Conoce a… Alfdan De Decker, el sprinter de las gafas

Por David Hunter

Tiene apenas 22 años, es un sprinter, un hombre rápido y un ganador. Alfdan De Decker viene de un 2018 impresionante y ya se ha garantizado un contrato con Wanty Groupe – Gobert. Bélgica no suele ser cuna de grandes sprinters pero este caso es una excepción, porque posee las cualideades para brillar en su especialidad y durante muchos años. 

“Tengo 22 años, vivo en Bélgica junto a mi familia, en la que hay un hermano que también es ciclista. Comencé a correr a los 10 años y siempre soñé con ser profesional, aunque nunca creí que lo conseguiría. 

Antes del ciclismo, participe en atletismo. Y fuera del deporte, me gusta ir a un buen restaurant, divertirme con amigos y ver al Royal Antwerp football club”.

Alfdan inició 2018 con el Lotto Sub 23, una de las canteras top del pelotón.

“Fue una experiencia memorable. Aprendí muchas cosas y tuve la posibilidad de participar en competencias UCI por todo el mundo. Ellos me hicieron el ciclista que soy hoy”.

De más está decir que, 2018, fue un curso de formación.

“Estoy feliz con la temporada. Estuve en forma desde el comienzo al final y sólo una pequeña lesión de rodilla me molestó. Esperaba hacerlo mejor en Gent Wevelgem y Tour de Flandes, pero fue imposible porque pasé tres semanas sin entrenar por la rodilla. 

Superado eso, pude ganar pruebas planas y no sólo en el llano. Eso me dio mucha moral, porque se necesita poder superar cotas en las categorías superiores. 

Obviamente, progresé en mi sprint y eso me hizo feliz. Está claro que, para ser un profesional exitoso, debes tener una especialidad y la mía es la velocidad. Dicho eso, anhelo ser mejor en las clásicas porque amo los adoquines. Por algo la Paris Roubaix me parece la carrera más bonita”.

De Decker coqueteó con la victoria temprano en la campaña, finalizando en el top 10 cuatro veces. Pero las cosas se iban a poner mejores con algo de paciencia…

El invierno pasado entrené con el único objetivo de pasar a pro. Sabía que era mi última año para conseguirlo y me exprimí. Y fue a fines de mayo que surgió la opción de ser stagiaire en Wanty, algo que no dudé”.

Llegó julio y De Decker viajó al Tour de Solidarnosc. cita 2.2 polaca en la que se mostró en todo su esplendor.

“Sin dudas, uno de los puntos altos de mi temporada, por las dos victorias obtenidas allí.”

La confianza creció en el punto clave de 2018, justo antes de empezar el experimento con Wanty. Por si alguien no lo sabe, ser stagiaire es como una pasantía en el mundo laboral común. El equipo le dio oportunidades a Alfdan y el punto crucial sucedió en Schaal Sels. Allí salió como lanzador para Timothy Dupon y lo hizo de maravillas. No sólo que su compañero levantó los brazos, sino que él arribó segundo.

“La meta estaba frente al colegio de toda mi vida. Era una carrera en casa y me hizo mucha ilusión rendir a ese nivel. Necesitaba algo así para dar el salto. De hecho, me dio tanta moral que, unos días después, me estrené con Wanty y enseñé mi sprint”.

Semejante demostración le valió a De Decker la capitanía para la Stadsprijs Geraardsbergen.

“Ganar la Stadsprijs Geraardsbergen fue algo bastante normal para mí. Lo que lo hizo especial fueron los mensajes que recibí luego”.

Obviamente, estas prestaciones despertaron el interés de Wanty.

“Sí, después de lo que hice en Schaals sels y Stadsprijs Geraardsbergen ellos se acercaron con una propuesta y llegamos rápidamente a un arreglo”.

2019 va a ser un año de mucho aprendizaje en un conjunto con varios sprinters establecidos y un calendario interesante. Y De Decker sabe que debe seguir demostrando si quiere más chances.

“Quiero aprender de los sprinters de mi equipo y también de los de otras formaciones. En los embalajes trataré de mantenerme calmo, como siempre, buscando no salir temprano ni tarde. Por supuesto que, a la hora de elegir, prefiero contar con un tren, siempre brinda más calma disponer de compañeros delante”.

El repaso estacional del joven belga se cierra con una caída que lo sacó del Olympia’s Tour.

“Me decepcionó porque arruinó el final de campaña. Pero, por otro lado, lo tomé como una señal para iniciar antes la preparación de cara a sumarme a Wanty”.

Suelo entrenar solo y me gusta estudiar mucho ciertas cuestiones sobre la preparación.

“Ruedo sin compañía casi siempre. Vivo en Antwerp, que es muy plano, pero los fines de semana me uno a un pelotón que recorre una zona de cotas. Me enfoco mucho en entrenar la potencia para los sprints.

Entiendo que a la mayoría le aburra ver etapas para velocistas, pero yo las estudio detenidamente. Por ejemplo, me encanta ver cómo Peter Sagan se las ingenia para embalar solo. Su modo de posicionarse es una belleza”.

Un dato curioso es que Alfdan usa anteojos y no de sol, algo poco usual en el pelotón.

“Lo hice toda mi vida y no me parece algo negativo. Todos me conocen como el ciclista que usa gafas (risas)”.

El debut entre los profesionales nunca es fácil y habrá un período de adaptación para nuestro invitado. Si Wanty lo lleva con cuidado, tanto en el calendario como en los apartados físicos, una victoria en su primera temporada no sería utópica. Este es Alfdan De Decker, el nuevo sprinter con anteojos del pelotón belga.

David Hunter

¿Te gusta lo que hacemos? seguínos en @CiclismoInter

Sumate en facebook: Ciclismo Internacional

Copyright © 2012-2018 Ciclismo Internacional. All Rights Reserved

3 comments for “Conoce a… Alfdan De Decker, el sprinter de las gafas

  1. Juan Pablo Toro
    14 noviembre, 2018 at 4:36 pm

    Muy bien, mucha suerte..que nos represente muy bien a los que tenemos gafas y salimos a bicicletear .

    • fanor echeverry gonzales
      14 noviembre, 2018 at 7:07 pm

      ustedes saben para que equipo va fabio duarte

  2. VICTOR ALARCON
    18 noviembre, 2018 at 2:55 pm

    Me caen bien los de gafas, más si son ciclistas. Yo también salgo a rodar solo. Buena suerte para Alfdan. Me alegrará cuando escuche que ha ganado.

Responder a fanor echeverry gonzales Cancelar respuesta