Análisis: ¿Cuáles son los limitantes de Yates, López, Landa y Almeida para el Giro?

Por @amatiz12

Si a un ciclista se le considera “favorito” para una carrera es por algo, porque maneja unas virtudes físicas y mentales que lo constituyen como una apuesta sólida para aspirar al triunfo. Ahora bien, no todos tienen el mismo nivel favoritismo, hay unos más favoritos, otros menos. ¿El motivo? Las debilidades de cada uno, que engendran dudas sobre sus alcances competitivos. Justamente esas incógnitas son las que restan galones a la candidatura de Simon Yates, Miguel Ángel López, Mikel Landa y Joao Almeida, que parten un escalón por debajo de quien es el gran aspirante para el Giro d’Italia, Richard Carapaz.

Diseño: Alejandro Matiz Piña

Sobre el ecuatoriano se redactó un artículo que explayó en la enorme responsabilidad que cargará sobre sus hombros, la cual puede llegar a jugarle en contra por la presión que significa el saber que en sus piernas y en esta única carrera está la salvación de la temporada de grandes vueltas del INEOS. Por tal motivo, este texto no se referirá a sus opciones. Si quieren conocer la opinión sobre él más ampliamente, tienen el enlace abajo.


Opinión: Carapaz se está jugando algo más que un Giro


Simon Yates

De este todo el mundo ya sabrá cuál es su ‘pero’… y sí, no se equivocan. La irregularidad que caracteriza al británico lo restringe fuertemente para aspirar con más claridad al rosa por el que tanto ha batallado. En un ejercicio de 3 semanas, de nada sirve tener la actitud y letalidad en los días buenos, cuando con facilidad el corredor se puede hundir en las jornadas de debilidad. Yates tiene todo el potencial para construir un palmarés con algo más que una Vuelta a España. Sin ir más lejos, en estado de bondad puso contra las cuerdas a Primoz Roglic en París-Niza -ya se imaginarán contra gente inferior-, pero por ejemplo en la Vuelta a Asturias se exhibió el primer día, al siguiente reventó y luego volvió a lucirse. Si el tipo no tuviera esos bajones tan contundentes cuando no va, estaría a la misma altura de Carapaz.

El antecedente en carreteras asturianas -que él excusó por un golpe de calor- da a entender que ese sigue siendo su gran flagelo. Por eso no intimida como realmente debería, porque sus adversarios son los primeros en saber que en el día malo lo pueden sacar del juego. Cuando está andando, tiene los vatios para estar por encima de casi todo el mundo -contando a los eslovenos-, así que es predecible que presenciemos días en los que él sea mejor e incluso, siembre dudas sobre el favoritismo de Carapaz. Pero sólo hasta ahí, amenaza, más riesgo real. Dicen por ahí que perro que ladra no muerde y hasta que demuestre que ha conseguido ser constante y ser menos vulnerable en la flaqueza, ahí sí gozaría de la candidatura máxima.

Miguel Ángel López

El diagnóstico del colombiano no parece sencillo ante las situaciones que lo han empañado en los últimos meses. La forma parece ir encontrándola, porque hizo Alpes con mucha intensidad tras un parón de más de un mes y logró embolsarse una etapa, más allá de quedar descartado de la general producto del gasto de un ataque lejano previo. Regresó a las toldas del Astana tras una fallida experiencia en Movistar, donde pese a las discrepancias metódicas y de dirección, igual había logrado dar un paso adelante en términos de constancia sobre la cabra y regularidad -que sobre todo exhibió en La Vuelta-. Pero con los ‘telefónicos’ ya en el pasado y viviendo el presente en casa, donde las cosas se hacen diferente, es todo un enigma saber qué tal lo hará en una cita de estas.

Hasta entonces, ‘Supermán’ había demostrado tener una calidad indudable en la montaña, especialmente en puertos de altitud y que ponen a prueba a los más puros escaladores, donde en su 100% logra ser el mejor de todos. Para mí, eso lo sigue conservando. Ahora bien, también era muy irregular, sin piernas en momentos clave, pasando a segundo plano su ofensiva actitud. ¿Se puede repetir? Perfectamente. Además de que hasta ahora en la temporada no ha demostrado ser superior a alguno de estos adversarios.

Sumemos otro punto que no puede ser ignorado. Astana lleva meses sin pagar salarios a causa de la conocida crisis económica de Kazajistán -es una escuadra financiada por dineros públicos de dicha nación- y coincidencia o no, el rendimiento colectivo general ha sido flojo, pese a tener nombres decentes en su alineación. Sólo dos triunfos a lo largo del 2022. Es normal que el ambiente no sea el mejor cuando no se recibe el pago por los servicios prestados. El bloque para la Corsa Rosa es de lo mejor que tienen, pero, ¿existirá total motivación en la plantilla? Uno espera que David de la Cruz, Vincenzo Nibali o Harold Tejada contribuyan significativamente para el éxito del boyacense, aunque no sería de extrañar que se mantenga la tendencia de todo el año, donde sea o no por el apartado económico, el ‘8’ no parece estar a la altura del desafío y más cuando enfrentarán colectivos versátiles como INEOS o Bahrain.

Mikel Landa

Usted, como todo aficionado al ciclismo, no puede negar que así sea por un instante, se la ha pasado por la cabeza el deseo de ver a Landa al menos en el podio de otra grande. Su estilo ofensivo, gallardía y humanización en un deporte tan competitivo conectan indudablemente con la fanaticada. Cito el tuit de Caballito de Acero, “Mikel Landa no es un corredor, es un movimiento”. Y pues sí, a estas alturas del juego lo del vasco traspasa cualquier análisis imparcial, es algo que va más allá de la razón. Por algo la fuerza que toma paulatinamente el Landismo.


Relacionadas: Opinión: Comienzo a entender al ‘Landismo’…


No obstante, si nos adherimos a esos límites racionales, es sencillo entender que él la tiene difícil para ganar el Giro, justamente porque es Mikel Landa. Ese ciclista que por más valiente que sea, que por más picante que le meta a una etapa, que por mejor preparación que lleve, algo le va a pasar. Caída, pájara, avería, el aficionado, el mosquito. Lo que sea. Por eso no es un jefe de filas fiable. Seguro que es una cuestión que va más allá de la mala suerte -que tan incontrolable es-, alguna justificación lógica tendrá.

La historia se repite. Toda su secta afronta esta previa de la ronda italiana con ilusión, pero conscientes en el fondo de que cualquier cosa puede pasar y tirar por la borda ese anhelo de ver a su ciclista brillar como lo merece. Tantos años calcados sobre esa misma hoja, son lección suficiente para comprender que con él, es mejor no esperar nada para no defraudarse, porque la realidad es que la verdadera sorpresa sería que logre su objetivo, colarse en un cajón de honor.

Joao Almeida

Independientemente de que está forjando un futuro prometedor, es indudable que las dudas sobre el luso no sólo abunden por sus propios contras, sino que encima se refuercen por el equipo que lo rodea. Apenas correrá su 3º Giro, aunque parezca que tenga más bagaje y como su tendencia ha sido de evolucionar, se espera que no repita falencias de las dos ediciones anteriores. Tiene el motor para las 3 semanas, pero nadie sabe si lo tenga equiparado o sí sea de a ratos, ya sea en 2020 con un fuerte inicio y desinflándose en el remate, o como en 2021 arrancando desconectado y hallando sobre el final las piernas para hacer daño.

Para su infortunio, el trazado no le ayuda. No es Joao el mejor de los trepadores, es un sufridor por excelencia, alguien que puede limitar idóneamente sus pérdidas o que perfectamente puede aguantar con los mejores, más no distanciarlos. Cuesta arriba tiene el potencial para defenderse y mantenerse cerca en la guerra, para luego emplear la crono como su arma letal, porque en eso sí es superior a todos sus oponentes. Pero ya todos sabemos el desprecio que se la ha dado a la modalidad cronometrada en esta versión y, desafortunadamente, esos 26 km no serán suficientes para darle un colchón a Almeida de cara a la supervivencia en terrenos empinados.

Asimismo el diseño del equipo no ayuda. Cuando no está Pogacar, UAE tiene serios problemas en concentrarse en un sólo objetivo o un sólo líder. Para muestra, envían a Fernando Gaviria, que como todo sprinter requiere de un tren de lanzamiento del que ocupa mínimo a dos hombres (Max Richeze e Ivo Oliveira). Ahí el portugués ya no cuenta con 3 fichas. Anexen que comparecerá Davide Formolo, quien declaró previamente que esta campaña gozaría de más oportunidades personales. Más a disposición estarían Alessandro Covi, Rui Costa -compatriota- y Diego Ulissi, que de todos modos, no estarán completamente sometidos al auxilio del joven de 23 años, contando con la libertad para cazar triunfos de etapa. ¿Así pretenden ganar el Giro? Los baches tácticos que derivarán de esa elección, van a ser un escollo para Almeida, además de las desventajas ya acotadas.

Alejandro Matiz

¿Te gusta lo que hacemos? Seguínos en Instagram y Twitter

Sumate en facebook: Ciclismo Internacional

Copyright © 2012-2022 Ciclismo Internacional. All Rights Reserved

8 pensamientos sobre “Análisis: ¿Cuáles son los limitantes de Yates, López, Landa y Almeida para el Giro?

  1. Estos se encuentran en la segunda línea de favoritismo tras Carapaz, y en una tercera línea una lista un poco mas larga encabezada por Dumo, Bardet y Carthy todos con potencial pero con sus pecados.

  2. A esta lista de segundos candidatos al título del Giro Rosa, no obstante un profundo análisis estadístico y de resultados en las grandes vueltas, nos faltó incluir a Bardet que este año va fino y en un rendimiento progresivo. Discrepo lo de Yates que tiene una crisis y se funde, sólo en GV le ocurrió en el año 2018 donde Froome en un solo día relegó a sus rivales ,pero ese año ganó la vuelta a España, el año pasado fue tercer cajón en el Giro y en dos etapas finalizando la última semana, puso en aprietos a Bernal..Este británico es un candidato serio y creo que de los citados , es el que le puede amargar el rato a Carapaz..Mi orden Carapaz, S. Yates, M. López, Landa , Bardet y Almeida.

  3. Me gustaría que gane otro, menos RICHARD CARAPAZ, es un egoísta que le gusta que le trabajen pero cuando tiene que trabajar para otro, se hace el Mark, no le gusta. Nunca ha querido colaborarle a Egan por ejemplo.

    1. Difiero totalmente de su comentario, recuerda cuando ganó el giro, sé colocó dé peón de Landa, para ayudarle a entrar a podio

    2. Este tio con seguridad es un resentido colombiano que siempre ve con malas vibras a otros que no sean de su país, os puedo apostar que no sigue la carreras solo escribe por escribir.

  4. No sé si es que soy el único que le tiene fe a Peio Bilbao, pero lo vea que puede estar peleando un top5, es un sufridor como ninguno, hace bien la Crono, y viene mejorando año tras año, si problema es tener que trabajar pravLanda.

  5. Saludos. A Alejandro como que se la van las luces, en un artículo anterior escribió que Carapaz está dos escalones por encima de los demás contrincantes al giro y en este afirma que uno, entonces
    cuál de los dos conceptos es el real. En relación al artículo en sí, vuelve a ratificar lo que ya le respondí en el artículo anterior de que da a Carapaz como máximo favorito, no por sus condiciones reales sino más bien por la presión mediática y por la responsabilidad de ser el “supuesto líder” del Ineos y escribo supuesto líder entre comillas porque Ineos como tal, perfectamente puede contar con Porte, Sivakov y algún otro como líder del equipo. Todos los aspirantes este año que compiten por el giro, tienen tanto sus debilidades como sus fortalezas y por eso este giro será totalmente abierto desde el primer día y se pueden presentar sorpresas inesperadas. También me llama la atención como algunos comentaristas afirman que Carapaz es el máximo aspirante al título por estar muy por encima de los demás, pero hacen énfasis en que no será fácil, por favor decidanse, si Carapaz está dos escalones por encima de los demás tiene sí o sí que ganar el giro sea fácil o difícil.

Deja un comentario

close
Facebook IconTwitter IconMi BlogMi Blog
A %d blogueros les gusta esto: