King logra el doblete en La Covatilla y Simon Yates se viste de rojo

Por @Kokispokes 

Ben King (Dimension Data) se hizo con la victoria en la novena etapa de la Vuelta a España 2018, sobre un parcial montañoso de 200.8 kilómetros entre Talavera de la Reina y La Covatilla. Simon Yates (Mitchelton-Scott) se convirtió en el nuevo líder, superando en solo 1″ a Alejandro Valverde (Movistar Team).

¡Empezó la montaña!, –gritarían miles – el sitio que todos los fanáticos al ciclismo esperan con ansias, como las películas de miedo, donde afloran las emociones; las uñas se comen, las lágrimas recorren el rostro, los mantiene inquietos; es el festín de los capos, los gallos, los escogidos, de los grandes gladiadores, corren como cabras monteses ladera arriba, ahí se forjan los mejores y se derrumban otros tantos.

La Covatilla un épico puerto de montaña en la provincia de Salamanca, ha sido plato fuerte en cuatro ediciones de la Vuelta. Hoy tendría su quinta oportunidad para cernir la carrera, poner los puntos sobre las íes, o empezar a hacerlo.

Tan pronto el comisario asomó la bandera por la escotilla del auto; saltaron como liebres del pelotón once atrevidos, que buscarían ir por la etapa desde lejos. Se trataba de Benjamin King (DDD), Bauke Mollema (TFS), Luis Mas (CJR), Dylan Teuns (BMC), Reto Hollenstein (TKA), Aritz Bagües (EUS) Thomas De Gendt (LTS) Luis Ángel Maté y Kenneth Vanbilsen (COF), Tom Leezer (TLJ) y Jesús Ezquerra (BBH), quienes cuajaron la fuga después del poco interés del pelotón que, con displicencia, les dejó ir.

Para Luis Ángel Maté, la escapada estaba centrada en ir por los puntos de la clasificación de montaña, y sostener su maillot. Eficientemente, el ‘Lince’ gana el puerto de Pico Blanco (15.3 km / 5.3%), seguido por Mollema y Ben King. El viento de cola les daba 4’00” de diferencia sobre el grupo principal, que rodaba con relativa tranquilidad.

Igual resultado tendría el paso por el Alto de Gredos (10.1 km / 3.7%), aunque la diferencia aumentaría a pesar del esfuerzo de Groupama – FDJ, que no recibía colaboración alguna y debían desgastar a su equipo, para cuidar al líder Rudy Molard.

Se siguió rodando con tranquilidad, bajo un intenso calor que derretía a más de uno. Los equipos ya habían completado el descenso y el puerto de Peña Negra (13km / 4.5%) ya era historia, subida donde Maté repitió y aumentó su cosecha ante Thomas De Gendt y Ben King, aferrándose a su maillot de lunares azules.

El lote principal, ya en zona de avituallamiento, se relajó. Los gregarios llevaban y traían bidones con agua fría y suero. Algunos parecían engullirse sus bananos, geles, rollitos de pavo y queso crema, pastel de arroz. De todo y para todos, bien dice el dicho. “Para uno que madruga, otro que no duerme”, la fuga aprovechaba y aumentaba su ganancia a 9’00”. Ben King, el que dice que entre más idiomas habla, más amigos tiene – y no se equivoca –, ya era líder virtual a 64 km de meta. Bauke Mollema, 2° en 2011 tras Daniel Martin (UAE), guiñaba por la etapa. Tal vez la renta acumulada podría darle el triunfo, era obvio su deseo.

Aunque el puerto de La Covatilla – tramo más duro – empezaría a 9.8km / 7.1% del final; es en Bejár, a 23.3 km, donde empezaba a inclinarse la carretera. La tierra de Roberto Heras, ahí donde el bejarano escribió dos gigantescas escaladas al puerto, en su vecindad. Donde no pudo ganar la etapa de 2002 sobre Santiago Blanco, aunque dinamitó a los perfumados que venían detrás. Salió por Santi, fue 2° y casi arrebata el liderato a Aitor González, ganador de La Vuelta 2002. Dos años más tarde pareció un Déjà vu, casi calcad. Se fue en busca del colombiano Félix “El Gato” Cárdenas, y nunca le llegó. El cafetero ganaría. Aún así, Heras hizo un polvorín por detrás, fue tercero, cuidó su liderato y ganó su tercera Vuelta a España.

Movistar y sus puntales empezaron a mostrarse en frente del pelotón perseguidor a 55 km de meta. Solo esperaban que rueden las cabezas de los últimos peones de Rudy Molard (Groupama – FDJ). Era obvio que los telefónicos irían por la etapa y, quizá, la clasificación general. Alejandro Valverde ya había logrado el 13° y 5° en 2004 y 2006, respectivamente. Hoy, 12 años después de su última escalada al puerto, más experiencia, dos etapas ganadas en la Vuelta 2018, llegaría el momento de la primera verdad, antes del día de descanso.

Retomando a la actividad en la edición 73°, como era de esperar, el pelotón se estiró a 30 km del final. La fuga perdía 30” por km, ante el paso de Daniele Benatti (Movistar). Detrás, sus compañeros se regulaban. La fuga ya se había partido ante el fuerte y potente arreón de De Gendt, quien arrancó seguido por Mollema, King, Mas, Teuns, Hollenstein y Maté.

El tramo angosto y pronunciado de pavé (a 18.8 km de meta / 800 metros) en Candelario, deja sin respiro al ya reducido grupo en fuga. Ben King atacó, reventó a sus compañeros de escapada y se fue en solitario. El ‘yankee’ sacó 1’17” de ventaja sobre el ahora sexteto perseguidor,pero el pelotón de “elegidos” reduce la diferencia a 6’00”, cuando restaban 11 km y La Covatilla asomaba-

Astana tomó el control del lote y preparó la mesa para su consentido Miguel Ángel López. Team Sky, en tanto, en piernas de Jonathan Castroviejo, buscaba una buena colocación para Michal Kwiatkowski. Valverde y Quintana se limitaban a esperar detrás, apoyados por Richard Carapaz.

Mollema apretó el paso entre los perseguidores. El espigado holandés, de 1.81m y 64 kg, buscaba cerrar la brecha con el estadounidense King. A 5.000 metros, solo le separan 31” segundos. King parece entregar su corona y sus piernas desfallecen. Las rampas de doble dígito le están tronando. La escapada ha sido larga. Atrás, Molard ya no es líder. Valverde y los gallos lo descuelgan a 4 km de meta, con el murciano vistiéndose de rojo virtualmente.

Movistar dejó el control del ascenso a otros equipos. No parecía que les estén castigando, las condiciones han favorecido sus intereses del día. Solo quedan 19 pedalistas en el grupo principal, por detrás de King. Mollema sigue busca llegarle. Son 20” de diferencia. El final parece dramático para el estadounidense y el holandés por el triunfo de la etapa. Parecía imposible, desfallecía. A golpe de riñón, gana la etapa sobre el de Trek-Segafredo, que repite su segundo puesto del 2011.

Kelderman ataca por detrás, Nairo Quintana toma la rueda y le siguen López, Urán, Izaguirre. Por su parte, Valverde se descuelga, no puede seguir el ataque del jefe de filas del Team Sunweb y cede en la posibilidad de vestirse de rojo ante un Yates que llegó de atrás y le tomó 14 segundos, apenas suficiente para superarlo en la general.

Mañana se llevará a cabo la primera jornada de descanso de la Vuelta a España 2018. La actividad se retomará el martes, con un tramo de 177 kilómetros entre Salamanca y Fermoselle. Pronto podrás acceder a más detalles y predicciones en la SECCIÓN PREVIAS.

Video del último kilómetro:

Clasificaciones:

Jorge Machado

¿Te gusta lo que hacemos? seguínos en @CiclismoInter

Sumate en facebook: Ciclismo Internacional

Copyright © 2012-2018 Ciclismo Internacional. All Rights Reserved

7 comments for “King logra el doblete en La Covatilla y Simon Yates se viste de rojo

  1. Pedro Emilio Álvarez pedraza
    2 septiembre, 2018 at 1:36 pm

    Otra vez Movistar con la necedad de querer a toda costa buscar poner de rojo a Valverde y con eso se perdió la oportunidad de tomar tiempo a favor de Nairo . Preocupa Izaguirre es muy bueno ennla cri . Es q aún insisten de poner colider a Valverde ,pero nisiquiera pudo vestirse de rojo , porq no tiene con q aguantar y se le nota a Nairo lo incómodo por sus declaraciones , lo dijo q tocaba esperar a Valverde q se había descolgado, señores Valverde debe asumir el rol de gregario . Por lo demás larguísima etapa monótona , de último kilómetro , monótona para la afición . Ojo con Izaguirre y con López se ve bien y el equipo lo arropa como único líder al igual q a Rigo, y finalmente Yates arriba líder la ventaja q le dieron cuando en la primera de montaña , les tomo 30 segundos porq no reaccionó Nairo seguro por esperar a Valverde.

    • Juan C.
      2 septiembre, 2018 at 2:57 pm

      Pedro Emilio, he leído varios medios y en ninguno he visto declaracionea de Quintana en las que diga que ha tenido que esperar a Valverde. ¿Nos puedes ilustrar en qué medio salieron esas declaraciones?

  2. Juan C.
    2 septiembre, 2018 at 3:06 pm

    A mí la etapa me gustó y no me pareció carente de emoción. Sin tanto viento hubiera dado pie para más y verdaderos ataques. No obstante sucedió lo que muchos esperábamos, que la carrera se empezaría a decantar hoy. Sigue estando abierta, faltan dos semanas, no lo olvidemos, pero el grupo de 10 o 12 corredores con posibilidades serias de ganar que había en un principio se ha reducido a unos 5. Me sorprendió que los de Sky se fundieran, no hubo ninguno que llegara dentro de los 15 primeros. Por lo demás la carrera pinta muy interesante.

    • Diogenes grijalba vargas
      2 septiembre, 2018 at 3:29 pm

      Buenas a todos,ayer anuncie que hoy salían 3 o 4 de los 10 primeros

  3. Oscar Trujillo
    2 septiembre, 2018 at 3:44 pm

    Se le pone de cara la carrera a Movistar; Dos bazas ante un nuevo líder (Yates) que hoy flaqueo ante el resto de favoritos, y se ha caracterizado siempre por desfondarse en la tercera semana, aunque aquí muchos lo hayan dado de favorito para todo. Normal lo del Sky, De la Cruz flaquea siempre en la alta montaña y el genial Kiatkowski es corredor de vueltas de una semana y sobre todo excepcional clasicómano: nunca ha demostrado consistencia para GV, -ni es su especialidad-, ni tiene el fondo para tres semanas luchando por lageneral, ni mucho menos es fiable en las cuestas largas y duras. Kelderman muy bien, en forma, pero arrastra el handicap terrible de su descuido en los abanicos, 2 minutos que pueden ser definitivos, por que este es otro que en alta montaña suele ceder tiempo. Valverde no va a ganar la vuelta pero entre más se mantenga arriba con opciones hasta la última semana puede ser la llave para que Nairo lo haga. Quintana pinta bien, atento, con piernas y muy cerca; además los grandes croners se han dejado bastante tiempo ya y van a perder más. Urán tapado y callado se va acercando y llega siempre, cada dia con los mejores. López no está corriendo este año a lo Simon yates, no está arrasando en las primeras llegadas en alto como lo hizo el año pasado exhibiendose y al final le pasó factura; si sigue tan cerca y dosificado es un peligro para la ultima semana con la montaña encadenada y más dura. Aru en su linea de decadencia, es constante un querer y no poder. Izaguirre está volando y de los que aún mantienen opciones es con Kruijswik el que mejor se le dan las cronos, sin embargo tanto el holandés como el vasco, están un escalón por debajo en la escalada de López, Yates, Urán o Quintana en forma. Se ha reducido el abanico: si no se hunde Yates, es junto a Quintana y López los que a mi juicio ahora mismo lo tienen mejor de cara al final.

  4. Milton Noy
    2 septiembre, 2018 at 9:42 pm

    Un equipo con intenciones de la general por bueno que sea sin un gallo con jerarquía se desdibuja, lo digo por Sky, hoy fue el test que comprueba lo que se había hablado anteriormente, hombre por hombre Sky es de los mejores equipos en esta competencia, pero sin un orden y jerarquía termina siendo no muy distinto a los demás equipos que ya perdieron sus opciones reales para el titulo. Sky sin Froome no rinde, al igual que, Froome sin Sky no obtiene resultados (hablando de la VE 2016).
    En cuanto a esta etapa, lastimosamente no pude verla, pero en mi pronostico coloqué que algo así se daría en esta etapa, no me extraña y si me alegra que esta GV esta teniendo aroma de café. Me impresionó Ion y sobre todo Kelderman, es una pena por este ultimo que se encuentre un poco alejado del podio, aunque a la vez eso lo agradecen los que con menos o algo mas de éxito se defienden sobre la cabra. Gracias por la nota, es muy clara, el escrito con visos de historia es envolvente y logra en muy pocos parrafos el objetivo que siempre me planteo al leerlos.

  5. VICTOR ALARCON
    2 septiembre, 2018 at 11:32 pm

    Gran etapa la de hoy, la fuga, el ataque de King, la reacción de Molema y todo lo que trabajó para intentar alcanzarlo. Después los gallos enfilados y firmes, los ataques simultáneos y el final parejo. Y el Sky, dónde quedó? Cómo no va a ser más interesante el ciclismo de grandes vueltas como el que vimos hoy, con camisetas de varios equipos pujando en el grupo de los gallos. El Lotto, el Astana, el Movistar, el mismo Kiwatowsky hasta donde aguantó y otros más. Nade del trencito Sky omnipotente aquel que ha hecho del Giro y el Tour una modorra. Hay vida más allá del Sky y es mucho más interesante y divertida!

Deja un comentario