Thibaut Pinot conocerá el Giro de Italia en 2017

Por @pmpalermo

Luego de ser 3° en el Tour de France 2014, Thibaut Pinot nunca volvió a ofrecer prestaciones igual de sólidas y regulares en la general de la carrera, clasificando 16° un año más tarde (ganó una etapa) y retirándose temprano en la presente campaña.pinot-tdf-16

Si bien se habló de un virus, a nadie escapa que el líder de la FDJ sufre el calor y, por ello, no extrañan sus magníficas presentaciones a lo largo de la primavera. Así, por citar algún ejemplo, en 2016 no bajó nunca del top 5 en la general de los eventos en los que tomó parte, hasta que llegó el Dauphiné y empezaron los problemas.

Sus lauros en dicho período son: 2° en el GP Marseillaise,  3° en Etoile de Bessèges, 4° en Volta ao Algarve, 5° en Tirreno Adriático, campeón (2 etapas) en Critérium International, 4° en País Vasco y 2° detrás de Nairo Quintana en el Tour de Romandía, donde se llevó la crono.

Con eso en vista, el pupilo de Madiot decidió correr el Giro de Italia del centenario, ratificando los rumores que lo situaban allí tras su fallida actuación en julio último. De este modo, conocerá la única grande que le falta, ya que disputó cinco veces el Tour y dos la Vuelta.

El anuncio llega horas más tarde que el de Romain Bardet, su gran rival generacional, quien descartó acudir a la Corsa Rosa, aún cuando había coqueteado con la posibilidad de intentar el doblete con la ronda gala, cosa que sí hará Pinot.

«En el Tour buscaré etapas o el maillot de los escaladores«, comentó el capitán de FDJ a L´Equipe. Eso dejaría vía libre a Sebastien Reichenbach para pujar por la general, tal como el suizo deslizó a nuestra redacción hace unas semanas.

Pinot, que no corrió más luego de su anticipada salida del Tour, ha recuperado las ganas y está sumamente motivado de cara al inédito reto que eligió para 2017. Actualmente se encuentra concentrado con su escuadra en Calpe, España, donde construye su forma y diagrama un calendario del que poco se sabe más que sus dos grandes objetivos.

Un dato a considerar, además de su eximio rendimiento con malas condiciones climáticas, es que la competencia italiana dispondrá de más kilómetros contrarreloj que las otras rondas de tres semanas, algo que beneficia al campeón nacional de la especialidad. En la FDJ han trabajado arduamente en dicho apartado, y la cabra es ahora un arma del capitán del equipo.

Las numerosas llegadas en alto son también del agrado del joven Thibaut (26), aunque podría tener problemas con los descensos, ya que no es ningún secreto que su temor a bajar lo puso en jaque hace unos años. Si bien el problema está resuelto, ese sigue siendo el punto débil de Pinot, que tendrá un exigente desafío en mayo.

Pablo Martín Palermo

¿Te gusta lo que hacemos? seguínos en @CiclismoInter

Sumate en facebook: Ciclismo Internacional

Copyright ©2012-2016 Ciclismo Internacional. All Rights Reserved