Arnaud Démare: Una cuestión de milímetros

Por Oscar Trujillo Marín

Tal y como se puso la etapa de hoy, el campeón nacional francés Arnaud Demare hizo valer el trabajo de sus compañeros y favoritismo sobre la marcha para protagonizar el embalaje más reñido en lo que va de temporada junto a Peter Sagan y Davide Ballerini.

El Bora había hecho el mayor gasto desde el inicio de la jornada controlando la fuga y propiciando el corte de los hombres más rápidos de cara al sprint como Hodeg, Viviani o Gaviria, más adelante se unieron los franceses a colaborar, pero fue Demare quien se llevó la gloria en un apasionante embalaje que aún con foto finish no es claro a primera vista.

De hecho una vez concluyó el mismo Arnaud preguntaba a todo el mundo quién había pasado primero, así lo explicó para la RAI: “Es increíble. Realmente no sabía que había ganado”, declaro complacido el líder del Groupama.

“Tengo la misma sensación que en París-Niza cuando quedé segundo allí”, dijo Demare. “Ahora aparentemente soy yo quien gana. La suerte está de mi lado. Es fantástico. A menudo entreno detrás del scooter con mi padre en ese último salto, y eso marcó la diferencia hoy si se puede decir que ha sido por milímetros” confesó el francés quien hizo el gesto con su mano de una diferencia exigua.

El mérito no estuvo solo en su equipo que lo apoyó perfectamente en el llano, Arnaud fue de los pocos embaladores que aguantó el largo puerto de montaña intermedio y eso le dio ventaja, de los hombres que quedaron en el lote puntero él era el más veloz.

Un movimiento en el último km de su compañero Miles Scotson rompió los trenes y terminó de filtrar aún más el remate. así lo relató el ganador de una Milan-san Remo: “Eso ciertamente no fue planeado”, reconoció Démare. “No le pedimos que hiciera eso, pero al final fue un gran movimiento porque los otros equipos tenían que trabajar para cazarlo y se desajustaron”.

El sprinter de 29 años nacido en Beauvais, se mostró feliz por la segunda diana obtenida en el Giro tras haber ganado el año pasado también: “Eso es genial. Ganar siempre es bueno. Todavía hay posibilidades de rematar bien y mis piernas responden. Sobreviví a la escalada soportando el duro trabajo de BORA-Hansgrohe, mientras que varios otros velocistas tenían dificultades. Eso significa que estoy bien” relató Arnaud.

Desde luego esa fue la gran clave, un sprinter capaz de pasar bien la media montaña o puertos largos y tendidos aumenta de manera significativa sus opciones. El francés es uno de ellos. Al sprinter puro, cerrado, le quedan de forma exclusiva las jornadas absolutamente llanas. Gran Victoria en el embalaje más reñido de la temporada.

Oscar Trujillo Marín

¿Te gusta lo que hacemos? seguínos en Instagram y Twitter

Sumate en facebook: Ciclismo Internacional

Copyright © 2012-2020 Ciclismo Internacional. All Rights Reserved

1 pensamiento sobre “Arnaud Démare: Una cuestión de milímetros

  1. Demarre es el mejor corredor del FDJ en términos de resultados. Su palmarés es grande y sigue creciendo.
    Y claro que superar la media montaña le da esa gran ventaja sobre otros.
    En lo que respecta al sprint puro, las diferencias entre los Demarre, Ackerman, Gaviria, Philipsen, Bennet, Ewan, y los desafortunados Groenewegen y Jakobsen son exiguas.
    La producción de vatios en el sprint final es casi igual entre todos. La diferencia la hace el posicionamiento y algo de suerte.
    Que pena que Sagan no hubiera ganado hoy. Tiene la cicliamino, pero ojalá gane alguna etapa.
    Y bueno, también Gaviria y Hodeg. Ya veremos.

Deja un comentario

close
Facebook IconTwitter IconMi BlogMi Blog
A %d blogueros les gusta esto: