El colombiano Diego Camargo, con boleto al World Tour

Por @FXavierVidela

Diego Andrés Camargo (Colombia Tierra de Atletas – GW Bicicletas) es la gran sensación del ciclismo nacional en Colombia, tras haber ganado la Vuelta de la Juventud y ahora liderar la Vuelta a Colombia. A sus 22 años, el escalador boyacense espera que sus méritos sean suficientes para lograr un hueco en Europa en 2021.

Foto: Anderson Bonilla | Ciclismo en Línea

Su campaña 2020 inició en San Juan, Argentina, donde ya dejaba ver sus intenciones de lograr buenos resultados. Sabía que, si quería llegar al ciclismo grande, debía destacar en las pruebas UCI. Así lo hizo, con un 18° en la cita 2.Pro -a pesar de no contar con un trazado favorable- y un 11° en el Tour Colombia, codeándose con varios World Tour.

La pandemia trastocó sus planes y no pudo ir al Tour de l’Avenir, donde esperaba ser seleccionado por Carlos Mario Jaramillo, su técnico en el Coldeportes-Zenú. A pesar de ello, logró viajar con su equipo a Europa y hacer algunas carreras en Italia, como el Giro de Italia Sub 23, lo que le permitió llegar rodado y con un punto más en su preparación para la Vuelta de la Juventud, donde se impuso en la general el pasado 1 de noviembre.

Pero no se achicó ante los grandes y sigue destacando en la Vuelta a Colombia, enfrentándose a gente de gran trayectoria, como Fabio Duarte, Óscar Sevilla, Juan Pablo Suárez, Salvador Moreno o Danny Osorio, y dentro de una plantilla que también cuenta con otras bazas importantes: Darwin Atapuma, Hernán Aguirre, Omar Mendoza o Miguel Ángel Rubiano.

SUS INICIOS, UNA HISTORIA REPETIDA

Diego Andrés, quien podría convertirse en el tercer ciclista de la historia en ganar la Vuelta de la Juventud y la Vuelta a Colombia el mismo año, tras Rafael Antonio Niño (1970) y Oliverio Rincón (1989), comenzó en el ciclismo como muchos otros compatriotas, que utilizan su bicicleta como medio de transporte. En su caso, para ayudar a sus padres en la cosecha de cultivos o para trazar los 5 kilómetros que lo separaban de su colegio. Sí, como Nairo Quintana, otro boyacense.

“Yo llegué al ciclismo de suerte, por joder, porque no era algo en serio. Hubo una competencia por el cumpleaños del colegio, y con mi cicla, que pesaba como un burro (era de acero), dejé tirados a los que se entrenaban todos los días”, contó Camargo, quien vive en Alizal, a 15 kilómetros de Tuta, hace un par de años a El Espectador. Como buen escalador, en esa prueba disputada en 2015 dejó tirados en un repecho cercano a la llegada a pedalistas que se entrenaban con materiales mucho mejores y que preparaban su participación en la Vuelta del Porvenir.

Ricardo Mesa fue quien lo convenció para iniciarse en el mundo de las dos ruedas. Pero, sin recursos para poder competir en igualdad de condiciones, recibió el apoyo del alcalde de Tuta, quien con dinero de su propio bolsillo le compró una bicicleta de mejores características.

Sin embargo, con las carreras también llegaron las caídas y el miedo de sus padres, Segundo y Blanca. Una caída en San Gil lo obligó a saltarse la Vuelta del Porvenir. En 2016, un incidente con un reductor de velocidad en Ramiriquí lo alejó de la bicicleta durante seis meses, tras fracturarse el fémur. Esa lesión puso en duda su continuidad, a sus progenitores les dolía verlo lesionado y preferían tenerlo más calmado en el campo, aunque siempre lo animaban en cada decisión que tomara. Y así fue, convencido, Diego no se rindió y continuó juicioso en un deporte para el que parece haber nacido.

En 2018, EPM Scott y Coldeportes-Zenú ‘lucharon’ por hacerse con Camargo, pero finalmente Diego se decantó por el tren colorado, dirigido por Carlos Mario Jaramillo. En 2019 llegó su título en la Vuelta a Boyacá y, para esta campaña, ya se hizo con la Vuelta de la Juventud. Ahora, espera defender el liderato general hasta el final en la Vuelta a Colombia, entre los grandes.

FUTURO EN EL WORLD TOUR

Gane o no la Vuelta cafetera, ya sembró los frutos y solo le resta cosecharlos. Sabe que su futuro está en Europa, y no en cualquier equipo. Sueña con crecer profesionalmente junto a Miguel Ángel López, quien vive a solo 10 kilómetros de su casa y con quien ha compartido más de un entrenamiento. O, por qué no, estar a la par de su compatriota Egan Bernal en el INEOS Grenadiers.

Como reportaron allegados a Diego Andrés a ‘Ciclismo Internacional’, su próximo equipo es de la máxima categoría, descartando al Androni Giocattoli -que mencionó que pronto anunciará el fichaje de un joven colombiano-. Con varias ofertas sobre la mesa, aún no ha firmado con ninguna escuadra. Según El Espectador, el EF Pro Cycling de Rigoberto Urán lleva ventaja sobre el resto. Expectante, Camargo ya tiene las valijas listas, con un boleto asegurado al World Tour para 2021.

Franco Xavier Videla

¿Te gusta lo que hacemos? Seguínos en @CiclismoInter

Sumate en facebook: Ciclismo Internacional

Copyright © 2012-2020 Ciclismo Internacional. All Rights Reserved

12 pensamientos sobre “El colombiano Diego Camargo, con boleto al World Tour

  1. Buen día, es un potencial todo terreno sin duda triunfará donde lo pongan y junto a él hay por lo menos 3 ciclistas más que tendrán cupo para el wuor tour 2021

  2. Muy buenas expectativas para esta joven figura. Ojalá no apresure los tiempos y vaya a un equipo que lo acabe de madurar, ya que condiciones tiene para llegar a figuraciones importantes en cualquier equipo.

  3. Ya en estas páginas se había hablado de Camargo. Disiento con el calificativo de escalador. Considero que es mejor escalador que los pasistas y mejor croner que los escaladores puros, se defiende muy bien en todos los terrenos, sin ser eximio en alguno. Ahí está su potencial. De pronto no va a ser jefe de filas, pero si ficha clave a donde vaya

  4. Lastima que en Colombia las competencias tienen muy poca contrarreloj y así es muy difícil saber si tienen alguna posibilidad de triunfar en las grandes vueltas.

  5. Una vez concluida la crono de la Vuelta a Colombia hay realidades que no mejoran:
    Si hubo un hombre que asemejó la posición de crono a lo que habitualmente observamos en las competencias WT, ese fue Sevilla. No hablo del tiempo realizado propiamente sino de esa posición estática bien aplicada sobre el marco, sin desbalanceo, evitando perdida de aerodinámica, claro está, guardando proporciones. y eso que corrieron con bici convencional.
    De resto todos corrian igual, como si nunca hubiesen visto con atención videos de los mejores croners o al menos tratar de emular la posición de las mejores etapas cronometradas que han tenido los escaladores puros. Para nada soy conocedor del arte representado en este esfuerzo individual, pero resulta demasiado obvio que los equipos trabajan muy poco o por lo menos no lo suficiente este apartado.
    Por otra parte, valioso lo de Camargo, se vio progresión segun el antecedente de San Juan donde por solo tener un referente quedó a 4″xkm de Sevilla y hoy quedó a 1″xkm. Valioso porque como lo nombre antes lo realizado lo hizo con una técnica como la del resto, mucho bamboleo de maquina, se le veía muy desacomodado, pero eso sí sin tregua. Para el proximo año en una escuadra con buena practicas en la CRI como EF1 puede mejorar muchísimo con solo enfocar mas organizadamente esa potencia sin moverse tando y lograr prontamente una crono decente para un escalador WT. Ojalá.

    1. Bien Milton si no hay necesidad de moverse tanto encima de la bici cuando se realizan la contrarreloj “facil decirlo, dificil hacerlo” agrego- que tambien el saber tomar las curvas, el saber tocar el freno con esa pericia tal cual lo hacen lo músicos y el conocerse para montar la relación adecuada; ello “requiere horas y horas de practica” tal como las tiene Oscar –

      se veía que ambos salieron “atrancados” o sea con relaciones pesadas — obvio que en los metros iniciales al inicio No iban a ir asi — pero de allí en adelante en solo 4 km ya el Colombo Español le había tomado segundos de ventaja, esto le quita un poco el aire al de “tierra de atletas” para luego tener que manejar relaciones de mayor rotación con respecto a las de Oscar – pensé que por la Edad el de Medallo “se iba a enterrar en el km final” pero allí le salio a relucir su experiencia y es cuando le retoma mas segundos a Diego

      vi una contrarreloj muy pareja entre los primeros de la general

      Le afecto el gran esfuerzo que realizo en la linea –a Salvador el pupiloso de Rafico Niño

  6. No conocía la historia de este muchacho, pero sabiendo lo que le pasó y como está corriendo ahora solo queda reconocer que es un gran ciclista y que está para ser muy grande en el deporte de las bielas, seguramente le hace falta superar muchas falencias pero es un gran luchador y seguramente bien orientado logrará muy buenos resultados.

  7. Me alegro muchísimo, que apareciera una nueva figura del ciclismo colombiano y así nos represente en tour mundial, porque todos los nuevos ciclistas colombianos que fueron a correr este año en equipos de categoría mundial, han estado muy flojos

Deja un comentario

close
Facebook IconTwitter IconMi BlogMi Blog
A %d blogueros les gusta esto: