Corredor de la semana

Por @pmpalermo

stybar2

No fue casualidad ni sorpresa la victoria de Zdenek Stybar en Strade Bianche. El eximio atleta checo lleva un 2015 maravilloso en el que concretó lo que venía anticipando desde su estreno de campaña, a mediados de febrero, con el podio en la Vuelta a Murcia.

Luego de eso viajó a Portugal y fue protagonista de la Volta ao Algarve tratando de ayudar a sus jefes de fila e incluso, coqueteando con la victoria merced a alguna escapada peligrosa en los compases decisivos del evento luso.

Pero eso es historia antigua y la elección como Corredor de la Semana de Ciclismo Internacional se debe a lo realizado en sus tres últimas pruebas: Omloop Het Nieuwsblad, Kuurne Bruxelles Kuurne y, claro está, Strade Bianche.

El poderoso rodador de Etixx pudo ser el encargado de rematar a Ian Stannard si sus compañeros hubieran jugado correctamente las cartas. Lo concreto es que se quedó con las ganas, “secando” a Vanmarcke y Gilbert, perseguidores del cuarteto que disputó la gloria en Gent.

Poco pudo hacer al día siguiente en Kuurne, pero una vez más, trabajó para el beneficio general camino de la victoria de Cavendish, hasta que se dejó ir en medio del pelotón, guardando piernas para lo que vendría.

El Sterrato italiano esperaba al excampeón mundial de ciclocross, que acudió presto a la cita con los Valverde, Van Avermaet, Sagan, Cancellara y compañía, más habituados a estas lides. O al menos eso parecía, porque Stybar sacó a relucir su experiencia en el barro y los paseó a su antojo.

Se movió en los momentos justos, comenzando en el importante tramo de tierra de Monte Sante Marie, a poco más de 50 de meta, punto en el que pronto sólo quedaron Sagan, Vanmarcke, Valverde, Rosa, Van Avermaet y, por supuesto, nuestro protagonista, que volvió a saltar marcando al eslovaco a 47 de la conclusión.

Tras varios escarceos, Valverde eliminó a Cancellara en Colle Pinzuto, penúltimo tramo de tierra, dando paso a la ofensiva de Van Avermaet, echada abajo por el poderoso Zdenek en la empinada cota de Le Toffe con el murciano pegado a él.

Siempre dando muestras de ir sobrado, Stybar esperó su momento. En Vía Santa Caterina, Van Avermaet destrozó a Valverde, pero no al de Etixx, que lo aguantó para rematarlo poco después, encaminándose a una victoria brillante.

El modo en que ganó, los rivales y las expectativas que sobre él pesaban tras haber avisado en reiteradas ocasiones, hicieron de Stybar el corredor de la semana por delante de otros dos que también lo merecían como Vanmarcke (5° en Omloop y 4° en Strade) y Van Avermaet (6° en Omloop y 2° aquí).

Un punto adicional que terminó de inclinar la balanza en favor del checo fue su manejo de la presión por finiquitar la faena después de que sus compañeros regalaran Omloop y Le Samyn esta misma semana, además de su necesidad de destacar tras un 2014 marcado por los accidentes y un último percance el día previo a la largada en San Gimignano, ya que debió visitar al dentista por secuelas de su terrible caída en el Eneco Tour.

Las estadísticas también pesan: para Stybar se trata de su primera victoria del año y el segundo triunfo en una clásica (la primera fue Binche-Chimay-Binche el año pasado); además es el triunfo individual más tempranero de su trayectoria, en tanto que Etixx es el conjunto más prolífico del curso con 16 dianas.

Se veía venir y no defraudó: Stybar se alzó con una de las clásicas más bonitas y difíciles del circuito y, para esta redacción, es el mejor ciclista de la semana que hoy llega a su fin. Pero atentos, que sus virtudes lo ponen a tiro de un Monumento y, en breve, podríamos volver a premiarlo en esta sección por sus gestas en Flandes, San Remo o Roubaix.

Pablo Martín Palermo

¿Te gusta lo que hacemos? seguínos en @CiclismoInter

Sumate en facebook: Ciclismo Internacional

Copyright © 2015 Ciclismo Internacional. All Rights Reserved

close
Facebook IconTwitter IconMi BlogMi Blog
A %d blogueros les gusta esto: