El líder Almeida se crece, mientras sus rivales le aguardan una debilidad que no llega

Por Oscar Trujillo Marín

Lo de Joao Almeida, -para sus rivales aspirantes a ganar el Giro- está pasando de castaño a oscuro. ¡Nada que desfallece! ni evidencia cansancio, ni le puede la presión; ni muestra fisuras o irregularidad en coherencia con su inexperiencia al ser debutante en una gran vuelta. Por el contrario se muestra muy sólido transcurridas trece etapas.

Foto: Getty Images

El muchacho portugués de 22 años tomó el liderato en la tercera jornada y tiene ganas de todo menos de soltarlo. Por el contrario, les sigue demostrando un poderío intimidante, metiendo tiempo a sus adversarios directos punta de bonificaciones y se muestra solvente en la escalada de media montaña, muros y en el unipuerto que supuso el Etna pudo limar perdidas de forma satisfactoria. En las llegadas siempre es el mejor de los elegidos y su equipo está -hasta el momento- muy por encima de los mejores augurios respaldándolo.

Hoy tras la llegada de la etapa 13, (en la que por poco le arrebata a un especialista como Ulissi el sprint reducido) el líder del Giro se mostró primero ambicioso y autocrítico, después complacido con su actuación y con lo conseguido hasta ahora: dos segundos lugares, dos terceros y 11 días vestido con la maglia rosa, así lo hizo saber en declaraciones para Eurosport: “Estoy un poco decepcionado con mi segundo lugar, quería ganar una etapa, estuve muy cerca, pero no lo suficiente” se lamentó el joven nacido en Caldas da Rainha, que perdió por escasos centímetros ante un hombre muy rápido, con 8 etapas de la corsa rosa en su haber.

Luego hizo balance positivo: “Es sensacional estar primero cuando ya han pasado 13 días. Este es un Giro muy complicado y espero llegar así a Milán. Mañana me puede favorecer la crono, pero hay otras jornadas en las que se puedo sufrir” Dijo el jefe de filas de Deceuninck, consciente de que a partir del domingo (si se puede correr la prueba entera hasta el día 21, esperemos) empieza otra carrera mucho menos amable para él y su equipo.

Este fin de semana puede ser determinante para sus opciones, a priori, tiene una crono que le favorece el sábado. Sin embargo el domingo se encontrará con el primer test serio de alta montaña con duros encadenados previos donde le lloverán ataques y se pondrá a prueba a sus gregarios. El único día que ha cedido fue precisamente en la jornada unipuerto del Etna. También pesa sobre el ambiente la incertidumbre por si la carrera se cancelara debido a más positivos por Covid-19 tras el descanso del lunes. Por todo esto, el portugués del equipo de Lefevre es el gran protagonista hasta ahora del Giro y quien tiene la sartén por el mango para ganarlo si no desfallece, o si permanece de rosa en el hipotético momento de cancelar la carrera de manera anticipada, antes de correr la última semana llegado el caso.

Por el contrario, si se pueden correr las duras etapas de alta montaña en la tercera semana, ahí si, ya se abre un poco más el abanico y entra en escena gente con mucha clase también pero mucho más oficio, fondo y experiencia como Nibali, quizás kelderman y Bilbao. Esto no es el Tour de Francia que se acabó de correr, las montañas de este Giro si dan vértigo. Aunque, de momento, Almeida ha demostrado ser un digno representante de esta espontánea generación de superclases capaces de todo desde sus primeras temporadas en la élite.

A día de hoy -y sin saber lo que pase tras este duro fin de semana-, que le quiten lo bailado al luso: ha sido la gran figura y revelación de la carrera. El que quiera bajarlo de ahí primero tiene que doblegarlo con ambición, audacia y mucha valentía, cualidades que por estos tiempos, no abundan mucho entre los favoritos a grandes vueltas, para los que “arriesgar” es un verbo que les causa urticaria, mareo e incomodidad, salvo pocas y honrosas excepciones. Se presenta apasionante el fin de semana con este chico que está superando de lejos sus mejores augurios para esta carrera. Ojalá el fondo le de para defenderse, porque clase le sobra.

Oscar Trujillo Marín

¿Te gusta lo que hacemos? seguínos en Instagram y Twitter

Sumate en facebook: Ciclismo Internacional

Copyright © 2012-2020 Ciclismo Internacional. All Rights Reserved

7 pensamientos sobre “El líder Almeida se crece, mientras sus rivales le aguardan una debilidad que no llega

  1. Buen artículo, Óscar.
    Mañana Almeida les mete tiempo a todos los rivales en la CRI.
    Su prueba de fuego es el dominogo y, si el Giro continúa, la semana que viene.
    Ojalá que Almeida se pueda sostener en esa tercera semana. Sería lindo verlo ganar este Giro por él, por el bello Portugal, y por esta generación de veinteañeros que tomó por asalto el World Tour.
    Y claro, también por el Deceuninck Quick Step, el mejor equipo del WT y el de mejor ROI.
    Chapeau para Levefre, que sabe manejar su presupuesto a la maravilla y pone el ojo sobre jóvenes joyas como Evenepoel, Almeida, Baglioli y otros que ya se están mostrando.

  2. Oscar, me alegra que hagas un comentario sobre la fortaleza de su equipo, pues tuvimos un pequeño debate acerca de que lo veías débil para defender el liderato pues era flojo en montaña ,y te comenté que con Masnada, ,Knox y lo que pueda ayudar Honoré no eran tan flojos, comparándolos con otros equipos, tras las desgracias de Astana y Michelton ,creo que solo Sunweb tiene más potencial que ellos en conjunto ,ahora bien ,el desgaste de trabajar todos los dias para mantener el rosa, está claro que les puede pasar factura en la última semana ,si afortunadamente se corre, un saludo.

    1. Si Miguel han estado muy bien, pero hay que verlos en el Agnello y el stelvio que es donde más le pueden hacer falta, hasta el domingo llegan los primeros encadenados con dureza. Un saludo.

  3. Genial lo del Quickstep, ya tiene muchos hombres que suben bien como es Alaphillipe, João Almeida, Remco, James Knox y Fausto Masnada, este caso me recuerda al de Julian que ganó Egan. Sin importar que quede en podio, top 10 o top 20, ya Almeida está mostrado que dará mucho de que hablar en esta nueva generación de oro.

  4. Quien esperaba que perdiera la rosa antes de la crono, se nota que no conoce a este chico. Después del examen del Etna, quedó claro que su táctica en la cuesta va a ser administrar la renta obtenida, ya que es un diesel.

    No de gratis quedó séptimo (detras de Sosa) en el Tour del avenir que ganó Pogacar, ganador sub 23 de Liege Bastogne Liege de 2018, mejor joven de Donde de l’isard de ese año, 4 en la crono de la Coppi e Bartali en 2019, campeón sub 23 de crono y ruta de Portugal en 2019, 3 en la general de la vuelta a Burgos, 1 en la crono Coppi e Bartali de este año.

    Ahora bien. La montaña del Giro es brutal y este año se encuentra concentrada en la última semana. Aquí los Nibali, Fulsang y Pozzovivo saben muy bien cómo dosificar. También procede tener cuidado con la crono, ya que si alguno se emplea a fondo, al día siguiente se puede venir abajo.

    Por otra parte, están las dudas acerca de la continuidad de la prueba por el tema covid y el paso por algunos puertos de entidad por la nieve.

  5. Para los gallos que esperan el desfallecimiento del Almeida, tendrán que dar por hecho que esta semana no será, es más, no ganará la crono pero le metera alguito de tiempo a todos incluido Kelderman y el domingo se mantendrá, ya para la etapa 17 será otro cuento y ahí veremos el real nivel del portugues en la montaña, claro, si es que el Giro continúa, porque si no, estaremos viendo ahora mismo el podio de la ronda italiana, ya que Nibali no le descontará a Pello en la crono.

  6. Claro Oscar que el Stelvio y el Agnello son brutales y es posible que allí exploten, o no resistan, , pero viendo los gregarios de los demás equipos que quedan, realmente no hay nadie al que puedan temer ,otra cosa es en la lucha entre gallos ,allí si que es factible que salgan perdiendo pero seguro que junto a Sunweb ,son los que más corredores llegan entre los 20 primeros

Deja un comentario

close
Facebook IconTwitter IconMi BlogMi Blog
A %d blogueros les gusta esto: