Bouwman se lleva su mejor triunfo en el Giro con un generoso Dumoulin

Por @amatiz12

Koen Bouwman (Jumbo-Visma) celebró en la séptima jornada del Giro d’Italia 2022, elaborada sobre 196 kilómetros de pura media montaña con salida en Diamante y llegada en Potenza. El neerlandés fue el más rápido en un sprint entre 3, aunque lo hizo en un duro recorrido, con mucha intensidad y con un Tom Dumoulin que se entregó por él al saber que estaba menos fuerte. 

El arranque fue electrizante, pues la búsqueda de la sorpresa a cargo de Richard Carapaz (IGD) complicó la labor de quienes buscaban la fuga y puso nerviosos a los demás aspirantes a la general. Su ofensiva fue ejecutada gracias a su compañero Jhonatan Narváez (IGD) y en compañía de Mathieu van der Poel (AFC) en el descenso del primer ascenso categorizado, Passo Colla (3º).

No pudo consolidarse el movimiento, pues Davide Formolo (UAD) quien hacía parte del grupo de atacantes, decidió acelerar y sacar unos metros que imposibilitaran el enlace con el ecuatoriano. Por detrás, Lennard Kamna (BOH) también buscaba juguetear en aras de probar la fuerza de Juan Pedro López (TFS), aunque el español respondió idóneamente ante la propuesta del escolta de la general.

Al dejar de insistir Carapaz, se firmó la tregua en el pelotón y con ello la escapada pudo solidificarse aunque en menor cantidad, pues el grupo final no era igual de amplio que el primero que había probado. A Formolo se le unirían: Davide Villella (COF), Diego Camargo (EFE), Wout Poels (TBV), Tom Dumoulin (TJV), Bauke Mollema (TFS) y Koen Bouwman (TJV), quien con la diferencia de 5’30” se instalaba como líder virtual.

Conforme avanzaba el recorrido, se denotaban las fuerzas e intereses de los aventureros. Poels, pagaba el esfuerzo por meterse en la movida inicial y a 70 km ya no hacía parte de la cabeza de carrera. Villella pagaba las consecuencias de una pequeña caída en un tramo de bajada, pues afectaba su sillín y en dos oportunidades tuvo que recibir asistencia mecánica, y aunque cuando parecía estar eliminado, fue capaz de conectar. Bouwman aparentaba ser el más fuerte, aunque gastaba energías peleando por los puntos de la montaña.

La Sellata (3º), último ascenso puntuable del día, dictaminaría una fuerte batalla entre los punteros. El más incisivo de entrada era Dumoulin, quien contabilizó hasta 3 cambios de ritmo que eran suficientes para deshacerse de los más débiles (Villella y Camargo), pero que curiosamente iban denotando la debilidad de su coequipero Bouwman.

Tras el último intento del de Maastricht, Mollema partiría para meterle presión. Koen era incapaz de aguantar dicho embate, mientras Formolo le dejaba toda la responsabilidad al otro Jumbo de cerrar el hueco con el hombre del Trek. Aunque le costó, no tuvo más remedio que llegar a la altura de Bauke, aunque el italiano fuera en carroza chupando rueda.

Fue entonces cuando el bueno de Davide cumplió con la lógica y atacó a los neerlandeses, que esta vez tenían notorias dificultades. Dumoulin esta vez no se echó todo el peso encima y le exigió colaboración a Mollema, y ambos mantenían una desventaja estable -aunque sin apariencia de achicarse más- dando la sensación de que si se mantenía la tendencia, Formolo podía marcharse en solitario definitivamente. No obstante, fue más sólida la oposición del dúo que neutralizó al del UAE, prosiguiendo con un pequeño parón que permitió traer de vuelta a Bouwman.

Ya para esa altura no había liderato en juego -valga la pena aclarar- pues con INEOS al frente del lote, se redujo la diferencia a un margen donde se garantizaba que entre ellos se jugaran la etapa, más no desbancaran del rosa a López, que sería capaz de extender estos días de gloria. Con los 4 en vanguardia, se tendría una carrera muy táctica en esos 20 km finales.

Una vez iniciadas las maniobras de ataque, quedaba claro que Dumoulin no estaría en la batalla al ceder cada vez que se aceleraba la marcha. Además, ‘Big Tom’ tiraba del cuarteto todo el rato en aras de beneficiar a Bouwman, que por fuerzas, era la baza designada para buscar la victoria.

Tom sorprendentemente regresaba para el remate con tal de echarle un último cable a su compañero. Tiró del colectivo y lanzó el embalaje para un Bouwman, que aunque nos hizo pensar a todos que erró al arrancar primero, tuvo la fuerza suficiente como para que Mollema y Formolo no representasen peligro alguno, llevándose un espectacular triunfo que resarce el flojo inicio del equipo en la ronda italiana.

Mañana se cumplirá con el octavo parcial del Giro d’Italia 2022, construido sobre 153 kilómetros alrededor de Napoli, incluyendo un complejo circuito de sube y baja. Pronto podrás acceder a más detalles y predicciones en la SECCIÓN PREVIAS.

Video:

Clasificaciones: 

Alejandro Matiz

¿Te gusta lo que hacemos? Seguínos en Instagram y Twitter

Sumate en facebook: Ciclismo Internacional

Copyright © 2012-2022 Ciclismo Internacional. All Rights Reserved

1 pensamiento sobre “Bouwman se lleva su mejor triunfo en el Giro con un generoso Dumoulin

Deja un comentario

close
Facebook IconTwitter IconMi BlogMi Blog
A %d blogueros les gusta esto: