Opinión: En el día (casi) perfecto de Italia, el oro era de Henao

Por @pmpalermo

Greg Van Avermaet entró en la historia grande del ciclismo y se colgó el oro olímpico a base de sufrimiento para aguantar con los escaladores en un circuito adverso para él,donde no gozó de apoyo alguno por parte de sus compañeros, vencidos ante la dureza del trazado.

Foto: Reuters

Foto: Reuters

Sin embargo, con todo respeto por su victoria, hay que reconocer que los ganadores morales del día fueron Sergio Henao y Vincenzo Nibali, los dos más fuertes de la competencia, que sufrieron una caída en la última bajada a Vista Chinesa, justo cuando se encaminaban rumbo a un duelo por el oro. Con ellos, un tocado Rafal Majka que poco tenía por hacer en el llano más que aguantar.

Con la competencia rota, el podio estaba definido en favor del trío en cuestión. Y hubiera sido justo, ya que sus selecciones trabajaron en consecuencia: Colombia coló a Pantano en el primer corte y, cuando éste fue neutralizado, Henao hizo lo imposible por formar parte de la movida propiciada por Italia, con Caruso, a 70 kilómetros del cierre.

“Checho” consiguió sumarse a la peligrosa fuga y luego aguantó cuando Nibali y compañía -que hicieron una carrera perfecta- llegaron desde atrás. Ni que hablar del último y poderoso ataque del “Tiburón” en la trepada definitiva a Vista Chinesa, donde el de Rionegro siguió a su rival sin evidenciar la fatiga acumulada por marchar en escapada desde largo tiempo antes.

Los de Jaramillo tomaron la salida con la decisión de formar parte de cada aventura, aprovechando que sus cinco hombres tenían capacidad de remate, pero también, buscando la chance de no tener que tirar del lote. Y cumplieron.

Italia propuso siempre. Tiraron del mayoritario para capturar la fuga matutina, posteriormente enviaron a Caruso por delante y remataron con un formidable arreón en el circuito decisivo, donde coparon la vanguardia en una suerte de reunión del Astana: Fuglsang (Dinamarca), Zeits (Kazajistán), Aru y el propio Nibali.

De allí en más endurecieron, preparando el lanzamiento del campeón del Giro, que cerca estuvo de quedar solo y con la bajada y el llano por delante. No lo logró, porque Henao y Majka se retorcieron con éxito para sostener su estela, olfateando la histórica chance olímpica.

¿Y Polonia? Metió a Kwiatkowski en fuga y éste marchó en cabeza gran parte de la jornada, permitiendo a su compatriota un viaje en carroza, cortesía de España, Gran Bretaña y demás perseguidores. Escalador de pura cepa, Majka sólo tenía opciones de conseguir el oro descolgando a Nibali y Henao en el puerto, pero allí quedó claro que no iba fino.

Con terreno “accesible” (lo era, con los 4.500 metros de desnivel acumulados a sus espaldas) en el horizonte, las medallas estaban aseguradas para estos tres y sólo restaba por conocer el orden del podio. Y, en ese escenario, es indudable que el más rápido del trío de punteros era el cafetero.

Clasicómano de contrastada punta de velocidad, el escarabajo tenía todos los números para alzarse con el título, tal como sucedió luego con Van Avermaet y sus dos compañeros de circunstancias, que se sabían derrotados por el belga antes de cruzar por la llegada.

Lamentablemente, el hombre de Sky no pudo plasmarlo sobre el asfalto y todo quedará en conjeturas incomprobables. Las carreras se ganan, no se merecen, pero como pocas veces a lo largo de la historia, quedó la sensación de que el título tenía dueño, y era el sudamericano.

Evidentemente no debía ser, porque la desgracia se atravesó en su camino y del modo más inesperado. ¿O acaso alguien auguraba una caída -en su terreno- de quien es considerado el bajador más virtuoso del pelotón?

Henao, que no cometió errores, terminó desparramado junto a su rival, la rueda lógica a marcar en un descenso y principal responsable de lo que sucediera desde allí y hasta el arribo.

Van Avermaet es campeón por méritos propios, es cierto, pero la cuota de fortuna necesaria para toda empresa fue más generosa de lo normal en esta ocasión, permitiéndole quedarse con una presea que tenía dos aspirantes por encima del resto y, entre ellos, a uno con una leve ventaja debido a lo que restaba por transitar y sus características físicas.

Por ello, con permiso de los tres hombres que finalmente subieron al cajón de Río de Janeiro, es justo decir que Nibali y Henao fueron los verdaderos héroes del día y que si uno debía colgarse el máximo galardón, era el latinoamericano.

Pablo Martín Palermo

¿Te gusta lo que hacemos? seguínos en @CiclismoInter

Sumate en facebook: Ciclismo Internacional

Copyright © 2012-2016 Ciclismo Internacional. All Rights Reserved

31 comments for “Opinión: En el día (casi) perfecto de Italia, el oro era de Henao

  1. Davidreina88
    7 agosto, 2016 at 2:50 am

    Pablo. En mi ignorancia. ¿Henao no bajaba demasiado pegado a Nibali?.

  2. alfono
    7 agosto, 2016 at 7:05 am

    Para ganar hay que ser bueno subiendo y bajando, si comentes un error ya no eres el mejor de la carrera.

  3. Andrés
    7 agosto, 2016 at 10:25 am

    Pablo muy triste la caída sobretodo por Sergio era ponerle honor y justicia a su carrera. Me queda la sensación de que pudo ser campeón del giro y tampoco se pudo.

  4. Santiago
    7 agosto, 2016 at 11:42 am

    Pablo, en gran parte estoy de acuerdo, aunque siento un leve patriotismo en tus palabras…
    Buen texto.

    • 7 agosto, 2016 at 6:12 pm

      Santiago: me genera risa ( en el buen sentido) tu comentario ya que soy argentino y, además, vivo luchando contra los insultos de parte de Colombia, que me cree español.
      Tu mensaje es una prueba más de que sólo digo lo que pienso y creo, y que no me importan las banderas.

      Saludos

  5. jose zakzuk
    7 agosto, 2016 at 12:08 pm

    Excelente comentario sobre lo que realidad debió ser y no fue.

  6. 7 agosto, 2016 at 12:08 pm

    Ante todo, muy linda carrera. Sì, algo de mala suerte hubo en Nibali y Henao, pero no le quita un àpice de mèrito al triunfo de Van Avermat, que les metìa presiòn perseguìèndolos y tirando como bestia. Ademas, hay que tener en cuenta lo duro del recorrido, que no era el màs propicio para el belga y sin embargo se la bancò para llegar ahi a tiro al final, donde sì era su fuerte.- Otra cosa: què diferente se lo viò a Froome sin su poderoso Sky que lo arropara ehh !!…anduvo sin pena ni gloria. ¿ Irà a la Vuelta como habia anticipado ?…mmmm

  7. Lucas gaday
    7 agosto, 2016 at 12:09 pm

    Habria que investigar bien el caso pero a mi me dio la sensación de que se terminan cayendo porque henao lo paso a nibali y quizo poner un ritmo aún mas fuerte que el del italiano en bajada…. Porque analizando las imágenes de la caida el q cae primero desde mi punto de vista es el colombiano y luego nibali. Cuando se ven las primeras imagenes nibali todavia viene dando vueltas y henao ya está frenado, imagen que me hace deducir que cayó henao y luego nibali se lo lleva por delande cayendo más lejos que el escarabajo. En caso de haber sido asi la caída yo no lo pondria como merecedor de el oro a henao y si a nibali o majka teniendo en cuenta que habrian sido mas cautelosos en él descenso…

    • 7 agosto, 2016 at 6:13 pm

      Hola Lucas. Hoy Jaramillo (dt de colombia) confirmó que Henao venía detrás de Nibali.
      Un abrazo grande!

      • Lucas gaday
        7 agosto, 2016 at 6:39 pm

        Ok entonces coincido totalmente con tu pensamiento!! Un abrazo amigo

  8. Lucas gaday
    7 agosto, 2016 at 12:13 pm

    Ademas una caida en descenso como la que sufrio henao pasa por falta de destreza en el terreno y no por mala suerte… De confirmarse mi teoría, El que si habria tenido mala suerte es “lo squalo” nibali

    • Matias Medici.
      7 agosto, 2016 at 3:08 pm

      Arriesgaron y les salio mal, como cuando alguno ataca muy lejos y no llega. Esto es lo mismo.abrazo.

    • Javier
      9 agosto, 2016 at 6:59 pm

      De que hablas a cualquiera le pasa esto en un descenso de este tipo, que tiene que ver Henao en la caida de Nibali si este era quien lideraba el descenso, parece que estas viendo es futbol, si asi es como lo llamas entonces la falta de destreza es de Nibali, uno de los mejores del mundo descendiendo.

  9. victor melchor
    7 agosto, 2016 at 12:49 pm

    Como siempre, magnífico análisis, Pablo. Felicitaciones !

  10. 7 agosto, 2016 at 1:24 pm

    Perfecta crónica y acertadas conclusiones. Adornada por comentaristas como el vidente parapsicólogo Lucas Gaday que describe con lujo de detalles la caída sin haberla visto, y además determina el culpable.

    • 7 agosto, 2016 at 5:48 pm

      Exacto, condenando sin saber nada…

    • 7 agosto, 2016 at 7:36 pm

      Bueno, Lucas es ciclista profesional, algo debe saber sobre estas cuestiones.

      • 7 agosto, 2016 at 7:39 pm

        De hecho, el comentario de Lucas es excelente y sólo puede estar desmentido por el propio Jaramillo. Si no, era la opción más viable.

  11. Ignacio
    7 agosto, 2016 at 2:56 pm

    No veo como improbable el escenario que presenta Lucas Gaday. La otra opción (Nibali se cae y arrastra a Henao) solo tiene como fundamento el de mencionar al italiano como “el mejor en el descenso”. Lo único cierto es que ambos terminan en el piso y primero está Henao y luego Nibali.
    Pero es para justificar cualquier cosa que inventamos los “campeones morales”

  12. Guillermo
    7 agosto, 2016 at 3:09 pm

    Dificil averiguar lo que paso cuando la television fue un desastre durante toda la carrera. Sin comentaristas de calidad y con imagines que desearon mucho que desear. nada se dice en el analisis de la pobre actuacion española que en determinado momento de la carrera desaparecio literalmente de las pantallas. Mezclar al Sky y al tricampeon del Tour con un juego olimpico es una estupidez de quien hizo el comentario.

    • 7 agosto, 2016 at 6:15 pm

      Guillermo. Fuglsang ya ayudó a Nibali en algún Mundial, corriendo para diferentes selecciones. Así que el comentario no es ninguna estupidez y hasta escuché de parte de TUTTOBICI (prestigioso medio italiano) que Zeits (Kazajstán) corrió para Nibali.
      Saludos

      • Guillermo
        7 agosto, 2016 at 10:52 pm

        Pablo, cuando escribi la palabra estupidez no me referia a tu comentario sino al de quien se hace llamar @DECAPODO, lamento si me exprese mal

        • 8 agosto, 2016 at 9:59 am

          Guillermo. Noy problemas. Queda aclarado. Si te ruego que moderemos los términos por si alguien se siente ofendido. Por lo demás, mis comentarios pueden ser criticados también y espero así lo hagas de estar en desacuerdo. Cordial saludo

  13. alfonso manzano jaramiilo
    7 agosto, 2016 at 4:07 pm

    Esperemos dentro de cuatro años, lo pasado pasado. Feliz día,

  14. 7 agosto, 2016 at 7:17 pm

    Para el que calificò de estupidez algùn comentario, serìa bueno que entendiera que lo realmente estùpido es no leer bien o tergiversar palabras ajenas

    • Guillermo
      7 agosto, 2016 at 10:54 pm

      Mas arriba explico que el termino fue destinado a otro comentario, no al de Pablo, gracias

  15. 7 agosto, 2016 at 7:55 pm

    Me parece que podemos disentir sin caer en agravios ni adjetivar agresivamente.

    a mi me gustó mucho la carrera. muchos ataques y emoción. esto de correr sin pinganillo y con equipos cinco favorece al ciclismo que disfruto. fue muy distinta a cualquier etapa del último tdf.

  16. JUAN DE LA CRUZ ROJAS ROJAS
    8 agosto, 2016 at 2:02 pm

    pmpalermo: OBJETIVO, VERAZ, CONTUNDENTE Y ETICO SU ANALISIS – OPINION. Gracias. YO COMO COLOMBIANO PRACTICANTE DEL MEJOR DEPORTE DEL MUNDO PUEDO DECIR QUE ESTAMOS ORGULLOSOS Y NADA FRUSTRADOS DE LA ACTUACION DE NUESTROS ESCARABAJOS. VIVA EL CICLISMO. Saludos.

  17. carlos aldana
    8 agosto, 2016 at 11:56 pm

    NIVALI y HENAO los mejores corredores de ruta de los Olímpicos se caen cuando los esperaba la gloria, así es la vida y el ciclismo, no siempre gana el mejor.

  18. Guillermo Oudin
    9 agosto, 2016 at 9:38 am

    Bueno, lo dijo el propio Henao, que se acercaba la meta y bajaban arriesgando un poco màs aùn que en bajadas anteriores. Muchas veces tomar ese riesgo plus dà rèditos, pero en algunas ocasiones pasa lo que pasò. Mala suerte para Henao y Nibali. Pero, en mi criterio, ello no empequeñece el triunfo de Van Avermat, que los venìa persiguiendo y tiraba como una bestia; ademas, el belga se bancò un terrero a priori un tanto adverso para èl y màs propicio para escaladores. Ganó muy bien en una linda carrera, mucho màs emotiva que la mayoria de las etapas del aburrido TDF

  19. luis londoño
    11 agosto, 2016 at 5:19 pm

    Gracias como colombiano y muy acertado … una muestra más de lo impredecible de este maravilloso deporte donde Colombia ya brilla con luz propia, pueda ser que el estado y la empresa privada se apersonen de la gran cantera que tenemos …

Comments are closed.