida, el título en el Tour y su solitaria cacería tras Roglic en el Aubisque.

Hagamos un rápido repaso de las situaciones. La primera lo vio tirando tras Froome con poco ímpetu de Pinot y «lastre» a rueda. Carapaz y López, que hacían su carrera, no ayudaron y las desinteligencias le dieron aire al de Sky. Incluso, «Dumo» ralentizó la marcha para permitir que Reichenbach -gregario de Pinot- los alcanzara y les diera una mano. Y esa fue su sentencia.

El otro escenario fue en el nervioso arribo al Mur. Pie a tierra en el peor momento posible, se retrasó y apenas pudo disponer de Søren Kragh Andersen para perseguir, ya que Geschke le dio su rueda. El saldo fue peor, puesto que el tras coche realizado le costó 20 segundos de penalización más 53 segundos entregados sobre la ruta.

Ninguna de las dos incidencias hubiera concluido así de haber tenido más hombres a su merced. Y ambas fueron determinantes, porque le costaron 3:23 que revivieron y catapultaron a Froome y 73 de los 111 segundos que lo separaron de Thomas, respectivamente.

En lo que al Aubisque respecta, tuvo que encargarse de la persecución en primera persona. Partiendo de la base de que debió dejar la tostada a Thomas, con algún que otro compañero, se hubiera finiquitado el incómodo trámite.

Las conjeturas son eso, aunque estas tienen fundamento y, además, no giran en torno a intangibles. No, correr con o sin domésticos es una realidad y, por caso, Sky viene haciendo estragos gracias a la misma.

Llegado este punto, resulta increíble que Sunweb, con una abultada billetera que no tiene fecha de vencimiento, no rodee mejor a su buque insignia. Aún suponiendo que Kelderman pudo haber hecho lo mismo que Oomen, un solo ladero en las trepadas es poco.

Hasta el criticado Movistar tiene gente junto a Quintana y Landa en los compases definitorios de las competencias. Allí están los ejemplos de Soler, Amador y Valverde en el reciente Tour de France. Distinto es que es la suerte o las piernas no acompañen.

Muchísima capacidad física y de autogestión, inteligencia y sangre fría para maniobrar o ir bien ubicado, y bastante suerte. Esos son los pilares en los que se han sustentado los tres podios de Dumoulin en Grandes Vueltas.

¿Hasta cuándo se sostendrá en la cima sin compañeros cerca? Con varias caras nuevas asaltando la escena, sin gozar del factor sorpresa y cargando cada vez con más responsabilidades en carrera, las cosas se complicarán para Tom.

Llegará el momento en que no podrá disfrazar más las flaquezas de su formación, que no puede darse el lujo de delegar todo el trabajo de montaña en Oomen, esperar por la explosión de Hindley o Storer, ni apartar a Kelderman de un casi seguro top 10 en otra de las citas principales del calendario.

O fichan un par de grimpeurs ya hechos, o seguirán caminando por la cornisa. Hasta ahora, mirando el vaso medio lleno, les ha funcionado. Eso, si se quiere ser positivo y no aceptar que pudo haber conquistado cualquiera de las otras dos Grandes en las que acabó subcampeón.

SECCIÓN TOUR DE FRANCE 2018

Pablo Martín Palermo

¿Te gusta lo que hacemos? Seguínos en @CiclismoInter

Sumate en facebook: Ciclismo Internacional

Copyright © 2012-2018 Ciclismo Internacional. All Rights Reserved

20 comments for “Análisis: La peligrosa soledad de Tom Dumoulin

  1. Oscar Trujillo
    2 agosto, 2018 at 1:39 pm

    He hablado de esto con anterioridad: si pones a Froome, Thomas (por resultados recientes y nivel actual los tres corredores de GV más completos del mundo y en mejor forma junto a Doumolin que ya vive en carne propia esa “soledad” por carencia de un equipo poderoso en la montaña) si los pones a ser capos del Dimensión data o el EF, o cualquier otro equipo “chico” seguirían siendo quizás grandes animadores de la carrera pero no brillarian y obtendrían los títulos y resultados sobrados y fáciles que consiguen. Hay que ser muy miope y cínico para no atribuir un elevado porcentaje de la gloria de Froome y Thomas al $$$ y por consiguiente al laboratorio y vanguardia médico-tecnológica y excelente plantilla del SkY, que es justamente de lo que Doumolin y el resto carecen.

    Mirado de manera objetiva la victoria del giro 2017 fue en la última crono de manera angustiosa, por pocos segundos y ante dos rivales muy inferiores en la crono comparados con él como lo son Quintana y Nibali; por no hablar del resto de los “aspirantes” ese año con el temible y voluntarioso Pozzovivo a la cabeza.

    El Tour 2018 no tuvo nunca chance de ganarlo por mucho que tuviera problemas mecánicos. Si el Sky no lo apretó más fue por que no tuvo necesidad con la cómoda diferencia que tenía. Si Tom hubiese estado más cerca Froome habría inmolado su podio para fundirlo en los pirineos a favor de Thomas; o el mismo Geraint no le hubiese regalado la última crono de forma absurda.

    Cuando Tom (quien goza de una excelente buena prensa entre periodistas y aficionados, -por mi también- que aún asi la mayoría víctimas de tal encantamiento suelen ser incapaces de criticarlo) ha tenido sus dos pruebas de fuego ante rivales de sus mismas características (los capos del Sky) ha sucumbido: se ha mostrado claramente inferior en montaña si en el más mínimo chance de hacerles diferencia y menos atacarlos de manera contundente, y sinceramente en la cabra no ha superado ni a Thomas ni a Froome. Toda esa grandeza contra el crono palidece cuando tiene que jugarse algo serio con contrarrelojistas que nos sean Quintana, Nibali o el resto de escaladores.

    ¿Está sobrevalorado Tom para el palmarés real que ha conseguido? Para mi si. ¿Es un excelente corredor tan bueno como Froome y Thomas que puesto en el Sky con esos compañeros también arrasaría con todo? Para mi si. Un poco de cada cosa es lo que creo yo. Ante las frías cifras Doumolin las dos veces que se ha enfrentado contra el Sky preparado y como objetivo no ha podido. La forma en que perdió el giro mano a mano contra Froome dejándose descontar 2:40 en la etapa de Finestre, la mayoría de ese terreno en descenso y en la parte llana, no es culpa de sus acompañantes que no le colaboraron por que Froome también iba solo y con los estragos de haber hecho pocos días entes otra exhibición en el Zoncolan. Tom actúo con torpeza ingenuidady fue muy inferior a Froome.

    Si, es indudable, Tom es completo son admirables sus progresos en la alta montaña y muros que le permiten AGUANTAR siempre con los mejores pero de momento solo eso, aguantar; jamás atacarlos (salvo una etapa del giro que ganó que le metió 20 seg a Nairo) ni hacerles diferencia al Sky que es justamente lo que lo que otros corredores terrenales tan criticados tampoco pueden.

    Doumolin para tener opciones de derrotar al Sky necesita estar en el Sky; o tener un bloque sólido en montaña sino igual al menos parecido. Nadie niega que es muy bueno, pero compararlo con Indurain o Anquetil esos míticos grandes campeones que fraguaban su victoria en las cronos en las que eran inmensamente superiores y la defendían con facilida en la montaña me parece prematuro poco contrastado con su palmarés y exagerado ya que a sus grandes rivales (froome Thomas y cualquier otro que pueda poner el Sky) no es capaz de hacerles diferencia en la montaña pero tampoco en la cabra.

    Vamos, lo mismo que los demás solo que con mejor prensa. El equipo también cuenta y mucho, pero mientras Sunweb no ofrezca la guita que ofrece el Sky: ni Henao, ni Poels, ni Bernal ni ningún grimpeur bueno y contrastado va a querer ir a salvar al bueno de Tom que por desgracia tendrá que conformarse con eso tan horrible y despectivo que le gritan a Bardet o Nairo: “segundón”; pero que lógicamente en Doumolin no se ve tan mal.

    • Mauricio Rivas
      2 agosto, 2018 at 4:38 pm

      Enserio me encanta leer tus comentarios aunque no concuerde en unas pocas cosas, a veces ni siquiera le presto mucha atencion al articulo y vengo es a ver su opinión.
      Por una parte creo que la forma de correr de Dumo (a ritmo) le da la libertad de no necesitar esos guerreros que den la vida por el, por ejemplo en una etapa unipuerto con final en alto, el problema radica es en las situaciones de descenso y llanos donde si o si necesita esos gregarios presentes.
      Claro que eso,es mi humilde opinión.

    • 2 agosto, 2018 at 8:55 pm

      Está equivocado en algo Oscar: los equipos van todos iguales en medicina.
      Y el Tour 2018, sin la avería, sí pudo ganarlo. Thomas y cía. lo probaron y no pudieron con él. No tuvieron más en la montaña y punto.
      De haber sido así, jamás se habrían atrevido a tener a un rodador tan potente respirándoles en la nuca con una crono en el horizonte.
      Por último: me parece que no vio correr a Dumoulin desde el momento en que dice que sólo aguanta y no ataca.
      Le hago un rápido repaso:
      Giro 2017, Oropa, atacó y pasó de largo a Quintana. Luego en Ortisei/St. Urlich
      Giro 2018: se movió en todas las llegadas en alto de la última semana, destacando los 5 ataques en Cervinia. Antes: Prato Nevoso, Passo di Sant´Antonio y hasta Etna.
      Tour 2018: probó bajando el Cormet de Roselend, haciendo la trepada a La Rosiére casi solo. También contragolpeó en Alpe d´Huez y Mende. Luego atacó en el Portet y el Aubisque, cuando se quedó Nairo.
      ¿No ataca?

      • Oscar Trujillo
        2 agosto, 2018 at 9:57 pm

        Si, al Sky lo atacó en este tour y en el giro también a Froome, lo intentó varias veces: tímidos ataques en los que no hizo daño ni ninguna diferencia. Ese es el punto, que le saque diferencia en montaña a los demás corredores «vulgares» no es lo que se le pide para considerarlo un super clase y una leyenda: debe hacérsela es al Sky; (que es justamente contra los que los «vulgares» tampoco pueden) debe ganarle un tour o un giro mano a mano a Froome o al hombre de turno del Sky, cosa que de momento en las dos veces que los ha enfrentado, al igual que los demás no ha podido. Bardet también atacó varias veces en este tour a Froome y Thomas y no obtuvo ni 10 segundos de renta, no es el intento de ataque o ataque si no la renta que haces y para qué te sirve.

        • 3 agosto, 2018 at 12:17 am

          No necesita atacar del mismo modo que Bardet, ya que los comparas, porque el holandés siempre tiene las cronos de su lado.
          Disiento en lo de tímidos. Ningún ataque por encima de los 450 w es tímido.
          Según los datos que todos pueden ver, Dumoulin atacó seriamente en la mayoría de los ejemplos que mencioné, Oscar. Otra cuestión es la diferencia lograda, señal del nivel de los adversarios y de la paridad actual. Ya lo dijo Nibali: “Quizás parece aburrido desde casa, pero cuando la velocidad es tan alta como hoy, no hay margen para atacar”, explicó. “Este nuevo ciclismo es producto de los métodos de entrenamiento actual, más precisos. Todos estamos al mismo nivel y las diferencias llegan cuando alguien tiene un mal día”, siguió.
          Siempre un placer querido amigo.

          • Oscar Trujillo
            3 agosto, 2018 at 12:42 am

            Sin duda, supongo que por esa misma premisa es que los pobres escaladores tampoco volvieron a hacer diferencia en montaña ¡por lo cual no deberíamos darles tanto palo! Aún así me niego a aceptar sin ser crítico esa nueva realidad de un ciclismo hiper predecible y cada vez más elitista tendiente a la nivelación por lo alto de los aspirantes rodadores potentes con condiciones uniformadas: igual de buenos en la montaña e igual de buenos en la crono, pero incapaces de hacerse daño entre ellos mismos con un ataque demoledor (salvo Froome a Tom en la finestre) resignados -de manera comprensible por el efectivo control del Sky- a subir al ritmo de los hombres de Braislford; y solo esperando la caída desgracia o desfallecimiento «afortunado» de un contrario… es aceptar a la vez una nivelación por lo bajo del espectáculo: es nefasto para la emoción: la mata por completo. Doumolin será un grande para mi, una leyenda cuando sea capaz de derrotar al hegemónico hombre de turno del Sky. Mientras tanto será un corredor completo y fabuloso que ha tenido la mala suerte (al igual que los mejores escaladores) de coincidir con esta perfecta y fría maquinaria brtánica. Gracias a ustedes por demostrar tanta pasión, rigor y entrega por este hermoso deporte.

  2. Jesús Domínguez
    2 agosto, 2018 at 4:32 pm

    Es un lobo solitario, pero necesita algo de equipo con urgencia. Dicho esto, después de lo que hizo Froome en día de la Finestra, dudo mucho que aún con equipo hubiera retenido el título Fue uno de los grandes ataques de la historia del ciclismo -al menos de la moderna- y totalmente sorpresiva en un corredor que casi todos descartaban ya para la general.
    En cuanto al Tour, visto lo visto, posiblemente hubiéramos, al menos, vivido una emocionante crono final sin aquel incidente.
    Tienen que firmarlo al menos un corredor top que pueda estar con el cuando queden diez corredores, aunque si Oomen progresa, ahí puede estar. Kelderman por x o por y, la verdad es que poco lo ha ayudado. Ademán que tiene sus propias ambiciones.
    Saludos, buen análisis.

    • Arturo Castillo Sanchez
      2 agosto, 2018 at 10:46 pm

      En comentario pasado me dijistes decedebrado. Porque te dije la verdad. No mas que tienes a Nairo como un ciclista malo. Cuando Nairo nos dio tantas glorias, tu me imagino que fuistes unos de los primeros que aplaudistes a Nairo, eso si sin conocer de ciclismo. Porque cuando uno se despotrinca de hablar mal de un deportista, es que de ese deporte no sabe nada. Vuelvo y te lo repito tu vienes a observar ciclismo desde la epoca de Nairo para aca. Lee los comentarios de Rigoberto y de Pantano y asi aprenderas de ciclismo. Esperemos un poco, yo creo que el muchacho esta presionado, en el equipo que el esta. Cada vez que hagas un comtario mal de los colombianos te redpondere con lo mismo. Y TU DE CICLISMO NO SABES NADA

      • Jesús Domínguez
        3 agosto, 2018 at 4:57 am

        Porque lo eres. Eres un descerebrado, y para muestra un botón.
        Estas obsesionado conmigo. Buscate un psicólogo o un psiquiatra y cuéntale de tus obsesiones conmigo y con Nairo xxxddd

        • Arturo Castillo Sanchez
          3 agosto, 2018 at 10:12 am

          Estoy obsecionado contigo, porque de ciclismo no sabes nada. Entonces no te pongas a hacer criticas cuando no conoces de un deporte

        • Arturo Castillo Sanchez
          3 agosto, 2018 at 10:27 am

          Y eso de xxxdd te lo devuelvo a ti

          • 3 agosto, 2018 at 12:38 pm

            Por favor, no se peleen. Gracias!

  3. arajog
    2 agosto, 2018 at 4:36 pm

    Nairo pudiera ser un buen ultimo gregario para Tom

    • Edmundo muñoz
      2 agosto, 2018 at 9:55 pm

      Que cosas noooo?

  4. Milton Noy
    2 agosto, 2018 at 4:41 pm

    Movistar no es el único equipo con grandes fallas, Sunweb con el pasar del tiempo dista de un equipo inteligente, con el solo antecedente del Giro 2017 le bastaba para saber que en la montaña lo dejaban a su suerte y vaya suerte en imponderables que ha tenido este gallo en la alta montaña, juegan con fuego y pareciera que les gustara. ¿cual será la apatía a contratar escaladores? puede ser que a pesar de las garantías financieras que han demostrado, no quieren simplemente contratar acompañantes en la montaña, sino tipos tan completos como su mismo gallo y eso puede resultar poco viable. Asumiendo que no les interesa hacer lo de Bahrain que armo un equipo para arropar a Nibali con gente muy buena (no eximios) como los Izaguirre y Pozzovivo en este TDF, sino que esperan armar uno con gregarios del nivel de su gallo, eso es como si pensaran que pueden contratar a Roglic para arropar a Dumo, algo muy propio en el actuar de Sky, pero pues tan poco Dumo muestra ser superior al exesquiador, ni a sus rivales británicos. Conicido con Oscar Trujillo, Tom los a aguantado muy bien, es muy valioso lo que ha hecho, pero no es el Super Gallo que hace la diferencia frente al todo poderoso Sky, al igual que Quintana y Bardet tiene el rotulo de estar en el segundo escalón hasta que no logre la hazaña. Es el rival de momento y eso lo favorece en la apreciación de la prensa.

  5. Diego
    2 agosto, 2018 at 10:01 pm

    A mi forma de ver hace mucho tiempo que el destello de la vuelta españa de 2015 dejo de ser sorpresa, si bien 2016 fue un año de gracia aunque gano etapas en gv para mi hubo una leve duda, sin embargo para mi 2017 y 2018 han confirmado que BIG Tom puede ser uno de los grandes de esta generación, para mi el SKY es un cuento apartado, y la prueba esta en Castroviejo, magnifico gregario en Movistar pero jamás hizo lo que hizo por tantos dias en este tour con el SKY. Soy de los que confia en la buena fe y en el talento de sus corredores, y no desafio en dopaje ni mecanico ni al cuerpo, pero si creo que la inversión y el presupuesto de este equipo marca una diferencia enorme.
    Los preparadores físicos, la forma de entrenar, su infraestructura para la recuperacion en cada etapa, el funcionamiento como equipo, hasta los psicólogos para el cambio de mentalidad y mantener la expectativa en caso de fracaso, la implementación de tecnología, el tema de potenciometro afinado a una realidad, el SKY, su presupuesto y mezclado con grandisimos corredores, que han hecho sacrificios grandes para ser triunfadores hacen que prácticamente sea invensible.

    Particularmente creo que ciclistas pequeños como Nairo siguen teniendo posibilidades de tumbar este equipazo, sigo creyendo que aunque con alguna libertad Nairo dio un Catedra en Portet, demostrando que cuando tiene piernas es de los pocos que pueden derrumbar esa muralla del SKY, para mi es un tema de mentalidad y preparación, para mi ha fallado, Nairo y medio mundo del Ciclismo han sabido entender que a el su picante de forma le llega despues de la segunda semana, si bien el año pasado abuso, para mi este año ya se excedio en una preparación paupérrima. No justifico a Nairo y mas que un rettoceso siempre he percibido es un decaimiento en su mentalidad y ganas de ganar, uno no gana una gran vuelta en los 21 dias de competencia. Para mi Nairo se confio en que sus piernas de escalador eran suficiente y si se prepara arduamente estoy seguro q esos casi 6w en portet hubieran podido ser mas , no sacrifica algunas cosas por el sueño amarillo, no estoy diciendo que este mal que se prepare en Colombia, pero es claro que a la metodología le falta forma, lo critico como lo respeto, soy fan numero 1 de Nairo pero es mi opinión, EL ACSENSO DE TOM ES COMPARABLE AL DESCENSO DE NAIRO.

  6. ARTURO Miranda
    2 agosto, 2018 at 10:04 pm

    Veo que Martin cita mucho a Valverde como un gran coequipero en montaña. La pregunta es que hizo ?. Un ataque de loco en los Pirineos y 400 metros poniendo ritmo a Quintan en los Alpes. No entiendo para que Valverde en grandes vueltvueltas si no son su tipo y es poca la ayuda. En clásicas y vueltas de semana es muy importante pero no en las grandes. El análisis sobre Movistar me pareció muy bueno y acertado excepto en liberar se responsabilidad a Unzue. Para mi es el responsable del fracaso porque puso 3 líderes (Valverde otra vez), ataca cuando ya es muy poco el.margen de victoria en la general y en cuánto a Quuintana y Landa solo demostraron que están lejos de ganar un Tour.

    • 2 agosto, 2018 at 11:39 pm

      Arturo: Con mucho respeto, creo que debes interiorizarte mucho en ciclismo si consideras lo hecho por Valverde «Un ataque de loco en los Pirineos y 400 metros poniendo ritmo a Quintan en los Alpes».
      Estamos hablando idiomas diferentes y es imposible que entiendas los artículos.
      Un cordial saludo

  7. ricardo perez
    2 agosto, 2018 at 10:19 pm

    Correr solo contra el Sky donde corren ciclistas de gran nivel, estando enfermo le gano a Quintana. Por favor que pedazo de corredor.

  8. Diego
    2 agosto, 2018 at 10:46 pm

    Realmente Tom es un grande yo creo que eso no tiene discusión, pero si creo que con mas equipo, pelearia más por lo menos son egan, Tom hubiera sacado del mapa a Froome, y huiese puesto a patinar un poco mas a Geraint. a mi cabeza viene, un ejemplo grande cuando veo sobretodo el caso de Thomas campeón sin poner en tela de juicio que fue el mejor y que todo lo salio casi perfecto, pero que hubiese pasado en alpe de huez en 2008 si el equipo de un corredor como Cadel Evans hubiese sido el SKY, la gesta de Carlitos Sastre hubiese sido tan épica, el SKY hubiese limitado daños como con Quintana en Portet, y el BUEN Cadel tendria dos Tour por lo menos en su palmares.

Deja un comentario