Análisis: La Vuelta a España no es la salvación al descenso de Movistar

Por @amatiz12

Mucho se habla de lo clave que será esta Vuelta a España para el Movistar Team en cuanto a sus intereses por mantenerse en el World Tour. Y aunque verídico sea de que esta es la competencia que mejor se le acomoda en el calendario restante, igual de cierto es que ni una brillante actuación garantizará su permanencia, pues por el sistema y tipo de carreras que restan, deberán dar batalla en otros frentes para asegurarse en la máxima categoría por los siguientes tres años.

Foto: Sprint Cycling | Movistar Team

Para hacernos a una idea, hoy los telefónicos salvarían la categoría como el último equipo con un margen de algo menos de 500 puntos sobre Lotto-Soudal, su más inmediato persecutor e inquietante rival. Los números muestran por sí solos cómo esta longeva estructura está al borde del abismo y su necesidad de dar guerra hasta con las uñas, pues los mínimos detalles pueden ser la línea que los separen de bajar o no.

Tabla del descenso (Raúl Banqueri)

Tabla del descenso actualizada al 18/8

Y claro, como todos los focos durante las tres siguientes semanas estarán puestos en la Vuelta a España, cualquiera se hará la idea de que Movistar aventajará lo suficiente a Lotto para quitarse ese dolor de cabeza. Esa es una verdad a medias, porque si bien es evidente que aquí  los españoles van a puntuar considerablemente más que los belgas, eso no significa que no haya más ciclismo aparte de la ronda ibérica.

Para cuenta, tendremos otras 14 carreras que se disputarán paralelo a La Vuelta, siendo 4 de ellas clásicas World Tour (Bremer, Plouay, Québec y Montréal) que reparten cada una en promedio 2318 puntos, además de otras 8 que son .pro y las 6 restantes como 1.1. El detalle viene a que estas pruebas van más perfiladas al tipo de corredores con los que cuenta Lotto que a los dirigidos por Unzué.

¿Por qué Lotto envió un bloque tan discreto a La Vuelta? Pues justamente por eso, porque sus mejores ciclistas se adaptan más a ese calendario alternativo y por lo tanto, pueden sumar muchos más puntos ahí que en una gran vuelta, en la que Movistar sí cuenta con la clase de pedalistas idóneos para destacar. Y por ello, lo poco que tienen los navarros para clásicas (Aranburu, García Cortina, Kanter) los reservan para tratar de arañar unidades en esas citas, como hizo Aranburu en Tour de Limousin.

Ahora bien, la comparativa de escuadras para esas carreras indica claramente que los belgas cuentan con mejores herramientas que su similar ibérico. Campenaerts, De Lie o Wellens hacen y han hecho mucho más que los otros mencionados a lo largo de la temporada. Mientras Movistar abre hueco en la carrera de casa, Lotto recorta en esas pruebas cuyo revuelo mediático es opacado por coincidir con la última grande del calendario.

Y sinceramente, es una estrategia viable para el elenco de Lelangue. Supongamos que en el mejor de los casos Movistar logra hacer podio en Madrid. Son 575 puntos que se neutralizan con un 2º, un 3º y tres 4º en competiciones .pro, algo medianamente accesible para Lotto, que se ha especializado en este calendario a lo largo de 2022.

Sin embargo, si el planteamiento se ejecuta desde un panorama realista, el equipo de la ‘M’ llega con muchas dudas a la carrera que mejor se le acomoda. Mas sufrió el Tour por su temor a las bajadas, Valverde no ha retomado nivel y Verona, que no es un ganador habitual, parece ser el más regular. Es que de entrada se antoja complicado que Enric -la baza más fiable para la general- pueda aspirar a repetir el resultado de 2021.

Francamente, la forma en que mejor pueden sacar rédito es metiendo a los mencionados en las primeras posiciones de la general donde desde el 12º suman de 100 pts en adelante. Tenerlos en esas plazas es realista, al ser esta una ronda que no cuente con mayor oposición para dicho apartado y se presenta como el resultado más viable, pues con varios ahí arriba pueden sumar más puntos y así maximizar sus ganancias. Además, no los obliga a optar por un estilo vistosos sino más a hacer lo de siempre: ir a rueda y que las fuerzas determinen el orden.

Sin embargo, esto va redondeando ese concepto de que hay que sudar hasta lo último por mantenerse en primera y que la viabilidad del calendario alternativo va a otorgarle ventaja a Soudal. Y justamente por eso, a entender de este servidor, quizás los navarros deban enfocarse más en superar a EF.

Si se fijan en la tabla, están algo más de 200 puntos por debajo de los estadounidenses, que también les ha costado asimilar su situación de riesgo y han tardado en reaccionar. En cuanto a filosofía, material y nivel, no son muy diferentes como sucede con Lotto y básicamente EF también puede hacer más aquí que en el resto de carreras, lo cual los coloca en un duelo parejo.

EF no tiene tampoco a nadie top para la general -Urán llega desde el Tour, Carthy es irregular y Chaves no hace top 10 desde 2016-, por lo que a lo mejor su enfoque sea algo distinto al de Movistar, viéndose obligados a cazar etapas que cuyos triunfos otorgan la corta cantidad de 100 puntos, guardando la esperanza de que alguno de los suyos pueda quedar bien colocado en la general (Urán, Carthy, Chaves). Esa hipotética sumatoria podría favorecer ligeramente más a los europeos, pese a que no se debe obviar el detalle de que tanto en Giro como Tour, los del norte del mundo sumaron más.

Ni con el rival más “fácil” pueden cantar victoria. La obligación de hacer una buena Vuelta está más latente que nunca, pero sin olvidar que lo que hagan en Francia, Bélgica e Italia a fin de año también demandará un sobresaliente rendimiento para rascar los puntos suficientes para ser de primera para 2023-2025 y de paso, evaluar este crítico nivel que los llevó tan bajo.

Alejandro Matiz

¿Te gusta lo que hacemos? Seguínos en Instagram y Twitter

Sumate en facebook: Ciclismo Internacional

Copyright © 2012-2022 Ciclismo Internacional. All Rights Reserved

9 pensamientos sobre “Análisis: La Vuelta a España no es la salvación al descenso de Movistar

  1. La lucha por evitar el descenso será entretenida para este cierre de temporada. Cofidis, Bike, EF, Movistar y Arkea en un rango de 500 puntos, solo que a estos últimos si no logran acceder a WT no les resultaría tan traumático puesto que optaría por una ubicación como la que tuvo este año y eso directamente les da calendario WT para escoger. Para el resto de escuadras si resulta un problema mas serio con sus patrocinadores.

  2. Toda lo que esta hablando el Sr. Matiz es mas bien hipotetico porque al final del dia , los unicos que saben con exactitud son los senores de la UCI. No olvidarse tambien que son los puntos de las tres ultimas temporadas y ademas , en el caso del EF, segun entiendo con la llegada de R. Carapaz al equipo , llega con una gran cantidad de puntos para la contabilidad del EF. Finalmente , segun se especula en Europa el Lotto estaria mas contento con el Pro, el cual se ajusta mas a un desminuido presupuesto para el 2023, porque aun se desconoce quienes seran sus patrocinadores.

    1. Carapaz está para la temporada 2023 y no se lleva los puntos conseguidos durante su trayectoria en Ineos, así como Teuns fichando por Israel y que se incorporó de inmediato tampoco lleva los puntos conseguidos con Bahrain ni éste los pierde.
      Lotto en voz de uno de sus corredores admitió estar conforme con descender a Pro, pero siempre y cuando desciendan como los primeros de esa categoría, lo cual les daría oportunidad de escoger calendario y con cierto alivio en el presupuesto, ya siendo segundos no les convendría tanto puesto que se atendrían a invitaciones. Es decir en la ubicación actual de la tabla se encuentran conforme, no así si por casualidad el Israel los supera.

  3. Los puntos son los conseguidos, la llegada de Carapaz no cuenta para los descensos. Movistar tiene también la ilusión de que Aranburu y Kanter saques algún punto e las clásicas, pero a día de hoy parece que Movistar e Israel serán los últimos aunque todo puede pasar.

    1. Entiendo que hasta el 18 tendrán licencia WT, el 19 será PRO pero tendrá invitación a todas las WT y el 20 invitación solo a clásicas WT. Lotto ya ha mostrado llegar a estar conforme con ser el equipo 19, Arkea con el retiro de NTT éste año ha sido la escuadra PRO con tales invitaciones y creo que les ha sentado muy bien, pues siendo sinceros se quedan cortos en plantilla para ser WT y han podido sin inconvenientes comerciales declinar invitaciones importantes como la del Giro.
      De las que nombras a Movistar eso le caería como una patada en mala parte, puesto que su patrocinador no debe estar nada a gusto con ser un equipo descendido así pueda competir en el mismo calendario. Puedo equivocarme pero lo entiendo así.

  4. El Movistar no va a bajar. Es más, yo creo que van a salvar la categoria con holgura. Pero eso no sirve de nada si no hay cambios importantes en la estructura de cara al futuro. Tanto en la plantilla de ciclistas como en la dirección deportiva.

Deja un comentario

close
Facebook IconTwitter IconMi BlogMi Blog
A %d blogueros les gusta esto: