Análisis: La Vuelta más importante de Chris Froome

Por @pmpalermo

Horas después de acabado el 104° Tour de France, y sin darse tiempo para festejarlo, Chris Froome confirmó su participación en la Vuelta a España, ronda con la que tiene un fuerte compromiso y, en simultáneo, una deuda pendiente.

Foto: L´Équipe

El británico empezó su camino al estrellato en la ronda hispana, allá por 2011, y desde entonces, acabó tres veces en la 2° plaza. Está claro que le sobran motivos para acudir a la última grande del curso, incluso porque habría modificado su preparación para tener más frescura en la misma.

No es fácil mantener la concentración una vez acabada una ronda de tres semanas, y la mejor forma de lograrlo es oficializar su presencia desde el podio mismo de París. El primer paso está dado y el nacido en Nairobi buscará que la cuarta sea la vencida.

Pero las circunstancias han variado algunas consideraciones en torno a su doblete, convirtiendo la Vuelta 2017 en una edición clave de cara a entender un poco mejor los motivos de sus prestaciones inferiores en la Grande Boucle y, por qué no, en previsión de lo que pueda deparar el 2018.

Froome logró su gran reto estacional y es tetracampeón del Tour, aunque es una realidad que no brilló prácticamente en ningún apartado y concluyó en la cima con los márgenes más estrechos de todas sus coronaciones, dejando algunas dudas.

Y aunque los números finales lo respaldan, las sensaciones nunca estuvieron a la altura de lo esperado de su parte. Es que, así como se entendió que no rindiera el resto del curso, aquí no se consagró a su estilo, jamás superó a los contrincantes en la montaña y sus cronos tampoco deslumbraron. Para verlo de otro modo, Froome nunca lució como Froome.

Dicho panorama invita a la ilusión de quienes se batieron con él mano a mano, como también de Dumoulin, un Quintana fresco, Chaves pletórico, Porte o el mismo Landa, donde sea que corra. Si este fue su máximo, el de Sky tendrá sumamente complejo alcanzar la quinta corona.

Sin embargo, si su ajustada conquista responde al citado plan para gozar de mayor frescura, ninguna de esas conjeturas tendrá validez y, en 2018, los aspirantes aún volverán a tomar la salida pensando en pujar por el segundo puesto.

Por eso, la próxima Vuelta será crucial para determinar si el nacido en Kenia empezó su declive o manipuló la forma correctamente, algo que ya tratamos previamente.

Hilando más fino, la Grande Boucle entregó algunas pistas, que así y todo, no son concluyentes. Comenzando por el hecho de que sólo en una ocasión haya movido más w/kg que sus rivales, más precisamente el día de su avería, cuando tuvo que perseguir en Peyra Taillade.

¿Más? Hubo algunos récords en determinados puertos, y ninguno le correspondió: La Planche des Belles Filles (Aru), Col d´Agnes (Contador & Landa), Croix de Fer (Contador) e Izoard (Barguil). Puede ser casual, aunque también un indicativo.

Incluso, en un aspecto más amplio, el “keniata” pasó de arrasar los meses previos a julio (2013), a acotar cada vez más su programa competitivo, enfocándolo exclusivamente en la carrera de sus sueños. No en vano, su primer triunfo de 2017 fue en los Campos Elíseos.

Todo apunta a que Froome no es el mismo de antaño cuesta arriba, y difícilmente vaya en ascenso a los 32 años. Durante las pasadas tres semanas intentó poco y nada y, cuando lo hizo, apenas si descolgó a sus oponentes, que siempre pudieron reponerse.

Encima, se vieron algunos simbolismos propios de “fin de era”, como el hecho de que haya cedido el maillot jaune en plena montaña (Peyragudes) ante un gallo, algo que nunca antes le había sucedido, con el agravante de sus muestras de debilidad en dicho muro.

Afortunadamente para él, cada vez que tuvo un apuro surgió alguno de sus hombres para echarle un cable, y eso dificulta cualquier lectura, porque el modo de correr de los capos de Sky es ese, mimetizados constantemente con sus formidables escuderos.

Froome alternó buenas con mediocres, le sumó un gran dominio táctico, gregarios imponentes y aprovechó el excesivo respeto que le tuvieron para llevar a buen puerto su cometido. ¿Le servirá eso en España?

Tras perder la Vuelta 2016 -en parte- por no haber acudido con un bloque decente, este año el panorama será otro. A modo de muestra, Wout Poels y Diego Rosa serán de la partida, listos para suceder a Landa, Nieve y Kwiatkowski. Probablemente, Froome tenga el mejor equipo y, en los papeles, rivales de menor jerarquía, por lo que la presión será mayor, puesto que estará casi obligado a imponerse.

En primer lugar, para hacer bueno el arriesgado asalto al doblete. Porque incluso con matices, difícil ser puesto en duda con las metas alcanzadas. Y a continuación, para acallar los rumores alrededor de la disminución en su rendimiento.

En el peor de los casos, si no lo consigue, le servirá volver a correr como hasta 2016, con algunas de sus espectaculares aceleraciones cuesta arriba o su abrumador dominio sobre la cabra. Es muy claro: Froome necesita volver a ser para enterrar cualquier atisbo de duda respecto a él.

Aunque derrotados, hoy todos los jefes de fila dejaron Francia con una luz de esperanza de cara al futuro inmediato. Dependerá del capitán británico apagarla y continuar su dinastía o exponer un bajón real de sus facultades, con todo lo que eso puede implicar para su trayectoria.

Pablo Martín Palermo

¿Te gusta lo que hacemos? seguínos en @CiclismoInter

Sumate en facebook: Ciclismo Internacional

Copyright © 2012-2017 Ciclismo Internacional. All Rights Reserved

29 pensamientos sobre “Análisis: La Vuelta más importante de Chris Froome

  1. El doblete no es imposible para Froom, como se decía de Nairo al correr Giro Tour ???? solo pregunto ….. De otra parte me parece que al estar Dumolin la carrera se definirá entre Froom y Dumolin por las crono ….. por lo visto en el Giro y el Tour se puede concluir sin temor a equivocarme que actualmente los ciclistas especialistas en cronos como Dumolin o Froom son los favoritos donde se presenten ellos no necesitan equipo para ganar, prueba de ello Dumolin en el Giro y Uran en el Tour que solo perdió con un especialista en crono, la táctica es simple — Estar a rueda de los escaladores y no perder tiempo en la montaña, para definir el titulo en la crono–, los escaladores serán unos simple e
    spectadores o unos simple gregarios para imponer ritmo en la montaña y las etapas de montaña una etapa mas salvo un llamado de la naturaleza y así las grandes vueltas serán monótonas porque todos estarán esperando la etapa contrarreloj para definir o para meterse en el podio. PARA CONOCER QUIEN ES EL GANADOR DE LA VUELTA A ESPAÑA SOLO SE NECESITA SABER QUIEN GANA LAS CONTRARRELOJ Y LISTO, PARA QUE VER TANTAS ETAPAS. Es mi humilde opinión.

    1. Es distinto el doblete. ¿La razón? El nivel de la Vuelta es inferior al del Tour en todo sentido, entonces eso permite disputar. Además, el nivel de los hombres Tour es superior. Hay varias más, pero esa es la principal.
      En cambio, los que corren el Giro, un evento durísimo, luego van a Francia y se encuentran con otro aún más exigente.
      Así y todo, sólo unos pocos pueden hacer un doblete, sea cual fuere.

      1. Especialmente esta vuelta en la que la alta montaña brilla por su ausencia salvo en la Etapa del Angliru, porque Sierra Nevada es una subida larga pero no es dura.
        Claro que puede hacer doblete, de hecho ya lo hubiera hecho el año pasado de no tener un equipo que estaba a todo menos a lo que tenía que estar.

    2. Pues yo leí que dumoulin no correrá la vuelta para preparar el mundial, entonces no me parece descabellada la idea de el doblete para froome.

  2. Tom no correra la vuelta.

    La crono es parte no lo es todo. Siempre ha sido así y siempre lo sera. Ganan los completos y constantes.
    Contador gran escalador y se defendía en la crono, lo que pasa que los super escaladores actuales no van para nada al cronometro.

  3. La crono individual es casi inexistente. La que vale es la de equipos. Se sabe quiénes van a la Vuelta a competirle a Froomey? Pablo, cierto que no ganó el Tour como otras veces, pero ya sea por los argumentos que mencionaste en otros posts: respeto, equipo, nadie lo atacó cuando averió, etc. Creo que ganó fácil. Diría sin despeinarse. Salvo cuando Aru le birló 20 segundos luego nunca, jamás, se vio en aprietos. Para mi ganó muy cómodo. En qué momento o etapa se vio que podía perder el Tour? Por cierto gane o no gane la Vuelta es marginal para él. Su objetivo será entrar en el Olimpo de los 5 tour. Ganar una vuelta será un plus a su excelente trayectoria.

    1. Hache: Si recuerdas, también dije que ganó con lo justo. Necesitamos saber si fue planeado o no, porque en 2018 no lo tendrá fácil.

    2. La crono individual es en la tercera semana después del segundo día de descanso, 42kms llanos donde podrían haber diferencias importantes.

  4. @Pablo. Difícil saber si fue planeada. No creo que planees ganar por un minuto. Mínimo 2, 2:30. Pero me dio la sensación que ganó sin despeinarse. Con un Quintana mermando por Giro y el resto no están a la altura o son de segundo nivel (Aru, Bardet, Rigo, Yates, Martin). También, quizás, ganó porque no tuvo al frente alguien que realmente le diera pelea o un escalador nato con cambios de ritmo que haga daño ( mi opinión). Veremos en 2018, como bien dices. En twitter soy rhborini, el que “se cebó” con Landa! @SAg: Gracias, pensé que las Cronos eran al revés. La primera individual y la larga por equipos.

  5. Froome está siguiendo su plan trazado sin inconvenientes. Ganó el Tour usando lo estrictamente necesario en la montaña y en las Crono, solo limitó daños y le ha salido perfecto, es posible que esté en un declive pero es una conjetura con menos base. Tiendo a pensar por tal razón que Froome va a continuar aumentando su leyenda.

  6. Pablo, interpreto, según lo que señalas, que el planteo de Froome fue ir a menos en este Tour para estar mejor en la Vuelta.
    Por otroblado, me parece que Froome ganó con lo justo gracias sus cronos y gracias a su EQUIPO.

  7. muy buen análisis. yo creo que froome hace años busca el doblete y este año nairo al ir al giro se lo facilitó y cambió su preparación anual y por ello no llegó al 100% en el tour. pero lo alcanzó para ganarlo.
    froome es un corredorazo, cronea bien, sube bien, mejoró su descenso, está atento toda la carrera, siempre está bien ubidado, aprovecha cada oportunidad y se defiende muy bien. es el gallo en el equipo de gallos. es el n1 entre los mejores del pelotón que es el equipo sky. uds se piensan que si no es el mejor todos los muchachos del sky no trabajarían para él cómo lo hacen?

    este año en españa veremos algo histórico: el primer doblete del ciclismo moderno. un acontecimiento es muy difícil hoy día de conseguir y sólo lo puede hacer el gallo de sky: froome el mejor del pelotón en el mejor equipo del pelotón. otro equipo no puede conseguir un doblete.

    el año que viene, habiéndose sacada la espina de la vuelta, todo volverá a la normalidad y como siempre ganará el tour. ojalá algún retador se anime a destronarlo.

  8. Este Tour (un gran Tour como siempre) nos dejó dudas, y un sin fin de preguntas estructuras en ¿Qué habría pasado si … ? Circunstancias de carreras propias de este deporte, influyeron en el resultado de tal manera que nada queda claro para el futuro reciente, pues tal vez París nos habría presentado otras caras triunfantes de no ser por varias caídas, malas decisiones, conductas anti deportivas y demás, lo cierto es como lo dice el gran analista y redactor de esta pagina, la ultima grande que se avecina es clave para el cuatro veces campeón del tour. Aunque sus grandes rivales de siempre no estén presentes, todos estos estarán como rapiñas viendo cada pedalada del británico, haciendo análisis de su equipo y su estrategias de carreras, y al primer paso en falso todos saldrán a montar sus bicicletas inspirado en que el REY DEL DEPORTE A PEDAL ya no dependerá de si para hacerles daño, los inspirará para decirle que el quinto tal vez no llegue, porque hay muchos con sangre, jerarquía y ansias de ser el próximo Rey sobre la bicicleta y tener el respecto de todo el pelotón. Que gran 2018 se nos viene.

  9. Con todo respeto, soy seguidor de esta página pero últimamente los análisis tienen una tendencia a la crítica continúa, mucho hablar de watts, cadencia, y estadísticas sin tener en cuenta que en la bicicleta va una persona que puede tener un año malo, enfermedades o complicaciones que quizás no son declaradas a los medios. (Uran estuvo 2 años prácticamente fuera del top ten por lesiones y ahora fue 2do).
    No estoy de acuerdo con esto de Fomentar un supuesto “declive” de un corredor por no verse tan agresivo en la Montaña como en años anteriores.
    No todo son vatios y algoritmos,y decir que está mostrando signos de debilidad y que realizó un tour “mediocre” luego de ganarlo, y de reventar a todos los del podio en la crono final me parece que estamos analizando mucho desde una silla…hay que tener en cuenta el factor humano, no son máquinas…aparecen corredores jóvenes con muchas condiciones, el nivel crece, froome no descolgó a los demás en los puertos, pero ellos tampoco pudieron dejarlo a froome, y en el momento que tuvo que recuperarse luego de la pinchadura de su rueda, fue el que más watts movió para volver al grupo… que más quieren pedirle? Ahora sí no gana la vuelta a España es porque está en su declive? Por favor….

    1. Ojalá la mayoría de los del pelotón tengan la suerte de ser “débiles y entrar en un declive” moviendo más de 6,5 w/kg como movió froome para conectar al pelotón en varias oportunidades… con o sin ayuda del equipo, hay que tener las piernas para generar dichos valores, valores pueden verse influenciados en más de un día a lo largo de 3 semanas de competencia… o en un año por diversos factores.

      1. Curioso: Oscar es la misma persona que ANDY o comparten correo electrónico (como moderadores, tenemos acceso a los correos)
        Saludos

    2. Andy: ¿Quién podría analizar entonces?
      ¿Ud a que se dedica? Porque según su criterio (a los ciclistas no se los critica desde el sofá), salvo que sea periodista, no debería criticar mi trabajo.
      Finalmente decirle que, antes del Tour, publiqué una nota entera diciendo que no había declive, cosa que sí afrmó otro colega. Y hoy tampoco lo afirmo, sino que dejo abierta la puerta.
      De hecho, todo lo que ud afirma para “defender” a Froome, lo dije yo en diversos artículos.
      Es hasta gracioso que ud cree que estoy contra Froome, mientras que durante todo el Tour me acusaron de ser pro “keniata”.
      Difícil contentar a todos…

      Saludos y gracias por comentar

      1. Pablo, no estoy criticando tu trabajo, simplemente esta vez no comparto las deducciones basadas en numerologia y predicciónes sin tener en cuenta el factor humano. Me encanta froome como corredor, coincido con vos en varios aspectos y en otros no, simplemente que generar una idea de “declive” o fin de un reinado (por no brillar como la gente quisiera) me parece exagerado… con respeto, es mi opinión. Que no se mal entienda.

  10. Coincido con Andy y me parece que esta Vuelta es Froome, el SKY y 10 más. Lo único que nos queda para ver será dilucidado en el Tour del 2018 con todos los gallos a pleno. Un año que en ciclismo es una eternidad (enfermedades, caídas, lesiones,imprevistos). En un post anterior puse que Froome ganó sin despeinarse y creo que sucederá lo mismo en la Vuelta.

    1. Ricardo: Froome confirmó hoy mismo lo que en su momento fue MI cojetura: sufrió y mucho.
      La nota está en portada, y tanto tú como Andy pueden leer lo que él dijo.
      Saludos

      1. En esto si estoy de acuerdo con vos Pablo, como en muchas otras notas! Fue su tour más ajustado y sufrido, pero no creo que sea porque inicia un declive, los más jóvenes vienen creciendo, y así como se hacen cálculos acerca de quién debía o podía atacar basándonos en valores o por lo que vemos, hay que entender que a veces se quiere pero no se puede. Son seres humanos.

        1. Ojo.,..yo no afirmo que esté en declive…y si lo estuviera, los rivales tendrán que hacer mucho más para batirlo.
          Te invito a leer “la contraprevia”, donde respondí a un colega que sí afirmó que Froome iba a menos…
          Y luego, en los análisis del Tour, hasta la crono final me la pasé anticipando un golpe de autoridad que nunca llegó…si creyera que está en declive, no hubiera dicho eso. A tal punto, que muchos me trataron de pro Froome.
          Ahora bien, son humanos (como decís) y parte de esa condición “humana” implica desgaste físico. Tantos años a tope, 32 años de edad… bien puede iniciarlo en breve sin que sea algo de que avergonzarse, es parte de la vida misma, no sólo del ciclismo.
          Saludos

          1. Abrazo Pablo! Sigo la página a diario, y se de lo que hablas cuando decís que tildaron de pro froome y de “no” Quintana. Saludos.

  11. Pablo: Gracias por tus palabras. Recién leo la nota entera en la entrevista en “The Times” y dice que sufrió en la etapa de Peyresourde. Ese día empezó la etapa con 1.5 kilos de más y si alguien lo atacaba pudo perder hasta 3 minutos. Se quedó sin nafta a falta de 3 km y tuvo que pedirle a Nieve que baje el ritmo. No habla de que el Tour le fue duro como tal, sino que en esa etapa pudo haberlo perdido. Agradece MUCHO a Kwiato y se despide de Nieve (Orica) y Landa (Movistar). Dice que al que más va a extrañar es a Nieve. Tenías razón con su desconfianza – y la del SKY – a Landa y sus palabras a destiempo. No le deja ni una línea de cariño al Vasco Landa. Ni le agradece nada.

    1. Ricardo: lo del 1.5 kg extra fue al final del Tour, no el día puntual del Peyresourde.
      De hecho cuenta que, por haber comido de menos los días llanos, falló en ese. Y que desde entonces comió sin parar hasta París, completado la carrera con ese sobrepeso.
      Saludos amigo

Los comentarios están cerrados.

close
Facebook IconTwitter IconMi BlogMi Blog
A %d blogueros les gusta esto: