Nicolás Tivani, la gran promesa argentina, con destino europeo

Por @FXavierVidela

Al igual que muchos países de Latinoamérica, el ciclismo argentino sigue en franco crecimiento. Así lo demuestran los, cada día más, ciclistas ‘gauchos’ presentes en el pelotón europeo.

Foto: @TDWSport

Foto: @TDWSport

Por la senda de Maximiliano Richeze (Etixx-Quick Step), Eduardo Sepúlveda (Fortuneo-Vital Concept), Dani Díaz (Delko Marseille) o Lucas Gaday (Team Roth), quieren continuar los jóvenes Nicolás Tivani, Emiliano Contreras, Gonzalo Najar, Giuliano Mini, Mauricio Graziani o Fernando Torres, entre otros.

Y el primero de ellos, Germán Nicolás Tivani, parece ser el próximo en dar el ansiado salto al mundo profesional en Europa. El mismo, nació el 31 de octubre de 1995 en la provincia cuyana de San Juan, más precisamente en Pocito.

Con destacados triunfos a nivel nacional, ‘Nico’ se dio a conocer al mundo en enero pasado, al triunfar en la 5° etapa del Tour de San Luis, tras hacer buena una fuga junto a sus compatriotas Dani Díaz y Emiliano Ibarra.

Desde la ciudad suiza de Aigle, donde se encuentra concentrado en el Centro Mundial de Ciclismo de la UCI (Unión Ciclista Internacional), el sanjuanino atendió, en exclusiva, a ‘Ciclismointernacional.com‘.

Iniciada la charla, el ‘Ardilla’ cuenta que, antes de comenzar a dar pedales, hacía hockey sobre patines, un deporte donde su provincia pisa fuerte a nivel nacional. “Practicaba hockey sobre patines, pero mi categoría se desarmó. Nos iba muy bien”, así que las ofertas de continuar no se hicieron esperar. “Me quiso otro club, pero no fui porque tenía que viajar en colectivo y no me gustaba”, comenta, entre risas.

Tras ello, llegó al deporte de las bielas gracias a su progenitor. “Mi papá me compró una bici y empecé a entrenar con mis hermanos, que también corrían”, relata Tivani. “Disputé mi primera carrera, me fue muy bien y, de ahí en más, me entusiasmé y empecé a competir en San Juan”.

Como bien contó, su familia se encuentra muy ligada al ciclismo. “Mi papá Héctor corría antes, pero no lo pudo hacer de la mejor manera por temas laborales. El mayor de mis hermanos, Diego Enrique, corrió para Macrometal. Le iba muy bien, aunque luego abandonó. Y con Gerardo es con quien seguimos, compartimos equipo en la Municipalidad de Pocito”, aunque “por ahora”, aclara rápidamente Nicolás, quien espera quedarse en Europa.

“Me considero un corredor aguerrido, que le gusta ir para adelante”, afirma el sudamericano, quien agrega: “Siempre quiero sorprender, ir al ataque y estar adelante”. Además, confiesa que “no le tengo miedo a ningún competidor, sólo respeto”.

Pese a destaparse esta temporada, Nicolás actualmente cumple su tercera temporada en el Centro Mundial de Ciclismo. “Cuando era Junior, entré 4° en un Panamericano de Ruta y recibí la invitación de la UCI. Ese primer año no me fue muy bien”, se sincera el pocitano, quien regresó la campaña siguiente, donde las cosas mejoraron, ya que “gané carreras y se quedaron bastante contentos conmigo”.

“El primer año de Sub 23 me invitaron de nuevo, pero la Selección me mandó a Italia a realizar una concentración. Para el 2016 también me habían invitado, pero nunca lo supe. Cuando gané en San Luis, me hicieron saber de la invitación”, mencionó Tivani.

Como no podía ser de otro modo, su estadía en el país helvético consiste en vivir para la bici. “Está muy bueno todo, duermo en una especie de hotel donde hay bastantes chicos. El comedor está en el mismo predio donde se encuentra la pista y el gimnasio. Ahí paso el resto del día y está a unos 3 km del hotel, donde sólo descanso”, indica Nico, antes de irse a dormir la ‘sagrada’ siesta, aprovechando su poco tiempo libre.

Respecto a su calendario, el argentino de sólo 20 años cuenta que estará fuera de su patria “hasta después del Panamericano”, en la capital venezolana, del 26 al 29 de mayo. Tras ello, “vuelvo a mi casa unos 15 días”, para luego regresar a Europa “hasta octubre”.

Tras correr en Suiza este último fin de semana, ahora se encuentra “pensando en el Tour de Bretagne (2.2), a ver qué pasa”, donde buscará seguir obteniendo puntos UCI. Además, también se lo podrá ver en una cita de la Copa de Naciones y el Campeonato Panamericano, donde defenderá la casaca ‘albiceleste’. Mientras que, sobre la segunda parte del año no sabe mucho al respecto. “Me prepararé para el Mundial de Qatar, aunque no sé en qué competencias estaré antes”.

Corriendo en su patria hasta hace un par de meses, Tivani tuvo tiempo para referirse a las diferencias que notó en la forma de correr en el país latinoamericano y Europa. “En Argentina se corre muy ‘a los piques’, no hay un equipo que se ponga al mando”. Por su parte, en Europa, “cuando hay un candidato, dejan ir a una fuga y trabaja su equipo”. Sin embargo, “lo bueno es que, si se hace una fuga, le dan todos, nadie mezquina para tirar”.

En la nación ‘gaucha’, su provincia es una de las más fuertes a nivel nacional, tal como quedó demostrado en el reciente 105° Campeonato Argentino de Ruta. “Creo que me benefició bastante correr en San Juan”, dice convencido Tivani. “Es ahí donde agarro un nivel bastante bueno”.

“Me falta un poco todavía, no estoy a mi 100%. Recién estoy empezando a levantar mi nivel”, aclara respecto a sus últimas presentaciones, por lo que cree que puede hacerlo aún mejor. “Correr con profesionales me vendría bien, para ponerme mejor físicamente. Todavía no he tenido ofertas. Por ello vamos. Ojalá algún equipo me contrate y se me dé este año o el próximo. Estoy haciendo las cosas de la mejor manera para poder seguir ganando carreras y llamar la atención de alguna escuadra”.

Para algún desprevenido, bien vale la pena recordar que Tivani se llevó una etapa en el Tour de San Luis y, recientemente, fue gran protagonista y dueño de otro parcial en el Tour de Marruecos. “Creo que todo se debe a la preparación, en la UCI estoy trabajando muy bien. Es fundamental entrenar y aprender lo que dice el técnico”, menciona, para luego ejemplificar: “Por ejemplo, él me hizo entender que atacaba con mucha potencia y gastaba fuerzas en un simple ataque, pero haciéndole caso se me ha dado esta victoria ahora”, explica.

“La de San Luis fue con algo de suerte. Fui muy afortunado de llegar en esa fuga y ganar. Ahora estoy haciendo las cosas mucho mejor, así que ojalá se me den muchas más victorias”, añade con sinceridad.

El técnico al que hace referencia nuestro invitado es Alejandro Tablas Nieto (español), quien se encuentra en el Centro de la UCI junto a Jean-Jacques Henry (Francia). Tampoco debe olvidarse a Rubén Ramos, quien lo entrena en San Juan.

Quizás por tratarse de una carrera exótica, no se le ha dado el valor correcto a la victoria del sanjuanino en Marruecos, algo que él se encarga de relatar, porque además, debió superar condiciones extremas. “Me iba sintiendo mejor cada día. Recuerdo que la etapa reina fue la más dura porque se largó lloviendo y en el puerto el camino era de tierra, que se hizo barro. Cuando coronamos, no se veía nada a 10 metros por la neblina y hacía mucho frío. Nos descolgamos en la bajada, donde el líder se cayó y abandonó, mientras que el viento pegaba a 80 km/h”.

“El día de mi victoria nos favoreció mucho el viento costero a favor, así que rodamos a 50-55 km/h desde que nos escapamos en el kilómetro 1. Yo salí a asegurarme las metas sprints y llegamos con opciones al cierre. Probé a falta de 5 kilómetros para ver quién de los otros seis venía mejor. Reaccionaron bien pero les costó, así que me di cuenta que podía ganar al sprint. Mi compañero de equipo me ayudó, luego ataqué y me fui solo hacia la victoria a 200 metros de meta”, completa.

Eso sí, no todo fue color de rosas para el argentino en su viaje a África. “Nos dejaron un día durmiendo en el aeropuerto de Marruecos”, dice entre risas. “Dos compañeros no tenían la VISA y no los querían dejar pasar. Además, desde la organización no nos fueron a buscar. Llegamos a las 11 de la noche y aparecieron a las 10 de la mañana. Así que tuvimos que dormir ahí, tirados en el piso”, apostilla.

Admirador de su paisano y amigo Jorge Pí, Tivani sueña “con ganar una carrera grande” y, aunque no sabe cuál, sí tiene muy claro los pasos a seguir. “Me gustaría desarrollarme un poco más en la montaña y hacer mejor la crono. Embalando me las rebusco, no soy un sprinter puro, pero me defiendo”, concluye.

Con Colombia a la cabeza, Latinoamérica seguirá enviando jóvenes prospectos al viejo continente. Y desde Argentina, el primero en la lista es Nicolás Tivani, portador de la inigualable genética sanjuanina, sinónimo de ciclismo.

Franco Xavier Videla

¿Te gusta lo que hacemos? seguínos en @CiclismoInter

Sumate en facebook: Ciclismo Internacional

Copyright © 2016 Ciclismo Internacional. All Rights Reserved