Opinión: el «sorpresivo» fallo de Colombia en Innsbruck

Por @pmpalermo

Una vez más, como en cada ocasión en la que no consiguen éxitos, los ciclistas de la generación dorada de Colombia están en el ojo de la tormenta. El motivo puntual es la participación fallida en el Mundial de Innsbruck, señalado largamente como uno idóneo para escaladores.

Y aunque en el desnivel lo fue, básica y lógicamente, se trató de una prueba de un día muy dura. Algo que todos, o casi todos, sabían menos aquellos que hoy acribillan a los corredores por su nula perfomance.

Desde este espacio hemos sido muy críticos en varias ocasiones, pero en lo que al Mundial en cuestión refiere, no. La razón principal es la falta de un proyecto que englobe a semejantes talentos. Porque el árbol no debe tapar el bosque: al margen del Dream Team que tomó la salida el domingo, los sub23, lo de las damas en días previos y Contreras en la crono, Colombia brilló por su ausencia en Austria.

Afortunadamente, desde Argentina, no tenemos intereses de ninguna índole en el país hermano, situación que nos permite tomar distancia y opinar en consecuencia. Así, varias veces defendimos a la Federación cafetera y otras, como esta, señalamos la falencia.

Para garantizar la continuidad de las estrellas de las que hoy gozan, deberían haber llevado jóvenes a foguearse, aprovechando las plazas disponibles. Lugares por los que en otras naciones «matan» y hasta piden excepciones. El dinero no sería un gasto, sino una inversión.

Es tan brillante el semillero de escarabajos que los mismos brotan de entre las piedras sin descanso. Con «Superman» López confirmándose como jefe de filas absoluto en el World Tour, Egan Bernal ya le pisa los talones e Iván Sosa se presta para hacer lo propio en breve.

Pero contar con estrellas no hace a un equipo ni a un proceso, entonces, puede salir bien o mal. Mucho menos si el cabeza de grupo no tiene el poder como para repartir funciones. El ejemplo gráfico de eso se vio en la conferencia de prensa organizada por la FCC, en la que estaban al mismo nivel Urán, Quintana, López y Henao. Que uno trabaje para otro no implica que sea menos, sino que el designado está un poco más fino o es idóneo en esa coyuntura.

Con esto queremos decir dos cosas: la primera, que de los ocho elegidos, sólo dos eran dueños de las cualidades ideales para una cita como la del domingo -Urán y Sergio Henao- y un tercero llegaba con las piernas suficientes como para estar cerca y limitar sus debilidades en citas del género: López. Porque, cuando la forma acompaña, cualquier recorrido va bien.

Mientras que el dúo antioqueño no rindió a pleno, y de hecho no lo hicieron en todo 2018, el de Astana tuvo algo de mala fortuna y, por supuesto, padeció sus usuales flaquezas de ubicación, esas que lo llevan a ceder tiempo en cortes durante las nerviosas jornadas iniciales de las Grandes Vueltas.

Todos estos corredores son de primer nivel pero, honestamente, quien esperara una medalla de alguno de ellos no ha seguido los últimos mundiales. Competencias que requieren aptitudes que los colombianos no ostentan, no como sus colegas europeos.

Cuando consiguieron algún logro fue por un estado de gracia superior y mucho mérito individual: «Rigo» y «Checho» en los JJOO de 2012 y 2016 son las excepciones. Adicionalmente hay que reconocer que, aún llevándose de maravillas, no suelen correr en equipo. Allí está el ejemplo de España, rodando a bloque durante las siete horas del evento.

Vuelta tras vuelta era verlos pasar agrupados, en tanto que las camisetas colombianas se vislumbraban desperdigadas en el lote. Entre todos ellos, el mejor posicionado fue Quintana, quizás sacando rédito de su relación con Valverde para viajar reiteradamente a su estela.

Y no en vano fue Nairo el escarabajo top en Innsbruck, 15° en meta aunque nunca en la pelea real. Como los demás sudamericanos, a años luz de los que se jugaron la gloria en las empinadas rampas de Gramartboden.

Entonces, la falta de un proyecto global, representantes que no estuvieron en su verdadero nivel durante todo 2018 -a excepción de López- más la pobre colocación de éste y su mala fortuna. Todo se conjugó para un Mundial gris, así como otras veces los factores jugaron favorablemente potenciando a los escaladores en un terreno que no es el suyo.

Por todo esto, Innsbruck fue lo que debía ser. Ni más ni menos y, en realidad, los lauros del pasado en citas como esta, fueron excepciones fantásticas, posibles por la brillantez de esta generación.

Ni eran los mejores antaño ni son los peores hoy. El daño que gran parte de la prensa colombiana hace con su amarillismo es tremendo, tanto como ciertos equipos con hashtags contraproducentes que luego se vuelven en contra.

En definitiva, los colombianos son tan buenos y candidatos en las Grandes Vueltas como limitados en las clásicas y, obviamente, en el Mundial.

Pablo Martín Palermo

¿Te gusta lo que hacemos? Seguínos en @CiclismoInter

Sumate en facebook: Ciclismo Internacional

Copyright © 2012-2018 Ciclismo Internacional. All Rights Reserved

38 comments for “Opinión: el «sorpresivo» fallo de Colombia en Innsbruck

  1. Julian
    2 octubre, 2018 at 11:27 am

    Hoy sí, estoy totalmente de acuerdo. Saludos

    • carlos
      2 octubre, 2018 at 3:13 pm

      Por fin comparto una columna de palermo, claro y preciso, ojala no solo la federacion sino los mismos corredores, fueran honestos al participar por colombia en estas pruebas, pq como lo dice palermo, este deberia ser un capitulo para las nuevas generaciones tuvieran su oportunidad, indudablemente con el acompañamiento de una o dos estrellas,

  2. 2 octubre, 2018 at 11:32 am

    Que excelente frase Pablo, es la radiografía del periodismo colombiano.

    y el equipo del hashtag a la final salvó el año con el arcoirís de Valverde.
    «El daño que gran parte de la prensa colombiana hace con su amarillismo es tremendo, tanto como ciertos equipos con hashtags contraproducentes que luego se vuelven en contra.»

  3. 2 octubre, 2018 at 11:36 am

    Totalmente de acuerdo!! lo más objetivo que he leido.

  4. 2 octubre, 2018 at 11:38 am

    Y sumemos que el que menos tenia experiencia para una clásica, fue el mejor colombiano: Nairo Quintana. a veces pienso que corre mejor si tanta presión de la prensa, que estoy de acuerdo «le hace mucho daño al ciclismo». Chapeu Pablo

  5. 2 octubre, 2018 at 11:45 am

    clap clap clap.

    el año pasado dio vueltas un video donde el director jaramillo les decía a la selección en lavenir «vamos ir con tal y cual en fuga y…» y ahi nomás egan lo cortó y le dijo «no, nada de fuga, vamos a estar todos juntos y poner el ritmo nosotros» o algo así. hicieron lo que dijo bernal y ganaron. mucho talento en colombia pero muy muy muy mal dirigido.

    • Diogenes
      2 octubre, 2018 at 1:18 pm

      Valioso ese comentario ,yo estuve pendiente del tour que ganó Bernal y en la charla técnica el técnico dijo de estar en fugas y Bernal a pesar de su falta de experiencia dijo que lo mejor Hera ir en bloque y finalmente ganaron,lógico eso sucedió cuando se tenía la camiseta y quedaban dos etapas de montaña

  6. Pedro Jose Cabarca Avila
    2 octubre, 2018 at 12:42 pm

    Jaramillo debe dar un paso al costado y que venga un nuevo director ya esta bueno….

  7. Manuel estrada
    2 octubre, 2018 at 12:44 pm

    Lo mas grave todos los aficionados al leer una critica contra el ciclismo o los corredores se enfurecen ellos no escuchan argumentos ,no razonan el puesto 15 de nairo esta muy bien y es motivo de orgullo, cuando dumoulan pidió disculpas por ser solo cuarto y por luchar con todo hasta el final.ah es curioso que nairo se sienta satisfecho con ese puesto que ocupo.

  8. 2 octubre, 2018 at 1:04 pm

    Creo que eran más las ilusiones y expectativas que las opciones reales de hacer un gran mundial, si vemos la temporada y como terminaron las principales figuras colombianas en la Vuelta a España podemos deducir que estábamos soñando y muchos no querían ver las verdaderas posibilidades (realmente el único que pudo haber luchado por algo mejor era Egan Bernal). Si ha esto le sumamos que el recorrido aunque era con mucho desnivel tenía varias cosas en contra, la longitud (no están acostumbrados a tantos km en una sola jornada y al final eso merma), las rampas del último ascenso (cuando son pendientes con alto grado de inclinación los colombianos sufren y mucho) y el descenso final.
    Adicionalmente está más que demostrado que correr un mundial o una clásica es algo muy diferente a una Gran Vuelta o una carrera por etapas y a los colombianos nos falta mucho por aprender en lo que corresponde a las carreras de un día.
    Finalmente hay que agradecer a todos estos ciclistas colombianos que nos han devuelto la ilusión en cada carrera que se disputa y aunque no consigan los resultados que todos deseamos siempre hay que apoyarlos y respaldarlos porque gracias a ellos el ciclismo renació en toda latinoamérica.

  9. 2 octubre, 2018 at 1:06 pm

    Algo adicional, pésima dirección de Carlos Mario Jaramillo

  10. Arbey
    2 octubre, 2018 at 1:25 pm

    La primera parte del articulo no es nada novedoso, la incapacitada y la falta de manejo de la federación colombiana de ciclismo, la falta de proyectos deportivos es algo que ya se sabia hace mucho tiempo.

    En cuanto al auto elogio de la aparente objetividad en relación a no tener intereses para hacer el articulo, tampoco en Colombia hay iteres por el ciclismo ya que el 90% de la presa no habla de él, y con esto la expresión del «amarillismo de la presa colombiana» tampoco termina siendo real al menos en relación a ciclismo, puesto que terminan apareciendo un par de comentarios de algún oportunista en algún medio de comunicación, del cual se prenden otros como en este medio, para generalizar y rotular a la presa colombiana como amarillista, cuando par ello tendrían al menos que hablar los principales medios de comunicación de ello y no lo hacen.

    En cuanto a llevar jóvenes a foguearse en categorías menores con los cupos que se obtiene, seria indispensable, pero que quedaría para los corruptos, esa plata se perdería de los bolsillos de los dirigentes que no podrían ir a pasear.

    El hecho que en una rueda de presa se presente los cuatro supuestos capos es solo una cuestión de imagen, algo totalmente irrelevante, por que la designación debía hacerse en privado y demostrarse en carrera, algo que no sucedió por que Colombia no tiene clasicomanos y esta era una carrera para corredores potentes en estas cuestiones, para este circuito tal ves el mas cercano Sergio Henao en un buen estado de forma y de pronto Chaves, si fuera estado en condiciones de correr pero no había mucho mas.

    Una medalla se podría esperar si Sergio Henao fuera llegado en un gran estado de forma como en los Olimpicos con este circuito duro o Chaves con un estado como cuando gano lombardia, y no como algo excepcional si no como una posibilidad real, pero en esta situación no había mucho que esperar.

    En cuanto a la parte que los sudamericanos están a años luz de los Europeos, En un recorrido como el de este mundial no lo creo: Los Colombianos están lejos, Los Ecuatorianos están un poco mas lejos porque tiene a Carapaz, pero no tendrían un equipo grande con que protegerlo, por los cupos, Los Costarricenses están un poco mas lejos aunque tiene a Andrey Amador que tiene capacidad para una clásica, pero esta en malos términos con su federación, El resto si están a años luz.

    • Raúl
      2 octubre, 2018 at 1:31 pm

      Su comentario es tan largo como estúpido y racista…

      • Arbey
        2 octubre, 2018 at 1:43 pm

        No hay nada de racismo en el comentarios, y si te parece largo no lo leas ya que no tenes capacidad interpretarlo y entenderlo.

    • carlos aldana
      2 octubre, 2018 at 1:37 pm

      Bastante aterrizado el comentario.

  11. Anibal Arcila
    2 octubre, 2018 at 1:31 pm

    Excelente análisis.

  12. carlos aldana
    2 octubre, 2018 at 1:34 pm

    Totalmente acertado el comentario, los mundiales y los olímpicos se deben planificar y no todo los ciclistas de GV son buenos en este tipo de competencias, el problema principal parece ser el técnico, él debe ser consiente que no esta dando resultados y hacerse a un lado, así mismo la federación con el técnico deben planificar este tipo de competencias por lo menos con un año de anticipación, porque la realidad es que hicieron el oso.

  13. Iván Arias Botero
    2 octubre, 2018 at 1:44 pm

    Estoybde acuerdo en parte:
    Este es un deporte de equipo y de este forma parte la FCC pero aquí fallaron todos.

    Es triste que ni siquiera las plazas fueron utilizadas y los corredores no se les vio en buena forma ni unidos ni entregados a una causa.

    Básicamente corrieron a lo que salga, tanto en elite como en contrarreloj, sub 23 y demás categorías.

    Es lamentable la presentación hay que ser realistas.

  14. Nesis Mendoza
    2 octubre, 2018 at 1:57 pm

    Es que no se necesita ser tan experto en ciclismo para saber que una cosa es correr clásicas y otra una gran vuelta, lo triste es que así como desde Colombia estamos desesperados por lograr algo con la geneaigene»dorada» en el fútbol, estamos hundiendo una generación excepcional de ciclista, acá cada organización local trabaja por su lado, cómo es posible que hayan dejado fracasar el proyecto de Team Colombia, ya estos muchachos demostraron que de acá se pueden sacar velocistas, escaladores y con preparación clásicomanos y gente que se defienda contra el reloj

  15. Jairo Otálora
    2 octubre, 2018 at 2:03 pm

    Señor pmpalermo, completamente de acuerdo. Pienos que el amarillismo en nuestra prensa se da porque varios de los comunicadores que hoy hablan de ciclismo, se subieron al bus del «boom» de los escarabajos, pero traen el fanatismo y el veneno del comentario del fanático futbolero: resultados ya Y sin análisis técnico. Además, creemos falsamente, que tenemos que ganar todo, cuando sabemos que aunque hay talento, la preparación está lejos de los ciclistas europeos.
    Saludos

  16. ARTURO Miranda
    2 octubre, 2018 at 2:30 pm

    Totalmente de acuerdo. Hoy si. Que hace que Jaramillo que casi no muestra resultados siga ahí apostillado en la dirección técnica dea selección colombiana?. No se si me equivoque pero ese egoísmo de Quintana contagia todo el equipo. No hay autoridad por parte del técnico. Ese resultado se veia venir.

  17. 2 octubre, 2018 at 2:45 pm

    Si observamos la clasificación de la carrera, veremos que fue una prueba para hombres que se defienden bien en la montaña y no para clasicómanos. Poco pintaron los Kwiato, Sagan, Van Avermaet y el propio Alaphilippe que es el que mejor se defiende en la montaña de todos los especialistas.
    La prueba la ganó un corredor que tiene en su palmarés una Vuelta a España y podiums en Giro y Tour de Francia. Segundo clasificó un doble podium en el Tour y cuarto Dumoulin, vencedor en Giro y podium en Tour. Definitivamente, sí era un mundial para los colombianos. Y de hecho, le faltó un rematador, que no era otro que Miguel Ángel López, quien tuvo un infortunio en el transcurso de la prueba y por eso no pudo disputar la victoria. No era una carrera para Uran ni para Henao, sino para el de Astaná. Pero el ciclismo es así y no se puede luchar contra las desgracias, contra los elementos.
    Sobre la competencia o no del seleccionador, no puedo entrar a valorar ya que desconozco totalmente ese asunto. Pero sí creo que se vio a un equipo poco cohesionado, un equipo de guerrilleros luchando sin coordinación. Tal vez haya muchos egos en esa selección, no lo sé.
    Saludos.

  18. diego rojas
    2 octubre, 2018 at 3:44 pm

    Este comentario es sub real, soy asiduo lector de ciclismo, y en Colombia no se ha criticado ni mucho menos ultrajado a nuestros ciclistas, lo normal en una mala presentación, pero tenemos clara las limitantes si entendemos la mediocridad del director técnico.. Crítica pura solo la encontramos en foros Españoles como parlamento ciclista, DONDE SABEMOS QUE EXISTE UNA ÉLITE XENOFOBA, y una omertá de frustrados ciclistas y periodistas, que solo encuentran consuelo, en aplaudirse sus egos, adivinanzas, y todo tipo de babosadas..

  19. Sonja Neteu
    2 octubre, 2018 at 3:55 pm

    ¿Qué hace la FCC en el mundial? El director técnico no dirige ni aparece y el bus, las bicicletas los mecánicos y demás elementos los presta gratuitamente el señor Joxean Matxin Fernández de la EUA.

  20. José Luis Barragán
    2 octubre, 2018 at 6:11 pm

    Coincido con la exposición de Pablo Palermo. Un equipo con cuatro capos y cuatro gregarios no funciona. Se requiere de un entrenador con mayor ascendencia como el caso de Javier Mínguez con España. No se puede despreciar la trayectoria de Raúl Mesa, Rafael Antonio Niño o Martín Emilio Rodríguez, personajes con todo el conocimiento sobre el deporte y una trayectoria llena de logros. Carlos Mario Jaramillo fue un gran ciclista, pero no una estrella. No le hacen caso.

  21. luis carlos palacio londoño
    2 octubre, 2018 at 6:30 pm

    Buen comentario.

  22. FonceRaft
    2 octubre, 2018 at 7:50 pm

    El único que podía hacer algo en este Mundial con este recorrido era Urán que terminó en ascenso la última semana de la Vuelta y es un corredor más todoterreno. Henao no ha brillado mucho este año, Nairo es un corredor de fondo y no de potencia para clásicas de un día y López como vimos en los Nacionales todavía le cuestan largas distancias en recorridos pestosos donde se debe estar siempre alerta y bien ubicado, además al igual que Yates y Mas pagaron el desgaste de pelear a tope la Vuelta. Pese a esto me hubiera gustado verlos andar agrupados en el lote y cuidando cada uno del otro como un equipo, lo que hubiera sido más efectivo a la hora de ahorrar fuerzas que andar cada uno por su lado tratando de gastar lo mínimo.

  23. Germán Tamayo López
    2 octubre, 2018 at 8:06 pm

    Lo de la total ineptitud y falta de visión de La Federacion Colombiana de Ciclismo es una verdad plenamente más que demostrada. Eso lo sabemos todos.

    Para mi lo sorpresivo y decepcionante fue ver que Colombia no tuvo equipo como tal. En la carrera cada uno salió por lo suyo. No hubo cohesión, nunca trabajaron juntos. Todos corrieron para sí mismos y para ninguno, desaprovechando una gran oportunidad.

    Los que medio sabemos algo de esto, no le pedimos la victoria a nuestros ciclistas. Les exigíamos eso sí, que se comportaran como equipo, que nos representaran como una unidad, sin egos personales, siempre en pro de un bien mayor y común. Era lo mínimo que podían hacer. Y no lo hicieron. Fallaron en estar unidos, en servir al que mejor estaba. Fallaron en la autocrítica. No hubo Arus o Landas que renunciaran por que sabían que no estaban bien. No hubo un Bernal que ante la falta de técnico pusiera las cosas en orden. O tal vez si lo hubo pero no lo escucharon.

    El fracaso no fue el resultado. El fracaso fue que nunca hubo unión. Muchas veces estos mismos hombres en otras competencias de naciones han brillado solos. Sin un verdadero apoyo de la FCC nos han representado con dignidad. Pero esta vez si tengo que decir que fracasaron. Y no por culpa de la Federación ya que de esta dirigencia no se puede esperar nada. Para mi, los mismos corredores fueron inferiores a la tarea. Se dejaron derrotar por sus egos.

    Los colombianos fueron a brillar con luz propia y fueron opacados por la radiantez conjunta de las naciones europeas que sí saben que es un equipo.

  24. FonceRaft
    2 octubre, 2018 at 8:27 pm

    Lo más decepcionante es que dejemos perder los cupos como ya pasó en Bergen y volvió a pasar en Innsbruck, particularmente los de categoría Junior y los de las pruebas al crono individual donde los muchachos podrían foguearse y tener un diagnóstico claro de dónde están y donde necesitan enfocarse. Un ejemplo: Erika Botero en Junior pudo darse cuenta que para arriba puede estar al nivel pero que debió guardar un poco para el último kilómetro y que debe mejorar su técnica bajando porque mientras las europeas refrescaban piernas para ella los descensos significaron más desgaste y estrés físico y mental por los nervios, afortunadamente ella aún está en edad de corregir estas falencias porque cuando se trata de corredores ya formados es muy difícil ya hacerlo.

  25. FonceRaft
    2 octubre, 2018 at 8:55 pm

    El único que podría haber tenido opciones de podio era Urán porque es un diesel que puede con este kilometraje, porque terminó en ascenso la última semana de La Vuelta y porque es un corredor más completo en todos los terrenos. Henao aunque tiene las condiciones para estos recorridos ha brillado muy poco esta temporada en Europa, Nairo es un brillante fondista ideal para carreras por etapas pero que no cuenta con la potencia necesaria para carreras de un día, y a López todavía le cuestan estos recorridos pestosos donde se debe estar atento y bien posicionado para evitar riesgos y para no perderse las movidas que deciden la carrera, como se vio incluso en los Nacionales, además, pagó junto con Yates y Mas el desgaste que significó el estar peleando La Vuelta.

  26. Milton velasco ulloa
    2 octubre, 2018 at 9:28 pm

    Estoy totalmente de acuerdo. Una cosita ,será que los ciclistas WT caso los que estuvieron en el mundial le hacen caso al DT Millo ? Será que tiene el suficinte conocimiento o credibilidad para este tipo de carreras?. Lo digo por que cada líder (capo) tenía su compinche y cada cual corrió por su lado nunca en equipo como España,Italia,Francia Holanda.
    Uran-Martinez
    Nairo – Winer
    Checho-sebas
    Lopez- Contreras..
    Otra cosa , Cuál podría ser el técnico de la selección colombia para el próximo año?

    • Sonja Neteu
      2 octubre, 2018 at 9:48 pm

      Para que cambien al técnico, primero hay que cambiar los directivos de la federación.

  27. FonceRaft
    2 octubre, 2018 at 9:50 pm

    Mis disculpas porque me salió un comentario repetido. Otro punto, el calendario europeo está plagado de carreras de un día de todos los pelambres, mientras que en el calendario nacional cada vez son más escasas, lo cual es una pena porque en cualquier lugar del país tenemos terreno para multitud de clásicas con hermosos recorridos y porque incluso son más fáciles de manejar logísticamente temas de tráfico y cierres viales usando como en Europa los circuitos y las vías secundarias. Además, las carreras de un día son espectaculares para los espectadores porque los ciclistas no tienen que guardar nada para el otro día ni para la tercera semana.

  28. Oscar Trujillo
    3 octubre, 2018 at 12:44 am

    No puede haber decepción cuando no hay historia, base objetiva y contrastada para esperar nada de los ciclistas colombianos en pruebas de un día. Salvo la Lombardia de Chaves y el mundial sub 23 de Duarte, hechos aislados excepcionales.

    No hay «cultura» de la clásica larga en kilometraje y de nivel en Colombia. No hay carreras en Colombia de categoría siquiera secundaria o de tercera en este tipo de pruebas. Los jóvenes (todos) quieren ser vueltómanos como sus ídolos y la federación nunca ha hecho nada por potenciar estas competencias que son la base para ser un buen clasicómano y aspirar a ganar mundiales y juegos oliímpicos (como tampoco ha hecho nada para intentar elevar el precario nivel en la crono de los pedalistas colombianos de todos los tiempos y por supuesto los jóvenes de ahora) hay que ser iluso para, en estas circunstancias, pensar que algún colombiano va a ganar este o cualquier mundial. Nunca vamos a ser como los belgas italianos holandeses y tantos otros europeos en pruebas de un día, Ellos nos llevan 100 años de ventaja corriendo clásicas de alto nivel. Por qué no nos concentramos en lo que SI se les da bien de forma natural, que es la montaña, y mejorar mucho en la cronos; ya con eso se consolidarían entre los mejores vueltómanos del mundo. Para lo otro hace falta un arduo continuado y largo trabajo de formación en categorías inferiores, y también fomentar clásicas largas y duras en el calendario nacional pero de nivel, que aquí en toda América -salvo en Canadá que hay dos pruebas WT- no hay ni ha habido jamás.

    • Germán Tamayo López
      3 octubre, 2018 at 10:38 am

      Acertado lo que usted dice pero en mi caso si hay decepción, no por el resultado sino por que no hubo equipo. No se juntaron, no se pusieron de acuerdo, no buscaron una meta en común. Como si no tuviéramos ya suficiente con la escasez de trabajo de los encargados de nuestro ciclismo, ahora le sumamos el egoísmo y soberbia de nuestros ciclistas. Eso es muy decepcionante.

  29. Renan Mosquera
    3 octubre, 2018 at 9:59 am

    El técnico es clave: tiene que «crear sentido de equipo» en pocos días, tiene que tener un plan de carrera muy claro (estudiado de meses), poseer experiencias propias en carreras similares, tiene que generar confianza y liderazgo ….. Carlos Mario no tiene nada de esto!!

  30. Renan Mosquera
    3 octubre, 2018 at 10:23 am

    El técnico tiene un papel importante: Crear «sentido de equipo» en pocos días, volcar sus experiencias propias en sus corredores, tener un plan de carrera muy claro, generar confianza y tener liderazgo ….. Carlos Mario no tiene nada de esto!!!

  31. Miguel martinez
    3 octubre, 2018 at 1:48 pm

    Ya se convencieron? Valverde es el Rey, que corre todo y donde sea, no como otros que solo entrenan dizque para tal carrera y llegan vonvexcusas. Y ya sepan que cualquier flaco dupe mejor que los nuestros. No se dejen vender humo

Deja un comentario