El ‘8’ ideal del Tour de Francia 2021

Por @amatiz12

Una particular edición del Tour de Francia llega a su fin y con ello, da paso al análisis de lo acontecido a lo largo de 21 días de competición que se puede sintetizar de diversas formas. Una de ellas es elaborando un ‘Dream Team’, conforme al desempeño de los corredores destacados en diferentes áreas, la clasificación general, victorias de etapa, embalajes, escaladas, crono, trabajo de gregarios, etc. Por ello, en ‘Ciclismointernacional.com‘, liderados por quien redacta estas líneas y en concordancia con los otros miembros del equipo de trabajo, entregamos el ‘8’ ideal de esta 104° versión.

Mathieu van der Poel 🇳🇱 (AFC)

El genial neerlandés, a quien la tradicional filosofía opaca del Tour, no modificó su lúcida doctrina para correr. La muestra clara del amor por el ciclismo. Aunque haya asistido a la ronda gala en contra de sus planes -por obligaciones comerciales y del equipo-, tuvo la misma voluntad que si fuera para un Tour de Flandes, Mundial de Ciclocrós u Olimpiada de MTB. Una semana de competición que colmó de espectáculo, emotividad y éxitos. La mezcla de los anhelos familiares, su estilo deportivo y talento innato exhibieron esa versión conocida que ha hecho que más de uno sea un simpatizante fiel de él. Triunfo de etapa con el ingrediente melancólico del homenaje a su abuelo, Raymond Poulidor, lanzador impecable en los sprints de Tim Merlier y Jasper Philipsen y una honra digna del amarillo, exhibiéndolo siempre en facetas ofensivas. Gran promotor del desorden de la inolvidable primera semana. De primera necesidad para los organizadores de la carrera seguir contando con este fenómeno, pues su percepción pretérita del deporte, dibuja al aficionado las historias antológicas que alguna vez vieron o escucharon.

Mark Cavendish 🇬🇧 (DQT)

Empañó su imagen notoriamente con el gesto patán contra uno de sus mecánicos. Inaceptable accionar contra un trabajador del equipo que lo colocó en la cúspide nuevamente. Sin embargo, la feísima actitud no borra que conquistó 4 parciales y fue el embalador de dominancia de esta versión. Recordar a Cavendish 9 meses atrás daba tristeza, lástima. Una leyenda de la velocidad, abrumada por la depresión y sufriendo lo indecible en cada certamen al que asistía. No era un cierre de trayectoria digno para un hombre acostumbrado a ganar. La clave sin duda está en Deceuninck y cómo ejerció un riguroso trabajo físico y mental para alimentar su seguridad, y que con ella los resultados acompañasen poco a poco. Sin siquiera presupuestar su presencia en la Grande Boucle, el azar de la vida le otorgó una chance más para volverse a sentir como un campeón y arrasar en la prueba de su preferencia como hacía años atrás. El resto es historia. Lanzamientos de manual, categóricos embalajes por su cuenta y una acumulación de victorias que lo catapultaron al punto de igualar el récord de victorias de Eddy Merckx. Un resurgimiento a lo grande, inmortalizando su figura.

Wout van Aert 🇧🇪 (TJV)

El mejor ciclista de la actualidad en todo el globo terráqueo. Da hasta cierta vergüenza dedicarle un sólo párrafo a este belga que en el camino va saldando cuentas en todos los terrenos. Único corredor capaz de involucrarse en disputas en las altas cumbres, contra los más veloces, al reloj y en las cuestas más explosivas. Ganar en el Ventoux, la crono final y el sprint de París, siendo la capacidad rodadora su mayor virtud, habla contundentemente de los niveles de versatilidad que alcanza Wout. Quizá la prueba fehaciente de que en el ciclismo sí se pueden romper paradigmas, como de que alguien con ese peso, masa muscular y moldaje sea capaz subir a tan alto nivel y conservar su potencia en los demás ejercicios aunque la lógica dictamine lo contrario. Eso sin contar que se complementa de maravilla con su combatividad y sacrificio por otros -le ayudó a Kuss en su triunfo en Andorra y a Vingegaard en su porfía general-. Alguien para disfrutar, porque es único.

Matej Mohorič 🇸🇮 (TBV)

El cazador perfecto de esta edición. Un motor interminable del campeón nacional esloveno. La principal causa de meterlo en esta lista es claramente su doble triunfo de etapa, pero, existen otras razones por las que fue uno de los más destacados de esta 108° versión. En ambas fracciones derrotó a clasicómanos de gran renombre -Van der Poel y Van Aert en la primera- y lo hizo mostrando una fuerza y resistencia impecables, pues sus arranques fueron de lejos y poniendo resistencia a grupos más nutridos, que por su inercia y superioridad numérica, les es más sencillo atrapar a quien va sólo y dando toda la cara al viento. Si a eso se le suma su participación en otras escapadas y entrega absoluta por otras causas de su equipo (montaña con Poels y general con Bilbao), se solidifican los argumentos suficientes para resaltar su virtuosa asistencia a suelo francés.

Jonas Vingegaard 🇩🇰 (TJV)

La gran revelación. Si alguien en su primer Tour de Francia culmina 2° de la general es porque no va a ser cualquiera. Ni es un tipo con suerte que de rebote apareció allí, ni un colado a la fiesta. Lo que ha conseguido se lo ha ganado a pulso y bien trabajado. Es muy diferente lograr un resultado así en un Giro o una Vuelta, a hacerlo en un Tour. Los que destacan repentinamente en Francia, lo siguen haciendo por años -Nairo Quintana es un gran ejemplo- mientras que aquellos que sobresalen en las otras no siempre brillan largamente -Enric Mas y Jai Hindley para su prueba-, lo cual quiere decir que seguramente tendremos Jonas para rato. Exceptuando la memorable jornada de la exhibición de Pogacar, fue el corredor más cercano en nivel al esloveno, incluso, siendo el único que destapó la debilidad de ese marciano. Eso es de un mérito enorme y habla de que puliéndose un poco más, está en condiciones de ser otro adversario generacional de ‘Pogi’, Bernal, Remco y compañía. Tiene lo esencial: Escalada, crono y fondo para tres semanas. Quién iba a creer que Jumbo hallaría el reemplazo de Roglic en un rutero que de entrada ni iba a acudir al Tour.

Jonathan Castroviejo 🇪🇸 (IGD)

En funcionamiento colectivo, su equipo decepcionó con notoriedad, sin embargo, no desdibujó la imagen de este español que se ha consagrado como el mejor gregario en estos momentos. Que haya sido el único de su escuadra que arribó con el Giro en sus piernas -por demás de que allí fue sobresaliente- y de paso, el más lúcido por encima de gente como Thomas, Porte o Geoghegan Hart que prepararon exclusivamente esta carrera, habla mucho del pobre nivel de los otros lugartenientes y a la vez de su indudable clase. Siempre el último acompañante de Richard Carapaz, sacrificado en fugas y dejándose hasta la última gota en cada estrategia que pretendía lanzar al ecuatoriano. El tipo rinde donde sea y está dispuesto a contribuir sin importar el método, sea desde adelante en una escapada como puente, o laburando desde un tren con ritmo intenso. A lo mejor se le pueden achacar varias cosas a INEOS, criticar a sus corredores, pero quien con creces se salva de esos linchamientos es ‘Castro’. Poco o nada por reprocharle.

Ben O’Connor 🇦🇺 (ACT) 

Uno de los principales puntos negativos de este certamen fue el conservatismo y presentación gris de varios de los ciclistas que batallaban por una casilla dentro de los 10 primeros. Uno de los pocos que rompió esa actitud lamentable a vista del aficionado fue Ben O’Connor. Cuando en su momento escoltó a Tadej en la general, en el imaginario colectivo cabía la posibilidad de verlo dentro del podio. No tuvo las piernas para acechar con claridad esas plazas de honor, pero sí un coraje tremendo para relucir en el grupo de los intrascendentes. Con o sin fuerzas, atacó. Puso la máxima voluntad y tolerancia al sufrimiento para lograr la mejor ubicación posible en la general. Su combatividad se tradujo en un 4° cajón. Destacado de por sí, incluyendo que triunfó en uno de los tres finales en alto a través de una exhibición bárbara. Resultados y actuación que se combinan correctamente. Tiene un gran futuro, y cada una de estas experiencias, es un escalón más que sube, desconociendo cuál será su techo. Pendientes a él en las temporadas venideras.

Tadej Pogačar 🇸🇮 (UAD)

No hay otro mejor para cerrar los 8 nombres de este conjunto de ensueño. Flamante campeón por segunda oportunidad consecutiva, gracias al incuestionable aprovechamiento de su superioridad cuando la tuvo. Qué más se le puede pedir a un pedalista que nos regala una exhibición comparable a las de antaño, partiendo de lejos, humillando a sus adversarios y sacando minutadas, y que además con la carrera ganada busca seguir dando espectáculo y no se limita a correr a la ofensiva. Predica el credo del ataque, el ideario de las épocas antiguas, el estilo del que gusta el espectador. Esa ambición, las ganas de ganar todo, de arrasar son la base de un líder que toda competencia de alto prestigio debería ostentar. Alguien que sí se siente bien, no sólo se conforme con portar la amarilla, sino que pelee por la montaña y las etapas, que no tenga compasión -en el buen sentido de la palabra-, que si ve una oportunidad de alzar los brazos, lo haga, sin pasársele por la cabeza la opción de regalar la gloria a sus rivales. Tadej Pogacar es la representación digna de la esencia del ciclismo. Ojalá que nunca modifique esa filosofía atacante, puesto que será uno de los promotores del espectáculo que ciertas veces se echa de menos.

Alejandro Matiz   

¿Te gusta lo que hacemos? Seguínos en Instagram y Twitter

Súmate en Facebook: Ciclismo Internacional

Copyright © 2012-2021 Ciclismo Internacional. All Rights Reserved

20 pensamientos sobre “El ‘8’ ideal del Tour de Francia 2021

  1. Muy buena crónica, Alejandro, comparto plenamente. Sobre todo lo que decis de Vingegaard, cuando un joven debutante despunta asi en el Tour, en comparación a hacerlo en la Vuelta o el Giro. Hay una diferencia enorme, les guste a algunos o no; y máxime si consideramos que llegó mentalizado para ser gregario, no lider; ahí hay madera de la buena, a no dudarlo. Y Pogacar, qué más se puede decir ?, que nos recuerda a Hinault, al gran Fausto Coppi, a Merckx, a los reyes de reyes del Olimpo ciclístico

  2. -Comparto con 6 de los mencionados.
    -MVDP es excepcoonal, pero aplica lo mismo que Calet en el Giro, es decir, para calificarlos deberían terminar la competencia.
    -Castroviejo fue excelente en el Giro y muy bueno en el Tour (luego de Carapaz).
    -Como dejar por fuera a Carapaz, que inicialmente cuando se supo del recorrido del Tour 21 se dijo contundentemente que no era para escaladores, Carapaz desde antes de la competencia trabajó para modificar su ADN de escalador puro, luego ya en competencia, llegó como segundo en INEOS tuvo que demostrar en carretera q era el mejor en INEOS y lamentablemente gastó una bala sin resultados en números la primera semana. Luego claramente fue de los 3 mas fuertes en la competencia…
    -Injusto que Carapaz no sea considerado de los mejores.

    1. Pasa que el 8 está conformado buscando la diversidad de roles y estilos; es un juego como suele hacerse tambien en un Mundial de futbol, eurocopa o copa América con los distintos puestos de un equipo. Y haciéndolo asi, puede que Carapaz haya quedado un poquito relegado por otro cilcista. Eso no empaña que Richard haya hecho un muy buen Tour (cosa que comparto), pero tampoco me parece irrazonable que, a la hora de elegir en función de este juego que se plantea, el artículo considere que haya algun ciclista que lo precedió. Saludos

    2. La descripción que hace Guillermo es correcta. Este ejercicio consiste en buscar una variedad de roles y no enfocarnos en un área en específico, por lo que no podemos meter a todos los de la general ahí. En el caso de Carapaz, siempre le rescato su actitud, ojalá que así hubiesen corrido Kelderman, Urán o Mas. Sin embargo, hay que reconocer que de él se esperaba más y debía responder a una inversión grande de INEOS. Era seguramente el corredor con más exigencias y no las cumplió de acuerdo a las expectativas del equipo, que eran mayores. No tuvo su habitual nivel en la montaña, él ha mostrado actuaciones más superiores que en este Tour. Gracias por participar.

  3. Muy de acuerdo en la seleccion del 8 ideal, salvo 2 acotaciones:
    – Cavendish/Morkov, estos 2 nombres deberían ir juntos como su fueran siamses, el uno no funciona sin el otro. Morkov tiene al menos un 50% del mérito de Cav.
    – Si bien es cierto el gran Castroviejo ha desempeñado un gran papel como el mejor gregario del Ineos, creo que por encima debe estar Richard ya que ha sorteado un tour complejo, empezó de segunda baza, por fortuna no ha padecido accidentes, este tour no era el más idóneo para sus “características” (frase trillada pero en esta ocasión hay que decirla). También hay que decirlo no despuntó en nada en particular pero estuvo ahi codeándose siempre en los primeros lugares.
    – No me molesta que se ha considerado a Van der Poel que en una sola semana desbarató y dió más espectaculo que las 2 restantes.

    1. Si utilizamos el futbol cuando se elige el once ideal no podemos poner 2 arqueros, 3 marcadores de punta izquierdos etc., es 1 por posición. En el caso del ciclismo es parecido existen roles muy variados, líder (a veces 1 o 2) de escuadra, velocista, lanzador, montaña, para el plano, capitán de ruta, casa etapas, etc.. volviendo al futbol no podemos poner a los 9 goleadores, como equipo ideal de un torneo.

      1. Sección Gregarios…
        -Que equipo tuvo mejor GREGARIOS???UAE, JUMBO, INEOS, del podio??
        -UAE (Majka, Formolo)
        -JUMBO (Kuss, Van Aer)
        -INEOS (Castroviejo, Kia)
        -Personalmente pienso que
        1. Formolo
        2. Kuss
        3. Majka
        4. Castroviejo
        5. Van Aer
        6. Kia
        Aclarando que en INEOS, Luego de Carapaz, unos dos o tres escalones abajo, el segundo mejor fue Castroviejo.

        1. Sin dud el equipo con los mejores gregarios fue el DQS, Cavendish sin ellos me atrevo a decir que no gana una sola etapa.

          Por lo anterior del 8 ideal cambiaría a Castroviejo por Morkov

      2. Eso que decis es relativo. Muchas veces lo de los puestos tiene cierta flexibilidad; así, por ejemplo, si un volante ofensivo jugó muy bien y no puede quedar afuera, suelen meterlo intercalado como delantero o al revés. Asi que no es tan así, rígida la cosa

    2. Confieso que me debatí bastante entre Castroviejo y Morkov, pero lo que me hizo inclinarme por el español fue que mostró la misma calidad del Giro en el Tour, con todo y el desgaste que arrastró en Italia, eso me llamó poderosamente la atención. Pero si están con Morkov no me opongo, con un cupo más fijo lo colocaba :)

  4. yo jugaría más con el equipo ideal…
    Ahí sería diferente, porque sobran algunos y faltan otros….
    Mi equipo ideal que llevaría al tour si me sobraran 100 millones de euros, seria Pogacar, Vingegard, Carapaz, Castroviejo, WVA, MVDP, Morkov y Declerq

    1. Ni modo de culpar al redactor de ésta crónica, es nuevo viendo ciclismo y lo deslumbran actuaciones que antes hacian parte de la cotinianidad.En su tiempo Sean Kelly ganaba en cuanta clásica participaba, además de ser un gran embalador y buen vueltomano, ganador de la vuelta a España yTop 5 en la ronda gala. Ni qué decir de Bernart Hinault, ganador en todos los terrenos, hasta en el esprint, como aconteció en una etapa del Tour de Francia en los campos Eliseos y a pesar de aborrecer la Paris Rubeau se la adjudicó. No hablo de Eddy Merkx, porque merece un capítulo a parte. De manera que los Vanderpol y compañía son excelentes corredores, pero primero hay que conocer la historia para emitir juicios; yo sé que son otras épocas, pero a veces la modernidad afecta la épica de grandes gestas que se daban en otros tiempos. Eran normales ataques a 100 km, así lo hizo en alguna ocasión Chapucci con Indurain. Hinault con la camiseta de lider ataca en el plan, en los descensos, como ocurrió en el Tour muy disputado con Greg Lemond.

      1. No tuve el privilegio de ver a las eminencias que mencionó, pero creo que eso es lo interesante de estos espacios, que gente joven también tenga la oportunidad de aportar conceptos y una perspectiva más fresca, se genera una variedad en la que podemos aprender de los más veteranos y ellos de nosotros. La diversidad de conocimiento y concepción del ciclismo es clave para el mutuo aprendizaje de este deporte. Saludos, Luis Fernando.

  5. Poner a O’conor por una fuga q lo puso en segundo lugar entonces deberías haber puesto al francés Martin q también lo hizo, solo q no pudo capitalizar la victoria de etapa, realmente no se justifica su presencia en el 8 ideal más allá de las preferencias q se pueda tener……..

  6. Y siguen seleccionando ciclistas que se retiran de competencia, dandoles un lugar que no se justifica, y menospreciando a otros que si lograron llegar a Paris…….que c……….

    1. ¿Entonces por no terminar, ciclistas como Van der Poel no se les puede seleccionar en un ocho ideal de una competición?, la primera semana fue casi toda de el, gano en el Mur de Bretagne, colaboro con sus compañeros Merlier y Philipsen en los campos de velocidad, se metió en escapadas, retuvo con éxito la camiseta amarilla dando una exhibición en un terreno al que el no esta acostumbrado, como la contrarreloj, seis jornadas de líder, muy vacío ese criterio de no ponerlo por no acabar la prueba, solo por contar que una sola semana dio mas espectáculo y apareció mas delante la cámara que muchos que si llegaron a Paris, corredores que ni se metieron en fugas, ni ayudaron a sus compañeros, ni se hicieron al frente del pelotón, tiene mas mérito una sola semana de Van der Poel conduciéndola como el quiso en el Tour que la presentación de casi medio pelotón que si llego a Paris.
      ¿Se justifica mas hacerle reconocimiento a Maxime Chevalier o Joris Nieuwenhuis y meterlos en un equipo ideal de una carrera (un ejemplo), que Van der Poel y su primera semana solo por no llegar a Paris? Los otros dos llegaron a Paris, ni me había enterado de sus participaciones, hasta sus nombres son complicados de escribir y pronunciar, creo que no.

  7. Estoy de acuerdo en 7 de los 8 elegidos. Creo que Richard Carapaz debería entrar en esa lista, un muy meritorio podio haciendo lo que podían sus fuerzas. Y sacaría a Castroviejo, muy buena actuación sin duda, pero si hay que elegir 8 no hay hueco

Responder a Luis Fernando Osorio Zapata Cancelar respuesta

close
Facebook IconTwitter IconMi BlogMi Blog
A %d blogueros les gusta esto: