Boonen se queda en casa

Por @pmpalermo

Lejos de los años románticos del ciclismo y ya en un presente en el que los resultados y los puntos UCI marcan la pauta, la renovación de Tom Boonen con su equipo es cuanto menos una novedad digna de ser comentada.boonen_

Dueño de un palmarés de ensueño que incluye cuatro París Roubaix, tres Tours de Flandes, otras tantas Gante Wevelgem, un Mundial y media docena de etapas en el Tour de Francia, el belga atravesó una de sus peores campañas, signada por las lesiones que apenas le permitieron competir para bajarse definitivamente de la bici en agosto.

Una infección en el codo, un clavícula rota y un quiste perineal, limitaron a nuestro hombre a tan sólo 48 días de competición, en los que se retiró en siete de las 15 pruebas en las que tomó la salida, incluyendo clásicas y carreras por etapas, aunque por lo menos no se fue en blanco y levantó los brazos una vez, en el segundo parcial del Tour de Valonia.

En tiempos en los que nadie tiene un lugar garantizado por sus logros de antaño y mucho menos si el pedalista en cuestión supera la treintena como es el caso del nacido en Mol, estamos frente a una clara muestra de que la relación de Lefevere con Boonen excede lo deportivo, ya que el manager aseguró que estaba todo arreglado y nuestro protagonista seguirá ligado a Omega por lo menos hasta 2015, momento en el que tendrá 35 años, 13 en su actual formación.

Si bien Horner rompió los paradigmas referidos a la longevidad en el ciclismo hace unos días, su caso es único y teniendo en cuenta la juventud y el temprano estrellato del sprinter belga, podríamos estar en presencia de la firma de su último contrato, ya que siempre sufrió la fama, que incluso lo obligó a emigrar de su país en busca de paz.

Dicho sea de paso, a punto de retomar sus entrenamientos, no sería extraño que estrene su nuevo vinculo con Omega en el Tour de San Luis, que por cierto lo recibirá con los brazos abiertos ante las casi seguras ausencias de Van den Broeck y Contador.

Conjeturas al margen y volviendo al tema en cuestión, está claro que tras la simple y veloz renovación del contrato también se esconde una cuestión de marketing, puesto que el gigante surgido en US Postal es ídolo máximo en un país consagrado al ciclismo, que por lo pronto, tiene garantizado por dos años más la presencia en sus carreteras del sucesor de Musseuw.

El hecho es que, pese a la salida de Chavanel y Velits, Omega seguirá contando con una plantilla de lujo que incluye a Cavendish, Martin, Kwiatkowski y ahora a Urán, pero el objetivo primordial del director era retener a su “favorito” y lo consiguió sin problemas, por lo que el gran Tom será un año más la punta de lanza de una escuadra que amenaza con ganar en todos los frentes.

Por eso, y con la tranquilidad que sólo brinda sentirse querido, Boonen se queda en casa y si la salud lo acompaña es serio candidato a batir el récord que comparte con el mítico Roger De Vlaeminck como el más ganador de la París Roubaix, triunfo que terminaría de elevarlo al Olimpo del deporte pedal.

Pablo Martín Palermo

 0054 9 11  5342 4343                                                
 
pmpalermo@hotmail.com 

Permitida su reproducción y/o difusión citando la fuente. Sumate en facebook https://www.facebook.com/CiclismoInternacionalLatinoamerica?fref=ts …

close
Facebook IconTwitter IconMi BlogMi Blog
A %d blogueros les gusta esto: