Análisis: Sky rompe el mercado, ¿exceso de estrellas?

Por @pmpalermo

Con la temporada llegando a su epílogo, el mercado de pases está en su apogeo y, en medio de incontables transferencias, Sky anunció cinco en simultáneo dejando a más de uno con la boca abierta debido al nivel de los implicados y el potencial grupal que podrían alcanzar. GeraintThomasFlanders

Los nuevos hombres de negro son Leopold König, Nicholas Roche, Andrew Fenn, Lars Peter Nordhaug y Wout Poels, es decir, atletas de la mejor cepa con capacidad (cada uno en lo suyo) de liderar sus escuadras, algo que ahora quedará en entredicho.

Es que justamente, todo lo que tiene de bueno para el conjunto quizás no sea tan positivo para los flamantes refuerzos en lo individual puesto que llegan a una estructura consolidada con un único rey para el que deberán trabajar sin contemplaciones, disfrutando luego de las migajas sobrantes.

Para entender mejor de qué hablamos, conozcamos brevemente a los recién llegados:

Leopold König tiene apenas 26 años y era amo y señor en NetApp, equipo con el que se metió en el top 10 de la Vuelta 2013 y el Tour 2014, algo reservado para unos pocos que deja al descubierto que no se trata de un corredor más. Eximio escalador y contrarrelojista, atesora un parcial en la ronda española y otro en el Tour de California como sus lauros más prestigiosos.

-Nicholas Roche es un brillante ciclista de 30 años que renunció a ser capitán en AG2R hace un par de temporadas en pos de una mejoría económica al servicio de Alberto Contador. Roche fue dos veces top 10 en la Vuelta (ganó una etapa) y estuvo a punto de lograrlo también el Tour. Fue campeón nacional de Irlanda en sus dos vertientes y firmó incontables puestos de honor en carreras de un día.

-Wout Poels, holandés de 27 años que todavía no logra explotar al máximo. Este eximio escalador que se defiende muy bien contra el reloj, dio un salto de calidad en Omega corriendo al servicio de Urán (dejó algunas dudas de su fidelidad) y se mostró en todo su esplendor en la Itzulia con una victoria parcial incluida.

-Andrew Fenn es un talento británico de 24 años que se le escapa al Omega, escuadra donde no tuvo mucho espacio debido a sus funciones de gregario para Boonen y compañía. Fenn es un especialista en pruebas de un día y clásicas, tal y como revela con su 5° en Nokere Koerse o el 6° en Brussels Cycling Classic.

-Lars Peter Nordhaug, noruego de 30 años especialista en carreras de un día, vuelve a casa. Es que ya corrió tres campañas con Sky entre 2010 y 2012, cumpliendo funciones domésticas principalmente. Pedalista rocoso, múltiple campeón de ciclocross y ruta, es una garantía de lucha.

Hechas las presentaciones nos falta recordar también al resto de la escuadra inglesa, que, a falta de algunos descartes (como el de Cataldo), posee un verdadero Dream Team: Chris Froome, Richie Porte, Sebastián Henao, Sergio Luis Henao, Mikel Nieve, Vasil Kiriyienka, David López, Peter Kennaugh, Bradley Wiggins, Kanstantsin Siutsou o Geraint Thomas.

¿Muchos gallos en un mismo gallinero?

Con semejante cartel de estrellas la primera impresión es que el resto de los equipos correrá siempre por el segundo lugar, y realmente, si un 9 del Tour con estos atletas funcionara a la perfección, poco podrán hacer los demás para presentar batalla de igual a igual. froomecont

Pero la cuestión pasa justamente por los posibles inconvenientes que plantea tener tantos egos aglutinados bajo una misma bandera, algo que ya tuvo sus primeros chispazos con Froome y Wiggins y que luego casi se reitera con Porte, al que poco duraron sus sueños de independencia debido al pobre rendimiento mostrado.

Con Froome como capo absoluto y centrado en el Tour, los demás saben que estarán supeditados a su calendario y, los que tengan la “suerte” de correr con él, en realidad lo harán para él, resignando sus posibilidades.

De hecho, no es exagerado afirmar que no hay suficientes carreras en el calendario para satisfacer las ambiciones de todas las estrellas del Team Sky y por eso aparecen los cuestionamientos en torno a los fichajes.

Es que, por ejemplo, König (dos veces top10 en una grande) podría ver frenada su evolución al igual que el virtuoso Sebastián Henao, revelación del pasado Giro de Italia donde acabó 22° con dos 8° puestos en etapas la última semana.

König estaba listo para dar el salto y encabezar otra formación, no para derrochar sus virtudes tirando del nacido en Kenia. Es cierto que va a progresar muchísimo más en las cronos y aprenderá el oficio de jefe de filas al lado de Froome, pero no debe desperdiciar muchos cartuchos para otro cuando está a punto de cumplir 27 años. Aquí hay que aclarar que nadie lo obligó a firmar, pero quizás no haya sido la mejor elección.

Ya lo citamos antes, pero Richie Porte se ganó los galones durante 2013 y, de hecho, casi que forzó a Rigoberto Urán a irse. El australiano luego tuvo un año para el olvido pero ya pagó el derecho de piso y probablemente sea la segunda cabeza visible del combinado británico, amén de vaciarse para el keniata cuando deba hacerlo.

Suponiendo que Porte mande en el Giro y luego trabaje en la ronda gala, y que Froome haga el Tour y luego la Vuelta, ¿dónde deja eso al checo de NetApp?¿que pasará con los Henao?¿Ya renunció Roche a volver a ser capitán en una grande?¿limitará Geraint su progresión?

Mikel Nieve es otro brillante corredor del que ya hablamos en un artículo aparte merced a su impactante capacidad para las grandes vueltas, donde ostenta cuatro top 10. El español era un indiscutido hasta ahora, ¿cambiará esto con la llegada de la caballería?

Vasil Kiryienka es, sin exagerar, el mejor gregario del mundo. Un corredor capaz de tirar para sus líderes durante horas sin que esto modifique su inmutable rostro. El bielorruso es un rodador increíble que también se regaló etapas en las grandes y que difícilmente sea desplazado del 9 ideal de Sky.

Y la lista sigue: Geraint Thomas fue de lo mejor en el mediocre 2014 de la escuadra, con actuaciones notables en París Niza y la campaña de clásicas, donde terminó de ganarse el respeto y los galones para el curso venidero¿Dónde encajará el galés?.

Es obvio que el calendario no se compone sólo de grandes vueltas y allí ingresan ¿y chocan? Nordhaug, Poels y Roche con Thomas, que ya probó que merece y debe ser el hombre protegido en citas como Down Under, París Niza, Eneco Tour y las clásicas. Andalucía, Tirreno, Romandía, Catalunya, Suiza o Dauphiné serán para los jefes.

Un peldaño más atrás ponemos a David López, Philip Deignan, Sergio Henao, Peter Kennaugh o Kanstantsin Siutsou, todos con una foja de servicios excelente que los hace merecedores de un hueco en el cuadro titular, aunque difícilmente tengan libertad alguna. Wiggins está fuera de circulación, se enfocará en objetivos puntuales y por eso no tendrá ni ocasionará inconvenientes.

El Team Sky parece una selección nacional más que un equipo y por eso Brailsford deberá apelar a todas sus herramientas para poder lidiar y encontrar una función a cada uno y tenerlos felices. Sin embargo, nuestro pensamiento es que, con todo el respeto que el talento de Froome merece, hay varios que van a padecer su estancia aquí amén de los perjuicios que esto provoque en el grupo.

Todas estas cuestiones se irán develando con el correr de los meses, pero se antoja probable que los ingleses hayan invertido mucho y mal, cuando hubiera sido más adecuado contratar buenos trabajadores y no tantos gallos. Es más, la alineación para el pavé no fue reforzada convenientemente y eso lo pagarán caro.

Alguno dirá que de producirse bajas el relevo será magnífico y de hecho algo de eso es cierto y hubiera sido necesario en el curso que llega a su fin, pero no es lo más normal y la lectura más potable es que se pisen mutuamente con todos los riesgos que eso conlleva.

Pablo Martín Palermo
¿Te gusta lo que hacemos?seguínos en  @CiclismoInter
                                           

3 pensamientos sobre “Análisis: Sky rompe el mercado, ¿exceso de estrellas?

  1. Como decimos en Colombia, mucho jefe, poco indio, el SKY es como un Real Madrid, figuras por doquier, eso es muy llamativo para la publicidad, pero en funciones de equipo nunca a visto resultados fantasticos, por las mismas razones, mucho jefe, poco indio, esperemos que nos dice el 2015

  2. Hay equipos que funcionan con tantos caciques (y pocos indios), aunque yo creo que hay dos o tres y varios capitanes y otros tantos soldados. Papel importante tendrá Brailsford, para motivarlos, mantenerlos unidos y que corran como equipo. Quizás en eso Sir Dave quedó al debe este 2014. Pero démosle una oportunidad!

Los comentarios están cerrados.

close
Facebook IconTwitter IconMi BlogMi Blog
A %d blogueros les gusta esto: