Homenaje a Marco Pantani, 11 años después de su muerte

Por @pmpalermo

Un día como hoy pero en 2004, el ciclista italiano Marco Pantani fue encontrado sin vida en la habitación de un hotel en Rímini tras haber sufrido un paro cardíaco debido a una sobredosis de cocaína.pantani

Pantani fue un ídolo de masas, uno de los últimos (si no el último), de esos que hacía levantar al espectador de su asiento cada vez que llegaban las montañas, donde destacaba gracias a sus 57 kilos de peso y un estilo agresivo que se extraña.

“El Pirata”, como se conoció a Pantani es el último que logró vencer el doblete Giro-Tour en 1998, en las filas del Mercatone-Uno, equipo en el que militó gran parte de su carrera (fue profesional entre 1992 y 2003). Justamente en cada unas de esas dos competencias acumula ocho triunfos parciales, que brillan con luz propia en un palmarés que se completa con el bronce en el Campeonato Mundial de 1995.

Controversial hasta su muerte, con varios problemas por dopaje en su haber, Pantani trascendió los resultados deportivos para ser motivo de idolatría de los tifosi, muchos de los cuales pusieron Marco a sus propios hijos.

La organización el Giro de Italia destina cada año una reseña al extraordinario escalador de Cesena, ya sea con el nombre de alguna curva o con una cima de montaña, terreno en el que el alopécico Pantani construyó su mito.

Garzelli y Szmyd recuerdan a Pantani

Hace exactamente un año hablamos con dos ex compañeros suyos, Stefano Garzelli y Sylwester Smyd, que nos contaron algunas anécdotas que bien vale la pena recrear:

Marco jamás hizo de gregario a nadie; en la etapa de Briançon, cuando faltaban 3 para terminar el Giro 2000, en el Colle d’Agnello quedaban 5 o 6 corredores delante y entre ellos yo. A 5 kilómetros de meta empecé a oír cómo la gente gritaba detrás de mí con un boato increíble, más de lo normal: llegaba Pantani, que en el siguiente descenso fue al coche a coger botellas de agua para mi. ¡Fue un gran gesto de un gran campeón!”, nos contó Garzelli.

Sylwester Szmyd fue otro de esos afortunados que coincidió con nuestro homenajeado, en su último año como profesional: “Aunque corrí sólo una temporada con él, recuerdo que era muy solidario. Siempre estaba acompañándonos, sonriente y disponible también para sus fans“, recordó el polaco a Ciclismo Internacional.

Aunque su triste final muestre otra cara del ídolo, Szmyd revela que era muy alegre en la intimidad: “Cuando íbamos a las etapas en la Corsa Rosa, nos subíamos al micro y él se ponía a cantar. Lo hacía a los gritos y entonaba Vasco Rossi“.

El ahora pedalista de CCC, muy joven e inexperto en esos tiempos, dice que se sintió cuidado por Pantani y que éste no se aprovechaba de su fama: “En mi caso, varias veces me preguntó cómo estaba y hasta me felicitó cuando lo hice bien en el Giro. También recuerdo que nunca mandaba o imponía su voluntad”.

Fue un año muy bonito y ya en ese momento entendí que corría junto a un mito“, concluye Szmyd.

Pablo Martín Palermo

¿Te gusta lo que hacemos? seguínos en @CiclismoInter

Sumate en facebook: Ciclismo Internacional

Copyright © 2015 Ciclismo Internacional. All Rights Reserved

3 comments for “Homenaje a Marco Pantani, 11 años después de su muerte

  1. Nelson Camilo
    15 febrero, 2015 at 11:39 pm

    La memoria recurrente y oclusiva de Marco Pantani es un cáncer que corroe el futuro de este deporte

    • a hierro
      29 mayo, 2015 at 6:41 pm

      Mira Nelson Camilo (casi na) en la vida vas a ver un ciclista dando espectáculo a la categoría de Marco Pantano. Dicho esto, a ver de todos los deportista » espectaculares» cual esta limpio.
      A muy pesar mio Pantani fue acusado por dopaje por consumo de cocaína, la cual en vez de beneficiar dificulta el desarrollo de estampas de gran fondo.
      No quiero justificar a nadie, ni me parecen correctas esas formas, pero de ahí a decir que el mejor escalador de todos los tiempos es un CÁNCER, chiquito haztelo mirar porque no tienes ni puta idea de lo que dices.

      • a hierro
        29 mayo, 2015 at 6:54 pm

        A ver si tu te crees que a la bicicleta le echas coca y sube sola

Comments are closed.