La tercera fue la vencida para Quiroz, el nuevo campeón colombiano de ruta

Por @RegulusAugustus

El ciclista nariñense Oscar Adalberto Quiróz (Coldeportes-Strongman) remató una maravillosa jornada en la que una fuga sorprendió a todo el lote de la élite World Tour y se disputó el podio con autoridad del Campeonato Nacional de ruta de Colombia.

Foto: Fedeciclismo

Un total de 134 escarabajos firmaron la lista de partida para luchar por la camiseta tricolor que le identificase como el mejor de los élite durante el 2019, lucha para la cual hubo que recorrer 243.8 kilómetros partiendo de Villavicencio, yendo hasta Granada y regresando a Villavicencio para dar cinco vueltas a un circuito urbano y rematar con tres kilómetros finales en franco ascenso.

El libreto estaba escrito: que habría fuga se sabía, que el lote de equipos nacionales jugarían sus cartas a esa estrategia también; y aun así fue inevitable que ocurriese. Quizás por exceso de confianza, por el nivel que se tiene en febrero o porque fueron tomados desprevenidos, ninguna de las estrellas de los equipos World Tour que participaron en la carrera contuvieron el primer intento de fuga.

Con lo que no se contó fue con que dicho salto fue orquestado por el equipo Coldeportes-Strongman quienes dentro de los lanzaron a cuatro de los seis hombres con quienes contaba en lista: Aristóbulo Cala, Johnatan Cañaveral, Frank Osorio y Andrés Camilo Pedroza; para luego esperar a su compañero Oscar Quiróz.

La iniciativa fue seguida por los hombres del GW-Shimano quienes sumaron tres unidades: Walter Pedraza acompañado por dos compañeros más. Entres estos hombres, al contar con la mayoría, corrió la responsabilidad de abrir el hueco y halar de un grupeto que en un principio sumó hasta 23 unidades.

La punta tuvo hombres de entidad de varios equipos y distintas regiones del país cafetero. Nombres jóvenes como Carlos Liévano de Caquetá se unieron a los de expertos como José «El León» Serpa quien hoy corrió representando al Departamento de Bolívar. Daniel Jaramillo (Antioquia), Diego Ruíz (Bogotá), Wilmer Rodríguez (Boyacá), Steven Calderón (Cundinamarca), Edwin Carvajal (EPM-Scott), Anibal Montiel (Orgullo Paisa) y Antonio José Alarcón como único representante local del Meta.

El trabajo conjunto y el descuido del mayoritario permitió una diferencia creciente que cuando fue comunicada por «la chismosa» provocó el pánico. Coldeportes-Zenú asumió la responsabilidad y tomó la punta pero tras 100 kilómetros de recorrido el cronómetro marcaba once minutos de diferencia. Al acercarse a la capital del Meta el lote puso todo su trabajo alternando en punta hombres de Sky como Sosa o de Astana como Contreras, pero la diferencia no disminuía lo suficiente a pesar de que la punta perdía unidades y el grupo líder se resumía a 19 unidades.

Al iniciar las cinco vueltas al circuito los punteros contaron con más de 8 minutos de preciada ventaja gracias a un ritmo fuerte que no disminuyó, lo cual a su vez generó el desgrane de unidades. Lo propio ocurrió en el mayoritario donde más y más pedalistas fueron poniendo pie en tierra.

A falta de dos giros al circuito, tan solo 12 hombres lideraban la carrera mientras un desesperado pelotón ponía esfuerzo pero la reacción fue demasiado tardía, la captura era ya a esa altura imposible. En la última vuelta sobrevivían 8 guerreros en busca del podio: Diego Fernando Ruíz (Bogotá), José Rodolfo Serpa (Bolívar), Oscar Quiróz (Coldeportes-Strongman), Aristóbulo Cala (Coldeportes-Strongman), Stiven Calderón (Cundinamarca), Edwin Andrés Carvajal (EPM-Scott), Juan Felipe Osorio (Manzana Postobón), Walter Pedraza (GW-Shimano). Los demás miembros de Coldeportes-Strongman y de GW-Shimano se entregaron luego de la labor hecha.

Por su parte el mayoritario hacia lo posible por seguir en lucha pero la diferencia no bajaba de los seis minutos, pese al trabajo de los Astana y Sky en punta. Todo estaba definido ya, los punteros disputarían el título.

Luego de la quinta vuelta llegó el remate en el muro final y los ocho punteros imprimieron fuerza a la vez que cuidándose entre sí. Walter Pedraza fue el primero en lanzar el ataque pero el experimentado Serpa fue por él. Quiróz fue se unió a Serpa y el dúo tomó cabeza al pasar bajo el arco del último kilómetro. El control entre ambos permitió la llegada de Osorio, Cala y Carvajal.

La rampa escondía mayor dificultad de la esperaba y por tanto los últimos 600 metros se hicieron interminables. Quiróz estaba empeñado en lograr por fin el preciado oro tras haber sido bronce en 2017 y plata en 2018. El deseo estaba era obsesión en su mente y fuerza en su corazón, por lo que ni Serpa ni Osorio pudieron. Con bastante potencia, Oscar Quiróz asumió los últimos cien metros en el liderato para ya no soltarlo. La plata fue para Juan Felipe Osorio con estrecho margen y el bronce fue para el veterano Serpa a 7″.

Finalizó así un campeonato en que se demuestra que el talento ciclístico en Colombia abunda y que con las condiciones apropiadas el «lote nacional» no tiene mucho que envidiar a aquel que corre en Europa. Por su parte el campeón nacional se prepara para estrenar su camiseta tricolor en una semana cuando tome la partida del Tour Colombia 2.1, carrera que contará con cubrimiento especial de Ciclismo Internacional.

César Herrera

¿Te gusta lo que hacemos? Seguínos en @CiclismoInter

Sumate en facebook: Ciclismo Internacional

Copyright © 2012-2018 Ciclismo Internacional. All Rights Reserved

5 comments for “La tercera fue la vencida para Quiroz, el nuevo campeón colombiano de ruta

  1. Camilo
    3 febrero, 2019 at 6:45 pm

    El representante del Meta en la fuga no era Alarcón, era Fernando Orjuela

  2. William Ovadía
    3 febrero, 2019 at 8:30 pm

    Cuando Óscar Quiroz, se embarcó en la fuga del día desde ahí mismo supe que iba a ser medalla de oro. Tenía el pálpito porque siempre ha sido un luchador y sus dos podios nacionales anteriores le daban mérito para poder estar en la lucha de la única medalla que le faltaba; la de oro.
    No es la primera vez que logra pasar de primero, el 24 de diciembre del año pasado pasó de primero la meta de la 9.ª etapa de la Vuelta a Costa Rica, la que le sirvió de preparación para estos nacionales y para lo que sigue de aquí en adelante.

    • Néstor Alejandro Vargas olano
      3 febrero, 2019 at 10:11 pm

      De acuerdo con su comentario, Quiroz es inteligente y tiene potencial, no es futuro, es presente del ciclismo nacional.

  3. Germán Tamayo López
    3 febrero, 2019 at 10:47 pm

    La fuga pudo sacarle 11 minutos al lote por que no había pinganillos. Como no había dirección desde el coche todos en el principal se relajaron y he ahí los resultados. Me queda la duda de lo de la chismosa, ¿por que no avisó antes? Esperar 11minutos para avisar al pelotón es demasiado.

    • Milton Noy
      4 febrero, 2019 at 11:38 am

      Si señor, sin pinganillos la historia es distinta y es algo a lo que definitivamente el pelotón ha dejado de estar habituado y ahí están los resultados. Tanto control mediatico en las carreras es lo que le ha quitado picante.

Deja un comentario