Análisis: El valor de las estrategias, expuesto en el Aubisque

Por @pmpalermo

Grande fue la sorpresa cuando, transcurridos unos pocos kilómetros de la etapa “reina” de la Vuelta, un corte de 41 ciclistas abrió hueco y se marchó sin que Sky pudiera neutralizarlo. Sí, el conjunto británico quedó a cargo de la cacería porque, en una jugada maestra, Movistar coló a tres de sus miembros en la aventura del día.orica vuelta

Con Rojas, Fernández y Moreno -12° a 5:38 en la mañana- la presión sobre Froome fue evidente, debiendo trabajar para minimizar daños. La maniobra fue positiva porque, además de poner al español como líder virtual durante algunos minutos, los pupilos de Brailsford gastaron valiosas energías que podrían echar en falta más adelante, mientras Quintana y Valverde rodaban cómodamente a rueda.

Así y todo, sin la fortaleza exhibida en el Tour de France, Knees y compañía estuvieron brillantes, manteniendo a raya la intentona y protegiendo a su capitán, que llegó indemne al Aubisque, subida donde sólo se preocupó de Quintana.

Por su parte, Sky metió a López en la aventura y lo utilizó brevemente en la trepada conclusiva, pero el saldo de la jornada no fue tan negativo en el cierre como aparentaba en los compases iniciales, cuando se encontraron persiguiendo, sin ayuda, a todo un pelotón de 41 unidades.

Por supuesto que las variables de la carrera les permitieron un respiro, y fue gracias a la intervención de un urgido Orica-BikeExchange que, con su arrojo, acabó con los planes de Unzué y puso a todos los favoritos bajo presión.

Los aussies lanzaron a Gerrans, Keukeleire y Cort en la fuga matinal y, estos velocistas que poco tenían que hacer allí en los papeles, resultaron vitales en el desarrollo de las acciones posteriores, ya que impulsaron la fuga, la seleccionaron y prepararon el terreno para lo que vendría en el tramo definitorio.

Jack Haig atacó en el Marie Blanque, penúltima trepada del parcial, y esperó por Simon Yates, quien siguió su estela poco después, conformando un dúo que se convirtió en trío en el descenso. Los gregarios hicieron su labor en el llano entre puertos, con Gerrans dejando al británico en el Aubisque, donde de más está decir que mostró lo fino que está con una escalada magnífica.

Yates empezó a recolectar los restos de la numerosa fuga, arribando 5° a tan sólo 39″ de Gesink y metiendo 1:08 a Nairo y Froome. Pero no conformes con eso, mientras los dos punteros de la ronda hispana se batían a duelo, los australianos enviaron a Chaves hacia adelante, y el escalador colombiano burló el marcaje en las cercanías de la cima, llegando con 33″ de ventaja sobre el maillot rojo, en un accionar que le valió el salto al podio.

En tiempos donde las estrategias defensivas abundan, Orica se lució con una táctica de manual. La movida, arriesgada por el desgaste realizado, surtió efecto y catapultó a los dos líderes del equipo en la general, premiando su valentía y el esfuerzo de los sacrificados compañeros que sirvieron de puente a lo largo del camino para Yates.

Quizás los generosos esfuerzos propiciados sean acusados más adelante, pero nadie criticará eso a una formación con menor presupuesto que, adicionalmente, atesora dos triunfos de etapa y ofreció más en una jornada que la mayor parte del lote en dos semanas.

La otra escuadra bajo la lupa es el Movistar. Los de Unzué comenzaron bien con los tres citados pedalistas en fuga y el Sky desgastándose frente a sus ojos. De hecho, los de Unzué han estado bastante finos toda la carrera, pero hoy arruinaron lo bueno en el cierre, cuando la intervención de Orica les presentó un imprevisto que, adicionalmente, reveló el primer día malo de Valverde en 2016.

Las cosas marchaban a la perfección hasta que Haig y Yates se lanzaron en el Marie Blanque. De pronto, se encontraron tirando del lote ante la amenaza latente del británico en la general y el aviso de un posible accionar de Chaves por venir.

La primera equivocación de Movistar fue no acompañar el intento de los australianos. De ese modo, se hubieran ahorrado el trabajo extenuante de Castroviejo, Herrada y un descolgado Fernández, hombres que Quintana necesitó más adelante en el Aubisque. No sólo eso, sino que la responsabilidad tendría que haber recalado en el ya diezmado Sky, que contó con un aliado insospechado: la impericia ‘telefónica’.

Para colmo de males, cuando se produjo el asalto de Yates, Moreno era líder virtual del evento, motivo por el que no debieron perseguir, mucho menos con un ritmo tan fuerte que desencadenó la caída de Valverde.

En el puerto final, además de la inoportuna pero esperable debacle del murciano, el tunjano se encontró solo frente a sus contrincantes, varios de los cuales tenían gregarios consigo. Afortunadamente para él, no hay ciclistas más fuertes en competencia y todos se dedicaron a defenderse de la media docena de ataques que propinó, sin éxito.

Pero es imposible no conjeturar sobre lo que pudo haber pasado en caso de contar con sus efectivos en la trepada clave, porque no es lo mismo tener una rueda amiga a lidiar con un grupo de rivales ávidos de sangre, listos para asestar un contragolpe y sin un doméstico que tire en caso de necesidad.

También es para analizar lo hecho con Moreno. Si el madrileño era puntero virtual de la competencia, eran otros los que estaban obligados a traerlo de regreso. Encima, cuando Dani recaló en el grupo de favoritos tras perder el intento ganador de Gesink y Bakelants, aportó en cuentagotas, quizás porque no le quedaban reservas.

Lo cierto es que los ‘telefónicos’ salvaron el día por obra y gracia de Quintana, pero una vez más, evidenciaron falencias imperdonables a este nivel, usualmente cubiertas por el talento de sus ciclistas.

Nairo vs Froome

Al margen de lo estratégico, hay otra cuestión que merece un espacio y es el duelo de los dos monstruos que lideran la carrera. Nairo Quintana dio la cara y lanzó media docena de ataques, enseñando su versión más ofensiva en años, algo que desde este espacio reclamábamos sabiendo de su capacidad.codo a codo

Luego no pudo descolgar a Froome, pero eso no es tarea fácil. El británico es tricampeón del Tour y un hombre llamado a marcar historia, motivo que engrandece lo hecho por el tunjano, que podrá caer -o no- pero lo hará con el honor de los grandes campeones.

Si algo quedará de esta edición de la ronda hispana es la recuperación de un talento natural como Quintana, atado estos últimos años por Movistar en un grave error que privó a los aficionados de la versión más agraciada de uno de los escaladores más virtuosos y ofensivos del pelotón.

Sin importar el resultado final de la Vuelta, si el escarabajo sostiene este comportamiento, recuperará la estima de gran parte del mundillo ciclista que tan decepcionado quedó luego de sus tímidos intentos en el Tour 2015 y la gris versión del 2016.

La sombra de Froome se alarga

De cara a la definición, anticipamos en Peña Cabarga sobre una advertencia para Quintana, el más fuerte de la Vuelta. Y la misma sigue vigente e incluso más que hace unas horas, porque se sabe del potencial sobre la cabra de Froome, vencedor moral en el Aubisque.

¿Por qué? Porque no cedió tiempo, superó otro duro día de escalada y se sabe superior en la contrarreloj, escenario en el que se especula con diferencias a su favor de alrededor de 1:30-2 minutos.

Claro está que son conjeturas y que las mismas pueden quedar en el olvido rápidamente si Nairo quiebra su resistencia en las montañas. Quizás la etapa 15 no sea el día más favorable al sudamericano por la relativa facilidad de los puertos, pero su agresividad es manifiesta y lo intentará cada vez que la ruta pique hacia arriba.

Ni que hablar de la ascensión a ‘Mas de la Costa’ en la 17° etapa, una pared con rampas de hasta el 21% en la que tendrá la última chance antes de la batalla contra el tiempo. Se agotan las posibilidades para Quintana que, de todos modos, todavía encabeza la general.

El maillot rojo da alas, no es cojo en la especialidad sobre la cabra y nada está perdido, especialmente con otro tramo montañoso al día siguiente y el estado de forma que ostenta. Veremos cómo lidia con la presión, pero el cierre de la Vuelta -en uno u otro sentido- será apretado.

Pablo Martín Palermo

¿Te gusta lo que hacemos? seguínos en @CiclismoInter

Sumate en facebook: Ciclismo Internacional

Copyright © 2012-2016 Ciclismo Internacional. All Rights Reserved

6 pensamientos sobre “Análisis: El valor de las estrategias, expuesto en el Aubisque

  1. Excelente análisis de la carrera. Cháves lo hizo muy bien y creo Movistar no reaccionó ante la amenaza de Yates.

  2. Repito: el miedo y las dudas se carcomen al Movistar.
    Si tenían el liderato con Moreno debieron afianzarlo, retomarían un 1-2 envidiable. Si la idea era hacer el puente debieron ser los primeros en moverse, no esperar a la sorpresa del Orica. Que dicho sea de paso no sería tan sorpresa: si no eran ellos hubiese sido cualquier otro.
    En el último ascenso el grupo de los capos se movía con más miedo que deseo. Si Nairo sigue esperando al último tramo para intentar atacar mirando hacia atrás será rematado como pasó ya esta srmana.
    La estrategia del Orica-BE no me pareció tan fina pero con coraje se arriesgaron y sumaron. Salen de la etapa con un par de jóvenes ambiciosos en puestos 2 y 3 dispuestos a jugársela. Ahora todos les marcarán y como dice Chaves pueden esperar que Froome o Quintana tengan un día malo, y ese día ellos estarán ahí.
    Como sea, esto se gana es con valor y ganas.

    Gracias,
    César Herrera.
    @RegulusAugustus

  3. Una cosa más:
    El punto bueno del día para Nairo es que sin Valverde tras él ya dejarán de cuidarle el resultado y se consentrarán en afianzar el liderato.
    El punto bueno para Froome es que no perdió a tiempo y sigue dando golpes en el mano a mano con Quintana, no por nada hoy es favorito en las casas de apuestas.
    El punto bueno es que ahora todos están obligados a tirar.

    Gracias,
    César Herrera.

  4. La vuelta está viviendo un mano a mano de los dos mejores ciclistas en la actualidad por etapas en tres semanas, Nairo atacante, Froome defensivo, aún quedan tres finales en final de montaña, para Nairo a pesar de que pueda perder su liderato en la crono, le queda al día siguiente una escalada larga y de fondo, donde Nairo ha sido más resistente y de mayor fondo que Froome. Hay que tener en cuenta a Cháves porque puede sacar partida del celo y cuido entre los dos gallos , para esta vuelta el Chavito cambió su nivel de preparación, va de menos a más y puede ser la sorpresa y el gallo tapado con quien ninguno de los apostadores contaba. En fin está vuelta nos enseña que el dueño en grandes vueltas se centrará entre británicos y colombianos y a la expectativa holandeses e italianos, los españoles pasarán por una recesión mientras Landa no cambie de equipo porque siempre será escudero de Froome.

  5. Excelente análisis, profundo e ilustrativo, muchas gracias
    Añado que si Nairo hubiese salido junto con Yates o Chavez, seguro Fromme hubiera controlado.
    Aunque hoy entre Nairo y Fromme no se sacaron diferencias en tiempo, mañana sabremos quien sufrió mas desgaste.
    El espectáculo de hoy pago compenso, el paseo de ayer.
    Resalto la nobleza de Contador y Samu Sánchez, al expresar que Nairo y Froome están a otro nivel

Los comentarios están cerrados.

close
Facebook IconTwitter IconMi BlogMi Blog
A %d blogueros les gusta esto: