Análisis: ¿Será este el Tour de Francia más ofensivo del último tiempo?

Por @amatiz12

La carrera más importante del ciclismo, aquella a la que sólo los mejores tienen derecho acudir y que es la vitrina más determinante para cualquier corredor, ha distado notoriamente de esas descripciones mitológicas en los últimos años, causal de la evolución del ciclismo y necesidad de asegurarse por parte de los más poderosos, expresándose en una faceta aburridora, discreta y altamente previsible para el aficionado. No obstante, la edición de 2021 se presenta como la más clara para revertir ese conservatismo, reivindicando al Tour con la verdadera esencia del ciclismo, aquella de heroísmo e intrepidez, impulsada por la nueva camada que por su propia naturaleza y ciertas necesidades, muy probablemente le brindará esa cucharada picante de la que ha carecido el certamen en la era moderna.

El primer argumento tiene nombre propio: Tadej Pogacar. El esloveno tiene dos perspectivas, una sobre cómo el resto de candidatos girarán en torno a él (tácticamente hablando) y la otra acerca de lo que quiera hacer. La primera, explicada más detalladamente en un artículo anterior determina el diseño estratégico de INEOS y Jumbo basados en cómo eliminar a ‘Pogi’. Conscientes de que se debe exprimir al máximo la debilidad del bloque que rodea al vigente campeón para ampliar chances de batirlo, emplearán propuestas muy agresivas con tal de hallar su flaqueza en ese campo colectivo, puesto que en el individual, con su inagotable motor, esta joya hallará más comodidades para salir vencedor.

Ahora bien, alguien cuestionaría, ¿es realmente Tadej el máximo favorito? Para este servidor, sí, y creo que también para sus principales contendientes. Tres cuestiones elementales justifican tal pensar: Sus numerosas victorias este curso, nivel insuperable mostrado y el golpe dado en la versión pasada de la ronda gala. Es Pogacar quien reúne los condimentos necesarios para ser catalogado de tal forma, puesto que al buscar a un rutero versátil, con un rendimiento sobresaliente en su camino de aproximación y casi indomable en las competencias a las que ha asistido, es su nombre el que aparece primero en esa lista de requerimientos.

Sin embargo, es preciso anotar que la participación del capitán del UAE no debe ser analizada únicamente como si fuera netamente a la defensiva. No, no. Este es otro que gusta de la hiperactividad, no quedarse quieto y ser certero cuando las buenas sensaciones lo acompañan. Así como los rivales no deben fiarse de su figura, él debe hacer lo mismo, no creer que con ir a rueda le bastará para triunfar. Claramente, cualquier síntoma de superioridad será palpado en carretera con un ataque suyo. Es otro que buscará capitalizar en alguna vía de descuento que se le presente. Es cierto que puede ser a quien más difícil le quede apegarse a esa filosofía vistosa, pero debe conocer que el error puede recaer en el enemigo, y que alguna táctica mal ejecutada que lo deje en un mano a mano, o en su defecto, una evidente debilidad de trenes contrarios, le abre una puerta a brillar por su cuenta de la forma en que sabe hacerlo. Otro motivo más para creer que voluntaria o involuntariamente el joven de 22 años atraerá espectáculo.

Siguiente punto, la actitud de Primoz Roglic y Richard Carapaz. Partiendo de la misma premisa planteada antes, de la obligación de sacudir el avispero para que la victoria esté a un cercano alcance, es acertado confiar en que ambos sacarán a relucir a flor de piel sus comportamientos compuestos por altas dosis de adrenalina y riesgo.

Del esloveno aparenta sonar un poco fuera de contexto por su historial reciente marcado por un estilo calculador en el que se le aprecia en acción en el último kilómetro, pese a que lo atinado es acotar que eso cambiará. Lo lógico es que Roglic no actuará bajo el mismo libreto de la temporada pandémica, pues pocas oportunidades de gloria existen en este deporte y no querrá correr los mismos riesgos. Es bueno para el hincha que Primoz haya encontrado un contrincante de similares virtudes a él, ya que lo hace salirse de esa zona de confort y apostar por otras sendas más valientes para saborear el éxito.

Considero que ahí es clave esa etapa de Arrate en Itzulia por las cosas que ratificó, que Roglic puede y sabe competir a la ofensiva y que sí hay métodos para vencer a Pogacar. Seguro que no será la única ocasión en que hayamos presenciado a ‘Rogla’ en esas, dicha clase de maniobras pueden activarse en cualquier momento en que olfatee una debilidad o despiste de su compatriota. Encimémosle que su preparación, caracterizada por los escasos días competitivos, se detalla con el objetivo especial de resistir la tercera semana -que es el segmento donde más frágil ha sido-, lo que quiere decir que enfila baterías para dar batalla los 21 días y no tener que limitarse por fatiga en el remate de la prueba.

Para el ecuatoriano la deducción es más sencilla y obvia. Un escalador top, súper atacante y ambicioso que dispone de la mejor escuadra de la cita para coronar a lo grande. Con trazado en el que los 58 km de crono lo marginan, poseerá causas de gran valor para sacar rédito del terreno montañoso ofrecido en esta 107º y jugar al todo o nada allí para entregarle a su nación su primera conquista de la prestigiosa competición francesa. Su visible función establecida por INEOS, consiste en romper a los mejores mediante las aceleraciones ya sea para beneficiarse él mismo o hacerle la vida más fácil a su otra baza, Geraint Thomas, a quien le es más afable el trayecto. Es ‘Richie’ la pieza elemental de ese rompecabezas, ya que a cargo de él correrá la misión de hacer más vistosos los métodos deportivos de su equipo. Indispensable para que los planes británicos se materialicen y para que el espectador goce de esas atractivas propuestas que llevan prometiendo Brailsford y compañía todo el año.

Tema final, no menos importante, las acciones a tomar por parte de Mathieu van der Poel y Julian Alaphilippe. Esencial para el Tour en sí la aparición de estos dos independientemente de si influyan o no en la porfía por la corona. No incluyo a Wout van Aert, por el hecho de estar supeditado a las órdenes de Primoz Roglic, estando más limitado a proponer o involucrarse en propuestas fuera de serie patrocinadas por sus escollos de primera línea.

Nuevamente es un tópico con dos ópticas analíticas distintas, si en sus batallas se cuela o no gente aspirante al título. Es importante aclarar algo, el espectáculo, no solamente es todo lo ligado a los aconteceres que giran en torno al Maillot Jaune, es un concepto aplicable para las demás circunstancias de la gran vuelta, los sprints, la camiseta de pepas rojas o las fugas, por citar unos ejemplos. Tomando como referencia esa idea, se infiere que ellos por lo menos dispensarán un complemento al esperado desorden. Corren en elencos que no tienen un foco en la general y por lo tanto, lo que ocurra en ese sentido, les es indiferente. Van a hacer su propia carrera y eso significa que lo harán bajo su estilo tradicional, cuya doctrina es la locura.

No son muchos los parciales de media montaña y por consiguiente neerlandés y francés buscarán ser contundentes en cada una de esas chances que se les presenten. Como Van der Poel seguramente no culmine las tres semanas -pensando en su meta olímpica-, las ideas de dosificar para aguantar 21 días y evitar un derroche energético al inicio quedan atrás. Si la figura del Alpecin quiere un día maniobrar fuera de cualquier lógica, nada lo va a detener, él simplemente procederá. Y por pura jerarquía, va a estar ‘Loulou’ secundándolo en miras de la conquista, e incluso, proponiendo por propia iniciativa de lejos para evadir una resolución cara a cara contra polifacético Mathieu.

Si a alguna de esas movidas se anexa un favorito, se agrega más emoción de la ya inculcada. Aparte de que estratégicamente, es inteligente unirse a ese ideario, pues la potencia y exigencia propagada por los dos, es tan destacada, que permite reventar a algún corredor de la parte alta. Sin necesariamente perseguir esa premisa, estos diamantes pueden ser una alternativa válida para ser vehículo de descuento de unos y eliminación de otros. La relevancia para el espectáculo de asumir ese carácter ultrajante, desde lo ciclístico.

Ellos son capaces de originar escenarios caóticos, que alguno arranque de lejos y que se marchen con Carapaz, Roglic o Pogacar, o mejor aún, que uno de esos tres esté aislado y en dificultad y no conteste a la ofensiva como sí hicieron sus adversarios. Se plasma en la mente de la fanaticada una imagen hermosa esa de explosión que tanto se ansía ver y que sea liderada por alguien que ni siquiera esté interesado en ganar la clasificación final. Tremendo.

Sí, hay una luz muy fuerte para contemplar un Tour ofensivo. Todo está dado, ciclistas ofensivos, con necesidad, un marco en el que anversos reservistas no serán óptimos para la gloria, sino donde la valentía predominará e inclinará la balanza en favor de algún atleta, ya sea esloveno, ecuatoriano o británico, pero especialmente en beneficio del aficionado, para apreciar en su retina la verdadera esencia del ciclismo, perdida en el último tiempo, aunque con una resurrección viable posiblemente a ratificar en suelo galo.

Alejandro Matiz   

¿Te gusta lo que hacemos? Seguínos en Instagram y Twitter

Súmate en Facebook: Ciclismo Internacional

Copyright © 2012-2021 Ciclismo Internacional. All Rights Reserved

 

12 pensamientos sobre “Análisis: ¿Será este el Tour de Francia más ofensivo del último tiempo?

  1. interesante opinión Alejandro, me convence con la teoría de que Porte es quien completa el rompecabezas, el eslabón o la llave del éxito del Ineos, esperar sólo que en los descensos no aparezca su maldición. Considerando los primeros días hasta la CRI en la bretaña francesa, pueden ser etapas tipo clásicas diseñadas para MVDP y Alaphilippe, considerando el viento costero y llano, como las metas en subida con rampas explosivas, sumado a la llegada al sprint de la tercera etapa que traerá mucho nerviosismo y riesgo de caídas al pelotón, algo ocurrirá desde el principio y favoritos pueden perder el Tour desde el inicio. El devenir de los días y la salida de protagonistas en la tercera semana por las olimpiadas, dejará una tercera semana quizás casi definida, no se si en la practica la carrera total será tan ofensiva como parece, sí las dos primeras semanas.

    1. Me quedé con la duda si al redactar, cuando Alejandro escribió “Richie”, estaba haciendo referencia a Porte o a Carapaz.
      Buen análisis.

      1. Me refería a Carapaz, que normalmente lo apodan Richie, por eso lo puse ‘así’, para diferenciarlo con Porte. ¡Gracias por su comentario!

  2. ¿es realmente Tadej el máximo favorito? Para este servidor, NO, Es Primoz Roglic , lo del tour del año pasado, fue claro Pogy aprovecho un mal día de Roglic eso fue todo, con la contra reloj de este año que le favorecen mas a Roglic, dos veces no capan al mismo marrano, a demás claro es el mejor tour de los últimos tiempos, en la pelea de los mas potentes equipos algún corredor extra puede salir aprovechando, un Lopez, Uran, Fulsang, se nos vino el gran le tour..

  3. Si roglic fallo en el penúltimo día del tour pasado y ahora quiere correr mas fresco la lógica obedece a que ya estaba vació ese día de la crono no fue un mal día.. las cronos son a tope y si ya el iba vació no encontró ritmo mientras pogi estaba volando por su estado de forma que recupera muy bien en cada etapa.! Los ciclistas se guardan aveces alguna lesión o algún momento de flaqueza no se lo dicen a la prensa y desde el punto de vista este año hay 2 cosas importante resalto que pogic no voló en su país y ni siquiera pudo ganar la crono, amanecerá y veremos que comience el show.!!

  4. Creo que un aderezo que le faltó mencionar, es el hecho de que no solo MVDP puede jugar a todo o nada en pocas etapas… en esa situación estarán los que van a jjoo y se bajaron de responsabilidades del tour… simon, hirschi, julian, higuita, chavito, jungels… lo cual significa que correrán algunas etapas como si fueran clásicas y en las clásicas siempre se quedan hombres importantes…

    1. Buen apunte, a Alaphilippe lo mencioné en el texto al ser el gran adversario de Van der Poel, pero el resto va a querer asomar, igual no tengan mucha chance ante estos dos talentos. ¡Saludos, Arturo!

  5. Hombre por hombre Pogacar es el más fuerte, diría que con cierta holgura, la diferencia deberá ser marcada en el tema táctico y basados en las fortalezas colectivas tanto de Ineos Grenadiers como de Jumbo Visma. Según mi opinión, el TDF 2021 se va a definir contra el cronómetro.

  6. Seguro que este Tour va a ser diferente pues sôlo los equipos de Jumbo, Ineos, TDF y posiblemente Mobistar serán los que luchen por la individual y por equipos, los demás irán por triunfo de etapas como es el caso de Alaphilipp y Quintana quien hoy en una entrevista dijo que él y el equipo Arkea irian por triunfos de etapas incluyendo los premios de montaña y no por la general .

  7. Como lo dice uno de nuestros foristas permanentemente y que causa discusión, a estos eslovenos estando al 100%, ah difícilísimo quitarles el tour, nunca se cansan, van a tope , no creen en licuadoras de equipos, sus fuentes de energía cetónica son tan inagotables y sus métodos de entrenamiento y avance tecno biomédica que lograron minimizar o desaparecer el ácido láctico y en los últimos kms después de recorrer más del 90% del trayecto de la jornada, es cuando mejor exhiben su rendimiento, son aplanadora estratosféricas, esta es la realidad, puestos escriturados, salvo una situación o fuerza mayor les hará perder el TDF, no les quitan esos dos peldaños, los demás por el tercer cajón.

  8. Yo creo que no va a ser diferente de los anteriores tours, me refiero a que va a haber mucho control de los equipos fuertes, se ha hablado tanto de los favoritos que creo que se van a neutralizar entre sí. Los favoritos sin duda alguna son los eslovenos, son los más fuertes y tienen buenos equipos, el UAE no va desarmado, tiene a Majka y Rui Costa, suficiente para un fuera de serie como Pogacar, Carapaz está sobrevalorado, sin duda alguna es un corredor fuerte, pero libra por libra contra los eslovenos no tiene nada que hacer, como escaladores están al mismo nivel y la diferencia está en la cri donde le sacarán varios minutos, siendo el aparente mejor corredor de ineos no tiene el punch para vencer a los eslovenos y tampoco hay outsiders con verdaderas opciones.
    Creo que la verdadera emoción de este tour estará en corredores como Quintana y Froome presentes en escapadas luchando por una victoria de etapa y por el maillot de la montaña, dos gladiadores en su ocaso.

Responder a Roylester Cancelar respuesta

close
Facebook IconTwitter IconMi BlogMi Blog
A %d blogueros les gusta esto: