Análisis: El renacer del ciclismo francés pasa por Italia

Por @pmpalermo

Desde su explosión al máximo nivel allá por 2012/13, Thibaut Pinot y Romain Bardet han sido catalogados como las principales esperanzas del ciclismo francés. Y el dúo hizo méritos de sobra para granjearse ese mote, que lamentablemente, también trae aparejada una pesada carga.

La sequía de títulos en el Tour de France alcanza ya los 35 años, desde la última conquista del mítico Bernard Hinault, en 1985. Y nadie mejor que los dos vueltómanos más aventajados del ciclismo galo para acabar con la mala racha.

Pero, con sus altibajos, y habiendo la dupla en cuestión alcanzado el podio de los Campos Elíseos, la presión pudo más. A punto tal, que bajaron su rendimiento en la carrera de casa, esa por la que sacrificaban todo lo demás y sus equipos invertían recursos al máximo.

Historia de dos debacles

El primero en caer fue Pinot, siempre más débil mentalmente. El mimado de Madiot optó por cambiar de aires, y nunca mejor usada la frase, puesto que acudió al Giro de Italia y su clima fresco que tanto le agrada. Thibaut nunca escondió su malestar con el calor, y lo usó de excusa para sus pobres prestaciones en las ediciones 2015 y 2016 (abandonó) de la Grande Boucle.

Su nuevo enfoque rindió frutos y, casi tres años después de su 3er lugar en el Tour 2014, recuperó protagonismo y forma de aspirante en la Corsa Rosa de 2017, donde cayó a la 4ta plaza en la crono conclusiva. La historia es conocida: ganó Tom Dumoulin y el francés fue uno de los mejores cuesta arriba junto con el “tulipán”, Nairo Quintana y Vincenzo Nibali.

Thibaut intentó doblar, pero otra vez naufragó y se fue a casa, aún cuando su meta era cazar etapas. El golpe fue duro y se incrementó meses después, cuando abandonó el Giro siguiente y terminó hospitalizado. Las dudas respecto a sus capacidades para tres semanas crecieron y persisten hasta hoy.

Pero la realidad es que Pinot cimentó su reconstrucción ciclista en Italia, porque luego se recuperó, fue top 10 en la Vuelta y, en 2019, regaló sus mejores prestaciones como profesional en el Tour. Sí, frente a su gente y pese a la exigencia, era el gran dominador de la montaña hasta que una lesión lo mandó a casa. El resto es harto conocido…

Mientras Pinot se hundía, renacía y se volvía a hundir, Romain Bardet tocaba el cielo con las manos (o casi). El espigado atleta de Brioude tuvo una progresión constante y más armoniosa que la de su contemporáneo, llegando a ser 2do y 3ro del Tour en 2016 y 2017.

En ambas ocasiones destacó por su arrojo en medio de la monotonía impuesta por Sky. Y sus buenas intenciones encontraron premio. Pero después de eso, el capo de Ag2r inició su declive, para los estándares por él impuestos. Porque ya muchos querrían ser 6to y 15to en el evento magno del deporte pedal.

Dicho sea de paso, esos fueron sus resultados en julio de 2018 y 2019 respectivamente. Pero lo más alarmante fue la falta de vatios para estar en la conversación. Al menos, su espíritu agresivo tuvo recompensa en forma de maillot de la montaña.

Bardet sigue los pasos

Acabado el Tour, Bardet anunció que cerraba la campaña para replantear su trayectoria. Y vaya si lo hizo, ya que puso sus fichas 2020 en el Giro de Italia, aún cuando el recorrido de la Grande Boucle -casi sin crono- lo beneficia como nunca antes.

El parón le dio hambre. Romain está en Australia desde el 28 de diciembre, para competir en el Tour Down Under que arrancó en estos días. El jefe de filas de la escuadra de Lavenu dice estar ávido de competición ya que no se coloca un dorsal desde julio.

Y es posible que ese hambre, más la lejanía con los fans de su país sea el impulso que necesita para relanzar su trayectoria. Es real que se topará con muchos kilómetros de crono en mayo, pero también logró ascender al cajón parisino en ediciones más exigentes sobre la cabra que la que aguarda en julio 2020.

Escalador exquisito, valiente y hábil para lanzarse en los descensos y amante del frío, Bardet puede hallar en Italia eso que echa en falta hace más de dos años. Y si el escenario no lo beneficia, el cambio de chip lo hará.

Está claro que lo que necesitaba era un nuevo periplo. Desde que asomó en profesionales fue catalogado -con justa razón- como el vueltómano top del ciclismo francés. Mote que acabó por convertirse en un lastre con el consecuente bajón en su condición física.

La fórmula italiana

En el caso de Pinot, quedó a la vista que recuperó sensaciones. Su lesión fue una desgracia de la que, ojalá, se recupere mentalmente para retomar lo que inició en la edición 2019 del Tour. Nunca sabremos hasta dónde hubiera llegado, pero el propio Egan Bernal -a la postre campeón- reconoció no poder seguir al de Groupama en los Pirineos.

Bardet aún está en el proceso italiano. Su debacle no fue tan pronunciada como la de Thibaut, pero igual se sintió. Cuenta -como su compatriota- con el apoyo absoluto del equipo, se tomó unas largas vacaciones y ya demostró con su temprano viaje a Australia, que está ávido de competición.

Ojalá, como con Pinot, Romain vuelva por sus fueros. Un atleta con su espíritu ofensivo en la montaña es lo que necesita el ciclismo actual, dominado por contrarrelojistas que suben y equipos con trenes poderosos que atan a los escaladores.

Veremos qué sucede en unos meses. Lo cierto es que, con uno recuperado y el otro en vías de, todo apunta a que las máximas esperanzas del ciclismo francés pasan por Italia.

Pablo Martín Palermo

¿Te gusta lo que hacemos? seguínos en Instagram y Twitter

Sumate en facebook: Ciclismo Internacional

Copyright © 2012-2020 Ciclismo Internacional. All Rights Reserved

12 pensamientos sobre “Análisis: El renacer del ciclismo francés pasa por Italia

  1. En un hipotético caso que Aru recupere el golpe de pedal y dado el 2019 de ensueño de Alaphilipe, sería prácticamente seguro que en 2021 al Tour Colombia asistan, Bardet, Pinot, Porte, Martin, Nibali, Greipel y hasta se reenganche al ciclismo Kittel

      1. Las cabalas en el deporte siempre han existido. En este momento los franceses están probando nuevos aires, de forma física, mental, deportiva, replanteando objetivos; si al italiano le llega a ir bien en esta temporada, estoy seguro que los anteriormente mencionados replantearían objetivos en la próxima temporada emulando el inicio del hombre de las mil caras. El comentario es jocoso, pero no a la ligera.

  2. Quedó pesadisima la página llena de publicidad,anuncios, etc supongo que genera entrada económicas, espero no les pase como RMC que con el cambio de diseño se llenó fue de virus y ya nadie entra, por mi parte mis visitas aquí serán menos frecuentes.

    1. Lamentamos las incomodidades -para algunos- que han producido nuestros cambios, que entre otras cosas aún están implementándose para mejorar y no acaban del todo. El mundo, la tecnología y la forma de distribuir la información evolucionan a velocidad de vértigo, quien no se adapta desaparece. Sería lindo que La Gazzeta dello Sport, L’equipe, Marca, Clarín, As, El país de España, New York Times o nosotros no tuviésemos publicidad en las ediciones gratuitas digitales. Por desgracia, los redactores y editores en la red también comemos. Es un vicio atávico y vergonzoso, lo sé. Pero confío en que usted nos siga visitando. Y si no es así, créame que le echaremos de menos.

      1. Juan. Anoche ingresé al sitio y quedé horrorizado por la publicidad. Corresponde a Google, por lo que ya trabajamos para quitarla, aún a costa de algunos dólares. Para mí, la estética y comodidad priman antes que el dinero. Razón por la que hemos declinado múltiples ofertas de patrocinios en textos que no cumplían los estándares de la web. Saludos y paciencia, que aún trabajamos en la nueva cara del sitio.

  3. Si lo miramos de manera individual obvio Pinot es el más completo, pero sería muy bueno ver a Romain recuperar un gran nivel porque de ser así seguro su equipo va a sacudir el giro

  4. Bueno, personalmente no veo a un francés en el futuro próximo ganando el Tour, aún si lo diseñan pensando en ellos (franceses) y podría decir lo mismo de los Italianos.
    Colombia, Eslovenia, Reino Unido y hasta tulipanes y Ecuatorianos son los protagonistas, y DIOS quieran seamos los Colombianos.
    Por otro lado que lástima RMC, nunca más pude volverla a ver, solo virus, que lástima, me gusta ver varios sitios web, de todos se aprende y si está web quedó muy pesada, pero me aguanto la demora y no los virus

  5. De mi parte seguiremos leyendo tan acertados artículos, quien no quiera seguir entrando, se le respeta, pero que se le va a hacer. Todos tenemos derecho a comer…

Deja un comentario

close
Facebook IconTwitter IconMi BlogMi Blog
A %d blogueros les gusta esto: