Corredores obligados a mejorar en 2014 (parte I)

Por @pmpalermo

En esta oportunidad el ojo de Ciclismo Internacional se posó sobre un grupo de corredores sumamente talentosos pero venidos a menos por diversos motivos y que en 2014 estarán obligados a hacerlo bien si pretenden seguir en la élite unos o mantener su prestigio otros.Schleck_

En este ranking aparecerán nombres obvios como el de Juanjo Cobo, un pedalista genial que desapareció tras ganar la Vuelta 2011, o Phillippe Gilbert, quién pese a que se coronó campeón Mundial, no puede repetir otra temporada espantosa como la pasada, puesto que se espera mucho más de él tras dejar tan alto el listón en años previos.

El listado es largo y de calidad, por lo que el artículo constará de varias entregas y para la inicial la lupa se posará sobre Jelle Vanendert, Thomas De Gendt, Pierre Rolland, Edvald Boasson Hagen, Robert Gesink, Tom Boonen, Iván Basso, Damiano Cunego, Tyler Farrar y Andy Schleck.

A continuación, la situación puntual de cada uno de estos destacados atletas caídos en desgracia con oportunidad de reencontrarse a sí mismos la temporada entrante.

Jelle Vanendert es una de las mejores apariciones del ciclismo belga o por lo menos eso aparentó en 2011, cuando sorprendió a propios y extraños al ganar la etapa 14 del Tour de Francia con llegada a Plateau de Beille, en el que además destaco en la montaña y subió al podio en otro parcial.

Tras esa actuación, los problemas de salud se ensañaron con él y nunca más se acercó a su mejor versión, motivo por el que aceptó una reducción drástica de salario, que por lo menos incluyó una extensión del vínculo con Lotto, equipo en el que seguirá enrolado hasta 2015 buscando brillar de nuevo.

Thomas De Gendt fue sin dudas una gran desilusión en 2013, ya que tras su descollante Giro de Italia del año previo, se lo esperaba en el Tour y el belga falló estrepitosamente.

Si bien se habló de motivos personales y de una lesión, lo importante es que a nivel deportivo no estuvo ni cerca de aquel que se hizo con una jornada en París Niza, subió al podio de la Corsa Rosa, ganó la prestigiosa etapa en el Stelvio y destacó contra el reloj.

Con la disolución de Vacansoleil, el talentoso rodador encontró hueco en Omega, que confió en lo que nuestro protagonista hizo en 2012 y aprovechó el mal presente para ofrecerle un contrato 80 % más bajo, que en medio de la crisis, De Gendt aceptó sin pestañear para tener una chance de redimirse.

Iván Basso está en el declive de su trayectoria, pero aún en su peor versión, el italiano es capaz de redondear un top ten en las grandes vueltas, algo que le quedó pendiente en esta desgraciada temporada en la que perdió la oportunidad de correr el Giro por un forúnculo y abandonó la Vuelta cuando era uno de los mejores en la terrible jornada con final en la Gallina.basso

Basso es un capitán de ruta y guiará a sus jóvenes compañeros, pero en lo deportivo su palmarés y calidad lo obligan a lograr una buena actuación en el Giro, donde podría reinventarse en una suerte de caza etapas como Carlos Sastre en su momento, para empezar a decir adiós con gloria y no dejar la imagen agria de 2013.

Es innegable la calidad y el talento de Tom Boonen, pero su espantoso año obliga a colocarlo en el listado, ya que apenas si completó 46 días de competición con un sólo triunfo en el Tour de Valonia, antes de terminar su temporada varios meses antes por las recurrentes lesiones.

En 2014, el belga buscará volver por sus fueros y para ello iniciará el curso temprano en San Luis, tratando de hallar la forma que le permita volver a ser rey de las clásicas e incluso, imponerse en la jornada adoquinada del Tour, al que había dicho no volvería nunca más.

Boonen tiene con qué, y probablemente su inclusión en este grupo sea solo un mal recuerdo ocasionado pura y exclusivamente por las dolencias físicas que lo aquejaron.

Robert Gesink es fruto de la genial cantera del Rabobank que produjo infinidad de talentos la década pasada, siendo él mismo señalado como estandarte del ciclismo holandés por la actuación realizada en su primera grande, la Vuelta 2008, en la que alcanzó el séptimo puesto.

En 2009 fue sexto en la misma prueba y en 2010 fue quinto en su primer Tour, pero desde entonces solo volvió a mostrar su calidad en la ronda española en 2012 con otro top ten en la general.

Gesink deberá volver por sus fueros tras un horrible año en el que sólo levantó los brazos en el GP Quebec, quedando bastante mal parado frente a Bauke Mollema y Laurens Ten Dam, los otros capitanes de Belkin, que parecen conformar una gran dupla para la grande bouclé.

Pierre Rolland puede presumir de ser la última gran aparición del ciclismo galo para las grandes vueltas tras ser top ten en el Tour 2011 en el que ganó la etapa de Alpe d’Huez y repetir en 2012, año en el que fue octavo en la general francesa y volvió a ganar un parcial.

Pero lejos de esas brillantes demostraciones, el de Europcar decepcionó en 2013 y apenas si destacó en La Sarthe camino de su gran objetivo en julio, hecho que motivó a un cambio drástico que incluirá Tirreno y Suiza en lugar de París Niza y Dauphiné.

En esta ocasión, el ladero de Voeckler apenas si se dejó ver en la lucha por la clasificación de la montaña, puesto que en la general concluyó en un anónimo 24° lugar que lo obligará a buscar su forma de antaño para no ser uno más en el largo listado de fracasos franceses.

Andy Schleck no podía faltar en esta revisión tras completar una temporada negra que inició sin poder terminar una carrera, tras su lesión del curso anterior.

El menor de la saga pasó de estar en el podio del Tour durante tres años al ostracismo los dos últimos y por eso tiene una chance más en Trek, que confía en su recuperación.

Casualmente, lo mejor del escalador luxemburgués durante 2013 se vio en Francia, donde terminó en el 20° puesto de la general, algo que con sus antecedentes inmediatos fue motivo de festejo.

Por eso, Guercilena decidió contar con él una vez más e incluso accedió al regreso de su inseparable hermano Frank puesto que al parecer se potencian y sus mejores momentos llegaron corriendo juntos.

Damiano Cunego era una fija en las quinielas para formar parte de los “caídos en desgracia” ya que sin dudas, 2013 fue la peor temporada de su brillante trayectoria, algo que con 32 años todavía puede revertir.

Del pequeño Príncipe ya no se espera que dispute la general en las grandes como hiciera en los albores de su carrera, pero sí que luche por triunfos parciales en las mismas y claro está, que destaque en clásicas y pruebas de un día.cunego

Tras ser apenas segundo en la general de la Settimana Coppi e Bartali en la que se hizo con una etapa, ganador de la montaña en Tirreno y tercero en la Japan Cup, Cunego deberá aprovechar la llegada de Rui Costa para correr con menos presión y poder recuperar parte del brillo perdido.

Por su parte, y con podios de etapa en Tour y Vuelta, campeonato nacional y varios triunfos en el Tour de Noruega, no puede hablarse de una mala temporada para Edvald Boasson Hagen, quien además levantó los brazos en el Dauphiné.

Pero tras dejar muy alto el listón en años anteriores, por lo menos se espera recupere esa senda que lo llevó, por caso en 2012, a imponerse en jornadas de Down Under, Algarve, Tirreno Adriático, Dauphiné o GP Plouay por citar sólo algunos.

Su equipo quiere más de él y ya planean un cambio en la planificación para regresar a la forma de antaño, corriendo más e intentando alcanzar el sueño máximo del versátil pedalista, la París Roubaix.

El último lugar de la primera parte de esta revisión corresponde a Tyler Farrar, quién nunca volvió a ser el mismo desde la muerte de su amigo Wouter Weylandt en el Giro 2011.

Si entre 2009 y 2010 se hizo con cinco parciales en rondas de tres semanas, una Schedelprijs o Vattenfal Cyclassics por duplicado, de allí en más pasó a ser un sprinter del montón que sólo brilló en el calendario nacional de su país y ocasionalmente en Europa.

Tras otro año para el olvido y cuando todo parecía indicar que el velocista no seguiría en Garmin, su mánager decidió brindarle una nueva oportunidad y el yankee intentará refrendar esa confianza en 2014, curso en el que los sprints y las clásicas volverán a ser su objetivo y la vía para reencontrar su mejor versión.

Pablo Martín Palermo

                                            
pmpalermo@hotmail.com 

Sumate en facebook https://www.facebook.com/CiclismoInternacionalLatinoamerica?fref=ts …

3 pensamientos sobre “Corredores obligados a mejorar en 2014 (parte I)

  1. que introduccion y referencia que haces de estos espectaculares ases del ciclismo mundial espero que estos ases mejoren pues todas las espectativas estan puestas en ellos especialmente en los hermanos schleck quienes tienen un gran potencial espero que en la proxima temporada les valla muy bien suerte viejo

  2. La nota es impecable, ahora me pregunto que casualidad que tantos corredores de primera linea con el mismo problema……será casualidad que desde que se pusieron algo más firmes con el doping varios corredores cayeron en desgracia? Que opinan??

Los comentarios están cerrados.

close
Facebook IconTwitter IconMi BlogMi Blog
A %d blogueros les gusta esto: