Chris Horner, una vida de película

Por @pmpalermo

h1
foto.Luis Barbosa

Chris Horner ganó la etapa tres de la Vuelta a España y enseguida las repercusiones se hicieron notar, no sólo por la importancia de la carrera, sino por la edad de nuestro protagonista.

Es que el corredor de RadioShack, próximo a cumplir 42 años en Octubre, se transformó en el ciclista más veterano en lograr un triunfo parcial en una de las grandes y además el más viejo en ser líder.

Pero lejos de las estadísticas, lo interesante es la faceta personal de este pedalista nacido en Okinawa, Japón, pero criado en Bend, Oregón, lugar que ama y en el que se asentó.

No todo es color de rosa en esta historia que hoy vive sus ribetes más hermosos con Horner punteando la Vuelta, ya que tuvo una juventud difícil, con poco trabajo y sin hogar a punto tal que vivía en autobús.

En su época de FDJ
En su época de FDJ

El mismo con el que viajaba a las carreras, cuando a los 20 años decidió comenzar a competir de lleno buscando sumar algunos dólares haciendo algo de su agrado y ante la falta de un trabajo formal.

Con 23 años, en 1995, finalmente se hizo profesional de la mano del PAA-NutraFig, con el venció gran cantidad de competencias norteamericanas que, junto a un fortuito viaje a África, le valieron el salto a la Francaise des Jeux, donde pasó tres aciágas temporadas.

En el 2000 volvió a su país y fichó por el Mercury, el Prime Alliance y el Saturn sucesivamente, escuadras en las que se cansó de ganar carreras del calendario local.

Y llegó 2005, tal vez el año bisagra en su vida, ya que Gianetti decidió incorporarlo al Saunier Duval ante el pedido de uno de los sponsors secundarios, Prodir, que exigía un yankee entre sus filas, algo que sumado a su talento, inclinó la balanza de Matxin a favor del calvo atleta.

Pero fue esa misma estación en la que Horner, de 33 años, cumplió su sueño de correr el Tour de Francia, que su esposa llegó al límite y lo instó a dejar la vida errante o a divorciarse; nuestro protagonista no dudó y la abandonó a ella.

De allí en más, este amante de la comida chatarra, se asentó poco a poco en el ciclismo grande y vistió los colores de Lotto, Astaná y RadioShack, mejorando con la edad hasta conseguir sus mejores prestaciones las últimas cuatro temporadas.

En el podio con los colores del Saturn
En el podio con los colores del Saturn

En 2010 fue noveno en el Tour de Francia*, ganó la Vuelta al País Vasco, luchó  por el Tour de California y destacó en las clásicas de las Ardenas en las que fue top ten, siempre sonriendo, ya que esboza ese gesto ante el esfuerzo.

Los años sucesivos rozó la victoria en País Vasco nuevamente, obtuvo el Tour de California y destacó en competencias de una semana como Volta a Catalunya, Tirreno Adriático o Tour de Utah, prueba esta última en la que volvió a competir con éxito hace dos semanas tras varios meses inactivo por una lesión.

Gran camarada de Leipheimer y Armstrong, su difícil juventud forjó un carácter algo egoísta y con hambre de superación que queda en evidencia casi con cada gesto, como cuando respondió en español a los cronistas una y otra vez tras levantar los brazos en Mirador de Lobeira.

Y es que, según se supo del entorno del Saunier en 2005, este extraordinario atleta no podía hilvanar dos palabras seguidas en castellano, ganándose las burlas generales de sus compañeros.

Ocho años después, queda claro que venció esa falencia así como se sobrepuso siempre, en especial al grave accidente en el Tour 2011 que derivó en una embolia pulmonar que amenazó su vida.

Pese a esto, quién hoy rebasó como líder más viejo de una grande a Andrea Noé e hizo lo propio con Pino Cerami en lo que a triunfos parciales refiere, todavía desconoce su futuro, puesto que parece no tener acomodo en el renovado Trek.

Lo cierto es que se encuentra disputando su undécima grande y tras declarar que tiene piernas para ganar la general que ahora encabeza, más de una escuadra posará sus ojos en este longevo corredor que, casi como si de un buen vino se tratara, mejora y se supera con los años.

*fue décimo pero subió un puesto por la descalificación de Contador

Pablo Martín Palermo

 0054 9 11  5342 4343                                                
 
pmpalermo@hotmail.com 

Permitida su reproducción y/o difusión citando la fuente.

Sumate en facebook https://www.facebook.com/CiclismoInternacionalLatinoamerica?fref=ts …

close
Facebook IconTwitter IconMi BlogMi Blog
A %d blogueros les gusta esto: