Análisis: Lo que dejaron los Alpes en el Tour 2018

Por @pmpalermo

Muchas ilusiones se esperaban antes del paso por los Alpes, y las mismas se esfumaron desde el primer puerto de montaña de la jornada inicial del tríptico. No obstante ello, por llegar de nueve parciales planos, se les concedió a los pedalistas -al menos desde este espacio- una armnistía ante su falta de agresividad.

Foto: ASO

Múltiples factores condujeron a ello, y así lo entendimos: inicio del desnivel justo después del reposo, nueve días de mover desarrollos grandes requerían de cierta adaptación al plato pequeño y cuerpos tocados por caídas y nervios, magnificadas por el pavé de la Roubaix. Por ello, todos cómodos a rueda de Sky, justificándose también, en que el arribo hacia abajo no era idóneo. Vaya y pase.

Eso sólo demoró 24 horas más lo que muchos sospechaban y otros, ilusionados con ver algo diferente, se negaban a creer. Sí, el tren blanco de Sky -otrora negro pero igual de dominante- dictó sentencia. Movistar intentó enviando a Valverde en fuga dos fracciones seguidas, para verlo neutralizado sin siquiera llegar a trabajar para sus líderes.

Y éstos, los más mediáticos en los meses previos al evento, nunca estuvieron realmente en carrera. Con el Imperio británico haciendo de las suyas, fue Tom Dumoulin el encargado de frenar la avanzada de los de Brailsford, que si no tienen el Tour sentenciado es gracias al holandés.

Dumoulin, el contrarrelojista que ganó de casualidad (o así dijeron muchos) a Quintana en Oropa, ahora se salió del libreto en un descenso. Sí, en la compleja bajada del Roselend, donde todos esperábamos a Nibali. Dicho accionar, que luego él sostuvo hasta la cima de La Rosiére, despertó las alarmas de Froome y compañía. ¿Por qué? Porque hubieran preferido pelear contra un escalador al que remachar en la crono, y no contra un vueltómano capaz de subir con los mejores y luego provocarles un disgusto sobre la cabra.

Así llegaron a la 12° fracción, destinada a un cierre entre capos en Alpe d´Huez. Puerto mítico en el que Egan Bernal ató a los gallos que no cayeron destrozados antes por su ritmo. Cosas del destino, el bogotano que adoptó Zipaquirá como su tierra, se encargó de neutralizar al gran ídolo de su patria, Nairo Quintana, quien corrió con más corazón que piernas.

El ataque que preparó Movistar y nunca se concretó en la Croix de Fer fue un claro indicio de que algo no cuajaba en las filas telefónicas. Así, los de Unzué dejaron el resto para Alpe d’Huez, donde poco pudo hacer el escarabajo, casi sin energías.

Una vez más, fue el propio campeón del Giro 2017 quien salió al rescate del espectáculo y la general. Con permiso de Bardet y Nibali -ambos lanzaron sendas ofensivas- fue Dumoulin quien secó a Froome e impidió que se abriera un hueco indescontable. Si la prueba aún está en veremos es por el valiente «tulipán», hoy a 11 segundos del «keniata».

En este punto del Tour, las cosas parecen cosa de Sky y el de Sunweb. Aunque el trío genera algunas interrogantes, comenzando por el maillot amarillo, con un largo historial de percances y desfallecimientos en los compases decisivos de las rondas de tres semanas. No sólo eso, sino que deberá hacer una competencia perfecta porque, si bien gozará de libertad, no será protegido como Froome mientras el propio «keniata» no ceda.

En lo que al tetracampeón de la Grande Boucle refiere, la incógnita es la acumulación de fatiga, merced a cuatro Grandes consecutivas. Hoy luce pletórico y necesita sacar rédito de su forma antes que el bajón aparezca en las postrimerías de la competencia. Historia similar para «Big Tom», que viene de brillar en Italia y que, a diferencia del capo de Sky, nunca rindió a tope en dos grandes consecutivas. 

El trío cabecero, con sus dudas y todo, cuenta con múltiples factores a su favor. En el caso de los Sky, un equipazo del que valerse para sortear los escollos venideros y cualquier emboscada rival. ‘Dumo’, su potencial sobre la cabra. Y todos, una diferencia de tiempo interesante sobre Roglic, 4° tras el abandono de Nibali fracturado. ‘Rogla’ aún tiene que confirmarse como vueltómano para tres semanas y eso lo deja algo relegado en las quinielas. Recordamos que el esloveno está conociendo sus límites.

A Bardet se lo nota bien, pero no marca en los puertos las diferencias que luego cederá en la crono y, como si dicho handicap no fuera suficiente, ha perdido medio equipo por diferentes percances. Ni que hablar Landa y Quintana, a 3:13″ y 4:13″, respectivamente. A este ritmo, para cuando encuentren piernas ganadoras, los márgenes serán indescontables.

En definitiva, sin estar sentenciado, el Tour está muy perfilado entre los contrarrelojistas que se defienden cuesta arriba, casualmente, dos de los cuales están doblando. Fatigados o no, si los visita el «Tío del Mazo», quizás gocen de un colchón suficiente como para dosificarse.

Finalmente, señalar algo respecto al cansancio y/o falta de energías. No siempre gana quien más tiene en las piernas. Muchas veces, es conveniente moverse de lejos, cuando las fuerzas sí están y, una vez abierta la brecha, que el resto se encargue de neutralizar.

Normalmente sucede eso pero, también, la falta de colaboración y los conflictos de intereses pueden interferir, dando vida al valiente de turno. Por eso, si las previsibles tácticas de Movistar encima no tendrán el respaldo de un estado de forma ideal, al menos que las cambien. Total, perder siendo top 10 o top 20, a esta altura ya vale lo mismo para alguien se subió al podio reiteradamente como Nairo Quintana.

Cometieron el error de no rematarlo en Alpe d’Huez. No sea cosa que, apelando a la épica, vuelva a mezclarse en la conversación y genere un disgusto a los confiados líderes del Tour. Porque, por ahora, no se sabe si son ellos quienes mueven más vatios de lo usual o el sudamericano menos.

SECCIÓN TOUR DE FRANCE 2018

Pablo Martín Palermo

¿Te gusta lo que hacemos? Seguínos en @CiclismoInter

Sumate en facebook: Ciclismo Internacional

Copyright © 2012-2018 Ciclismo Internacional. All Rights Reserved

23 comments for “Análisis: Lo que dejaron los Alpes en el Tour 2018

  1. Carlos aldana
    20 julio, 2018 at 11:18 am

    Nairo y Landa están desinflados, pero a Froom se le nota que esta cansado frente a Dumolin, creo que la tercera semana seguro le va a pasar la cuenta a varios entre ellos a Froom, batdet se nota muy fuerte y roglic está agazapado, si Batdet insiste en la montaña seguro que la general cambiara

  2. José Fernández
    20 julio, 2018 at 11:34 am

    Pienso que Froome va a volar en la 3ra semana, no se nota cansado, se nota es falta de ritmo, con estos días planos que quedan de esta semana seguramente llegará a tope de forma y afrontará la última semana en su mejor condición, está cerca de su 5to Tour

  3. Oscar Trujillo
    20 julio, 2018 at 12:23 pm

    Los ataques lejanos en montaña no funcionan contra el Sky por mucha calidad que tengas, Valverde y Kruijswik son corredores top que suben muy bien, ruedan mejor entre puertos, llegaron a tener ¡5 minutos fugados! cada uno en su momento, y aún así cuando apretó el acelerador el tren del Sky los cazaron en menos de 20 KM. Eso le baja la moral a cualquier otro hombre de la general para intentarlo. En el último puerto ya vimos ayer lo que pasó: los ataques de Nairo, Nibali, Bardet y Landa daban penita ajena y lástima por la impotencia que una vez intentarlo se les veía; en ningún momento se atisbaba la más mínima fuerza o contundencia para presumir que iban a soltarse o hacer diferencia ante el ritmo impasible de Bernal y el tranquilo aguante de Froome y Thomas. Todos sufrieron con el paso de Bernal excepto ellos. En los últimos 4Km cuando se quedan solos; ya iban igualados en fuerzas los últimos 5 (Nibali, Bardet, Doumolin y los dos alienígenas) que ya cansados eran mucho más que los demás. Doumolin puede ganar si y solo si fallan los dos Sky; o se caen o sufre desfallecimiento Froome (cosa que jamás le he visto, es el único corredor del mundo y de la historia que jamás le he visto una pájara monumental o al menos una mini pájara donde al menos se deje 3 minutos) o confirma su irregularidad el laureado pistard y ahora también rey de las cumbres Geraint Thomas. Una pregunta para algún señor listo con gafas: ¿qué pasa con las fuerzas de todo el pelotón excepto el Sky? Cómo puede ser posible que hombres top en la montaña como Bardet, Nibali Quintana, Roglic, Landa, Fulslang etcétera se preparen en exclusiva para el tour desde el invierno europeo, hagan pocos Km previos, y en la etapa 10, 11 y 12…¡ya estén si fuerzas! se arrastren de forma triste a la rueda del Sky; Les cueste aguantar en el último puerto se vean tan descompuestos y sus tímidos ataques palidezcan ante la contundencia ya no digamos de los dos líderes sino de los gregarios del Sky. ¿a dónde fueron a parar las fuerzas de esta gente élite de calidad contrastada si en una semana de competición ya están si ellas? Objetivamente, de manera desapasionada si no se caen Froome y Thomas u ocurre una hecatombre en la síntesis proteica de la absorción del gel de los siete poderes cósmicos en Thomas y Froome que les trastoque el intrincado proceso científico (legal) que les mantiene por encima del bien y del mal…¿mientras no suceda eso cómo diablos se le va a ganar, no este, si no algún tour a los hombres del Sky? En un alarde de riesgo temerario voy a dar mis dos candidatos para la victoria final: Thomas o Froome.

    • 20 julio, 2018 at 12:28 pm

      Oscar: como siempre un placer que comente en la web. Disiento sobre lo que dice respecto a los ataques lejanos. Se sorprendería al saber cuántos intentos de larga distancia se hacen con más corazón que piernas y luego tienen éxito. A otro nivel, yo mismo gané algunas competencias sientiéndome mal pero saliendo a distancia. Detrás, desorganización, conflicto de intereses, etc
      Es más, mucho creen que Froome ganó por piernas el día de la Finestre. Hay que analizar lo que pasó detrás, con Dumoulin y cía. Bien organizados, nunca hubiera coronado esa aventura.

      • Oscar Trujillo
        20 julio, 2018 at 12:53 pm

        En eso tienes toda la razón Martín el problema con los rivales del Sky y de Froome, por supuesto, desde el 2012 es que les han comido la moral; les han minado la agresividad por la forma reiterada de aplastar sus variados intentos; y la enorme facilidad con que los secan. Recuerda cuando Nairo estaba en su esplendor, (2013 y 2015) con todo y eso no le alcanzo y no estuvo ni cerca de destronarlo. Y a diferencia de la etapa de Finestre que le permitió a Froome recuperar 3 min. y ganar el giro, aquí los que tienen que atacar son los otros (grupo hetereogeneo, «muy cansado» anárquico y con intereses de equipo mezquinosy variados que generalmente apuntan como mucho al podio) y los que defienden la renta, las mejores opciones y dos bazas, que para colmo son grandes croners son el Sky: Organizado al milímetro, implacable, fuerte y cohesionados como cyborgs con un solo objetivo. Ahí esta el matíz. Un saludo.

      • Milton Noy
        20 julio, 2018 at 6:31 pm

        Saludos Martin. Me alegra saber que habla no solo con estudio, conocimiento, sino con experiencia y a diferencia de muchos de nosotros que ocasionalmente hacemos ciclopaseos usted indistintamente del nivel en el que haya competido, sabe lo que es levantar los brazos después de darlo todo en la carretera. Disiento en lo que usted comento con respecto a los ataques lejanos y en eso le doy la razón a Oscar, porque definitivamente esos valientes ataques pasaron a ser épicas de antaño, hoy día solo son concedidos a los escapados que no tengan intereses en la general y el tirano que sepultó esas grandiosas escenas se llama Sky. Mientras el equipo británico (la versión que era exclusiva TDF y ahora es versión en la 3 GV) se encuentre en lote principal siempre va a existir un orden, nunca va a haber duda y el ritmo es infernal, asfixiante, es lo que se ve, agotan a todo el pelotón e increíblemente ellos no tanto (ayer Thomas llegó con el tanque para seguir otra etapa de seguido) y en esta ocasión gracias a que tienen a Dumo respirándoles en la nuca no han soltado el acelerador como en años anteriores cuando ya la tenía sentenciada y para no entrar en controversia diré como alguien por ahí ¡van para arriba como una moto!. En este TDF ni siquiera la versión Giro de Simon Yates de las 2 primeras semanas les daría alcance, porque este ritmo de las 3 etapas de montaña ha estado de lejos superior. En ese Giro Froome se pegó la galopada y fue heroica pero eso solo llegaría a ser posible si un gallo no tiene al sky en bloque tirándole atrás. Yo miro la versión Castroviejo con medio año de diferencia y pienso que Sky no compite, juega con sus adversarios ciclistica y extraciclisticamente, cuidando de no pasarse para no dar más de que hablar.

  4. 20 julio, 2018 at 1:06 pm

    gran analisis. vienen volando los croners. sky tiene el mejor cheff, lejos. la estrategia de los tres gallos de movistar no es buena. seguirá el monólogo sky.

  5. ricardo perez
    20 julio, 2018 at 1:10 pm

    Excelente analisis, puede ser que esta puja entre Dumoulin y los del Sky que los lleva a un super exceso de fuerzas termine beneficiando a otros corredores en la ultima semana. Movistar no le queda otra que romper la carrera desde lejos.

  6. Gilberto Argote
    20 julio, 2018 at 2:47 pm

    Yo veo a Nairo en Podium si recupera piernas, pues Thomas es incierto en 3 semanas, Froome y Dumoulin vienen de Doblete. El Tour es de 21 etapas. Ojo Con Bardet que tiene ganas.

  7. Juan Pablo Toro
    20 julio, 2018 at 3:31 pm

    Muy buen análisis. A Froome las pájaras solo son de 1 día y de un poco más de 1 minuto: ejemplo, 1:18 con Contador en Machucos. Es cierto, hay que echarla toda, ya a estas alturas un top 20, top lo que sea no suma. Pero hay que cambiar la estrategia, reinventarse (desde mañana mismo), romper con el libreto como Doumolin en esta carrera o el mismo Froome en el pasado. Ojalá los Landa, Bardet, Roglic, Nairo, Kruijswijk (me alegró mucho su resurrección) para la tercer semana del Tour estén como Yates en las dos primeras del Giro, y los Sky como el Sky en ese período de la carrera italiana. Solo un sueño…

