El enemigo en casa: grandes rivalidades entre ciclistas de un mismo equipo

Por @pmpalermo

Las más recientes declaraciones de Alberto Contador sobre Lance Armstrong y el Astana de 2009, reabrieron una vieja herida en esa relación que no fue. Y también, trajeron de regreso algunas historias similares de un deporte en el que sobran ejemplos de convivencias fallidas.

Los casos están resumidos por obvios motivos, y no aparecen en ningún orden en particular.

Hinault vs LeMond

Posiblemente, el duelo más famoso entre compañeros. No sólo por su entidad, sino por la mediática era que les tocó vivir. Hinault, el héroe francés saliente, contra LeMond, el americano que representaba la juventud y el futuro.

Fichado por una cifra récord, el yankee hizo de gregario para que el Tejón alcanzara su 5° Tour, en 1985. Pero el acuerdo era que luego le tocaría a él. Hinault se arrepintió e inició la guerra interna en ese mítico La Vie Claire, donde hasta los gregarios estaba divididos. Para no alargar un cuento ya conocido (que pueden leer aquí con más detalle), el galo lo intentó hasta la mismísima etapa 18, cuando finalmente agachó la cabeza ante la superioridad de su colega. Fue la histórica jornada en la que llegaron de la mano al Alpe d´Huez, regalando declaraciones jugosas que hoy serían un escándalo.

Froome vs Wiggins 

Una de las últimas novelas del género. Sucedió en el Tour de France 2012, el primero ganado por la estructura Sky (hoy INEOS) y, por supuesto, con un hombre de la casa como Bradley Wiggins. El problema fue que su gregario estrella, Chris Froome, se salía en las trepadas. Ya lo había hecho en la Vuelta de 2011 (hoy en sus manos por dopaje de Cobo pero, en ese Tour, perdida por ayudar a Wiggo), cuando debió esperar a su jefe en los puertos hasta que éste lo liberó.

Froome no quería que se repitiera la historia, pero el equipo tenía las cosas muy claras y Brailsford nunca dudó. El “keniata” hizo lucir mal a su capo un par de veces (especialmente en la Toussuire), pero finalmente frenó y cumplió con su papel.

El problema se agravó cuando las esposas de los protagonistas se encargaron de decir públicamente lo que sus maridos callaban. El resto es conocido, con el relevo producido de inmediato, no sólo por la explosión de Froome sino por la debalce mental y física de Wiggins, que entregó galones en 2013 y ya no volvió a ser vueltómano.

Más adelante, como siempre, hubo sinceramientos públicos. “Definitivamente hubo un par de momentos en los que pensé ‘bien, voy a hacerlo ahora. La parte difícil para mí fue confiar en él como líder, dado que en la última gran carrera, la Vuelta a España, fui a apoyarlo y él se desmoronó en los últimos días”.

Pero no se quedó ahí: “Al llegar al Tour de Francia tenía esto en mente. Estaba pensando: ‘Estoy haciendo un trabajo para este tipo, pero si se desmorona en los últimos días, necesito estar en la posición para asumir el control nuevamente’. Yo también era bastante joven en ese momento. Tenía más Tours por venir. Estaba en la cima de su carrera, ese fue su año. Al ser parte de un equipo, tienes que hacer sacrificios aquí y allá. Eso fue un sacrificio para mí. No me arrepiento, eso es deporte”, completó.

Por su lado, Wiggins dijo en 2012 sentirse “apuñalado por la espalda”.

Landa vs Aru

El Giro de Italia de 2015 es recordado por ser la última gran vuelta ganada por Alberto Contador. El español tuvo algunas actuaciones memorables que le ayudaron a sentenciar el evento, pero también contó la ayuda de un Astana fracturado. Es que, luego de un arranque fenomenal, Aru fue a menos y, su gregario top para la montaña, creció de un modo que ni él mismo esperaba.

Mikel Landa, de él se trata, fue el hombre más fuerte en la tercera semana de ese Giro. Pero, un poco por no creersela del todo, más las órdenes desde el coche y el respeto hacia Contador, lo privaron de algo más. Su 3° puesto final fue un triunfo, con sabor agridulce, puesto que se llevó dos parciales, que pudieron ser más.

El día de la Finestre (etapa 20), Landa dinamitó el puerto, cortó a Contador y se fue. Astana lo frenó y fue Aru quien se hizo con los honores, salvando su 2° plaza general. “Me hubiese encantado ganar, pero desde el coche me han parado porque se les ha pasado por la cabeza que podía ganar el Giro y no me ha quedado otra que acatar las órdenes“, contó el vasco.

El escalador se cobró cierta revancha meses después, cuando casi se quitó el pinganillo mientras Aru se jugaba la Vuelta a España. Landa ganó en Cortals d’Encamp y reconoció que Martinelli le pidió que esperara, a lo que él se negó. El resto del evento sí que aportó para la conquista del sardo, pero la relación con el equipo estaba rota y no dudó en marcharse a Sky, para iniciar nuevas polémicas…

Contador vs Armstrong

Un caso similar al de Hinault y LeMond, aunque con una importante diferencia: Armstrong regresaba del retiro y Contador no era la promesa, sino el mejor vueltómano del momento. La cuestión es que el texano quiso imponer su carácter dominante e inició una guerrilla interna en Astana.

Muchos lo admiraban, otros le temían. Cuestión: se fracturó la formación dirigida por Johan Bruyneel, amigo del yankee y parte clave en los -por entonces- siete títulos vigentes en el Tour. El belga se volcó con su amigo en detrimento de Contador.

No plenamente en la carretera de ese Tour 2009, donde no pudo detener las piernas de Alberto, en la cúspide, pero sí con pequeños boicots como el de las famosas ruedas de crono que no le dieron o dejando en casa al hombre de confianza del madrileño.

Contador se llevó el título, Lance hizo un papel más que digno (3°) a su edad y habiendo estado tres años fuera. Pero la grieta existió y, de hecho, en las próximas horas Johan Bruyneel anunció que responderá al hispano.

Schlecks vs Sastre

Carlos Sastre y los hermanos Schleck no se llevaban. Y eso fue muy evidente en el Tour de France 2008, a la postre, ganado por el español. La realidad es que lo directivos del CSC tenían predilección por los luxemburgueses, pero más aún, por ganar.

Eso salvó al abulense, que hizo su movida y no fue parado por el director deportivo. El día D fue la etapa 17, y Sastre salió 4° en la general a 49″ de Frank, líder del evento. Pero, en Alpe d´Huez no lo dudó, saltó de lejos y cerró la jornada como nuevo amarillo y con 1:24 sobre el luxemburgués.

“Estábamos comprometidos al cien por cien con el equipo y cuando atacó en Alpe d’Huez fue un poco una sorpresa para nosotros. Funcionó bien y estamos contentos de que ganara el Tour, pero no demostró ninguna clase al rajar sobre nosotros cuando salió”, explicaron.

Sastre, cuya relación con el CSC no terminó de la mejor manera, abandonaría el equipo en 2008 rumbo al Cervélo. Fue en esos momentos cuando el abulense hizo comentarios despectivos en la prensa sobre la poca ayuda que había recibido de los Schleck durante la temporada.

Cunego vs Simoni

Italia acaba de perder a Marco Pantani y necesitaba urgentemente un reemplazo. Y lo encontraron (o eso creyeron) en el Giro 2004, meses después de la muerte de Marco, en la figura de Damiano Cunego. Pequeño escalador que parecía el señalado.

El “Piccolo Principe” era parte del Saeco, donde Gilberto Simoni era amo y señor. No sólo eso, sino que “Gibo” venía de alzarse con su segunda Corsa Rosa, era el campeón defensor. Pero al director poco le importó, volcándose con su jopven promesa en detrimento del veterano.

Eos desató una guerra en toda línea. Ganada por el aspirante sobre la ruta, pero con feas derivaciones en los micrófonos. “Es un bastardo y un ignorante”, dijo Simoni cuando entró en la meta de Bormio 2000, tras haber lanzado un ataque que fue neutralizado por otros, no por Cunego.

De hecho, hay que decirlo, Cunego hizo su carrera sin entrar al pique y sin faltar el respeto. Hizo buena su oportunidad y el diagrama del equipo, que quiso jugar a dos puntas, una de las cuales se vistió de rosa.

Coppi vs Bartali

Dos mitos del ciclismo, compartieron el equipo Legano entre 1939 y 1942, dividiendo a Italia. En el Giro de 1940, Bartali no iba, Coppi pidió permiso y el equipo lo autorizó a atacar en la subida al Abetone. Fausto ni siquiera frenó para ayudar a Bartali en una caída. Herido en su orgullo, Bartali igualmente lo alentó cuando Coppi casi renunció, acalambrado. Lo provocó gritándole “acquaiolo”, en referencia a los hombres “débiles” que le ponían agua al vino.

Bartali era el gran líder, pero el triunfo se lo llevó el debutante Coppi, un joven de 20 años. El veterano ayudó al pipiolo, pero en el fondo nunca olvidó la afrenta: “Si yo hubiera estado en otro equipo, Fausto no habría ganado aquel Giro”, repitió siempre.

Sus caminos luego se separaron, pero no tanto. Guerras, política, carreras… se mezclaron en el camino de este dúo, que siguió batallando cada vez que el destino se los permitió. Coppi acabó siendo uno de los más grandes de la historia, pero Bartali merece su lugar.

Roche vs Visentini 87

El equipo Carrera Jeans de mediados de los 80 contó con múltiples figuras. Entre ellas, el ahora mítico Stephen Roche, autor de una gesta imponente en 1987: la Triple Corona (Giro, Tour y Mundial). Pero hay una historia detrás de una de sus conquistas, que en realidad, no estaba planeada.

Fue la Corsa Rosa, donde la escuadra iba a correr para el campeón defensor, Roberto Visentini. Un hombre con cualidades innatas que no era muy afecto a entrenar ni tenía muchas necesidades económicas. El arreglo era que Roche lo ayudaría en el Giro y Visentini devolería el favor en el Tour.

Pero Roche se enteró (o así dijo) que el italiano se iría de vacaciones en julio en lugar de ayudarlo como estaba pactado. Así que decidió atacarlo, aún con su director desesperado por frenarlo. Fue en la etapa de Zapada, con Visentini líder.

Ese día, el irlandés dejó a su compañero fuera de disputa con una emboscada letal que, para colmo, vio como Visentini se caía y tenía que abandonar. Roche terminó el evento de rosa.

Para cerrar, sin profundizar porque tampoco fueron batallas cruentas, mencionar la Vuelta del 98, que tuvo una puja interna en Banesto merced a Abraham Olano y “Chava” Jiménez. Olano se colocó líder en la crono, y el Chava empezó a remontar en las trepadas, por supuesto, pero se quedó corto.

Otros: Landa vs Nairo y Landa vs Froome. Mucha verborragia del vasco mayormente, pidiendo galones que, cuando le fueron concedidos, no pudo refrendar. Y en eso sigue.

Pablo Martín Palermo

¿Te gusta lo que hacemos? seguínos en Instagram y Twitter

Sumate en facebook: Ciclismo Internacional

Copyright © 2012-2020 Ciclismo Internacional. All Rights Reserved

10 pensamientos sobre “El enemigo en casa: grandes rivalidades entre ciclistas de un mismo equipo

  1. Pobre Landa…es el unico de los mencionados que no beso la gloria…y tenganlo por seguro wout poels sera la proxima piedra de landa…aunque veo dificil que el español le de suerte a su nuevo compañero…

  2. Acabo de leer al director del giro, anunciando que el giro se hará en octubre, algo lógico y no se les haga raro que el tour lo corran en septiembre o incluso noviembre

  3. Pues alguna vez vi un documental interesante del la la lucha interna de Lemond e Hinault, creo que en ESPN.

    Quiero verlo nuevamente, pero no lo he encontrado, alguien me podri ayudar?

    1. Es complicado de encontrar, a menos que tengas acceso al ESPN Player americano. Hace poco lo repitieron varias veces en ESPN 3, en una serie que se llama “30 for 30”, por lo general es después de medianoche, quizás algún día lo vuelvan a pasar.

  4. Muy buena recopilación de historias.
    En la de Coppi y Bartali hay, sin embargo, otros matices que no hay en las otras rivalidades. Los dos se volvieron mitos del ciclismo de la época de la épica, y hay varios testimonios sobre que los dos se respetaban tanto mutuamente (hasta se querían), que pasaban por encima de sus egos para honrar al otro.
    Está la bella foto esa del Tour del 52 en la cual comparten la botella. Aún no se está claro quién se la estaba pasando a quién.
    Y está el video vintage de los dos cantando, hablando precisamente de su supuesta rivalidad. Está en youtube https://www.youtube.com/watch?v=kgucQiW1Af8
    Pero claro, las leyendas están en otra liga. Son inalcanzables. Incluso en sus rivalidades.

Deja un comentario

close
Facebook IconTwitter IconMi BlogMi Blog
A %d blogueros les gusta esto: