Conoce a… Kasper Asgreen, la perla danesa que pule Deceuninck-Quick Step

Por David Hunter

Kasper Asgreen pertenece a un selecto grupo que tiene otros dos miembros, el de los neo profesionales que han ganado el oro en un Mundial de crono por equipos. Stefan Küng y Silvan Dillier son sus acompañantes y nadie más podrá sumarse al club. Pero al margen de la estadística, habla muy bien de un corredor joven que es llevado a tamaño evento.

“Era algo que quería hacer y lo pedí apenas entré al equipo. Ellos me dijeron que debía ganármelo y lo logré.”

Vaya que hay que tener confianza para pedir algo así a un equipo como Quick-Step siendo un novato. Claro está, esa actitud agradó mucho a Lefevere y compañía.

“Tuve que mostrarles en otras CRE mi valía. Ser seleccionado fue emocionante, porque además, la última semana de la Vuelta rendí de maravillas.”

Y eso abre otra arista, la rara oportunidad de formar parte del bloque de una gran vuelta en su primera temporada. Las estructuras suelen llevar con mucha cautela a sus “rookies”, pero este respondió. Tuvo la misión de controlar las escapadas en los días para sprinters, tirando del carro durante horas.

“Fue emocionante cuando recibí el llamado. Me motivó como nunca y construí una base excelente en la concentración de verano que hicimos en Livigno. No tuve nervios porque me sentía listo y, luego, las tres semanas pasaron increíblemente rápido. 

Fue una experiencia espectacular y los resultados acompañaron. Sabía a qué iba, cuál sería mi rol y entrené en consecuencia. Para tirar del lote durante horas, me centré en esfuerzos largos y sostenidos. Apenas una semanas antes de la carrera apliqué más explosividad, para ser útil en lanzamientos de sprint.”  

Acabada la faena, ¿qué pasa con un gregario que se exprimió durante horas y queda solo en la ruta?

“Normalmente sigo pedaleando fuerte hasta que el pelotón me deja atrás. Luego, bajo la intensidad y escucho la definición por la radio o pregunto en los coches cómo acabó la etapa. Pero siempre quiero saber qué pasó y si mi trabajo fue útil.”

En la Vuelta, Kasper tuvo mucha información de la que sentirse orgulloso. Viviani ganó tres etapas y Mas sumó otra y encima peleó la general…

“Seguro, los éxitos hacen más divertido el trabajo. Cada diana se siente un poco de uno y fue hermoso ver a mis compañeros celebrando.”

Y pensar que todo eso pudo haber sucedido sin él en el equipo, al que llego casi de casualidad.

“No tenía planeado sumarme a Quick-Step Floors, pero ellos sufrieron bajas por lesiones y recibí una chance. Lo lamento mucho por los accidentados, pero yo dí todo para sacar provecho de la oportunidad y en eso sigo.”

A todo esto, Asgreen no es un desconocido. Allá por 2016 ya enseñó sus virtudes, con un 5° lugar en el Mundial Sub 23 de CRI. Los resultados continuaron en 2017, con una medalla en el europeo de la categoría o en el Tour de l´Avenir, donde sorprendió a los sprinters en la jornada inicial. Con ese respaldo, afrontó la temporada posterior.

“Mi invierno fue muy bueno, sin lesiones o enfermedades. Participé en las concentraciones de Trek-Segafredo y Quick-Step Floors. Allí me exprimieron un poco y conocí el verdadero nivel de la categoría. Pero si necesitaba algo de confianza, llegó con mi 6° en el Trofeo Laigueglia. Algo bien debo haber hecho.”

Kasper empezó 2018 con el Virtu Cycling y en abril saltó al Quick-Step. Los belgas lo pusieron en la línea de fuego de entrada, con citas como Scheldeprijs y Brabantse Pijl.

“Me sentí cómodo desde el inicio. Fue muy bonito”

Los testeos siguieron y, uno de los momentos cúlmines, fue la Clásica San Sebastián.

“Fue una jornada muy dura, probablemente demasiado para mí. Pero me las arreglé para aguantar junto a Alaphilippe hasta la caída por todos conocida. Al menos salí ileso y pude hacer la trepada conclusiva apreciando el paisaje y los espectaculares aficionados vascos.”

Anteriormente hablamos del estreno de Asgreen en la Vuelta, pero sin profundizar en su especialidad. Una crono de 32 kilómetros en la semana final de un evento del género no es fácil para nadie, menos para un novato que llegaba fatigado por horas de labor tirando del lote.

“No tengo mucho que decir. Hice lo de siempre y los vatios estaban a disposición. Moví los mismos números que el resto del año así que calculo que ese día incrementé mi nivel de cara al futuro.”

Modestia al margen, Kasper arribó 10° a 20″ del segundo. Una performance imponente por parte del danés, que luego viajó hacia Innsbruck para coronarse en el Mundial de CRE. De “postre”, participó en la prueba en línea, pasando la jornada en fuga.

“Teníamos ocho plazas y eso nos permitió mandar gente en fuga. Estaba motivado para no pasar inadvertido y me lancé, aguantando lo máximo posible. No me guardé nada y creo que se notó.”

2018 fue un curso memorable para el danés, que pasó de la categoría Continental al mejor equipo del World Tour, corrió su primera gran vuelta y ganó un Mundial CRE. ¿Lo había soñado?

“¡De ninguna manera! Me hubiera reído de haber imaginado algo parecido para mí.”

¿Y para 2019? ¿Experimentará los beneficios que todos suelen obtener tras correr su primera grande?

“Ya los estoy notando. Empecé a entrenar y los números mejoraron. No veo la hora de arrancar la temporada..”

¡Quedan avisados!

David Hunter

¿Te gusta lo que hacemos? seguínos en @CiclismoInter

Sumate en facebook: Ciclismo Internacional

Copyright © 2012-2018 Ciclismo Internacional. All Rights Reserved

1 comment for “Conoce a… Kasper Asgreen, la perla danesa que pule Deceuninck-Quick Step

  1. VICTOR ALARCON
    1 enero, 2019 at 4:43 am

    Wow, tremendo este chico! Esperando más de él en el 2019. Buena la reseña la de Hunter.

Deja un comentario