  8. Esteban
    20 julio, 2018 at 3:51 pm

    Que gran analisis de antemano gracias, pienso al igual que Pablo el unico que esta incomodando a Sky es Tom que hay que decirlo es un gran corredor de GV este ciclista con un equipo que le brinde el apoyo que necesita la rompe toda. Por otro lado de continuar asi las posiciones actuales de la general quisiera ver que hace Sky con Thomas, porque si continua de lider (ya esto lo sabremos con el correr de las etapas) no pueden llegar a pedir que «ceda» la camisa amarilla a Froome, entiendo que es el lider campeon 4 veces del tour, pero de llegar a suceder seria realmente una bajeza de parte de Sky, ese tipo de irrespetos dejemolos para la F1 por ejemplo donde se ve mas a menudo.
    Finalmente movistar a jugarsela con Landa, porque hasta este momento se ve que Nairo no tiene piernas y mas frente a rivales que estan en su segunda GV del año situacion que no entiendo. Lo unico que puede llegar a cambiar la general es una pajara de alguno de los del podio porque de resto se puede estar encaminando tal cual esta actualmente.

    • San
      20 julio, 2018 at 10:08 pm

      Una pregunta? No hizo lo mismo froome con wigings cundo le dejó ganar el Tour? Me parece que fue así. Como no estoy seguro lo pregunto Saludos

  9. Juan C.
    20 julio, 2018 at 3:58 pm

    Lo que me gusta de los análisis de Pablo, además de su objetividad, es que deja todas las posibilidades abiertas. Esa manía de ciertos foristas de hacer análisis basados en el aquí y ahora, sin tener en cuenta el pasado de los ciclistas o las etapas que restan, es pasmosa. Dictan cátedra y denigran de tirios y troyanos con una facilidad asombrosa. Se equivocan con frecuencia y cuando lo hacen no lo aceptan sino que adaptan su andanada contra el deporte, los ciclistas y los equipos. Este deporte me sigue encantando y la verdad cada vez me importa menos lo que los profetas del desastre digan.

    • 20 julio, 2018 at 4:02 pm

      Hola Juan. No siempre dejo abiertos los análisis. Por ejemplo, en el Giro sentencié a Froome y luego me mostró lo contrario. En este punto del Tour dejo abiertas algunas incógnitas porque falta mucha carrera y hay demasiadas variables como para cerrar la general. Saludos

      • Juan C.
        20 julio, 2018 at 6:29 pm

        Es cierto Pablo, pero por lo general aunque tengas un favorito tienes claro que las certezas absolutas, los dogmas, en el ciclismo no existen.

  10. luis alberto londoño m.
    20 julio, 2018 at 5:00 pm

    Este último comentario de Pablo lo sintetiza todo: ! falta mucho tour y cualquier cosa puede suceder ! … ojalá para bien de Nairo que repunta en la última semana de las grandes vueltas, no pierdo la fe en él …

  11. Joaquín Almiron
    20 julio, 2018 at 5:24 pm

    Que placer leerte Pablo! La verdad hay pocos lugares como este donde uno puede leer un análisis tranquilo, sin ironía, sin maldad y con la más pura serenidad.
    Te cuento que soy Uruguayo e hincha fanático de Froome (perdon Colombia, pero en caso de desfallecer Froome me encantaría que sea para Nairo, ese si que la ha luchado para llegar a tope y ahora parece que no tiene piernas).
    Siguiendo el análisis pienso que el más peligroso no es Tom, ya que el holandés máximo podrá sacar un minuto si Froome amanece en un mal día el día de la crono porque la misma favorece a los croners más livianos y no a los que se consideraría más puros como Roglic y Tom. El más peligroso sigue siendo Nairo, por palmarés, por el respeto que se le tiene en el pelotón y por el equipo, que en caso de realizar una buena estrategia que aún no han hecho, podría sacar unos minutos en el día de 65 km y otro par en el tourmalet, lo que le alcanzaría porque para mí el lider sigue siendo Froome y contra él se deberían medir las diferencias.
    En fin, mucho para análizar, mucho tour aún por correr. Yo soy uno de los que en el Giro veía las entrevistas de Froome y aún seguía creyendo en su vuelta, lo mismo ahora viendo las de Nairo..

    Saludos!

    • 20 julio, 2018 at 5:30 pm

      Bienvenido!

    • Juan C.
      20 julio, 2018 at 6:34 pm

      Este comentario de Joaquín es una bocanada de aire fresco ante tanto comentario cargado de arrogancia, ante tanta negatividad reinante, ante tanto derroche de animadversión por los ciclistas, sus equipos, la organización y el ciclismo mismo. Gracias Joaquín, un abrazo desde Colombia. He visitado muchas veces Uruguay y me encanta.

  12. RAMON ERNESTO
    20 julio, 2018 at 8:19 pm

    Pablo hay un tema , muy poco analizado y me gustaría , por favor que lo abordaras , para entender un poco el bajón, de Quintana , en el último tiempo en el Tour , que hizo Froome , entre el giro y el TOUR? solo una concentración en altura , igual DOUMO , Thomas , ganó Dauphine y a concentración en altura , Níbali idem , que hizo Nairo?viajó a Europa , finalizando Mayo , en Suiza demostró una gran condición , en el test que hizo , cuando inicia la competencia , tenía más de 45 días , de haber bajado de la altura , que hizo en este tiempo?es una incógnita , cuando Quintana , llega a competir , directo desde Colombia , su desempeño , es muy diferente , recuerdo , en la vuelta 2016 , cuando terminó el Tour hizo una concentración , en altura y ya vieron los resultados , tu crees , que es una casualidad , que Quienes pelean el Tour , hayan bajado directamente de la altura , a competir?sabes en que basa SKY su preparación , para estas carreras , y para todos , sus corredores?en sus concentraciones en altura y alli están los resultados , obvio no es lo único que hacen , pero es el pilar de sus resultados , eso no ocurre en MOVISTAR , Landa dice que no le sirve , igual Alejandro , y Quintana , no lo puede aprovechar , por los viajes desde Colombia , para poder competir , cuando Quintana llegó , directamente a Competir , fue muy competitivo , , vease , 2013 , 2015 y 2016 en la vuelta , es un contrasentido , que un corredor , como él , parezca estancado o aún retrocediendo cuando recién cumplió , 28 años , que es la edad de oro del ciclista , tengo la absoluta convicción , que el problema , estriba , en la aproximación al Tour y te pediría que ya que nosotros , no tenemos los medios , investigues , por nosotros , que Hizo después de la vuelta a Suiza y antes del comienzo del TOUR , allí podremos encontrar algunas razones , por favor , no lo eches en saco roto.

  13. RAMON ERNESTO
    20 julio, 2018 at 8:34 pm

    Ahora todos los corredores de la General , concentran en la altura y solo bajan a competir como en el TOUR y el que tiene todo natural , no lo puede aprovechar , porque tiene que viajar desde Colombia , con 45 días anticipación , perdiendo todos los beneficios , de su preparación , los resultados , no mejorarán , hasta tanto , llegue a Europa directamente a competir , haga una carrera para tomar ritmo y después se concentre , en altitud , por lo menos durante 20 días antes , como en VE 2016 , verán que los resultados serán sorprendentes.

  14. RAMON ERNESTO
    20 julio, 2018 at 8:41 pm

    Lo que no puedo entender es como el corredor y su equipo , no han entendido , es cual debe ser su aproximación al TOUR , es coger , los años donde mejor lo hizo y hacer una prepración similar , corrigiendo posibles errores , Movistar a convencerse , de que la preparación , en altura , es FUNDAMENTAL para el Ciclista , si es que quieren GANAR COMO EL sky , PREPARAR EN ALTURA Y BAJAR A COMPETIR , ESA ES LA CLAVE , recuerdan? 2013 , 2015?

  15. RAMON ERNESTO
    20 julio, 2018 at 8:47 pm

    Es más , en una carrera como en el Tour , donde sus primeros días son en el plano , no es tan necesario , correr , en Dauphine ni en SUIZA para coger ritmo de competencia , este se agarra durante esos primeros días y no pierde , esa ventaja comparativa , de llegar de la altitud cargados de Glóbulos rojos , que luego necesitarás , en carrera.

Deja un comentario