El descenso y demás requisitos que necesitan los equipos para ser World Tour

Por @amatiz12

El World Tour sufrirá algunos cambios en cuanto a sus miembros de cara a la siguiente temporada. El sistema del descenso apareció como una herramienta para determinar las licencias de acuerdo al mérito deportivo y en ese vaivén de puntos, Alpecin-Deceuninck y Arkéa-Samsic demostraron que merecían hacer parte de la máxima categoría, contrario a Lotto-Soudal e Israel-Premier Tech, que con su flojo rendimiento serían relegados.

Foto: Castelli

Y decimos “serían” porque nunca se sabe cualquier artimaña que pueda jugar sobre todo Israel, cuyo dueño Sylvan Adams ha insistido que está dispuesto a llegar a instancias legales para conservar la licencia, argumentando baches en un sistema de puntuación -que claramente no comparte- y las grandes cantidades de dinero que ha desembolsado para el proyecto.

Históricamente las plazas para competir al máximo nivel en el ciclismo se han obtenido a través de la billetera de los implicados, que mediante grandes inversiones, importantes acuerdos de patrocinio o fusiones, “compraban” la licencia adquirir dicho privilegio. Lo mismo aplica del otro lado, pues aquellos pasando estragos financieros, no podían sobrevivir y acababan cediendo el cupo con su desaparición.

Por ese motivo, el descenso pasó a tener relevancia, ya que se convirtió en la primera medida para que el factor de resultados fuera decisivo en la entrega de las licencias, abriendo la posibilidad a los más “pobres” de poder hacer parte de la máxima categoría y restando poder a esos que con más billetes que nivel podían acceder a tal lujo (caso Israel).

En ese orden de ideas, quedó organizada una dinámica de puntuación, donde se acumula el puntaje durante un ciclo de tres años (trienio) y los 18 mejores logran mantenerse o ascender al World Tour. El ciclo reciente se manejó entre 2020 y 2022, por lo que el siguiente operará entre 2023 y 2025 y así sucesivamente. Debate aparte si la distribución de puntos es justa o no, pues por ejemplo ganar una carrera 2.1 vale más que hacerse con una etapa del Tour de Francia. Aquí el tema es que todos los elencos sabían de antemano la existencia de esta nueva regla y la aceptaron, conscientes de las consecuencias si no rendían.

Tras completar el trienio de 2020-22, la clasificación quedó así (Raúl Banqueri)

Pero además, existe otra norma. Anualmente, aquellos equipos Pro Team, tienen la posibilidad de disputar la presencia en el calendario World Tour del año entrante, con el colchón de que no tienen la obligación de participar en todas las carreras del género. Por ejemplo, Arkéa en 2022 se ganó ese derecho y para priorizar el calendario alternativo para ascender, rescindió su participación en el Giro d’Italia, algo que ninguna escuadra WT podría hacer, pues sí tienen la obligación de presentarse a todas las competencias de primera división.

Por algo es que el Lotto, contrario al Israel, aceptó su destino y no puso tanto problema al descenso, pues en el acumulado de la última temporada, fue el mejor entre los de segunda y por regla, en 2023 podrá “seguir” en el World Tour de esa manera. Los dos primeros clasificados de esa tabla (Lotto y Total) tienen invitaciones a todo el calendario de primera y el tercer mejor (Israel), a todas las clásicas.

Tabla (Raúl Banqueri)

Dado lo anterior se esperaría que el circuito World Tour quede organizado de acuerdo a lo establecido en esas clasificaciones. Sin embargo, los equipos deben aplicar para licencia, presentando una serie de documentos exigidos por la UCI que buscan evaluar que se cumplan tres criterios fundamentales: financiero, administrativo y ético. Si el comité del ente rector ciclista determina que todo está en orden, se da el visto bueno a la aplicación. Para 2023, un total de 21 estructuras presentaron la documentación requerida, adicionando a Lotto, Israel y UNO-X.

Según lo informado por la UCI, para la primera mitad de diciembre, la comisión encargada de revisar las aplicaciones debería de ya haber decidido quiénes serán World Tour y quiénes no. Si se cumple con lo prometido de que el mérito deportivo será un elemento decisivo para aprobar o no la licencia, de antemano ya conoceríamos a los miembros de primera categoría para la próxima campaña.

Alejandro Matiz

¿Te gusta lo que hacemos? Seguínos en Instagram y Twitter

Súmate en Facebook: Ciclismo Internacional

Copyright © 2012-2022 Ciclismo Internacional. All Rights Reserved

1 pensamiento sobre “El descenso y demás requisitos que necesitan los equipos para ser World Tour

  1. Si Israel llega a mantener su licencia WT será un pésimo mensaje para las escuadras ProTour que quieran intentarlo y peor aun será la imagen de la UCI.
    Lo único cierto es para el próximo trienio ya no se jugará de la misma forma y a buenos tipos como Hofstetter que normalmente no ganan y menos en pruebas WT, pero que puntúan con ubicaciones aun fuera del podio en pruebas menores ya no la van a tener de la misma forma ni mas sencilla.

Deja un comentario

close
Facebook IconTwitter IconMi BlogMi Blog
A %d blogueros les gusta esto: