Opinión: EsceptCiclismo

Por @pmpalermo

Gonzalo Najar ya es dueño de la Vuelta a San Juan 2018 y celebra en la intimidad. Pero su estratosférica actuación en el Alto Colorado todavía repercute, dividiendo las aguas entre quienes lo admiran, maravillados, y aquellos que no creen en absoluto lo acontecido.

Foto: Franco Xavier Videla

Lamentablemente, el ciclismo actual sufre por décadas de desmadre en lo que al dopaje refiere. Y el hecho de que uno de los íconos del presente -Chris Froome- esté al borde del abismo, empeora el asunto.

Más precisamente, se trata del escepticismo reinante, tanto dentro como fuera del pelotón. Así, toda performance por encima de la media pasa a ser escrutada instantánea y rigurosamente, acabando con los últimos vestigios de romanticismo en el deporte pedal.

Está claro que las gestas de antaño eran posibles, en gran medida, gracias al uso de sustancias dopantes. Y es entendible, tras presenciar carreras que luego ven su clasificación modificada en un escritorio, que el público dude.

Pero la balanza se ha inclinado en exceso hacia el otro lado. Antes, al menos, se respetaba la presunción de inocencia y se creía en el espectáculo hasta que se demostrara lo contrario. Ahora, en pleno desarrollo de las acciones, y gracias a las redes sociales, el juicio comienza en tiempo real.

Es una pena que un gran porcentaje del mundo del ciclismo ya no disfrute -porque no lo hacen- y sólo estén a la espera de la siguiente violación al reglamento. Aunque luego la misma no suceda.

Las víctimas son los corredores limpios y los fans que quieren creer y vibrar junto a sus héroes. Porque el fin último de cualquier deporte es entretener, y en el ciclismo eso es cada vez más raro.

¿Qué sentido tiene entonces, para el corredor, prepararse para ganar? Más conveniente ser uno más, cobrar un sueldo y no sufrir acusaciones sin pruebas, que intentar ser el mejor. ¿Y cuál es la «gracia», para los espectadores aquí en cuestión, de perder su tiempo en mirar algo en lo que no creen?

Que hay tramposos es un hecho, y que deben ser castigados en caso de comprobarse el «delito» también. Pero sería beneficioso para todos no estar al acecho, cual cazadores, pensando todo el tiempo que los atletas cometieron un pecado.

Porque detrás de cada actuación, por más que sólo se trate de llegar en el seno del pelotón, hay miles de horas de sacrificios personales y familiares que se ven ensuciados gratuitamente.

En el caso de Najar, válido por ser el más reciente, es conveniente analizar diversas aristas antes de condenarlo a la hoguera:

En primer término, se trata de un pedalista que hizo de San Juan su Tour de Francia. Por dicha razón, llegó a tope, proveniente de una concentración en altura y como miembro de una escuadra en condiciones similares. Además, conocían el terreno a la perfección, contaban con un corredor más que los extranjeros y la altitud del Colorado no fue un problema, acostumbrado a rodar a 2.500 msnm.

Si se añade que los rivales estaban de pretemporada, que el puerto era de fuerza -Ganna y sus 80 kg son una buena referencia de ello- y que llegaron a la base de la trepada destrozados por los abanicos previos, no resulta tan ilógico lo visto.

Aún así, quienes no confíen, tienen la seguridad que ofrece una competencia 2.1 cuyos tests se realizaron en tiempo y forma. Y en el caso del SEP, antes y después de las etapas. Los resultados saldrán de un laboratorio acreditado, que sería el de Madrid.

¿Más? Quien les habla trabajó en la transmisión de TV con casi 30 monitores a disposición, entre los que había cámaras de helicóptero, motos y hasta un drone. Ninguna reveló irregularidades, es decir, ayudas hacia Najar.

Franco Xavier Videla, corresponsal y fotógrafo de esta redacción, tuvo el privilegio de viajar en una moto a metros del jujeño, mientras este volaba hacia la gloria. Huelga decir que tampoco presenció anomalías.

Finalmente, quienes piensan que pudo haber empleado un motor deberían visitar el país y conocer los orígenes de este chico y la realidad socioeconómica general. Difícilmente haya tecnología de esa índole en una región donde los tramposos están una década por detrás de lo que se escucha desde Europa.

Con todos estos datos, hubiera sido mejor gozar con una jornada de ciclismo del bueno. Y en todo caso, si más adelante surgen malas noticias, «lincharlo» virtualmente, como ya se hizo.

No somos ajenos a la historia, pero no vendría mal que se aplique un poco de la misma confianza que se deposita en tantos otros apartados cotidianos, menos placenteros y más riesgosos que el ciclismo, un hobby.

O incluso, la que se tiene en otros deportes. Sin ir más lejos, en Australia se han estado disputando partidos de tenis maratónicos, bajo un sol abrasador y sin que a nadie llame la atención en lo absoluto las prestaciones de los jugadores.

El ciclismo agoniza. Por culpa de sus intérpretes primero, y de la prensa y los aficionados después. Y tratar de hallar cosas antes que pasen no ayuda. Triste, pero moneda corriente en los tiempos del EsceptCiclismo.

Pablo Martín Palermo

¿Te gusta lo que hacemos? Seguínos en @CiclismoInter

Sumate en facebook: Ciclismo Internacional

Copyright © 2012-2018 Ciclismo Internacional. All Rights Reserved

11 comments for “Opinión: EsceptCiclismo

  1. VICTOR ALARCON
    30 enero, 2018 at 10:11 pm

    Yo creo en Najar y pienso que ganó limpiamente. Muy seguramente por lo que argumenta Pablo, estaba en su casa, se preparó muy bien y tenía sed de ganar. Igual, es el campeón argentino de ruta y, por lo que leí, ganó ese título también atacando de lejos. Esperemos qué dirán los tests anti dopaje para despejar las dudas de los escepticos. Por lo demás, me gustaría ver a este chico en muchas otras carreras continentales o europeas. Pero no sé si el SEP pueda participar, por licencia y presupuesto, o si Najar será fichado por otro equipo que pueda darle más proyección.

  2. Oscar Trujillo
    30 enero, 2018 at 11:47 pm

    Es bueno creer que este muchacho hizo la carrera de su vida, unido a la baja forma por apenas salir de la pre temporada que aún traen los corredores de equipos profesionales europeos. Si desde hace meses se enfocó para esta carrera y tiene condiciones naturales, es posible. Tiene derecho a una presunción de inocencia y buena fe al carecer de antecedentes, y en principio no hay nada que pueda insinuar que ha hecho trampa. Lo único sería un resultado adverso tras los análisis pero mientras tanto es justo campeón. Dicho esto, ante exhibiciones de esta naturaleza, con diferencias tan amplias ante corredores profesionales muchos de ellos también preparados para la ocasión,es normal que ante las frecuentes decepciones que nos hemos llevado en los últimos 30 años (desde la irrupción masiva de EPO, esteroides hormonas auto trasfusiones clembuterol etc) los aficionados al ciclismo algunos duden: Ricardo Ricó en el tour del 2008, Heras VE 2005, Pantani que era muy bueno,si vale, pero subía ¡12 KM al 10% esprintando parado en los pedales! (luego por desgracia supimso que era bueno pero iba hasta las trancas también de EPO, al igual que todos los de su generación) el Chava Jiménez grande y pesado que subía con una explosividad insólita; Landys y Rasmussen que pasaron del ser gregarios de la noche a la mañana a no tener rival en la montaña a mediados de la década pasada, Theunisse y Rooks a finales de los ochentas holandeses que no subian ni una colina y pasaron de un año a otro al mismo Nivel que Perico Delgado y Lemond, Bjarne Riis que media 1 87 y pesaba ochenta kilos ganó el tour del 96 subiendo con los mejores, Ullrich, Basso, por no hablar de Amstrong que le metía 1 minuto al resto ¡que iban igual de dopados e él!…Es comprensible que ante exhibiciones como estas o la de Ricó, o las de Amstrong o alguna de Froome la gente dude, es razonable, todos los que he citado anteriormente aceptaron que corieron dopados toda su carreras o fueron sancionados y destituidos de sus títulos por dopaje. Por eso cuando sale por ahí de la noche a la mañana algún Ricó, algún Landis o algún tipo que le mete mucho tiempo a los mejores escaladores, yo al menos cruzo los dedos para que esté limpio. Que este muchacho esté limpio es lo mejor que le puede pasar al ciclismo. Para suspicacias intrigas y malos rollos ya tenemos el incierto caso de Froome que entre más tarde en fallarse para bien o para mal de él, peor para todos.

  3. 30 enero, 2018 at 11:57 pm

    En lo personal ví ciclismo del bueno. Un ataque brutal a 15 km de meta por un pedalista que conoce los secretos del Colorado. La espectativa que tengo con Najar es cuando se va a ver en una carrera WT, es un corredor de gran calidad que engrosa las filas de una generación extraordinaria de ciclistas Latinos.
    Criticar y poner en duda los esfuerzos de quien sea sin pruebas es un acto de miseria, a los que lo hacen, oídos sordos.

  4. Ruben
    31 enero, 2018 at 12:07 am

    No niego que pasó por mi mente, pero al final ganaron los argumentos tan bien expuestos por Pablo. Gonzalo es un muchacho joven y no esta pintado en la pared, tiene un palmares interesante. Acuerdense que el cerebro genera las mejores substancias de dopaje que se conozcan, y son legales…

  5. Jesús Domínguez
    31 enero, 2018 at 4:00 am

    Si no creen en este deporte, que no lo vean.

  6. Jose
    31 enero, 2018 at 5:18 am

    Las sospechas también surgieron del pelotón… Los ciclistas llevan potenciómetros y son los únicos que pueden saber si su rendimiento en el Alto del Colorado fue creíble.

  7. @ciclismpro
    31 enero, 2018 at 9:06 am

    En España, en un foro en el que participo, se está creando mucho bombo a este tema, dudando y lanzando multitud de acusaciones hacia la limpieza de Najar. Personalmente, para mi se es inocente hasta que se demuestre lo contrario, así que a mi sólo me queda felicitar al vencedor por su exhibición, que es lo justo. Así que ENHORABUENA!!!

  8. 31 enero, 2018 at 12:45 pm

    en ese foro de españa se tomaron el tema para la chacota, impulsados por las declaraciones de sevilla en caliente luego de la etapa, y muchos tweets de integrantes y ex integrantes del pelotón. el hecho q najar hiciera tres minutos menos q ruin costa el año pasado tb influyó. allí algunos mensajes demuestran un profunda ignorancia de la realidad del ciclismo en la región.

    lamentablemente hay un doble standard: para muchos fans si gana su amado es una hazaña, pero si lo mismo lo hace un odiado es un tramposo q va puesto hasta las cejas.

    y el n1 del pelotón, cris frum, en lugar de aclarar toda la situación del ventolín, se dedica a meter volúmenes brutales tras moto y los sube a strava. me hizo acorardar a arsmtrong cuando subía fotos con sus siete maillots amarillos.

  9. Oscar
    31 enero, 2018 at 1:09 pm

    Creo en los controles antidoping de San Juan. Pero quién garantiza el control en la pretemporada para éste tipo de equipos? La adaptación puede ser más importante que un dopaje en carrera…

  10. arbey
    31 enero, 2018 at 3:55 pm

    La credibilidad en las actuaciones de un ciclista solo la podrá lograr si es competitivo en otras carreras internacionales siendo regular en sus resultados.
    El ciclismo latinoamericano esta lleno de corredores que solo deslumbran en su país, pero que a nivel internacional desaparecen.
    Un buen ejemplo es el caso de costa rica donde los rojas dominan con impresionantes resutados, pero a nivel internacional no generan esas diferencias. Diferente es el caso de Villalobos que es competitivo tambien en san luis cuando corrio y ahora en san juan.
    Otro ciclista que siempre genero dudas mas por su pasado, que por su presente es Oscar Sevilla aunque este es competitivo en Colombia cuando corre al igual que en Brasil y ahora en Argentina y eso le da cierta credibilidad, ya que no lo van a proteger en todos los países de sus resultados en relación al dopin.
    Para que Najar adquiera esa credibilidad necesita ser competitivo a nivel internacional y para ello perdió una buena oportunidad no pidiendo una invitación, para la «oro y paz» en Colombia que también es 2.1 y le daba mayores garantías en los controles antidopin que otras carreras con una menor categorización uci, con una participación de ciclistas WT y proconti. Y la motivación y confianza que llevaba de su victoria en san Juan. Poder ganarles o competirles a Quintana, urán, Henao, Bernal, Acevedo etc y hacerlo de buena manera en un buen estado de forma, le abría dado mayor posibilidad de encontrar un lugar en un equipo en Europa e ir logrado esa credibilidad.

  11. carlos aldana
    31 enero, 2018 at 11:59 pm

    Excelente comentario del señor Palermo, solo creo que le faltó indicar que la cuesta NO ERA DE ALTA MONTAÑA y la inclinación máximo era de 7% y esto es importante en cualquier análisis, yo vi los últimos 15 KMS y todos iban volando, pero cuando dieron el porcentaje de inclinación de la subida entendí por que subían tan rápido.

Deja un comentario