Análisis: Las plantillas World Tour 2018 (II)

Por @pmpalermo

En la continuidad del análisis de las plantillas de la máxima categoría, presentamos el segundo grupo de equipos bajo la lupa. Si te perdiste el primero, puedes encontrarlo aquí.

@PhotoGomezSport / La Vuelta

Astana Pro Team

Plantilla 2018: Pello Bilbao (ESP), Zhandos Bizhigitov (KAZ), Dario Cataldo (ITA), Sergei Chernetckii (RUS), Magnus Cort (DEN), Laurens De Vreese (BEL), Daniil Fominykh (KAZ), Omar Fraile (ESP), Jakob Fuglsang (DEN), Oscar Gatto (ITA), Yevgeniy Gidich (KAZ), Andriy Grivko (UKR), Dmitriy Gruzdev (KAZ), Jesper Hansen (DEN), Jan Hirt (CZE), Hugo Houle (CAN), Tanel Kangert (EST), Truls Korsaeth (NOR), Bakhtiyar Kozhatayev (KAZ), Miguel Ángel López (COL), Alexey Lutsenko (KAZ), Riccardo Minali (ITA), Moreno Moser (ITA), Luis Leon Sanchez (ESP), Nikita Stalnov (KAZ), Ruslan Tleubayev (KAZ), Michael Valgren (DEN), Davide Villella (ITA), Artyom Zakharov (KAZ) y Andrey Zeits (KAZ).

Análisis: Después de un 2017 muy duro, en el que falleció Scarponi y las lesiones persiguieron a sus líderes, los kazajos anhelan salud. Ya sin Fabio Aru, pérdida muy importante, los capos del equipo celeste serán Miguel Ángel López, Jakob Fuglsang y Magnus Cort Nielsen.

López, que dio un enorme y esperado salto de calidad esta temporada a poco que tuvo continuidad, volverá a ser referencia en alguna de las Grandes Vueltas, así como en rondas de una semana con montaña. Su talento todavía no conoce límites, por lo que de sostenerse en forma y sin percances, puede superar (por mucho) lo realizado en 2017.

Fuglsang, campeón del Dauphiné, marchaba en el top 10 del Tour cuando se accidentó. Allí debió ser líder, pero la forzada presencia de Aru le trastocó los planes, así que en 2018 regresará como jefe de filas. El danés es otro con excelentes opciones en carreras de una semana y un buen ciclista para dar presencia en el Tour.

Magnus Cort es el velocista que necesitaba Astana. Con Minali en pleno desarrollo, el danés tendrá la responsabilidad en las llegadas masivas, terreno en el que contará con pocos gregarios. Podría decirse que salió perdiendo con el cambio, aunque en Orica debía compartir con Ewan y aquí será jefe absoluto.

La plantilla está plagada de excelentes atletas, versátiles al punto de poder oficiar de gregarios de montaña como de buscar sus chances en escapadas. Algunos de estos hombres son: Dario Cataldo, Sergei Chernetckii, L.L.Sánchez, Jesper Hansen, Pello Bilbao y Omar Fraile.

Dos a tener muy en cuenta son Jan Hirt y Tanel Kangert. Los dos son potenciales top 10 en rondas de tres semanas, condición que podría verlos elevados al rol de líderes en caso de que Astana necesite cubrir el calendario.

Alexey Lutsenko, Moreno Moser y Michael Valgren son ciclistas brillantes para pruebas de un día. Ideales para cotas cortas y explosivas (también Bilbao), todos poseen una punta de velocidad interesante y ofrecen al bloque un complemento excelente a la hora de sumar. Si Valgren no sufre caídas, también se dejará ver en las clásicas, donde Oscar Gatto (muy veloz), Truls Korsaeth y Andriy Grivko pueden ser sus escuderos.

Andrey Zeits es un auténtico «tractor», la versión kazaja de Kiryienka. Eso lo convierte en un gregario de lujo para las citas más importantes y, normalmente, se lo encuentra tirando de los jefes de fila y poniendo a los rivales bajo presión.

La formación se complementa con gregarios, en su gran mayoría de Kazajistán, a los que se busca desarrollar de cara al futuro y para dar el gusto al patrocinador: Zhandos Bizhigitov, Daniil Fominykh, Yevgeniy Gidich, Dmitriy Gruzdev, Bakhtiyar Kozhatayev, Nikita Stalnov, Ruslan Tleubayev y Artyom Zakharov.

Laurens De Vreese, Hugo Houle y Davide Villella completan la formación. Los dos primeros son buenos en el llano y tendrán roles complementarios como tirar del carro, escaparse y proteger a los capos. En el caso de Villella, tendrá que ratificar lo que mostró en sus últimos compases con Cannondale, cuando lució como el joven prometedor que alguna vez fue, coqueteando con la gloria en fugas y pruebas de un día.

Conclusión: Es un buen equipo, en el que la salud será crucial para mejorar la última temporada. La baja de Aru se sentirá, ya que el sardo garantizaba presencia en las grandes vueltas y quitaba presión a los demás vueltómanos. El bloque tiene potencial y, lo más factible, es que reiteren lo hecho e incluso lo mejoren, porque la mala suerte los persiguió, privándolos de sus figuras durante largos tramos del curso.

 

Dimension Data

Plantilla: Mark Cavendish (GBR), Louis Meintjes (SDA), Igor Anton (ESP), Edvald Boasson Hagen (NOR), Steve Cummings (GBR), Mekseb Debesay (ERI) , Nic Dougall (SDA), Amanuel Gebreigzabhier (ERI), Reinardt Janse van Rensburg SDA), Ben King (USA), Ben O’Connor (AUS), Mark Renshaw (AUS), Jay Thomson (SDA), Johann van Zyl (SDA), Julien Vermote (BEL), Natnael Berhane (ERI), Scott Davies (GBR), Nicholas Dlamini (SDA), Bernhard Eisel (AU), Ryan Gibbons (SDA), Jacques Janse van Rensburg (SDA), Merhawi Kudus (ERI), Lachlan Morton (AUS), Serge Pauwels (BEL), Tom-Jelte Slagter (HOL), Scott Thwaites GBR) y Jaco Venter (SDA).

Análisis: Al igual que la mayoría de las formaciones de esta categoría, redujeron el orgánico, aunque no mucho, ya que pasaron de 31 a 28 ciclistas. Lo principal es resaltar la llegada de un jefe de filas importante, como es Louis Meintjes, surgido en la estructura antes del salto al World Tour. Este corredor les garantiza estadísticas. ¿Cómo? Sí, Meintjes no mostrará la cara en la ronda de tres semanas que elija, pero casi con seguridad, al final de la misma será top 10 debido a su enorme regularidad. Y a la hora de obtener patrocinios, los números pesan.

El otro gran líder de la formación sudafricana será Mark Cavendish, quien demostró en 2016 que no está acabado. Si logra dejar atrás la mala fortuna que lo persiguió en 2017, todavía tiene «pólvora» en las piernas como para ganar, incluso en el Tour. Vermote es una gran adición para tirar del carro o participar de un tren en el que destacan Renshaw y Eisel, dos históricos acompañantes de «Cav».

Hablando de velocidad, para citas de menor jerarquía, cuentan con Reinardt Janse Van Rensburg y el versátil Ryan Gibbons. Este último mostró un potencial enorme esta temporada y es una rueda a seguir de cerca de cara al futuro.

Otra cabeza visible en Dimension Data es Edvald Boasson Hagen. El noruego es el capo para las clásicas, aunque también para competencias de una semana con cronos cortas y/o cotas explosivas. Por supuesto, es siempre un hábil caza etapas para el Tour, ya sea en fugas o en días duros con sprints reducidos.

Thwaites es una variante para el pavé, donde ya enseñó buenas maneras en el pasado. Un ciclista rocoso con buena punta de velocidad, y un sólido gregario para Boasson Hagen. Otra capitán será Cummings, un rodador poderoso, ideal para dar presencia en el Tour merced a sus escapadas. Lo mismo puede decirse de Pauwels, quizás mejor escalador.

Antón, Berhane, Kudus, Morton y Jacques Janse van Rensburg son gregarios escaladores. En algunos casos fueron figuras en el pasado, pero salvo que demuestren lo contrario, no darán un paso al frente y estarán a las órdenes del resto. Morton afirmó que 2017 fue un curso de transición, así que tiene esperanzas en mejorar. Berhane y Kudus amenazan hace años y, aún siendo jóvenes, ya es hora de que confirmen.

Slagter es una potencial carta de top 10 para las Ardenas y citas de ese estilo, un reemplazo al saliente Haas. Todos los demás, muchos de los cuales son prospectos del ciclismo africano, son complemento de los aquí mencionados y, en varios casos, no se les verá la ropa en todo el año.

Conclusión: Según anunciaron, Dimension Data aspira a obtener 30 triunfos en competencias UCI, incluyendo 10 etapas en grandes vueltas; un top 5 en la general de una ronda de tres semanas, podio en clásicas World Tour y top 15 en la clasificación por equipos World Tour. No es imposible, pero sí se antoja un poco por encima de sus posibilidades. Para conseguirlo, los jefes de fila tendrán que estar al 100%, sin excepciones, tener algo de fortuna y elegir un calendario acorde. Demasiadas variables como para llegar a buen puerto para pedalistas que, salvo por Meintjes, ya no están en su pico de rendimiento.

Foto: Orica-Scott / TDWSport.com

 

Mitchelton-Scott

Plantilla: Michael Albasini (SUI), Sam Bewley (NZL), Jack Bauer (NZL), Esteban Chaves (COL), Luke Durbridge (AUS), Alexander Edmondson (AUS), Caleb Ewan (AUS), Jack Haig (AUS), Lucas Hamilton (AUS), Mathew Hayman (AUS), Michael Hepburn (AUS), Damien Howson (AUS), Daryl Impey (RSA), Christopher Juul-Jensen (DEN), Roger Kluge (GER), Roman Kreuziger (CZE), Cameron Meyer (AUS), Luka Mezgec (SLO), Mikel Nieve (ESP), Robert Power (AUS), Matteo Trentin (ITA), Svein Tuft (CAN), Carlos Verona (ESP), Adam Yates (GBR) y Simon Yates (GBR)

Análisis: Una plantilla reforzada. Una vez más, Esteban Chaves y los hermanos Simon y Adam Yates volverán a ser los jefes de filas para vueltas por etapas, cortas o largas, así como también para algunas pruebas de un día, como las clásicas italianas de otoño.

Suerte y salud son vitales para este trío, que pasó de tener protagonismo (y algún podio) en Giro, Tour y Vuelta durante 2016 a un 2017 algo más gris, mayormente debido a lesiones y caídas. Son jóvenes, por lo que Orica tiene capos para rato, y muy valientes. Los directores son afectos a correr agresivamente, así que estos escaladores suelen regalar espectáculo, algo que seguramente se mantenga.

Haig, Howson, Kreuziger, Power, Verona y el recién llegado, Nieve, estarán para arroparlos en las montañas. Mismo terreno en el que Meyer y Juul Jensen tratarán de aguantar. En definitiva, es un bloque algo más sólido que el de 2017, por lo que las cosas pintan bien para los australianos.

En lo que a la velocidad refiere, Caleb Ewan volverá a ser la referencia. El pequeño sprinter dio un paso al frente este curso, festejó en una etapa del Giro y en otras nueve ocasiones, pero le faltó cierta regularidad. Su tren luce formidable gracias a la presencia de Mezgec, Kluge, Impey y Edmondson, lanzadores a los que se sumarán rodadores como Hepburn, Bewley y Tuft para controlar las volatas en los kilómetros conclusivos.

Matteo Trentin es la cara nueva del grupo de hombres rápidos, aunque no compartiría con Ewan y, adicionalmente, fortalecerá el bloque de clásicas. El italiano es muy versátil, viene del mejor año de su vida y, de sostener esa senda, será figura en pruebas de un día y caza etapas en grandes vueltas.

Para el pavé, las referencias serán Durbridge y Hayman. El primero es una realidad, y animó la primavera, incluyendo un 12° en el Tour de Flandes. Por su lado, el campeón de la París Roubaix 2016 estará a su lado, ya sea poniendo el cuerpo o buscando reverdecer laureles.

Albasini parece no ir para abajo, así que es de esperar que ronde el podio o posiciones de avanzada en las Ardenas, Romandía, País Vasco, Tour de Suiza y las clásicas otoñales. Bauer tendrá un rol polivalente, completando alineaciones en las clásicas o pruebas de una semana, donde se necesite un buen rodador experimentado.

Lucas Hamilton será una estrella, pero por ahora es anticipado decir que aportará, cuando apenas debutará en la categoría. Seguramente lo lleven a las carreras australianas de enero y febrero, desarrollándolo paulatinamente.

Conclusión: Ewan creció un poco en 2017 y partirá desde una base más sólida, sin olvidar un tren mejorado que augura buenos resultados. Trentin tiene el potencial para sumar victorias de inmediato, siempre que repita prestaciones. Los Yates y Chaves son siempre aspirantes al top 10 en grandes vueltas, y al podio en condiciones excepcionales de forma propia y de los rivales. Durbridge completa el cuadro con su regularidad para las piedras. Si todo va bien, Orica tiene todas las bases cubiertas.

Quick-Step Floors

Plantilla: Julian Alaphilippe (FRA), Eros Capecchi (ITA), Rémi Cavagna (FRA), Laurens De Plus (BEL), Tim Declercq (BEL), Dries Devenyns (BEL), Fernando Gaviria (COL), Philippe Gilbert (BEL), Alvaro Hodeg (COL), Fabio Jakobsen (HOL), Bob Jungels (LUX), Iljo Keisse (BEL), James Knox (GBR), Yves Lampaert (BEL), Davide Martinelli (ITA), Enric Mas (ESP), Michael Mørkøv (DIN), Jhonatan Narvaez (ECU), Maximiliano Richeze (ARG), Fabio Sabatini (ITA), Maximilian Schachmann (GER), Florian Sénéchal (FRA), Pieter Serry (BEL), Zdenek Stybar (CZE), Niki Terpstra (HOL), Petr Vakoč (CZE), Elia Viviani (ITA).

Análisis: El equipo más ganador de 2017 (y de las pasadas cinco temporadas) perdió mucho talento (y victorias) con las salidas de Marcel Kittel, Matteo Trentin y Dan Martin. Con eso en vista, las cosas igual pintan bien para 2018, año en el que tendrán un bloque conformado en torno a Fernando Gaviria, Philippe Gilbert, Julian Alaphilippe y Bob Jungels.

Gaviria ya demostró su capacidad para vencer en todos los terrenos, por lo que es probable que repita en pruebas de un día, citas de una semana y el Tour (aunque siempre está la duda con esta competencia, un mundo aparte que aún debe conocer). El sueño del colombiano son las clásicas, terreno en el que también le falta experiencia y que puede generar complicaciones en forma de averías y caídas. Por eso, quizás no festeje tanto como en 2017, ya que tiene varios frentes relativamente desconocidos ante sí en un curso que será crucial para el futuro.

Gilbert tuvo un renacimiento inesperado para la mayoría y ya no gozará de libertad. A su edad (35) difícilmente vaya hacia arriba y los Monumentos que anhela son los más esquivos para él, quien ya enseñó que nunca debe ser subestimado. Como sea, será una pieza importante, porque si no gana, ayudará a otros a hacerlo.

«Phil» tiene el potencial de estar adelante en etapas de cualquier tipo de evento, pero su foco serán las Ardenas y las clásicas de pavé, terrenos en los que tendrá buena compañía. Para los adoquines, compartirá con los talentosos Lampaert, Stybar y Terpstra, en plenitud, todos capaces de vencer en cualquiera de las pruebas de primavera. La cuestión es que tanto Stybar como Terpstra no han estado en su nivel, ¿lo recuperarán?

Florian Sénéchal prometía mucho en sus inicios con Cofidis y no sería extraño que Lefevere saque lo mejor de él, llevándolo a dar un salto en su progresión, con lo que eso implica en territorio belga.

Devenyns es otro que tendrá participación en adoquines y pruebas de un día, quizás con más responsabilidades en aquellas con menos cartel, como Binche-Chimay-Binche, Brabantse Pijl o las fechas de la Napoleon Games, por citar algunos ejemplos.

En estas últimas también merece una consideración Petr Vakoč, revelación en 2016 y bajísimo en 2017. Potencial físico tiene de sobra.

Cavagna sube cada vez mejor y es muy buen rodador, ideal para escoltar a sus jefes en cualquier lado, así como para perseguir alguna cabalgada de largo rango aprovechando su motor.

Alaphilippe es una estrella y si se mantiene sano dará guerra en tantas competencias como pueda tomar la salida, tal es su polivalencia. Pruebas de un día, las Ardenas, etapas en grandes vueltas… el galo tiene un talento impresionante y un techo desconocido. No sería extraño que él sea el principal valuarte del Quick-Step 2018

Jungels no se queda atrás, pero irá a un Tour con poca crono como el anunciado y eso es un lastre. Por supuesto, su capacidad de subir se ajusta bien a los puertos galos, sin descontar que al ser tan completo es favorito en un amplio rango de carreras.

Iljo Keisse, Davide Martinelli, Michael Mørkøv, Maximiliano Richeze, Fabio Sabatini o el joven Alvaro Hodeg, se repartirán como miembros de los trenes de Gaviria y el nuevo, Elia Viviani. Eventualmente, recibirán días libres, pero su misión primordial será proteger a sus capos y prepararles los sprints.

Capecchi o De Plus trabajarán en la montaña, lo mismo que Mas, a quien no se le deben exigir resultados todavía. Declercq o el inexperto Maximilian Schachmann se vaciarán en el llano, donde se extrañará la figura de Vermote.

Serry será una rueda de auxilio, poniendo el cuerpo donde sea necesario, mientras que los novatos Fabio Jakobsen y James Knox se dedicarán a aprender permanentemente. El ecuatoriano Jhonatan Narvaez también, aunque llega con más rodaje y quizás logre mostrar su versatilidad.

Conclusión: Sigue siendo un equipazo y, con salud, pueden volver a ser el bloque más ganador. Probablemente no celebren tanto como esta campaña porque en la misma gozaron del renacimiento de Kittel más la explosión de Trentin, y ninguno de los dos continúa, pero en un escenario normal, rondarán las 40 dianas.

Pablo Martín Palermo

¿Te gusta lo que hacemos? Seguínos en @CiclismoInter

Sumate en facebook: Ciclismo Internacional

Copyright © 2012-2017 Ciclismo Internacional. All Rights Reserved

3 comments for “Análisis: Las plantillas World Tour 2018 (II)

  1. 28 noviembre, 2017 at 5:36 pm

    gran análisis. impecable trabajo, como el anterior. muchas gracias.

  2. Carlos Eduardo Ortiz Serna
    28 noviembre, 2017 at 7:51 pm

    Muy buen análisis

  3. luis londoño
    23 diciembre, 2017 at 1:01 pm

    Excelente análisis para ir ubicándonos en el pelotón y los posibles corredores y equipos que sobresaldrán en la temporada, felicitaciones

Deja un comentario