Arnaud Démare: “Me gusta tener adversidades, da aún más confianza cuando hay éxito”

Por @Nandodimaria

El corredor francés Arnaud Démare, del Groupama-FDJ, fue sin duda uno de los pedalistas más destacados durante la temporada 2020. 17 victorias respaldan su labor, siendo el ciclista más ganador durante la atípica campaña y dominando en los embalajes del Giro de Italia.

Respecto a su valoración de la temporada afirmo. “Es un año excepcional. Con solo tres meses de carrera, fue muy intenso y rico en emociones, aunque por supuesto recordamos esos meses sin carreras y llenos de preguntas.” declaró el pedalista francés y prosiguió. “Pero soy alguien que pone las cosas en perspectiva y creo que tenemos que lidiar con eso cuando no tenemos otra opción y que no depende de nosotros. Tuvimos que adaptarnos. Personalmente, desde el principio, me dije a mí mismo que tenía que ganar lo más rápido y tanto como fuera posible por si la temporada terminaba rápido”, enfatizó Arnaud.

Luego de un 2019 en el que no brilló como lo esperaba, 2020 resultó muy prolífico para el velocista. “2019 ha sido un año normal. Estaba por debajo de mis expectativas. Así que realmente me volví a enfocar en los sprints, con un tren que era realmente eficiente. Después, creo que mi evolución se debe a muchos factores. Primero, hubo conocimiento de estos tres meses de competencias. También hubo un impulso de contención, que me permitió descansar y regenerarme después de nueve temporadas completas y durante las cuales apunté a la victoria todos los fines de semana. Entonces, mi equipo fue realmente sólido a mi alrededor, hay que agregar la confianza que se ha ido acumulando con el tiempo. Es una combinación de muchos factores que lo convirtieron en un gran año.”, indicó el sprinter.

Haciendo un balance del año y la temporada, esto opina al respecto. “Ha sido un año realmente extraño. El confinamiento en Abu Dabi fue realmente estresante porque las carreras (París-Niza, Kuurne-Bruselas-Kuurne, Het Nieuwsblad) continuaron discurriendo en Europa mientras estábamos confinados de nuestro lado sin poder andar en bicicleta. En ese momento, estaba realmente preocupado porque me estaba quedando atrás durante el resto de la temporada. Una vez que llegué a casa, pude entrenar bien durante una semana antes de que nos confinaran a todos. Y realmente me tranquilizó saber que todo el mundo estaba paralizado debido al retraso que había tenido durante mi primer parto.” puntualizó el ganador de la Milan-San Remo en 2016

En la Vuelta a Burgos no consiguió el objetivo deseado, sin embargo fue muy importante para la confianza. “Hubo un gran nivel y sentimos que estábamos arriba con los chicos. Aunque no ganamos allí, salimos de esta carrera muy motivados.” quizá las condiciones propias de la carrera fueron las que no permitieron que llegar ala victoria. “No fue físico, fueron solo cosas para adaptarse.” añadió.

Milán-Turín fue el punto de partida de su senda victoriosa y, con los principales rivales dentro de ella. “Como digo a menudo, me gusta tener adversidades. Da aún más confianza cuando hay éxito al final. Y en Milán-Turín, estaban todos (Caleb Ewan , Wout Van Aert y Peter Sagan). Diciéndome a mí mismo que los demás eran más fuertes pero que había tenido suerte. Ese día gané porque estaba arriba y el equipo estaba arriba. Esta victoria me dio un gran impulso de confianza”, que le sirvió para llevarse otras 16 victorias en la temporada.

Declara sin dejar espacio a las dudas que el tren Groupama-FDJ es actualmente el mejor del mundo. “Hoy está claro que lo es. Los demás lo saben y nos miran. Se vio en Milán-Turín, el Giro de Italia, pero también en todas las demás carreras. Siempre hemos estado presentes de forma colectiva en la final y hemos sabido adaptarnos cuando ha sido necesario o según la carrera. Teníamos esta facilidad para poder cambiar roles cuando era necesario para poder desempeñarnos.”, añadió el embalador.

Poniendo la mirada en el futuro aún no hay certezas de su calendario. “Con todas las carreras canceladas entre sí, hoy es difícil embarcarse en un plan. Bien podría ser al revés de este año en términos de calendario. Las carreras de primavera se pusieron esta temporada en agosto y septiembre, pero el año que viene podría haber huecos. En lugar de estar muy concentrado como en 2020, puede haber períodos de dos o tres semanas sin correr. Todavía hay demasiadas preguntas sobre cualquier tema relacionado con el programa de carreras.”, señaló.

Hay una carrera en la que la mayor parte del pelotón quiere estar y es el Tour de France, respecto a ese derrotero también enseña las cartas. “Se habló del hecho de que queríamos estar allí. Veremos cómo resulta, pero definitivamente puedo verme en el Tour el año que viene.”, indicó, además no ve problema en compartir objetivos con compañeros de equipo que podrían luchar por la general como Thibaut Pinot o David Gaudu. “Si miramos a Alexander Kristoff y Tadej Pogacar (UAE-Team Emirates) este año, lo hicieron posible. Lo mismo ocurre con Wout Van Aert y Primoz Roglic en Jumbo-Visma, aunque necesito más gente a mi alrededor que Van Aert. Creo que es posible. Se necesitan circunstancias de carrera y éxito en ambos lados, pero eso no está descartado de todos modos.” indicó el campeón francés de ciclismo en ruta.

Así finalizó su diálogo con Cyclismactu.net, pletórico de confianza por los resultados obtenidos y con la mirada puesta en uno de sus principales objetivos de la entrante temporada, el Tour de France 2021.

Fernando Estupiñán

¿Te gusta lo que hacemos? seguínos en @CiclismoInter

Sumate en facebook: Ciclismo Internacional

Copyright © 2012-2020 Ciclismo Internacional. All Rights Reserved

Deja un comentario

close
Facebook IconTwitter IconMi BlogMi Blog
A %d blogueros les gusta esto: