Deceuninck-Quick Step o cómo sacarle el jugo a las piedras

Por @pmpalermo

Y sucedió. La tan anticipada debacle de Julian Alaphilippe se confirmó y el francés se hundió en las dos últimas jornadas alpinas del Tour de France 2019. Pero, en realidad, lo realizado por el excitante ciclista fue un triunfo en sí mismo, puesto que superó ampliamente el objetivo fijado en la previa.

Foto: Getty Images

Con su consagratoria performance, hay que resaltar la de sus siete compañeros. Un cuadro pensado para ganar sprints con Elia Viviani, alguna otra fracción con el propio “Loulou” y, con suerte, una buena general de Enric Mas. Siguiendo un pensamiento lineal, ni Elia ni Enric cumplieron con creces, algo que ya a nadie importa.

Lo de Alaphilippe animando el Tour de inicio a fin fue imponente, tanto como lo de sus gregarios reconvirtiéndose según las necesidades del caso. Así, acabaron la Grande Boucle con tres victorias de etapa (a falta del cierre en los Campos Elíseos), vistiendo 14 días de amarillo y hasta proponiendo en Val Thorens. Pudo haber pasado inadvertido, pero QuickStep encabezó el mayoritario en la base de la monumental trepada.

No sólo eso, sino que fueron jueces -en parte- de la carrera al generar los abanicos que dejaron fuera de combate a más de un jefe de filas. Los de Lefevere, con un “ocho” pensado para otra cosa, se pusieron el pelotón al hombro reiteradamente o, como mínimo, compartieron responsabilidades con estructuras mejor diseñadas para la pelea por el título.

Sí, con un bloque colmado de velocistas, se los vio trabajando en las montañas. A punto tal brillaron, que se hizo habitual la imagen de Richeze, Morkov y hasta Viviani tirando del grupo en los puertos o, eventualmente y para evitar ser cortados sin aportar, en escapadas de cara a ser alcanzados en puntos claves.

Posiblemente su paso escalador haya sido a un ritmo inferior al que hubiera habido de contar con INEOS sólido y protagonista. Pero que les quiten lo bailado. El mérito es absoluto, puesto que jugaron tan bien sus cartas que tuvieron a los adversarios corriendo como ellos querían hasta los Alpes. Básicamente, confiándose de una debacle de Alaphilippe y mirando la general hacia abajo, ¡cuando el amarillo estaba arriba!

Lo de los belgas es un éxito táctico, porque a sus piernas le añadieron una lectura perfecta de las circunstancias. Interpretaron a la perfección el recorrido y obraron en consecuencia. El resto es historia.

El Tour 2019 será recordado por ser el primero obtenido -quizás de muchos- por Egan Bernal, pero también como el de Alaphilippe. Y es entonces cuando habrá que hacer justicia resaltando lo aquí expuesto.

“Loulou” fue la cara de la carrera a lo largo de dos semanas, aunque también el representante de un esforzado equipo en el que todos acabaron vacíos como nunca antes, sin apenas momentos de descanso como sí gozaron en las demás estructuras. Del primero al último, chapeau al Deceuninck-Quick Step y su capacidad de multiplicar recursos o, en jerga criolla, ¡sacar jugo a las piedras!

Pablo Martín Palermo

¿Te gusta lo que hacemos? Seguínos en @CiclismoInter

Sumate en facebook: Ciclismo Internacional

Copyright © 2012-2019 Ciclismo Internacional. All Rights Reserved

9 pensamientos sobre “Deceuninck-Quick Step o cómo sacarle el jugo a las piedras

  1. si hay un premio a la combatibidad es julian el que lo debe de recibir . pero ademas el mejor equipo sin contar tiempos sino por lo visto fue el Deceuninck-Quick Step porque se les vio a todos ponerse el oberol . muchas veces en montañas de 1 via viviani de primero eso es de premiar porque dieron espectaculo y del bueno en este tour
    por lo tanto estoy deacuerdo al 100% con el articulo .
    pero tambien es de comentar lo que se dice por muchos lados es que se acaban equipos por falta de patrocinio alpecin trek y otros en riesgo seria bueno que comentaras sobre este tema ya que al parecer los costos para ser competitivos son muy altos .

  2. Muchos tan deslumbrados con la supuesta “perfección” del Ineos/Sky, con su manera de usar la ciencia y aplicarla al ciclismo para ganar, con sus ganancias marginales. Pero si hay un equipo que lo hace excelente, temporada tras temporada, victoria tras victoria, y con algo más del tercio del presupuesto del Ineos, es el Quick Step . Esto sí que es acercarse a la perfección y este sí que es el mejor equipo del mundo. Chapeu!

  3. Brindo por este equipo que brinda espectáculo corra donde corra. Ojalá haya más escuadras con esta mentalidad y no tan mezquinas como vemos hoy.

  4. Lo de Julian ha sido espectacular su perfomance en las primeras dos semanas del tour y, más todavía cuando viene haciendo una maravillosa actuación desde el inicio de temporada, ganando clásicas, en el tour sirvió de lanza a los rematadores, ganando etapas en crono y en muros y, confirmando que puede competir en competiciones de tres semanas.Para el próximo año Julian debe reconsiderar su calendario y medirse a retos de GV como el TDF, demostró que es un corredor muy completo y adaptar su cuerpo y organismo a carreras de esta índole. Tiene 26 años, si lo conducen por este sendero, puede aspirar a conquistar GV. Sólo sus manejadores y entrenadores pueden conocer su techo.

  5. Gracias a Julián y su equipo por el espectáculo ofrecido. Sin ellos el tour este año hubiera sido muy aburrido ya que ningún equipo ni ningún ciclista a dado tanto como ellos gracias equipa o de valientes.

Deja un comentario

close
Facebook IconTwitter IconMi BlogMi Blog
A %d blogueros les gusta esto: