Politt se quita la espina y Mohoric se lleva la Vuelta a Alemania

Por @Kokispokes

Foto: Cycling.photographyLIVE

La 33° Vuelta a Alemania, con el resultado final en un pañuelo entre un extraordinario Matej Mohoric (Bahrain – Merida), en su mejor estado de forma de la temporada; Maximiliam Schachmann (Quick –Step Floors), Nils Politt (Katusha) y Tom Domoulin ( Sunweb), harían del recorrido de la cuarta y última etapa entre Lorsch, un pequeño pueblo al suroeste del Frankfurt, declarado por la UNESCO Patrimonio de la Humanidad en 1991, por las ruinas del famoso monasterio carolingio fundado en el año 764, del que sobresale hoy, su hermoso pórtico; hasta Stuttgart a 207.5 km, una de las ciudades más importantes del suroeste alemán, cuna de prestigiosas marcas de autos y punto de entrada a la selva negra.

Vasil Kiryienka (Sky), el gran contrarrelojista bielorruso, puntal de lujo en su equipo, con enorme colmillo por su veteranía, arma inesperadamente la fuga con el novel francés Remí Cavagna (Quick –Step Floors) y Niccolò Bonifazio ( Bahrain – Merida) otro joven velocista del pelotón, a 195 km. de meta. El lote deja ir la fuga, sin dimes ni diretes.

En un recorrido tan extenso, de constantes subidas y bajadas posiblemente no les alcanzaría; aún así, el terceto poco tiempo después de iniciada su aventura logra una diferencia de 5’55”, a 181 km de meta.

Todo parecía ir de maravilla para el trío en cabeza de carrera, pero Bonifazio levanta el pedal, decide esperar al lote, y ve la estela de sus compañeros avanzar en solitario, dejarlos atrás por su propia decisión, o porque el pinganillo se lo dictó.

El ahora dúo, continuó con certeza y determinación. Kiryienka un viejo “zorro”, capaz de ir a tope por decenas de kilómetros en solitario; amante de las fugas largas por su fondo y resistencia, siguió junto a Remí Cavagna, en la empresa que habían iniciado; su diferencia con el pelotón a 100 km. del arribo al corazón de Stuttgart sexta ciudad más grande de Alemania se había reducido mínimamente, aún estaban por encima de los 5’00”.

Los últimos 21 km, tendrían un circuito de dos vueltas, atravesando igual cantidad de veces la cima Herdweg (1.5 km / 7.5%), que en su segundo paso, daría segundos de bonificación; por lo que Bora – Hansgrohe a 50 km del final empieza a imponer un paso más fuerte, asume el control de la persecución sobre el dueto en fuga. Quick – Step Floors y Sky por el contrario; no están interesados en recortar, están conformes con las opciones de sus representantes en la fuga e ir por el triunfo de la etapa. Bahrain – Merida, no se involucra, decide cuidar a su líder Matej Mohoric, y a sus rivales más cercanos en la clasificación general. El triunfo de etapa no es su prioridad.

Kiryienka y Cavagna siguen rodando con el deseo de ganar la etapa; aunque sus fuerzas parecen ir menguando. El pelotón reduce la diferencia, apenas 1’00” les separa. El bielorruso decide rendirse a 27 km de final y, luego de cabalgar junto al francés por 168 km en solitario, abandona la fuga. Ahora sobrevive solo un ciclista en cabeza, su juventud e ímpetu no lo deja rendirse.

Al primer paso por la meta y a falta de dos vueltas al circuito en Stuttgart para la conclusión de la etapa, la ínfima diferencia sería acortada poco antes de la cima del Herdweg, Cavagna acabaría devorado, su fuga de 178 km había acabado.

Los favoritos atacan y reducen el grupo a una treintena de corredores entre los que destacan Mohoric, Bardet, Domoulin, Ackermann Sütterlin, Bakelants. A 7 km de meta, en busca de los segundos de bonificación, Schachmann ataca, logra sacar ventaja sobre Mohoric y se va con Warren Barguil (Fortuneo), Dumoulin (Sunweb) y Bardet (Ag2r – La Mondiale).

Mohoric, desesperado, decide tomar las riendas en persecución, pues se le iba la clasificación entre los dedos. Su esfuerzo le permite neutralizar la fuga, así que todo se decidiría en un sprint. Allí, luego de intentarlo tres veces en esta edición, Nils Politt (Katusha) gana la última etapa, batiendo a un fenomenal Mohoric y a Damiano Caruso (BMC).

De esta manera, el esloveno del Bahrain – Merida retiene el liderato y gana su segunda general en las últimas dos semanas, demostrando que su futuro se vislumbra maravilloso. Los locales Nils Politt y Maximilian Schachmann lo acompañaron en el podio final.

Clasificaciones:

Jorge Machado

¿Te gusta lo que hacemos? seguínos en @CiclismoInter

Sumate en facebook: Ciclismo Internacional

Copyright © 2012-2018 Ciclismo Internacional. All Rights Reserved

Deja un comentario