Opinión: Froome, contra la historia, a hacer historia en el Giro 2018

Por @pmpalermo

Chris Froome correrá el Giro de Italia 2018 y es noticia. Es noticia porque él, casi que «acusado» de centrar sus esfuerzos pura y exclusivamente en el Tour de France, acometerá otro doblete -más complejo aún- apenas meses después de haber obtenido el primero.

Es noticia, porque a pesar de tener a tiro el récord de cinco victorias en la ronda gala, lo pondrá en compromiso desgastándose en la siempre brutal Corsa Rosa, cita con la que adicionalmente no guarda una estrecha relación, pues apenas participó de la misma dos veces, con una expulsión incluida.

Es noticia, porque lejos de dormirse en los laureles de su doblete Tour-Vuelta, afrontará una empresa todavía más difícil con el recuerdo fresco del «fracaso» de dos vueltómanos de altísimo nivel como Alberto Contador y Nairo Quintana, en 2015 y 2017 respectivamente.

Y es noticia porque, contra lo que muchos pensábamos, Froome se dejó tentar por el reto y, especialmente, por la jugosa suma de dinero que Israel y RCS pusieron sobre la mesa para concretar el pacto. Después de todo sí es humano…

Si alguien puede, es él

Lo concreto es que el «keniata» dirá presente en la primera ronda de tres semanas del calendario, la que menos conoce y tiene el clima más adverso para su organismo, afecto al calor. Pero así como enfrentará esos escollos, tiene a su favor que el trazado es menos montañoso que nunca -no se dejen engañar por la cantidad de finales en alto- y que contará con 44.2 kilómetros totales (escasos, pero más que en el Tour y mayormente llanos) de contrarreloj, un arma con la que podrá hacer mucho daño a los rivales.

Adicionalmente hay que marcar que Froome, por su versatilidad física y gregarios de lujo, es el ciclista más capacitado del pelotón mundial para enfrentar el doblete con garantías. Y, dato no menor, que dispondrá de una semana extra de reposo entre el final del Giro y el inicio del Tour, que modificó su partida para coincidir lo menos posible con el Mundial de fútbol. Aunque poco, ese descanso complementario será vital para su cuerpo.

En ese sentido, Alberto Contador dejó algunos datos interesantes cuando terminó su intento de 2015. Específicamente, indicó que el modo ideal de acometer el desafío con chances reales pasa por tener un equipo que lleve al líder en carroza para que éste se limite a rematar. Sky y Froome cumplen ese requisito como nadie.

En todo caso, para profundizar en sus análisis, seguramente tengan acceso a los valores de potencia o recuperación de Mikel Landa, quien con matices y algunos días «libres», rindió a un nivel altísimo en las carreras aquí en cuestión, en la campaña 2017. Ni que hablar de su propia experiencia en Tour y Vuelta.

Un factor extra a considerar es que en julio pasado, pese a que llegó algo «crudo» pensando en la Vuelta, los rivales estuvieron más cerca que nunca. Y si arriba fatigado al verano, contra gente de mayor entidad que la suele apuntar a Giro y Vuelta, puede pasarla muy mal.

No sólo eso, sino que se cruzará con Tom Dumoulin en algún punto -y con respeto por el resto del cartel- encontraría un adversario con cualidades muy similares que, como él mismo reconoció, lo forzaría a cambiar su modo de correr.

Si se añade a un Quintana fresco, al valiente Bardet, a Riche Porte, Mikel Landa, Ilnur Zakarin o a Vincenzo Nibali, queda claro que Froome necesitará de todas sus facultades para salir victorioso en Francia, y los antecedentes históricos juegan en su contra, con un Pantani dopado como último en obrar el milagro, hace dos décadas.

Párrafo aparte para los contrincantes, que si no baten al nacido en Nairobi en la Grande Boucle de 2018, quedarán en deuda. Porque pese a las virtudes de «Froomey» en segundos esfuerzos, es obvio que llegará algo tocado.

A por el Olimpo ciclista

De realizar la hazaña, Froome se uniría a un grupo todavía más reducido que el de vencedores de cinco ediciones del Tour, ya que sería el tercer ciclista en la historia en alzar los brazos en tres grandes consecutivas, luego de Merckx y Hinault. Obviamente, se integraría al club de los campeones en Giro, Tour y Vuelta.

¿Más? Con sus chances disminuidas, igualmente podrá pujar por la quinta corona en los Campos Elíseos, y de alcanzarla, se incorporará al club de los máximos campeones. Por supuesto es una conjetura, así como también lo es pensar en que, una vez conseguido el pentacampeonato, le quedará el sexto a tiro y la oportunidad de ser el más grande del Tour.

Froome ya es parte de la historia y, si de aquí al final de su carrera no vuelve a ganar una grande, será el único con cuatro ediciones de la máxima cita del ciclismo, marca nada desdeñable.

¿Acierto o error?

Llegado este punto, hay que decirlo: el de Sky – primer corredor en conseguir Tour-Vuelta bajo el formato actual de calendario- cometerá el mismo error de preparación que Quintana en 2017, es decir, acumular cuatro Grandes Vueltas en un año. Y al igual que con el colombiano, quien les habla no cree posible dicho doblete, mucho menos con semejante castigo a cuestas. Al menos, debió probarlo tras concluir el curso previo en julio, no en octubre.

Así y todo, es difícil hablar de equivocación en este caso. Primordialmente porque, a diferencia de Quintana, Froome alcanzaría un récord impactante y, sobre todo, porque cuando el colombiano acometió su intento, no tenía (ni tiene) ninguna edición del Tour bajo el brazo.

Básicamente, sin desmerecer la competencia italiana o al escarabajo, Nairo no hubiera integrado ninguno de los clubes citados en el argot ciclista en caso de obtener el Giro, como sí de alzarse con la Grande Boucle. No así el británico, que ostenta cuatro y puede darse el lujo de no buscar más si lo desea.

La cuestión es paradójica, porque ver a Froome en el Giro será impresionante, y ganar tres vueltas seguidas en el ciclismo moderno, todavía más. Pero por otro lado, conociendo el valor de cada evento, es imposible soslayar la importancia de la cita francesa y el reconocimiento devenido de ser «rey» allí.

De acuerdo o no con su elección, es innegable que Froome continúa haciendo historia y, mejor aún, que no se relaja. El británico sigue en plan «Caníbal», demostrando que es el ciclista más grande de su generación y que ya no se obsesiona con un evento, centrando todas sus energías en el mismo.

La necesidad de autoimponerse nuevos retos revela esa personalidad inconformista y perfeccionista, parte del instinto que sólo los grandes campeones poseen y que, por citar un ejemplo minúsculo, lo llevó a disputar el sprint de la etapa conclusiva de la Vuelta a España sólo para ganar la clasificación por puntos.

Ya sin nada que probar, Froome no se equivoca en acudir al Giro. Posiblemente esto le impida primar en el Tour pero, en simultáneo y de conquistar Italia, le permitiría diferenciarse de la mayoría de sus antecesores, firmando un registro más exclusivo y, hay que decirlo, quedando en las puertas de otro casi imposible como serían cuatro rondas de tres semanas seguidas, algo que sólo Merckx hizo.

Chris Froome correrá Giro-Tour en 2018, ¿logrará el doblete?

Ver Resultados

Cargando ... Cargando ...

Pablo Martín Palermo

¿Te gusta lo que hacemos? Seguínos en @CiclismoInter

Sumate en facebook: Ciclismo Internacional

Copyright © 2012-2017 Ciclismo Internacional. All Rights Reserved

19 comments for “Opinión: Froome, contra la historia, a hacer historia en el Giro 2018

  1. Jesús Domínguez
    29 noviembre, 2017 at 6:14 pm

    Todo lo que dijimos sobre Quintana y su error al correr Giro y Tour es perfectamente aplicable a Froome. No se a qué viene esta tontería como no se trate de un tema puramente económico.
    Personalmente me alegro ya que creo que el Tour será más interesante sin el dominio del inglés, que ya lo digo desde ahora para que nadie me acuse de ventajista, no existirá en el Tour 2018.

    • Pablo I Arias
      29 noviembre, 2017 at 9:17 pm

      Reconozco que el de Kenya es un muy buen ciclista pero hay que hacer la salvedad que siempre ha corrida «en carroza» como dice Contador. Yo quiero verlo coriendo solo, sin equipo. Vean que «Rigo» practicamente sin equipo lo puso a temblar. Estoy seguro que en el Tour va a ser atacado en todas direcciones y en todos los terrenos.

      • Carlos Rivas
        2 diciembre, 2017 at 7:49 pm

        Tios….. Fromme va por otro doblete monumental¡¡¡¡ a las puertas del Olimpo ciclista, Doumolin a defender lo suyo… o tomar por asalto la bastilla¡¡¡¡ Mikel espectacular en 2017 va a por todo….
        Pregunta: alguien recuerda al condorito de Tunja??? Aquel Tío de Alergias prehistóricas que le hacían perder por igual giros que tours???
        Lo recordáis??? el condorito de Boyacá???

  2. carlos
    29 noviembre, 2017 at 7:12 pm

    Si ganara los dos, el error de Nairo fue la recuperacion, despues del Giro debio volver a colombia no quedarse en europa, Froome tiene mejor equipo , mejor crono y mejor desempeño en 2do esfuerzo, hacer Giro-Tour es el doblete mas dificil, pero Froome es el mejor y tiene el mejor equipo, y parece que su progresion año por año va a mas

  3. 29 noviembre, 2017 at 7:56 pm

    estoy con jesús, grave error, pero bueno, es plata fresca y listo.

    sky es un equipazo, frum un corredorazo, pero es muy difícil q ganen el doblete giro-tour. si así lo hicieren, a quemar los libros pues estaremos ante un nuevo umbral de rendimiento físico humano.

  4. Luis F. Paz L.
    29 noviembre, 2017 at 8:02 pm

    Este intento del doblete giro-tour generará mas interes en el tour ya q por fin veremos a un keniata vulnerable… esperemos q el tour este 2018 sea mas entretenido y q se pueda parar al poderoso Sky

  5. 29 noviembre, 2017 at 8:31 pm

    ya veo a frum pedaleando con un rodillo en una cámara frigorífica para acostumbrarse al frio.

  6. Mike Cortes
    29 noviembre, 2017 at 8:44 pm

    Estoy de de acuerdo con Pablo, a diferencia de Nairo en el Movistar, Froome en el Sky tiene todas las garantías (con lo que eso implica en términos de desarrollo) para afrontar el reto de las 4 grandes seguidas… aunque si se encuentra con un Dumoulin inspirado en el Giro, podría ver amenazado su intento: en el mundial de Bergen Tom le metió mas de un minuto a Froome en la crono … aunque tuvo mas tiempo de prepararla , aun así, le puede aguar la fiesta… en el Tour, es un viejo lobo de mar, ya sabe como ganarla sin mucho esfuerzo, conoce muy bien la carrera.
    Realmente me gustaría ver que Froome pudiera con el reto, seria genial poder ver a una leyenda en plena acción, una épica equiparable a la de las hazañas de los corredores míticos de antaño.
    Mi corazón quiere verlo triunfar pero mi cerebro me dice que es muy probable que pueda fallar en cualquiera de las dos…. Como siempre, muy claros y entretenidos los artículos… un saludo Pablo.

    • Pablo I Arias
      29 noviembre, 2017 at 9:23 pm

      Gracias Mike. No debemos olvidar que los equipos no van a ser de 9 corredores. Moviestar este año va con tripleta fuerte. todos los equipos estan apostando al Tour con equipos de menor nivel para el giro, lo que va a favorecer a Sky pero la labor de equipo poco sirve contra la nieve y el frio.

    • Edilberto
      29 noviembre, 2017 at 10:28 pm

      De acuerdo, esos ciclistas valientes son los que le dan el picante al ciclismo de etapas son lugar a dudas. También espero que pueda hacer esta gesta, eso si con emoción de por medio.

  7. Mauricio
    29 noviembre, 2017 at 9:49 pm

    Más que personalidad inconformista y perfeccionista, lo que lo lleva a correr el Giro son los billetes.
    De igual manera, me gusta que corra en Italia, es la propuesta esperada porealidad semejante equipo que tiene Froome.
    Tres grandes en un año!!

  8. 29 noviembre, 2017 at 10:30 pm

    Coincido con Juan Martin en que estaríamos ante un nuevo umbral deportivo y definitivamente si alguien del pelotón actual se atreviese a hacer historia de esta manera, ese seria el keniata, ningun otro (en la actualidad o por el momento), yo creo ver toda la atención de los capos en Giro y Tour, ninguno va querer reservarse algo para la Vuelta, ahi no va haber un solo capo que este preparando una de las dos sino es al 100%, así que si no es ahora cuando atacaran letalmente al keniata ¿Cuando lo harán?. Confió en que las escuadras que pelean generales se enfoquen plenamente en 1 de las 2 y dispongan de lo mejor que tienen por el bien del espectáculo y no pensar en que pueden cumplir con las dos de manera digna buscando un puesto entre los 10 o cajon de podium. Es ahora o nunca.

  9. Gustavo Arias
    30 noviembre, 2017 at 12:22 am

    Digo lo que en su momento dije para Nairo: Hay que intentarlo. Creo que tiene con qué. Es un ajedrecista en la bici que calcula cada movida optimizando sus enormes recursos; un killer que no gasta más de las balas necesarias para sembrar el terror en sus adversarios y abatirlos y si a eso se le suma la poderosa banda de forajidos (En el mejor sentido, la expresión) que le rodea… o puede ser el desmoronamiento total de su imperio, pues los daños anímicos cuentan tanto como los físicos. Si no gana en Italia, crecen las posibilidades de que tampoco lo logre en Francia.
    Apasionante perspectiva nos espera cualquiera sea el resultado.
    ¡BRAVO CHRIS!

  10. Edu
    30 noviembre, 2017 at 5:24 am

    El planteamiento de picos de forma sería algo así como 2º semana de Giro (13 mayo – 20 mayo) y 3º semana de Tour (22 julio – 29 julio). Sobre 60 días de diferencia entre ambas fechas. Con todas las modificaciones posibles y teniendo en cuenta que desde el 4 de mayo al 20 de julio tendrá 40 días de competición durísima.
    ¿Qué le pasó a Nairo el año pasado? Que la carrera le obligó a forzar el primer pico de forma muchísimo. La carrera y, en especial, Dumolin. Luego en el Tour también le llevaron muy duro y, entre eso y que llevaba el primer pico de forma pasado, pues… Y júntale también el componente psicológico y que no había 60, sino 50 días entre ambas carreras
    Si a Froome lo llevan «en carroza» en el Giro, como Contador dice. Si en las dos primeras semanas de Giro puede meter tiempo aprovechando su pico de forma, si en la tercera semana los gregarios le hace lo mas posible… Puede ganar llegando bien. Además es un tipo muy disciplinado en cuanto al entrenamiento y en esos 41 días entre ambas pruebas puede recuperar, preparar corriendo Route du Sud, por ejemplo, pero sin competir… Y aún así, esto lo saben sus rivales y van a tratar desde el primer día posible en el Tour de forzarle para que no consiga el pico de forma cuando y como el desearía.
    Yo lo veo posible, vaya eso por delante. Pero, desde luego, una opinión sin tener en cuenta cómo los rivales y la carretera van a hacerle romper un entrenamiento tan duro para un objetivo tan frágil, es hablar por hablar.

  11. Armando Narváez Muñoz
    30 noviembre, 2017 at 5:35 am

    Ante los rivales humanos ya los tiene temblando, sin correr tiene segundos a su favor, otros tanto por el equipo y minutos por su calidad, lo veo adelante, sigo las carreras día a día y según he leido el clima
    sería un escollo al contrario de Nairo que le va mejor, puede ser otra ventaja para Froom los recortes sorpresivos de etapas o cambios de ellas por el clima, Domulein sigue pensando para este corredor hay que hacerlo uno exclusivo para él donde gane minutadas y se regalaje en toda la carrera, NAIRO FUE VENCIDO porque es imposible que este cerca de él, mientras que Dumu si puede estar con el escarabajo en la montana, no hay otra matemática. Gracias

    • Ecos del Rugido
      3 diciembre, 2017 at 10:00 pm

      Con todo respeto le puedo asegurar que Nairo es el único corredor del pelotón internacional que en la montaña pone literalmente a temblar a Froome. Y es hora de que quiten de una vez por todas esa etiqueta de que Froome no es humano, es el mejor del mundo, pero sus resultados son en gran parte porque ha contado con el mejor equipo del mundo, el de mayor presupuesto y mejor tecnología, porque es mejor en las CRI y porque realmente no lo han atacado en sus momentos de debilidad.

  12. Esteban
    30 noviembre, 2017 at 10:39 pm

    encaso de que llegase a ganar el giro y el tour hay que estudiar los genes de Froome para replicar su secreto porque por mas que sea el mejor vueltomano de esta epoca y cuente con el mejor equipo estariamos hablando de un rendimiento fuera de lo humano, lo digo ya si corre el giro a fondo el tour no lo gana por mas que sea el, es un esfuerzo que su cuerpo sentira quiera o no

  13. Ecos del Rugido
    1 diciembre, 2017 at 8:04 pm

    Saludos Pablo. De nuevo acá para leer tus excelentes columnas. Lo único que puedo agregar es que tristemente si corre el Giro y no gana el Tour, Froome y todos saldrán a decir que lo perdió por el exceso de kilometraje lo mismo que le pasó a Quintana este año. Y realmente yo pienso que el año entrante otro ciclista terminará con la era Froome corra o no corra el Giro. Un abrazo Pablo. Cómo siempre excelente.

  14. luis londoño
    23 enero, 2018 at 1:08 pm

    Me acojo al anterior comentario, ecos del rugido, vienen unas caras nuevas en el pelotón que moverán las carreras a un ritmo que desgastará a las cabezas de equipo, incluyendo a Froome … ? Será el nacimiento de otro fuera de serie ? … ojalá sea latinoamericano …

Deja un comentario