Alaphilippe: “No puedo comparar mi estado de forma actual con el del año pasado”

Por Oscar Trujillo Marín

Julian Alaphilippe (Deceuninck-Quick Step) se muestra por ahora más contenido que durante el Tour de France del año anterior, aunque sigue siendo el líder de la carrera. Tras cuatro días de competencia, el francés luce la camiseta amarilla con algunos pocos segundos de ventaja sobre los grandes favoritos.

Foto: ASO

Su actual versión está lejos de los derroches del año pasado donde disputó casi todas las etapas en las dos primeras semanas -con bastante éxito, por cierto- en cuestas llano y cronos. Agresividad que le sirvió para acumular un importante colchón de tiempo que los últimos 5 días -ya sin fuerzas- y en la más dura montaña, su talón de Aquiles,  perdió por completo.

En esta cuarta etapa (y primera con llegada en alto de este Tour) en un puerto suave y corto a medida para sus condiciones de temible rematador en este tipo de cuestas, el francés  no entró al trapo cuando Roglic sprintó para ganar la etapa: se desentendió. Llegar con los favoritos fue suficiente para conservar el jersey amarillo: no quiso o no pudo.

Esto dijo el líder de Deceuninck (y de la general) a la Tv oficial del Tour: “Hoy partía con un doble objetivo: mantener el maillot amarillo y conseguir la victoria de etapa, ya que conocíamos bien el recorrido. Me he sentido bien todo el día y he dado el máximo hasta línea de meta, así que no tengo nada que lamentar. Mañana será otro día” Alaphilippe fue sincero, entre sus objetivos tenía marcada la etapa, con lo cual aguantar el duro ritmo final del Jumbo-Visma simplemente lo dejó sin fuelle para embalar. Así lo explicó:

“No puedo comparar mi estado de forma actual con el del año pasado, pero sé que me siento bien desde el principio del Tour de Francia. Hoy el equipo ha hecho un gran trabajo para controlar, porque nos interesaba, pero no podemos mantener este ritmo tres semanas. Pronto le tocará a otros controlar la carrera” relató el corredor galo. Entendemos la gratitud con sus compañeros, sin embargo a falta de 5 kms en el suave puerto ¡solo le quedaba Jungels! que pocos metros adelante cedió. Persiguieron de forma inútil durante toda la jornada a una escapada de hombres sin ningún peligro para la general, en lugar de guardar fuerzas para más adelante o cederle el protagonismo a otros interesados por la etapa.

Julian, es el mejor puncher del mundo desde hace dos temporadas tanto en clásicas como en etapas con llegada en cuesta que no sean a mucha altura. Eso es indiscutible. Bueno, a menos que Roglic siga igual de voraz y termine superándolo en este apartado también, pero son perfiles y especialidades diferentes. Sus virtudes y condiciones son y han sido siempre de clasicómano. Él mismo declaró antes del Tour que no lucharía por la general, y sinceramente aunque lo hiciera, con todo y su enorme clase, está un escalón por debajo en subidas largas y muy duras que los vueltómanos especialistas.

Es probable que al sentirse en menor forma que el exultante año anterior, donde a estas alturas de carrera simplemente volaba, desee reservarse e ir creciendo en competencia tratando de estar siempre con los mejores. En ese tránsito coseche algunos parciales más y si no se desfonda, puede incluso hacer top 10. Pero el líder de la formación belga ni es (ni ha sido) favorito para ganar este Tour, máxime cuando fue él mismo quien se descartó. Por eso ayer y hoy que mantenga la amarilla a Roglic y sus muchachos les da un poco igual. Sus rivales son otros y de momento no tienen muy buena pinta con respecto a ellos. Pero esto apenas empieza.

Oscar Trujillo Marín

¿Te gusta lo que hacemos? seguínos en Instagram y Twitter

Sumate en facebook: Ciclismo Internacional

Copyright © 2012-2020 Ciclismo Internacional. All Rights Reserved

1 pensamiento sobre “Alaphilippe: “No puedo comparar mi estado de forma actual con el del año pasado”

Deja un comentario

close
Facebook IconTwitter IconMi BlogMi Blog
A %d blogueros les gusta esto: