Apoyados en cifras contundentes, el Sindicato de ciclistas franceses pide que se permita entrenar al aire libre

Por Oscar Trujillo Marín

En principio, la cuarentena en Francia va hasta el 15 de abril, pero es revisable y se puede extender. El sindicato de ciclistas franceses (UNCP) ha pedido al Ministerio de Deportes que les otorgue una dispensa a los corredores profesionales a partir de esa fecha para salir a entrenar en solitario con las debidas precauciones requeridas.

(Warren Barguil, actual campeón nacional de Francia)

De hecho, dicho sindicato ha escrito una carta de manera oficial al Ministerio de Deportes francés para argumentar su petición y que los corredores puedan reanudar rápidamente el ejercicio de su profesión, que en menor medida es competir (lo que se ve) pero el mayor tiempo se lo lleva la anónima preparación, entrenar en solitario por zonas rurales.

“En este momento respetamos completamente el bloqueo, dijo el presidente del sindicato Pascal Chanteur a Ouest France. “Eso es perfectamente normal, pero en los últimos días he escuchado al Ministro de Agricultura decir que las personas que trabajan en en al agro deberían recibir ayuda y poder laborar con precauciones. Al mismo tiempo veo que las empresas de construcción pueden volver a trabajar si respetan las instrucciones de salud a partir del 15 de abril. Nosotros, los ciclistas, también somos trabajadores a la intemperie que queremos ejercer nuestra profesión”.

El gran argumento para prohibir la salida a entrenar de ciclistas del gobierno francés (y otros, o más bien todos) y buena parte de la opinión pública, que se ha fijado como un mantra unánime sin someterse mayor análisis, es que hay que mantener a los corredores en cuarentena para evitar riesgos de saturar los hospitales con posibles accidentes que ejercerían una presión adicional sobre el sistema de salud ya (o probablemente) saturado según donde se viva.

Chanteur lo rebate de manera interesante y dejando poco que objetar: “Hay 400 accidentes laborales por día en Francia, y buena parte de ellos ocurren en la construcción, son las cifras oficiales, están ahí, mientras que solo tenemos registrados entre cuatro y siete accidentes laborales por año en la última década protagonizados por corredores profesionales. Ahora hay incluso menos riesgos, ya que hay menos tráfico en las calles ”, explicó para sustentar su reivindicación.

La carta del sindicato de ciclismo contó con el apoyo de la federación francesa de ciclismo que también firmó dicha petición.

“Sólo los fanáticos ideológicos y religiosos se jactan de nunca haber cambiado de opinión acerca de sus convicciones” le espetó el matemático, filósofo, premio nobel de literatura y pacifista Bertrand Russell a un periodista que intentaba criticarlo porque en su juventud tuvo una idea diferente (simpatía, recién se impuso la revolución Bolchevique) acerca del modelo soviético que abandonó muy pronto en 1923, cuando estuvo de visita en Moscú y se dio cuenta por sí mismo, de lo que hacía Stalin y el corrupto Soviet Supremo con los 20 millones de disidentes que murieron en los Gulags, y el estado de cinismo, incoherencia nepotismo y corrupción que evidenciaba también el sistema.

Eso mismo sería extrapolable a la actual situación provocada con el coronavirus, que no es en absoluto blanca o negra. Hay matices a considerar y lo que ayer parecía un mantra indiscutible hoy con datos cifras y otras experiencias en otros países desarrollados, puede ser rebatido lejos de la mirada unidimensional y oficialista de gobiernos y medios.

Supone uno que, en algún momento la vida tiene que seguir, (incluso aunque no se hayan detenido los contagios) y aunque el virus jamás remita y se quede con nosotros mutando para siempre como lo han hecho tantos. No es descabellado pensar que así va a ocurrir. Ni es inmoral o deshumanizado decir que tanto derecho tienen de trabajar los albañiles y los agricultores que pueden mantener la distancia social (con todas las precauciones del caso) para que la construcción no se detenga, que los ciclistas que también trabajan en solitario y en zonas apartadas.

Desde luego si los accidentes laborales al día en Francia son 400 y los de ciclistas profesionales entrenando 4, 5 o como mucho siete al año, pueden estar seguros que el ciclismo no es el culpable del colapso o de una mala planificación y recortes de presupuesto para la salud en los últimos años en todo el mundo.

Todos tenemos prejuicios, pero de vez en cuando cuando nos presentan cifras contundentes no es traición, pecado ni delito revisarlos y replantearlos. La otra opción es pensar y decir lo que dice todo el mundo de forma acrítica, es más cómodo y se arriesga uno menos.

Oscar Trujillo Marín

¿Te gusta lo que hacemos? seguínos en Instagram y Twitter

Sumate en facebook: Ciclismo Internacional

Copyright © 2012-2020 Ciclismo Internacional. All Rights Reserved

5 pensamientos sobre “Apoyados en cifras contundentes, el Sindicato de ciclistas franceses pide que se permita entrenar al aire libre

  1. Correcto me parece muy bien . Siempre los ciclistas y atletas hemos entrenado en solitario, en parques, pistas y en las montañas. Acá en Colombia le estos planteando esta misma solicitud al Ministerio del Deporte. Recordemos
    También que el deporte es salud. Si la gente en el mu do practicara deporte al aire libre no hubiera tanto enfermo en las clínicas y hospitales y le ahorraríamos a los gobiernos billones y billones de pesos.

    1. Cielo santo anibal, es ud un tipo encantador, ¡cuánto resentimiento! vive usted rumiando el pasado, da igual de lo que se escriba siempre, tiene ud una queja amarga, agria para reivindicar su, por lo visto, infalible carácter visionario. El único en el mundo que la ha tenido clara desde el principio, los demás vamos aprendiendo sobre la marcha ante esta inédita e insólita situación, que cada día nos sorprende y nos supera a todos los demás mortales. Por suerte yo me equivoco y vaciló a diario, soy demasiado humano, no llego a su nivel. ¡Cuanta bilis! me encantaría verlo con su infinita sabiduría cada mañana intentando crear sobre la marcha (y con todo desmoronándose, como los músicos del Titanic) algo lo más ameno o auténtico posible para intentar entretener, distraer e informar a miles de personas en un mundo donde casi toda la gente tiene los ánimos por el suelo. Incluso, muchas veces el que esto escribe.

      1. Gracias por informar, pero no se entiende el gusto por incluir la propia opinión en la misma noticia. Sugiero indicar o etiquetar cundo se trate de un artículo de opinión.

        1. Confío en la inteligencia de los lectores que suele ser muy alta y son perfectamente capaces de diferenciar la noticia que se encuentra en cualquier parte, de la información que no se limita solo a traducir y propagar lo que dicen las agencias y fuentes. Habrá quien le guste esto último y otros no. Cada uno tiene su estilo, este es el mio, a usted no le agrada y a otros si.

Deja un comentario

close
Facebook IconTwitter IconMi BlogMi Blog
A %d blogueros les gusta esto: