Andrea Bagioli: “Las Ardenas son el primer objetivo de la temporada”

Por @Nandodimaria

Hay muchos corredores que descollaron en este 2021, unos más que otros. Pero sin duda, Andrea Bagioli es uno de los más destacados, al menos dentro del equipo del Deceuninck QuickStep, equipo que le permitió dar el salto a profesionales.

El nivel viene subiendo año a año y cada día los corredores empiezan a prepararse mejor desde juveniles. “Muchos niños ya tienen los mejores materiales, son seguidos por el nutricionista, tienen el entrenador. Y si todo el mundo hace esto hay que adaptarse, el nivel sube y es más difícil salir.” señala Andrea.

Respecto a sus años como junior nos cuenta como fue el periplo. “Debo decir que lo viví tranquilamente, lo hice a la ligera. En Canturino 1902 nadie me presionó. Luego, cuando me cambié a Colpack como aficionado, se puso más serio. La mayor diferencia es que cuando dejé la escuela solo pensaba en la bicicleta. Como aficionado estaba más concentrado”.

También tuvo un poco de suerte en su paso a profesionales, pocos ciclistas rechazarían esa posibilidad apenas en su segundo año como sub-23. “Sucedió después de la victoria en el Ronde de l’Isard, Patrick Lefevere vino a buscarme y yo inmediatamente dije que sí.”, aseguró Bagioli, quien además ya le veían la forma necesaria para estar en las grandes ligas. “Puedo asumir que estaba listo porque ya estaba haciendo las cosas bien y ya estaba trabajando duro.” declaró.

Su inicio en el World Tour ha sido bueno, sin mayores inconvenientes para él. “Para ser honesto, pensé que me encontraría con más. Las mayores dificultades fueron para pasar de carreras sin WT a WT: hay diferencias de velocidad significativas. Y acostumbrarse al ritmo no es fácil. Mi primera carrera World Tour fue Lombardia. Los días anteriores me sentí muy bien y tenía mucha confianza. Había ganado una etapa en el Tour de l’Ain, así que tuve un buen comienzo. Entonces me di cuenta que los demás iban más rápido. Ghisallo me impresionó . Me interrumpí a los 3-4 kilómetros, pero sobre todo el ataque de esta subida fue impresionante.”, señala el italiano.

Ahora y siempre se han hecho comparaciones, ante la pregunta si podrá ser el nuevo Pogacar él responde. “Creo que fenómenos como Tadej nacen muy pocos. Veo arriesgado compararme con él. Por ahora prefiero centrarme en las clásicas de un día o en algunas carreras por etapas cortas. Para las grandes vueltas tengo que trabajar mucho”. Se desmarca un poco de la lucha por las grandes vueltas y dice preferir otras carreras. “Lieja, Flecha Valona, Amstel…”, indica el nacido en Sondrio.

El campeonato de ruta italiano fue un punto de inflexión en este año, al menos así lo siente el pedalista. “Un giro mental. Me sentí realmente bien. Quizás el mejor día de toda la temporada. Me hizo dar cuenta que podía seguir adelante con los mejores. Lástima que la última subida estaba lejos de la meta y por eso trabajé para Ballerini. Mientras subía al interior estaba “enojado con el camino”. Pensé que si no hubieran existido esos 30 kilómetros de llanura habría intentado una acción. Habría hablado con Ballerini y lo habría intentado.”, acota el pedalista del Deceuninck-QuickStep.

Sigue siendo un corredor joven y el margen de progresión es elevado, eso mismo cree el corredor. “Definitivamente tengo que mejorar en la contrarreloj, una disciplina que no he tenido en cuenta en los últimos años. Y ya comencé a trabajar en eso. Este año solo hice la contrarreloj de la Vuelta. Y luego también tengo que mejorar en las subidas largas. Hasta los 5-6 kilómetros los aguanto bien, de los 10-15 sigo luchando.”, declara Bagioli.

Pensando en sus carreras preferidas, las clásicas, tiene puestas unas buenas expectativas en su rendimiento y en competir junto al campeón del mundo. “Sabemos que es el capitán, pero si Julián se sintiera mal hay posibilidades para otros también. Pero creo que en esos caminos él es el mejor del mundo y está bien ayudarlo.” indica acerca de su compañero de escuadra y sigue. “Estuve con él durante dos semanas en Bélgica y estaba tratando de ver lo que estaba haciendo. Me impresionó ver su forma de ser. Solo unos días antes había ganado el campeonato del mundo, pero no sentía la presión: pagas por ciertas cosas en la carrera. Él, en cambio, estaba despreocupado, sonriendo… y esto me gusta.”, acotó el joven italiano.

Para finalizar se refirió a los nuevos métodos de entrenamiento y sus planes para el 2021. “Sí, me gusta hacer pruebas y experimentos, luego claro que están los que nos siguen y nos dan valiosos consejos. Pero hacerlo solo es agradable, probar cosas nuevas que, si funcionan, te dan confianza.”, siguió. “Habiendo hecho la Vuelta empezaré más tarde, no en enero seguro. ¿El Giro? Sí, me gustaría hacerlo, pero no lo sé. Digamos que las Ardenas son el primer objetivo de la temporada, luego ya veremos.”, finalizó en su dialogo con bici.pro.

Tendremos entonces que esperar el progreso del pedalista italiano Andrea Bagioli y, los progresos que seguramente tendrá de la mano de su escuadra, el Deceuninck-QuickStep.

Fernando Estupiñán

¿Te gusta lo que hacemos? seguínos en @CiclismoInter

Sumate en facebook: Ciclismo Internacional

Copyright © 2012-2020 Ciclismo Internacional. All Rights Reserved

Deja un comentario

close
Facebook IconTwitter IconMi BlogMi Blog
A %d blogueros les gusta esto: