Análisis de las wild cards del Giro de Italia 2016

Por @pmpalermo

En una decisión con sorpresa, la organización del Giro de Italia descubrió oficialmente a los cuatro equipos invitados para la próxima edición del evento, a realizarse entre el 6 y el 29 de mayo próximos. Los favorecidos son: Southeast, Bardiani, Nippo y el inesperado Gazprom Rusvelo.giro wild cards

Como siempre, desde ciclismointernacional.com realizamos el análisis pertinente para que ustedes puedan saber qué esperar de estos conjuntos, más modestos, cuando el lote empiece a rodar en Apeldoorn (Holanda).

Sin embargo, antes de profundizar, bien vale la pena recordar que todos los invitados del año pasado quedaron en deuda, con Bardiani como el menos malo debido a su victoria de etapa de la mano de Boem.

*Southeast Venezuela: la estructura de Angelo Citracca tenía un hueco asegurado por haber ganado la Coppa Italia. El año pasado fracasaron rotundamente, con Busato como punto alto merced a un 2° lugar en Forlí, un 4° en Verbania y varios intentos en la montaña, incluyendo su salto en las primeras rampas de la Finestre. ¿El resto? Petacchi se coló en los primeros sprints y Belletti hizo lo propio, antes de desaparecer y abandonar. Monsalve intentó en alguna fuga pero estuvo lejos del nivel exhibido en 2014. Finetto brilló por su ausencia, mientras que Gavazzi hizo lo que pudo. Carretero duró un día y medio y eso dice todo.

De cara a 2016 realizaron algunas contrataciones interesantes, principalmente, la del colombiano Daniel Martínez. Éste es muy joven pero, de mantener la progresión que lleva, bien podría dar presencia en la montaña al equipo italiano. Lo mismo puede decirse de Monsalve y Busato, los exponentes más talentosos de la formación.

Pozzato es el fichaje más importante, pero sus prestaciones son una incógnita puesto que hace años no brilla. Al menos, en el aspecto mediático, dará presencia a su nuevo equipo. En lo que a la velocidad refiere, además de algún destello de “Pippo”, el Southeast se apoyará en Manuele Belletti y el pujante Jakub Mareczko.

El resto son extremadamente inexpertos pero, nunca puede subestimarse a un campeón de la Volta a Portugal do Futuro como Julen Amezqueta, ni tampoco al prometedor Liam Bertazzo, parte del bloque estable de pista que Cassani maneja en la selección italiana.

*Nippo Vini Fantini: otro de los invitados que no hizo demasiado hace un año. En la primera semana se vio bien a Damiano Cunego, quien tuvo el peor final cuando se rompió la clavícula en la etapa 18. Del resto, un top 10 de Colli antes de su horrible accidente y el podio en Forlí de Malaguti, el día que el pelotón regaló la victoria a Boem. Además, el primer rumano en correr el Giro, Eduard Grosu, se coló en el top 5 en una volata.

Para esta edición, apostarán sus fichas de nuevo en Damiano Cunego, quien hace años dejó sus mejores piernas detrás y, a lo sumo, servirá de promotor de la marca. La única esperanza es que repita y termine lo que amenazó en 2015, pero se antoja complicado.

En la misma línea puede hablarse de Antonio Nibali, hermano de Vincenzo y atractivo sólo por su apellido. En lo que a resultados refiere, lo más probable es que Grega Bole alcance algún podio en llegadas duras o que Colli y Grosu hagan lo propio en los embalajes masivos. No así Nicolas Marini, tan veloz como joven.

Del resto, Zilioli tendría que cumplir con lo que amenaza desde juvenil y explotar en la montaña, mientras que sus compañeros son inexpertos y apostarán por las fugas. De Negri, uno de los veteranos, tiene que dar un paso al frente.

Será interesante ver si llevan a Iuri Filosi, una futura estrella que subió al podio en el campeonato europeo sub23 o el Piccolo Giro di Lombardia, con lo que ello implica.

*Bardiani CSF: la escuadra de Reberveri arribó al Giro con la presión de no tener victorias en lo que iba de temporada, y allí, tal como viene sucediendo ininterrumpidamente desde 2012, los de verde se hicieron con un triunfo parcial. En este caso, el héroe fue su rodador Nicola Boem, quien se fugó en los primeros kilómetros de la 10º etapa con final en Forlí, aguantó el pulso respecto al pelotón y venció a Busato y Malaguti en el reducido sprint. Sin embargo, poco más podemos destacar de uno de los invitados al evento, quienes se colaron en 10 escapadas y consiguieron un 2º con Bongiorno y otros dos 5º con Battaglin. Poco de Pirazzi, quien animó la carrera durante la primera semana con sus continuos ataques, pero no más que eso. Colbrelli apenas si mostró la cara en un embalaje y se ganó pulso un hueco entre las Decepciones.

Sin grandes movimientos en el mercado y una plantilla cargada de juventud, las expectativas en torno a Bardiani son las mismas, es decir, lo que hagan Colbrelli, Pirazzi, Bongiorno y Zardini.

El primero es un velocista rocoso que viene de un año espantoso tras haber maravillado en 2014. Si reencuentra sensaciones, tendrá terreno de sobra para descollar, pero hasta que eso suceda no somos optimistas porque debe probar que puede asomar la cabeza en grandes vueltas. Pirazzi es un ciclista muy agresivo y esa será su fórmula de nuevo: atacar hasta desfallecer y, con suerte, acertar en alguna jornada, tal como hizo en el Giro de 2014.

Bongiorno y Zardini son escaladores puros que han mostrado destellos de su talento pero no logran conseguir regularidad. No son fiables y menos en citas de esta envergadura, pero hay que reconocer su juventud y, si dan el salto de calidad con el que amenazan, pueden obtener cosas interesantes.

Los últimos en la lista son Ruffoni y Giulio Ciccone. El primero es un sprinter puro que tiene con qué mezclarse en el top 10, pero no es un vencedor nato y el segundo, una de las incorporaciones, presenta credenciales como un 2° en el Piccolo Giro di Lombardía, un 6° en el Tour de l’Avenir y la montaña en el Giro della Valle de l’Aosta.

De los demás, se puede esperar la combatividad propia de todo Pro Continental y que, tal como sucedió con Boem, alguno acierte una fuga y se lleve el gato al agua. Pero, en la previa, este equipo no invita a la ilusión.

*Gazprom-Rusvelo: la segunda escuadra del Russian Global Cycling Project de Makarov -Katusha es la primera- se presentó recientemente con un poderoso patrocinador nuevo como Gazprom, un cambio de colores en la vestimenta y la experiencia de Serguei Ivanov y Aliaksandr Kuchynski como directores deportivos.

La plantilla está conformada íntegramente por pedalistas rusos, entre los que sobresalen Sergey Firsanov, un veterano que aún sigue destacando pero en calendarios secundarios como el asiático y destellos en citas como Tres Valles Varesinos, donde arribó segundo detrás de Vincenzo Nibali.

Alexander Foliforov, cuarto en el Tour de l’Avenir 2014, tiene potencial para ser una de las caras visibles, tal como demostró con su top 15 en la Vuelta a Andalucía pasada, donde Froome venció a Contador.

Artem Ovechkin es otro que puede dar que hablar gracias a sus dotes como rodador, las mismas que lo llevaron a ser campeón nacional contrarreloj o a conseguir numerosos podios en la especialidad a lo largo del calendario.

La formación también podrá apoyarse en los pujantes Alexey Rybalkin y Evgeniy Shalunov, ambos vencedores de la prestigiosa Vuelta al Bidasoa en España hace unos años. Además, el primero fue mejor joven en la Volta a Portugal, en tanto que el segundo se impuso, en 2015, en la Vuelta a la Comunidad de Madrid y la clásica italiana Trofeo Matteotti, sin olvidar que acabó como tercer mejor joven en la Volta a Portugal.

La velocidad estará a cargo de Roman Maikin, rocoso sprinter que ha logrado algunos resultados interesantes como los podios en el Giro della Toscana, Arnhem-Veenendaal Classic y etapas en Tour de Polonia y Tour de Bélgica.

Alexander Serov, veterano de 33 años, es un aguerrido ciclista que ha sumado dianas en Vuelta a Murcia, Volta a Portugal, Tour de Gran Bretaña, Flecha del Sur y Vuelta a Costa Rica a lo largo de una década.

Alexander Evtushenko, campeón nacional sub 23 de crono, es un atleta interesante a seguir de cara a su desarrollo, pero difícilmente sea alineado en el Giro.

La fuerte inversión de los sponsors y su amplio interés en Italia fue clave para la elección de Vegni, director del Giro, que cumplió con su promesa de llamar, al menos, a una estructura foránea. Aunque no es la más vistosa, la formación rusa promete guerra y podría hacerlo mejor que el CCC Sprandi, un fiasco en 2015.

Pablo Martín Palermo

¿Te gusta lo que hacemos? seguínos en @CiclismoInter

Sumate en facebook: Ciclismo Internacional

Copyright © 2016 Ciclismo Internacional. All Rights Reserved

close
Facebook IconTwitter IconMi BlogMi Blog
A %d blogueros les gusta esto: