El inquietante precedente del Sibiu Tour que puede ser extensivo al resto de las primeras carreras

Por Oscar Trujillo Marín

El Tour de Sibiu es una competencia 2.1, la misma categoría que el Tour Colombia. En circunstancias normales asisten unos 5 o 6 equipos WT, media docena de Pro-series y el resto continentales, con algunas selecciones nacionales como en carreras de este tipo: una prueba de tercera categoría y no está mal, no todas pueden ser World Tour.

Generalmente la gana un escalador puro (en las 3 últimas ediciones en particular, alguno muy joven y latinoamericano) porque incluye una etapa con llegada en alto demasiado dura para hombres que no sean especialistas en las cumbres. Si no atravesáramos este largo parón ciclístico en general y de competencias de calidad en concreto, apenas nadie hablaría de ella, porque suele coincidir con pruebas de mayor importancia en Europa. Este año ha sido diferente (aparte de perfectamente olvidable)

Esta introducción va para plantear una inquietante circunstancia que ha ocurrido hoy en la carrera rumana y que puede marcar un precedente extensible a las primeras pruebas importantes que se corran tras la reanudación de la temporada entre los mejores del mundo. En el parcial matutino de esta doble jornada  final, una crono de apenas 12.5 km, 8 de ellos al 5.2% y 4 más de falso llano. Durilla, si, algo, pero vamos, ni mucho menos infernal, ni por inclinación y menos por distancia, ¡18 corredores fueron eliminados! llegaron fuera del limite de clasificación. Una barbaridad.

Gregot Mühlberger del Bora se exhibió ante su compañero y favorito Patrick Konrad (no tenían rivales la verdad) con un tiempo de 26 minutos y fracción. El resto de participantes tenían suficiente margen (25% del registro del ganador, unos 6 minutos y medio) para llegar a meta sin problemas. Pero 18 corredores de equipos continentales, algunos pro series y algunos con mucha experiencia ya entre los grandes como Andrea Guardini, Mateo Pelucci o Rudy Barbier por ejemplo, -dos de ellos incluso favoritos para la etapa final vespertina-, se dejaron siete o más minutos de perdida en 12 km de esfuerzo. No sería por falta de ganas, ni mucho menos dejar una imagen lamentable para sus urgidos patrocinadores.

Vale que son sprinters estos tres, vale que había varios corredores continentales, pero era muy corto el recorrido para tamaño despropósito. Además, los jóvenes corredores y los equipos continentales suelen llegar en la mejor forma posible a estas carreras, porque son de las pocas oportunidades que tienen para mostrarse al mundo corriendo contra profesionales de la élite y llamar la atención para un traspaso o mejor contrato.


Opinión: ¿Un mejor Tour gracias al coronavirus?


La lección de Sibiu, es que casi 5 meses sin competencia y someter el cuerpo a súbitos esfuerzos al máximo nivel proporcionalmente le puede pasar factura a cualquiera. No hay precedentes en la historia moderna de un parón de tal magnitud, y por mucho que algunos se hayan mantenido varios meses entrenando afuera en solitario y la otra mitad confinados haciendo rodillo, el impacto físico en la perdidas de rutinas de exigencia real y el nada desdeñable impacto psicológico de cada cual, pasará factura cuando el cuerpo vuelva a ser puesto al límite tras tanta inusual tranquilidad sin estrés de competencia.

Esos ciclistas profesionales no se dejaron eliminar aposta o por pereza. No pudieron llegar antes de 7 minutos para 12 km, simplemente. Puede que a finales de septiembre o en octubre hayan vuelto ya a un nivel más competitivo. Pero por las mismas razones no se sorprendan que tanto en las primeras clásicas de postín como en el Tour de Francia más de una luminaria contrastada y muchos de los favoritos no se encuentren con su poderío habitual por simple, radical e intempestivo cambio de rutinas para un cuerpo acostumbrado a funcionar como un reloj desde hace muchos años.

El acercamiento a las grandes citas empieza compitiendo desde enero o febrero, con una progresión en carrera al más alto nivel de varios meses antes de afrontar las grandes citas a las que aspiran. Dos vueltas menores de 3 o 5 días no son suficientes para alcanzar la plenitud de cara al Tour de Francia.

Solo quien tenga la suerte de asimilar tan anómala situación podrá luchar por sus objetivos. Los derrumbamientos de grandes corredores antes fiables, pueden no tener precedentes en la historia. El Tour de Sibiu ya dejó una preocupante señal. No podemos decir que no estemos avisados. Puede que las vedettes de la élite tengan mucho más nivel que estos, por supuesto, pero no son cuerpos gloriosos y la complejidad de esta caótica temporada también los va a afectar.

Oscar Trujillo Marín

¿Te gusta lo que hacemos? seguínos en Instagram y Twitter

Sumate en facebook: Ciclismo Internacional

Copyright © 2012-2020 Ciclismo Internacional. All Rights Reserved

17 pensamientos sobre “El inquietante precedente del Sibiu Tour que puede ser extensivo al resto de las primeras carreras

  1. Interesante situación… el más joven de esos tiene 27… si sumamos a Patersky y Slick, que también fueron wt en algún momento, tenemos un promedio de edad de 30 años, lo cual puede ser un campanazo para los menos jóvenes en una regla, que el bala con su excepción se encarga de ratificar, de que los jóvenes alcanzan la forma más rápido que los “viejos”…

    1. Tiene mucho sentido lo que dices Arturo, acerca de la mayor rapidez de los jóvenes para entrar en el calor competitivo, yo le sumaría la ventaja del corredor “silvestre” natural, el que no ha sido construido tras muchos años progresiva construcción de unas condiciones naturales que no tenía y cuyo nivel es producto de un trabajo de laboratorio y tecnológico exhaustivo. En un Tour sin apenas competencia previa y muy montañoso tiene ventaja el escalador natural con mucho fondo, tipo Pinot Simon Yates (si fuera que no va este sino su hermano) López, Bernal, el mismo Quintana en buena forma, quizás a tipos que han construido su nivel en la escalada con muchos años de sacrificio y paulatina progresión, que necesitan muchas mas carreras para lograr ese golpe de pedal optimo en la montaña les cueste más. Por otro lado es bastante lógico: por ejemplo después de un parón de 5 meses en el atletismo de fondo, en igualdad de inactividad en competencia la ventaja va para keniatas y etíopes que son corredores naturales y no “construidos”

  2. Discúlpeme la impertinencia, pero he notado en varios de sus artículos el uso de habían, como en este caso: vale que habían varios corredores…me acuerdo que mi profesora de español me corregía, ella escribiría: había varios corredores..me queda la duda.
    Y sus artículos definitivamente son entretenidos, argumentados, sarcásticos, y con sello propio, acaso irreverentes para algunos.

    1. Néstor ni más faltaba un gazapo, deslíz o errata nunca es imprudencia se recibe con gusto. Ttoda la razón para usted ¡gracias! y me alegra que le pueda entretener lo que hacemos o le genere alguna inquietud.

  3. Cuando de elimino la doble subida a superga o el muur en el tour de Flandes quien escribe este columna fue el primero en pegar el grito en el cielo. Qué bueno que se haya dado cuenta que sin seres humanos con todo lo que ello implica.

    1. No tiene nada que ver una cosa con la otra, prefiero el recorrido original de Flandes y Milán Turin, si se tardan más o hacen pero tiempo me da igual; si no ganan los favoritos habituales mejor, por una vez en la vida tendrán oportunidades otros. No hay incoherencia en dos situaciones que en absoluto son análogas.

  4. Si es una barbaridad que 18 ciclistas fueron eliminados en una CRI de solo 12,5kms, pues nada mas regresemos 3 días atras en el mismo Sibiu Tour en el prologo de solo 2,5kms, el cual el ganador lo hizo en 3m34s y los dos ultimos perdieron 3m26s del primero, y ninguno fue eliminado, gracias a Dios. Pero como puedes perder casi tres minutos y medio en tan poca dístancia, parece que unos cuantos fueron de páseo.
    Esto me hace acordar del Giro d’Italia 2019 en donde un ciclista Japones fue eliminado desde el primer día bajo las mismas circunstanciás. Y para colmo Japones, una cultura que accepta poco el fracaso.

  5. El tema es complejo, incluso para los preparadores físicos.
    En Burgos, por ejemplo, dadas las circunstancias que la rodean, podrían haber cambios de ritmo demasiado bruscos, que muchos organismos no podrán asimilar facilmente.
    Y así sucesivamente, en las próximas competencias, previas al las GV, que serán cortas, explosivas y con mucho desnivel.

  6. El colegio de Comisarios hubieran podido tener en cuenta las circunstancias que vive el mundo y en este caso el ciclismo y haber sido un poco más laxos en el tiempo límite de clasificación. Aún para Burgos y unas 2 carreras más vale este comentario.

  7. El problema para los 18 corredores en fuera de tiempo es que hubieron dos equipos de la maxima categoria con ciclistas que por lo general se mantienen en lo mas alto y que llevan rato corriendo en carreras de primera categoria, a lo que conlleva a otro problema, a no actuar para nada en la carrera.
    Por lo general el Sibiu Cycling Tour, a excepción de esta versión, solo invitaba a 4 equipos Pro-Continentales, entre ellos el Androni, el Willier Triestina (ahora Vini Zabú), el Gazprom y aun que otro equipo de esa linea, de resto era una carrera conformada por equipos de categoria Sub-23 o que hacian parte de territorios no Europeos, como el Sovac Argelino, como el UKYO Japonés o como el Illuminate Americano, es bastante obvio a que si le sumamos corredores que en vez de estar compitiendo por carreras de esa categoria, estan peleando por etapas en el Giro, Tour o la Vuelta, pero por situaciones obvias, nada mas se presentan por coger ritmo, la corren.
    Si equipos como el Israel Start Up-Nation o el Bora Hansgrohe no hubiesen participado, logicamente se estaria diciendo de un ganador joven, incluso con veteranos escaladores de equipos Pro-Continentales, pero estuvieron y eso deja en claro el poderio y que el nivel de competencia es diferente, imagino que si Sagan hubiese corrido en vez de Ackermann, hubiese ganado todas las etapas, incluida la de media montaña, por que hace parte de una categoria en donde el nivel es el mejor, la elite contra equipos sub-23 que se dedican mas a formar.
    No es preocupante, es logico, no creo que Piotr Brozyna que fue el mejor joven de la carrera de un equipo de baja categoria y el mejor ubicado de estos, hubiese resistido una crono con una picada un tiempo de Nairo Quintana, si es que hubiese participado, incluso si no hubiese pasado lo de la pandemia.
    Esa carrera tendria que ser para corredores Neo-Profesionales, pero metieron a dos de los mejores del mundo, y se vio la diferencia, en donde creo, no hay nada que lamentar por que es bastante logico.

    Un ejemplo bueno es la Tropicale Amissa Bongo, cuando invita a los 4 equipos de nivel, como el Cofidis, Androni, Delko o Direct Energy, suelen llevarse todas las etapas, y de vez en cuando se mete el equipo Pro-Touch, el mejor equipo africano entre la categoria Continental, incluso hay versiones que en etapas llanas eliminan de a 3 o 4 corredores de equipos nacionales o de categoria continental por fuera de tiempo, solo por jalar o tirar del pelotón, o también el dominio de Willier Triestina en 2017 en el Tour de Hainan, ganaron casi todas las etapas y la general y metieron a 3 de sus corredores de los 6 entre los 25 primeros (ya que los otros eran Mareczko, Zhupa y Fonzi), y el unico que pudo hacerle fuerza fue el Bardiani y individualmente el estonio Martin Laas del Delko que de fue segundo en 4 etapas que gano Mareczko, el resto de equipos, que eran Asiaticos o de categoria Sub-23 de Europa, no aparecieron y muchos abandonaron o se fueron por fuera de tiempo antes de culminar la carrera.

Deja un comentario

close
Facebook IconTwitter IconMi BlogMi Blog
A %d blogueros les gusta esto: