Cancelada la edición 66 de la tradicional Klásika Primavera de Amorebieta

Por Oscar Trujillo Marín

¿Que tienen en común, (aparte de ser o haber sido ciclistas profesionales destacados) Julian Gorospe, Marino Lejarreta, Laurent Jalabert, Roberto Heras, Alejandro Valverde, Damiano Cunego, Rui Costa, Andrey Amador y Carlos Betancur?

Que entre una larga lista de ilustres corredores, todos los anteriores han ganado al menos una vez la tradicional Klásika Primavera de Amorebieta, que se venía celebrando sin interrupción en esta pequeña población de Vizcaya, en el País Vasco, desde hace 65 años. Cita de un día que se corría justo después de finalizar la Itzulia (Vuelta al País Vasco) y que en sus años de esplendor reunía  a grandes figuras del pelotón mundial.

A menos que uno sea el funcionario encargado de ciclismo en Los Emiratos Árabes, Omán, o Arabia Saudita, o una carrera regional sea organizada por los mismos dueños del Tour de Francia (ASO) que de dinero y patrocinio nunca andan mal, o se llame desde siempre como una empresa mundial de cerveza que le apadrina (Amstel) conseguir recursos para mantener una prueba ciclística de nivel no es nada fácil.

Iñigo Larrucea presidente del comité organizador de la hasta hace unos años muy atractiva prueba de un día para ciclistas consagrados, declaró hoy en rueda de prensa “no hay suficiente mano de obra, no ha habido relevo generacional y cada vez es más difícil para los que quedamos encontrar financiación para llevar a cabo un proyecto de este tamaño” sentenció, entre algunos compañeros con cara de circunstancias en lo que más parecía una sombría reunión de jubilados.

Pocas regiones del mundo respiran y viven tanto el ciclismo como el País Vasco donde este deporte llega a ser casi una religión. No obstante, las pruebas pequeñas por muy tradicionales y arraigadas que estén no son inmunes a los vaivenes económicos, e intereses geoestratégicos de unos equipos World Tour con marcada tendencia multinacional, que obedecen a un calendario global repleto de carreras con grandes compromisos comerciales establecidos por sus marcas patrocinadoras. Cada vez les resulta más complicado participar en pruebas “pequeñas” por simple amor al ciclismo. Hoy en día es común ver rodando a los cracks mundiales por el desierto aledaño al golfo Pérsico o en China disputando etapas sin apenas público, ni calidez y menos interés de afición alguna.

Es el tercer duro golpe en los últimos años para el otrora nutrido calendario profesional Vasco, a esta cancelación y futuro incierto, se suma la que en su momento tuvo con carácter definitivo la desaparición de pruebas también tradicionales como la Subida a Urkiola o la Euskal Bizikleta. Malos tiempos para los quijotescos y románticos organizadores de carreras, a menos que tengas la suerte de encontrar un padrino de chequera y talla mundial, están condenadas a desaparecer.

Oscar Trujillo Marín

¿Te gusta lo que hacemos? seguínos en Instagram y Twitter

Sumate en facebook: Ciclismo Internacional

Copyright © 2012-2020 Ciclismo Internacional. All Rights Reserved

1 pensamiento sobre “Cancelada la edición 66 de la tradicional Klásika Primavera de Amorebieta

  1. Una autentica pena para los aficionados vascos que veíamos esta carrera al borde de la carretera desde nuestra Infancia. No puede ser que estas carreras se las deje devaluar primero y luego desaparezcan

Deja un comentario

close
Facebook IconTwitter IconMi BlogMi Blog
A %d blogueros les gusta esto: