Peter Kennaugh, tras los pasos de Cavendish

Por @pmpalermo

Peter Kennaugh se confirmó en el mundo del ciclismo de carretera ayer cuando demostró que su selección para el Tour de Francia en un nueve tan competitivo como el de Sky no fue en vano.kennaughcav

El nacido en la  Isla de Man, igual que su amigo Mark Cavendish, es el más joven en la formación con 24 años y ayer tiró del pelotón en la parte final del col de Pailhères, tomando el relevo de Kiryienka como si  llevara años en estos menesteres.

Pero este ciclista, campeón Olímpico de la Persecución por equipos en 2012, siguió trabajando en el descenso y se vació en los primeros kilómetros de Ax 3 Domaines, donde Porte y Froome hicieron el resto.

Kennaugh empezó a los 6 años en el BMX, y aunque llegó a la formación británica proveniente de la pista, donde también fue  campeón Mundial el año pasado,  todavía está definiéndose como corredor.

La revelación de este Tour como gregario de lujo de Froome ayer, y Porte hoy, mide 1,73 metros, pesa 66 kilos y pasó a profesionales con Sky en 2010 debutando ese mismo año en la Vuelta a España en la que la estructura británica abandonó por la muerte de Txema González.

Su fuerte son las vueltas por etapas y ya en 2011 corrió su segunda grande al reemplazar sobre la hora a Serge Pauwels en el Giro, en el que finalizó en el puesto 86 de la general.

Miembro de la Orden del Imperio Británico, este año llegó a la Grande Bouclé con 43 días de competición en las piernas y aunque no terminó Tirreno Adriático, Volta a Catalunya ni Tour de Romandía, sí lo hizo en  Omán, Trentino, Bayern Rundfahrt, campeonato nacional y Dauphiné, donde se ganó la plaza para el Tour.

Con poca prensa, y sólo un par de triunfos, en la crono por equipos del Trentino y en el Lincoln Grand Prix, Froome mismo se encargó de agradecer y felicitar a Kennaugh tras la etapa de ayer por su gran labor.

El joven, considerado el mejor ciclista surgido de la Isla de Man desde que Cavendish irrumpiera en la élite del ciclismo, hoy también dio pruebas de su valía cuando se cayó a poco de comenzada la etapa.

Se recuperó, se quedó con Porte y su trabajo en el Peyresourde estuvo cerca de llevar al australiano de vuelta al grupo de los líderes, pero su ritmo fue tan alto que tuvo que levantar el pie para no descolgar a su jefe.

Por todo esto, sumado a la presión de trabajar en el mejor equipo del mundo, en la competencia reina del ciclismo, y con su líder portando el amarillo, es que Peter Kennaugh ha sido la revelación de este fin de semana montañoso en el que se empezó a definir la ronda gala.

Ubicado en el puesto 70, a casi 50´ y con mucho por aprender en su primer año dedicado por completo al ciclismo de ruta, Sky tiene un talento entre su manos del que oiremos hablar en el futuro, tal como pasó con su paisano Cavendish.

Pablo Martín Palermo

 0054 9 11  5342 4343                                                
 
pmpalermo@hotmail.com 

Permitida su reproducción y/o difusión citando la fuente.