Análisis: Los gregarios top del Tour 2016

Por @pmpalermo

En un Tour de France marcado por el maravilloso trabajo de equipo de Sky o la falla masiva de sus rivales, es indispensable analizar las actuaciones en uno u otro sentido, resaltando algunos nombres que brillaron con luz propia en medio de la mediocridad.poels abrazo

1-Wouter Poels: en un bloque que sobresalió por su nivel, el holandés estuvo un paso adelante, maravillando en las montañas camino de asegurar el título de su capitán. A tal punto fue así, que no es ilógico afirmar que rodó al nivel de los demás jefes de fila, usualmente sometidos por su ritmo asfixiante o neutralizados del mismo modo.

Clave hace un año en el Alpe d´Huez para arropar al “keniata” ante los embates de Quintana, el tulipán dio un salto adelante en su progresión esta campaña, cosechando sus propios lauros. Así, fue campeón en la Comunidad Valenciana y ganador de etapa en Catalunya, para cerrar un bloque fantástico con la Lieja en el bolsillo.

Lejos de creerse una estrella, arribó al Tour con humildad y se vació desde el minuto cero por el capo, siendo crucial en la segunda parte de la prueba, cuando fue el más fuerte y suplió las pocas fisuras de sus compañeros.

Rápidamente, es bueno mencionar que trabajó perfectamente en el Ventoux para frenar a Valverde y Quintana, luego llegó junto al maillot jaune en Culoz, inmovilizó a todos en Finhaut-Emosson y llevó a Froome hasta Porte, hizo de “niñera” en Mont Blanc cuando el capo escaló lastimado y en bici ajena y completó su genial julio rodando sin sobresaltos en la Joux Plane.

Así como lo criticamos por no estar 100% enfocado en Urán durante el Giro 2014, es para homenajear sus más recientes prestaciones, cruciales para que el británico alcanzara el “sueño amarillo”.

2-Alejandro Valverde: Uno de los pocos ocupantes del top 10 que tuvo opciones reales de podio. El murciano lució mucho más entero que su capitán durante toda la carrera y, en un Tour con estas equivalencias, dejó la sensación de que pudo haber logrado más.

Pese a ello, cumplió su palabra, trabajó para su capitán aún viendo la debacle de éste y, por si alguien tenía dudas, confirmó la clase que atesora en las piernas. Pocos en el mundo pueden rendir como él lo hizo tras haber disputado el Giro.

Allí quedará para quien quiera discutirla, la táctica de Unzué, que tuvo a mano dos alternativas mejores que las que tomó: la primera hubiera sido llevar al “Bala” en plan gregario, como Nibali, para tenerlo a tope en la semana conclusiva. La segunda, ya que le pidieron que no perdiera tiempo, debió haber sido darle vía libre cuando Nairo se enfermó y no quemarlo tirando de un capo que no atacaría.

Sus momentos más relevantes como doméstico fueron rumbo a Arcalís, cuando secundó el intento de Contador, en el Ventoux, atacando para “ablandar” al Sky y luego tirando del colombiano cuando éste se desfondó, en la Grand Colombiér dando continuidad al salto de Aru y, sobre todo, en Finhaut-Emosson.nairo volado

En el puerto suizo venía sufriendo a cola del grupo, pero se rehízo, pasó al frente y realizó dos tremendos arreones (que cortaron a gente importante y le costaron 2 minutos de pérdida) para lanzar a Nairo, que como ya se sabe, no pudo con su alma.

Sexto con sabor a poco en París, también quedó la sensación de que Alejandro pudo sumar alguna victoria parcial. Pero así y todo, es para remarcar su compromiso y respeto para el líder de turno y la forma monumental con la que tomará la salida en Río.

3-Mikel Nieve: Llamado sobre la hora al Giro para cubrir la baja de Sergio Henao (apartado provisionalmente por la investigación de sus valores anómalos de pasaporte biológico), el español brilló allí con una victoria parcial, un 2° lugar en otra y el título en la clasificación de la montaña.

Tras un merecido descanso, volvió al ruedo en la Grande Boucle y lo hizo a lo grande, defendiendo las intenciones de su capitán con impresionantes kilómetros en los puertos. Sí, el vasco estuvo siempre al lado del keniata y creció con el correr de los días, convirtiéndose en el penúltimo hombre en el bloque negro.

Al igual que Poels y Henao (más fresco y quizás con más obligación de demostrar) impuso ritmo elevado cuando fue necesario y, por supuesto, se encargó de secar ataques rivales, pero en menor medida que el tulipán, reservado para lo último.

“Trabajar para Froome es una gozada”, declaró Nieve. Y su frase es evidencia clara del compromiso de todos en el bloque británico en pos de un único objetivo. Otro punto que marca la importancia del escalador de Leitza es su regularidad, que le permitió rodar muchos kilómetros a ritmo, ahorrando desgaste a Poels, tal como confirmó el técnico de Sky, Nicolas Portal.

Nieve fue clave en el tricampeonato de Froome y dejó muy mal parado a Mínguez, que debió llamarlo de cara a los Juegos Olímpicos, donde la selección española necesitará de un “grimpeur” como éste.

4-Peter Sagan: Lo del eslovaco es de otro planeta, porque además de sumar tres victorias de etapa y su quinto maillot verde consecutivo, tuvo restos para trabajar en beneficio de sus compañeros. Esto no es nada nuevo y sucedió también en 2015 para Contador, quien gozó de los esfuerzos de “Peto” en su efímero y más reciente paso por la Grande Boucle, justo el día de su abandono.

Además, hizo lo propio para Majka o Kreuziger en diversas fugas, donde aprovechó para añadir valiosas unidades en la clasificación de puntos y no escatimó sudor, tirando o poniendo la cara al viento.

En el caso del polaco, poco o mucho, los arreones de Sagan fueron cruciales para catapultarlo rumbo a exitosas aventuras que concluyeron con el título como mejor “grimpeur”. En tanto que el checo, protagonizó la 20° fracción y llegó a ser 2° virtual, previo ahorro de energía a estela de su pelilargo compañero.

5-Diego Rosa: El italiano, encaminado a Sky, fue una muestra de que sí se podía lastimar a los gregarios de Froome y un valuarte de la única escuadra que probó algo diferente en esta apagada edición del evento galo, el Astana.

Con más piernas que su líder, Fabio Aru, el ex Androni se guardó hasta la última semana y fue adquiriendo una condición física portentosa con el transcurso de las jornadas, colándose en la fuga el día de Andorra, donde finalizó 8°.

Rosa entró en acción en la Grand Colombiére y su intervención se cobró víctimas de peso, incluido el por entonces intratable Sergio Henao. Luego Nibali le dio continuidad, aunque se necesitaba el auxilio de más conjuntos y un capo sólido, algo que Aru no fue.

Los roles entre el “Tiburón” y Rosa se invirtieron en Finhaut-Emosson y el futuro hombre de Sky no brilló en demasía, pero otra vez, tuvo el honor de estar entre los pocos que hicieron transpirar a Froome y compañía, si es que puede afirmarse tal cosa.

Suplentes:

Vincenzo Nibali: protagonista de un par de escapadas y activo en su rol de gregario la última semana, hizo más que varios que no hicieron el Giro. Por cierto, el “Tiburón” no sólo estuvo en la Corsa Rosa, sino que la ganó.

Mickaël Chérel: uno de los pocos hombres fuertes de Romain Bardet y gran apoyo en el ataque que le valió el 2° lugar al capo de Ag2r. Tanto en el descenso como el inicio de la ascensión al Mont Blanc.

Mikel Landa: sin estar en su versión estelar, fue clave en el tren negro a la hora de poner ritmo en los puertos. Sus kilómetricos relevos quedarán en la memoria, porque se encargó el solo de iniciar la selección en parciales clave, preparando el terreno a sus compañeros.

Sergio Henao: debutante en el Tour, fue de lo más destacado, muy activo a la hora de neutralizar intentos rivales más que de imponer ritmo. Su aporte fue fundamental sobre todo en la primera mitad del evento.

-Julien Vermote: encargado de tirar durante horas en las etapas llanas fue, como Berhane y otros, vital de cara a que los sprinters tuvieran su oportunidad. Sacrificado y anónimo doméstico, controló fugas a granel.

Imanol Erviti: el gregario anónimo por definición, entregó todo lo que tenía de nuevo. Su imagen cayendo cuando llevaba una docena de botellas es simbólica, así como también su recuperación y posterior reinicio de la interrumpida tarea.

SECCIÓN TOUR DE FRANCE

Pablo Martín Palermo

¿Te gusta lo que hacemos? seguínos en @CiclismoInter

Sumate en facebook: Ciclismo Internacional

Copyright © 2016 Ciclismo Internacional. All Rights Reserved

9 pensamientos sobre “Análisis: Los gregarios top del Tour 2016

  1. Superlativa demostración de poder del Sky, sumado a Poels, Nieve y Henao en un nivel atómico. No tuvieron oposición porque no hay equipo que tenga la capacidad de oponerseles mas que en alguna que otra etapa. Tiraron del pelotón íntegro desde la etapa 7 en adelante, en base a un plan casi perfecto.

  2. Que equivocado el autor cuando considera que a un ciclista como Nairo Quintana en este tour sufrió una debacle y queda en podium.

      1. Cuantos años es que tiene Quintana? Tercero en la general. Por encima de cuantos terminaron el Tour? Debacle porque se generó una expectativa muy alta en torno a él y no la cumplió porque el poderío del Soy situó muy bien a Froome quien se encargo de hacer lo suyo en forma impecable y de un sorprendente Roman Bardet. Mediocre porque a su edad en tres participaciones en el Tour termino tres veces en podio. Cual otro corredor del pelotón actual ha tenido un desempeño igual o siquiera parecido? Le dejaremos al espíritu del tiempo que se manifieste y sabremos si fue un mediocre en debacle tras debacle. Quizá nos sorprenda….

  3. Concuerdo perfecto con los comentarios además hay que mencionar que Quintana a estado siempre en un equipo grande como Movistar y se respaldan en sus 2 y 3 puesto Froome ingresó a SKY el 2010, en 2012 salió segundo aunque se merecía ganarlo porque hiba mejor que wiggins en 2013 2015 y 2016 campeón en 2014 abandono por caída basta con la mediocridad del Colombiano es un gran corredor pero le falta la pasta que tienen los grandes como Contador que si no es primero da igual si es 2 o 20 en la clasificación. Creo que el 3 puesto no se lo ganó por méritos propios fue gracias a él mal día de mollema y yates.

    1. Primero. Debería mejorar su ortografía. Segundo. Si es una debacle el tour de Nairo me gustaría saber que otro corredor latino en la actualidad ha ocupado el podium en sus 3 participaciones. O fue que lo subieron remolcado? Porque esa parte no la vi.

    2. Mediocre es un comentario como el suyo, que es evidente que no tiene idea donde está parado y no conoce de ciclismo, un corredor que en tres participaciones alcanza el pódium de la carrera más importante y que está por llegar a la edad de madures de un ciclista no puede llamarse mediocre o cuántos Tour había ganado froome a la edad de Quintana. cuándo tenía cuantos años ganó el primero? Por favor es necesario ver algo de ciclismo.

      1. Mediocre es pensar que por ser más joven no puedo ganar una gran vuelta. Froome empezó en el ciclismo mucho después de Nairo e hice incapie en que Nairo salió al éxito en el Movistar y ha cosechado solo podíum en el tour Froome a participado 5 veces por Sky 3 triunfos 1 segundo lugar pese a que era gregario y 1 abandono por caídas. Da igual si es Latinoaméricano Africano Asiático o Europeo son todos corredores de Élite en los Mejores equipos del Mundo. He Visto los 3 tour de Nairo y este es el más Mediocre que he visto con un equipo que quiere ganar todo y no se centra en una sola cosa y que era la más importante vestirse de amarillo.

Los comentarios están cerrados.

close
Facebook IconTwitter IconMi BlogMi Blog
A %d blogueros les gusta esto: