Rigoberto Urán: “Estuve cerca de volver al Team Sky”

Por @FXavierVidela

Rigoberto Urán disfruta tras una de sus mejores temporadas en el ciclismo profesional. El colombiano de 30 años consiguió fue subcampeón del último Tour de France, lo que elevó su status y le permitió volver a acaparar la atención tras dos campañas irregulares.

Foto: EFE

“Tuve dos años en los que no obtuve muchos resultados. Cuando esto sucede, lo único que puedo hacer es esperar y seguir trabajando”, dijo en una entrevista concedida a Cyclist. “Es importante que los resultados no me afecten. No importa si ganas o pierdes. Si ganas, no puedes relajarte”, declaró el de Urrao, quien ejemplificó diciendo que el presidente de Colombia lo esperaba para recibirlo en agosto, pero pidió posponerlo hasta noviembre ya que debía seguir compitiendo.

“Este año después del Tour, seguí compitiendo de la misma manera que lo he estado haciendo en los últimos años, con el mismo calendario y la misma motivación”, expresó ‘Rigo’, quien mencionó que muchas veces no se valora tanto al ciclista como a sus resultados. “Debes valorarlo como profesional porque todos pueden tener un mal año”, añadió.

Con una confianza extra, a sus 30 años no se siente viejo. “Es cierto que este es mi undécimo año como ciclista profesional, pero siempre he vivido muy bien. Todos los equipos con los que he estado me han cuidado“, dijo Urán, quien aún tiene cuerda para rato.

“Todavía no estoy cansado, tengo una edad muy buena, la perfecta para un ciclista profesional, diría yo. Espero seguir por cinco años más, aclaró el colombiano, quien renovó por tres temporadas más con el Cannondale.

La posible desaparición de Cannondale y los equipos interesados

Sin embargo, hubo días de incertidumbre respecto a la continuidad o no de la formación de Jonathan Vaughters, quien estuvo a contrarreloj en busca de un nuevo patrocinador que le asegurara la estabilidad económica.

“Cuando me llamaron estaba entrenando para las próximas carreras en Canadá. Pasé cinco minutos en estado de shock y ni siquiera podía sentir mis pies cuando me dieron la noticia”, relató Urán, a quien no le faltarían propuestas tras su gran año. Sin embargo, “estaba preocupado por las más de 70 personas del equipo entre corredores y personal que perderían sus trabajos”.

En una gran determinación, confió en su buena campaña y decidió esperar 15 días para que aparezca un nuevo sponsor que salvara a la estructura de Vaughters. Afortunadamente, apareció Education First, que evitó que Urán se marchara a otra escuadra, como hicieron algunos de sus compañeros, apresurados por asegurarse un hueco en el pelotón.

“Tuve algunas ofertas sobre la mesa y el Team Sky fue uno de los interesados, estuve cerca de volver, expresó el antioqueño, quien militó en las filas de la formación británica entre 2011 y 2013, con los que consiguió un subcampeonato en el Giro de Italia.

Allí, tenía claro que hubiese perdido su papel de líder en el Tour de Francia, el que será nuevamente su gran objetivo para la próxima campaña, y se hubiese visto supeditado a órdenes de Chris Froome, amo y señor del equipo.

Los cambios desde sus inicios a la actualidad

Profesional desde 2006, muchas cosas han variado desde su salto a la élite del ciclismo. En primer lugar, “el respeto dentro del pelotón ahora se pierde. Ese código interno donde todos tienen su estado, nadie lo respeta más. Era impensable estar en un lugar en el que no deberías o no respetar a un gran campeón”.

Además, ahora los jóvenes “no quieren tomar lecciones de nadie”. Incluso, entre los grandes cambios, “llegan a profesionales con mucha más información de la que solíamos tener, puesto que trabajan con medidores de potencia, programas de nutrición y utilizan ruedas de carbono desde las escuelas de ciclismo”, algo que todavía “no sucede en Colombia”.

Por último, notó que ya no existen los gregarios puros, como los que conoció en Caisse d’Epargne. Es el caso de Pablo Lastras, Xabier Zandio o Iván Gutiérrez. En cambio, ahora todos los equipos “quieren corredores que puedan trabajar para un líder pero que también obtengan algunos buenos resultados”. 

Es el caso de Micha Kwiatkowski, campeón mundial en 2014 y ganador esta temporada de Milán-San Remo, Strade Bianche o la Clásica San Sebastián. “Si hubiera tenido libertad en el Tour de Francia, podría haber ganado algunas etapas. Sin embargo, él estaba allí trabajando para Froome”, ejemplificó Rigoberto Urán.

Franco Xavier Videla

¿Te gusta lo que hacemos? Seguínos en @CiclismoInter

Sumate en facebook: Ciclismo Internacional

Copyright © 2012-2017 Ciclismo Internacional. All Rights Reserved

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *